San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

El siglo de Mommsen

Resulta paradógico, por decir lo menos, que haya pasado inadvertido entre nosotros, que poseemos una envidiable tradición historiográfica, el centenario de Theodore Mommsen (1889-1903), el último de los historiadores clásicos en el sentido clásico del término. ¿Por qué Mommsen debiera resultarle particularmente familiar a la comunidad académica peruana?

El mismo año de su muerte, ocurrida el 1 de noviembre de 1903, nacía Jorge Basadre, el historiador peruano que mejor asimiló sus enseñanzas y el que mejor se acerca a esa idea de historiador completo que también representó el erudito alemán. Asombra, en ese sentido, la serie de similitudes o coincidencias, según el cristal con que se miren las cosas, que presentan las obras de ambos.
>>> Seguir Leyendo... >>>

La concesión del Nobel en 1902, que debió coronar su carrera, se vio apagada por la polémica que suscitó que no se lo concedieran a Tolstoi, lo que hizo parecer que Mommsen no tuviera los méritos suficientes para recibirlo.

Representante, mejor que nadie, de lo que para muchos fue el Antiguo Régimen Historiográfico, y que la Escuela de los Annales se encargo de enviar al panteón de ilustres en que a veces se convierte la simple referencia bibliográfica, Mommsen ha sido ingratamente olvidado, torpemente relegado.

Esperemos que la cultura digital, que cada vez se asienta más en nuestra tiempo, rescate para las generaciones futuras la ingente obra de este humanista, que constituye el canto de cisne de la cultura clásica que se escribió cuando empezaban a germinar las vanguardias del siglo XX.

Los Principios Rectores de El Comercio

El destacado periodista español Alex Grijemo, perteneciente a la plana del diario El País, estuvo recientemente en Lima para la presentación de los Principios Rectores del diario El Comercio, no sólo el de mayor circulación en el país, sino también el de mayor influencia en la opinión pública.

Hitler, ¿una nueva historia?

¿Qué puede mover a un prestigioso historiador (en realidad a cualquier historiador), a escribir la biografía del responsable de seis millones de muertes? Quienes creíamos cerrado el capítulo biográfico del creador del nazismo con libros verdaderamente clásicos como los de Allan Bullock (Hitler) o Hugh Trevor-Roper (Los últimos días de Hitler), no podemos evitar preguntarnos, luego de leer sus dos abultados volúmenes, si se justifican las casi 2000 páginas de esta magnífica obra*.

Su autor, Ian Kershaw, un reputado profesor de la Universidad de Sheffield y reconocido especialista en el tema, ha utilizado no sólo un considerable número de páginas, sino también una abrumadora bibliografía y material documental, mucho del cual hasta ahora se hallaba inédito, que sólo cabe calificar de monumental el resultado final. Sin embargo, otra es la razón por la que nos ocupamos de ella, una inquietante cuestión que va más allá de su magnífica arquitectura y de su sencilla pero efectiva prosa: ¿son posibles todavía nuevas interpretaciones, nuevos aportes al tema?
>>> Seguir Leyendo... >>>

Lo primero que recuerda su lectura es a otra muy similar: el trabajo que Gerard Walter dedicó a Lenin, el fundador de la extinta Unión Soviética. En aquella obra como en esta, la biografía del protagonista es la del partido, que es su sustento y razón de ser. Uno no es comprensible sin el otro. Son indisolubles. Y en este punto, precisamente, está el mayor aporte del libro de Kershaw. El régimen nazi y sus atrocidades no fueron la realización material del sueño de un loco, ni el resultado infeliz en un país deslumbrado por los éxitos de sus políticos de turno, los mismos que impidieron ver lo que ocurría a su alrededor. Fue la consecuencia natural de un clima exacerbado de nacionalismo, autoritarismo y desdén por el otro como nunca antes se había visto en la historia humana. Un desprecio que convirtió al pueblo más culto del Occidente cristiano en carcelero y verdugo de sus propios ciudadanos, primero, y de la humanidad toda, después.

No resulta entonces gratuito lo que para algunos sería un defecto de construcción y para otros, su mayor acierto. Difuminar la figura de Hitler a expensas de perfilar los engranajes del contexto político, económico y social que permitió y aclaran su encumbramiento. Sin este procedimiento, imposible entender los campos de concentración, la industrialización de la muerte y esa abominable simplificación de la barbarie que significaron las justificaciones posteriores, las lamentaciones tardías, la negación de lo obvio. Sesenta años nos separan de todo eso, y sin embargo que familiar nos resultan muchas de sus páginas.

Pese a que, como ya es habitual, los ecos de la polémica que generó su publicación y posterior traducción llegan con un año de retraso a nuestro medio, nadie debería eximirse de su lectura para encontrar el verdadero sentido de esta nueva biografía de Hitler que es el de ser, en realidad, la crónica de la crueldad y del menosprecio por la vida humana a un nivel que estuvimos muy cerca de conocer en nuestra historia reciente.



*Hitler, 1889-1936. Hybris y Hitler, 1936-1945. Nemesis. Península, 2002.

¿Quién es el Reportero?

Aunque parezca un arranque de vanidad, no viene mal que sepán quién es el Reportero de la Historia, o sea el responsable de este blog tan abandonado algunas veces. Quien suscribe es Historiador de profesión (así, con mayúscula y a mucha honra). Ha realizado estudios de documentación en España (nunca tan bien agradecidos a los señores del Ministerio de Cultura Español) y de documentación periodística en Chile (gracias Sra. Silvia). Colaborador del diario El Peruano y El Comercio, en éste último en temas de Internet y tecnología, ha orientado sus investigaciones al estudio del impacto de las tecnologías de la información en la investigación histórica. Docente en la Universidad Particular San Martín de Porres (en Lima), donde también cursa la Maestría de Periodismo y para la cual viene trabajando una tesis sobre el Periodismo de Precisión en nuestro medio (dale que dale con lo de las bases de datos). Actualmente es Coordinador del Archivo Periodístico del Centro de Documentación Periodística del diario El Comercio.