San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

La 'doble nacionalidad' de Alberto Fujimori

El 24 de julio de 1997, la periodista Cecilia Valenzuela publicó, en el Nº 1475 de la revista Caretas, un amplio informe sobre la verdadera nacionalidad del ex presidente Alberto Fujimori, una verdad que guardaba más dudas que certezas. Sobre la base de aquella publicación de 1997, el pasado miércoles 27 la periodista presentó en su programa de televisión 'La Ventana Indiscreta', un informe sobre el mismo asunto a raíz de la reciente aceptación del prófugo ex presidente de postular al senado de Japón, tratando de ese modo de dificultar su extradición al Perú para rendir cuentas a la justicia peruana. Las conclusiones de aquel entonces como en las del programa del miércoles 27 son las siguientes [el texto es de la revista Caretas]:
>>> Seguir Leyendo... >>>

1. Cuando el padre del Presidente, Naoichi Fujimori, viajó al Japón el 26 de enero de 1934 para recoger a su familia, la hoja que consigna su partida en el libro 140 de Registro de Extranjeros está guardada en el Archivo General de la Nación como un registro de llegadas.

2. En el listado de pasajeros que llega al Callao del puerto de Yokohama el 20 de diciembre de 1934 en el barco `Fuijo', consignado en la página 25 del libro 114 de la Brigada de Vigilancia de Extranjería, aparecen 4 nombres tachados de una familia con el mismo apellido.

3. En la ficha de extranjería de 1934 de Mutsué Fujimori, la madre del Presidente, declara bajo "antecedentes al ingresar al país" dos hijos menores de 10 años. El microfilme de esa ficha ya no está en el archivo general de Migraciones.

4. La partida de nacimiento de Alberto indica que nació en una hacienda en Surco el 28 de julio. Está registrada en la Municipalidad de Miraflores a pesar de que ya existía el distrito de Surco, no se encuentra documentación sobre la referida hacienda y la hija de la obstetriz que aparece certificando el parto asegura que su madre nunca fue obstetriz.

5. En el acta de bautizo de Alberto Fujimori hay una alteración visible en el espacio donde se consigna el lugar de nacimiento, cambio que no está refrendado por el usual documento adjunto de certificación, y la Iglesia la considera una adulteración. Allí su día de nacimiento aparece como el 4 de agosto.

6. La ficha en el Registro Electoral de Juana Fujimori, la hermana mayor de Alberto, no indica fecha de nacimiento.

7. En la partida del matrimonio religioso de Alberto figuran los apellidos Fujimori Inomoto.

8. Entre 1934 y 1941 se registraron 33 niseis en la Municipalidad de Lima como nacidos el 28 de julio. Se dice que se acostumbraba homenajear así con el país que los acogía. ¿Resulta que Alberto tampoco nació en Fiestas Patrias?

En el entendido de que ambos informes son, en esencia, el mismo, y de que constituyen verdaderos documentos de la historia contemporánea del Perú, reproducimos aquí el reportaje propalado el miércoles último.





Buen provecho con 'La Kodorniz'


>>> Seguir Leyendo... >>>

Acabo de descubrir, gracias a Ángel Romera, de la lista Histoprensa, la revista de humor gráfico político La Kodorniz, una publicación de 'humor extremo para personas moderadas'. Dueña de un estilo muy personal, La Kodorniz realmente no tiene nada que envidiarle a las mejores revistas de su género. Para muestra y prueba de lo dicho, otras tres caricaturas de las muchas y muy divertidas que hay en su sitio. Buen provecho.







Las Hemerotecas tienen memoria

Archivo de la revista CaretasEn junio del 2001, el diario La República publicó un amplio y documentado informe sobre la extradición del prófugo ex presidente basado en el hecho incuestionable de que su nacionalidad era realmente la peruana y no la japonesa, como intentantaba entonces hacer prevalecer e intenta ahora hacer valer vía la adquisición de una inmunidad como senador japonés. Resulta oportuno, dados los recientes acontecimientos en torno al 'Caso Fujimori', traer a memoria el contenido de ese informe.
>>> Seguir Leyendo... >>>

Página 1Página 2
Página 3Página 4
Página 5Página 6
Página 7Página 8
Página 9Página 10
Página 11Página 12
Página 13Página 14
Página 15Página 16
Página 17Página 18
Página 19Página 20
Página 21Página 22
Página 23Página 24
Página 25Página 26
Página 27

Las Hemerotecas no tienen partido

Esta es una pequeña muestra del impacto que ha tenido en la prensa peruana la burla al país (y el desaire a sus seguidores) de parte de Fujimori al aceptar la candidatura al senado japonés que ahora sabemos nunca fue propuesta, sino buscada desesperadamemnte por el prófugo ex presidente para evadir la justicia. Que Carlos Raffo crea en la 'globalización del movimiento fujimorista' como excusa para adquirir una inmunidad diplomática que le permita regresar al Japón es asunto de su dignidad y un poco de vergüenza que parece no tener. Porque cualquiera con un mínimo de criterio podrá darse cuenta que él, su líder y su inefable movimiento tienen los días contados. Al menos políticamente.
>>> Seguir Leyendo... >>>










Fujimori postulará al senado japonés

En entrevista a cadena nipona NTV confirmó su deseo de trabajar para el Japón y el mundo

Ya es oficial. Fujimori postulará al senado japonés por el minoritario Nuevo Partido del Pueblo. En entrevista exclusiva a la cadena de televisión NTV, Fujimori confirmó su deseo de poner "su experiencia de diez años de presidente al servicio de Japón y del mundo". Sí, así como lo lee. Si no el más corrupto, sí el más incompetente de los presidentes peruanos (peruano un día, japonés otro), que permitió que ministros, militares, empresarios y su inefable asesor Montesinos se levantarán en vilo al erario nacional, ahora quiere llevar toda esa experiencia de gobierno a la política japonesa.
>>> Seguir Leyendo... >>>

El hombre que asegura que no sabía nada de nada de los negocios turbios de decenas de funcionarios de su entorno más cercano, que se enriquecieron con cientos de millones de dólares; el mismo que afirmó innumerables veces que el que mandaba en el Ejército peruano era él y nadie más que él, y que ahora asegura que todas las violaciones de derechos humanos y asesinatos fueron ejecutados por miembros del ejército sin su conocimiento y a sus espaldas; este hombre que montó una pantomina de búsqueda y persecuión de Montesinos para luego irrumpir en el domicilio de éste con un falso fiscal que justificara el decomiso de cientos de cintas de video que lo comprometían; este mismo hombre que, finalmente, en un acto semejante al día de hoy, se sustrajo a la justicia peruana pretextando un viaje a una reunión de mandatarios para luego renunciar a la presidencia por fax, es el mismo que hoy quiere proporcionar al Japón toda esta experiencia de gobierno y conducta política.

En Lima, mientras tanto, su vocero oficial Carlos Raffo (que al igual que su hija y todos sus defensores, han quedado sin piso), ha cumplido el más patético de todos sus actos: ha salido a comunicar a la prensa la decisión de su jefe con el más risible de los argumentos: "Ha hecho un análisis profundo, estoy seguro que esta decisión representa un mundo de posibilidades para Perú". ¿Por dónde? ¿Qué posibilidades? ¿Que más puede hacer Fujimori por el Perú desde Japón salvo reírse de nosotros a sus anchas? Y más aún, en una demostración palpable de que cree que todos tenemos su coeficiente intelectual ha dicho que "el hecho de que postule (en Japón) no quiere decir, necesariamente, que Fujimori no vaya a regresar al Perú".

Para mañana jueves está anunciado un mensaje del ex presidente para sus seguidores en el que explicará las razones de su decisión. Habrá que esperar entonces para escuchar, una vez más, como Fujimori insulta nuestra inteligencia y arroja otro hueso a sus defensores para que tengan con que entretenerse mientras siguen hablando de la vuelta de su líder y mentor.

Volverán

Se cumplen 30 días del arbitrario cierre de RCTV venezolana y la pregunta sigue siendo si Chávez sobrevivirá a este atropello que constituye su peor error

Un mes después del cierre de RCTV la pregunta sigue siendo la misma: ¿Sobrevivirá Chávez a esta medida que desde todos lados ha sido criticada? ¿Será el cierre de una televisora opositora a su gobierno lo que termine de descubrir su verdadero talante autoritario y su vocación de sátrapa latinoamericano? Todo parace indicar que sí, aunque ese fin no está precisamente a la vuelta de la esquina. Tomará su tiempo que las cosas vuelvan a su cauce anterior, aunque con las consecuencias que ello implica. Y tardará, sobre todo, por la sencilla razón de que la historia no está de su parte. Porque si en su afán de emular en todo a Fidel Castro, el sueño bolivariano de Chávez es en realidad el sueño castrista de perpetuarse cuarenta años en el poder, está rotundamente equivocado.
>>> Seguir Leyendo... >>>

Se equivoca porque la Revolución Cubana sí nació de una auténtica revolución popular, que no es el caso venezolano, aunque después aquella se convirtiera en lo que es actualmente. Y se equivoca, también, porque la Revolución Cubana sí satisfizó las expectativas de quienes creyeron en ella y proporcionó, inicialmente, un bienestar social a la población como nunca antes se ha visto en país alguno de América Latina, algo que el presidente Chávez no logrado hacer con los venezolanos y, por el contrario, los índices de pobreza e inflación se han incrementado. Y se equivoca, finalmente, porque si algo ha demostrado la historia es que mientras más se afana el autócrata en acallar las voces disentes, más fuerte se oyen sus críticas.

Ya lo han señalado muchos antes que yo, pero no quiero dejar de referirme al hecho significatvo de que aquí también se cometió un atropello semejante al venezolano por parte de la Junta Militar de Velasco en los años 70. El 27 de julio de 1974 la dictadura militar dispuso la expropiación de los principales diarios de Lima y su traspaso a 'organizaciones populares' como las comunidades campesinas a través de la Confederación Nacional de Campesinos, en quien finalmente recayó la administración del diario El Comercio (que por cierto llevó a la quiebra total a una empresa floreciente, como seguramente acabará en la quiebra RCTV después del pasó de las huestes bolivarianas por su administración).

Muchos años después, cuando uno de los hijos del entonces director Luis Miró Quesada arreglaba los papeles de su padre recientemente muerto, encontró, de puño y letra, una hoja de papel con una sola palabra escrita en él, una palabra que más que la expresión de un deseo era la profecía cierta y segura de quien sabe que las dictaduras siempre llegan a su fin y de que a personajes como Chávez, más tarde que nunca, les llega la hora final cuando más convencidos están de que sus peores desaciertos son sus mejores decisiones; una palabra, decíamos, que resume en su totalidad esta historia: 'Volveremos'. Ellos también volverán.

Conversatorio sobre Libertad de Prensa

De manera oportuna los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, a través de su Círculo de Derecho Administrativo, han organizado un Conversatorio Gratuito sobre "Libertad de Prensa e Intervención del Estado en los Medios de Comunicación. La prensa en tiempos de Velasco, Fujimori y Chávez. Análisis tras el cierre de Radio Caracas Televisión – RCTV".

Participarán en el mismo destacados profesionales que expondrán temas de relevante importancia en la coyuntura actual. Este conversatorio se llevará a cabo el jueves 28 de junio de 6:00 p.m. a 9:00 p.m. en el Auditorio de la Facultad de Derecho de la PUCP. Durante su desarrollo habrá comunicación telefónica e imágenes en vivo con periodistas y universitarios venezolanos desde los estudios de RCTV en Caracas. Mayores informes, consultar en: www.cda.org.pe Círculo de Derecho Administrativo (CDA). No faltar.

¡Censúrame!

"Inteligencia militar son dos términos contradictorios"
Groucho Marx


>>> Seguir Leyendo... >>>

El periodista Albert Brun decía que en el Perú uno nunca se aburría, porque siempre sucedía algo. Lo ocurrido con la exposición del artista Piero Quijano le da una vez más la razón. Porque al margen de lo grave del incidente (una autoridad militar, secundado mansamente por funcionarios civiles, decidiendo en un gobierno democrático qué debemos o podemos apreciar como arte el resto de ciudadanos), en realidad lo que este suceso revela son los aspectos bufunescos de nuestra realidad nacional.

Para empezar, qué entiende por cultura el Instituto Nacional de Cultura, tal vez nunca lo sepamos muy bien del todo (y ellos menos todavía), pero de lo que sí estamos seguros es de qué cosa entienden por cultura los militares en nuestro país (si es que algo como el arte pueden entender, claro). O sea, un arte o una manifestación de él según canónes y valores marciales y acortonados. La suya ha sido una reacción que me ha recordado las condenas al "arte degenerado" que hacían los nazis del arte moderno.

Otro aspecto que queda manifiestamente claro es en qué cupan su tiempo su aparato de inteligencia o sus desorientados oficiales de la oficina de relaciones públicas; porque venir a descubrir, muchos años después de ser ampliamente difundidas en la prensa nacional, que las obras que se retiraron de la exposición son ofensivas a la imagen del ejército resulta francamente hilarante. ¿Es qué acaso nuestros oficiales del ejército no leen periódicos? ¿Es qué no tiene otra cosa mejor qué hacer que ir en busca del enemigo en galerías de arte o salas de exposiciones?

Sólo nos queda expresar nuestra solidaridad con Piero Quijano y pedirle al resto de bloggers peruanos que cuelguen en sus respectivos blogs la obra censurada. A ver qué hacen para censurarnos a todos en el país de las maravillas que es el Perú de Alan García.


Más información
- Comunicado de Piero Quijano y Armando Williams
- Levantan exposición del artista censurado en Perú Piero Quijano
- Arte censurado
- Militares censuran muestra de Piero Quijano
- Censuras




Iconografía del Patrón Santiago

En el Salón de Grados del Centro Cultural de San Marcos, este miércoles 27 de junio, a las 6.00 p.m., el antropólogo Harold Hernández Lefranc disertará sobre "La iconografía del Patrón Santiago en el surandino peruano". La actividad, organizada por el Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos, otorgará certificados a quienes lo soliciten previamente. El ingreso es libre.

Historiador Nelson Manrique amenazado por un dictamen judicial

Sin el menor ánimo de figuretismo, este blog quiere solidarizarse con el historiador Nelson Manrique, su profesor en la Maestría de Periodismo, quien ve amenazado, como muchos intelectuales en este país, su derecho a la libre expresión de sus opiniones. La herramienta para hacer efectiva esta amenaza ha sido la misma de siempre: la denuncia judicial que, en esta lamentable ocasión, le ha dado la razón al denunciante, el actual ministro de la Producción Rafael Rey. Como consecuencia de ello, un dictamen judicial del 4to. Juzgado Penal de Lima ha fallado en su contra en la querella por difamación que le entabló el fundador de Renovación. Pero, ¿cuál fue el delito o la 'difamación' que cometió Nelson Manrique? Afirmar que la alianza CODE-Renovación se inscribió en el JNE con firmas falsas. O sea, que se pretende amordazar judicialmente a un intelectual peruano, historiador en este caso, por escribir sobre hechos ampliamente conocidos por la opinión pública en general y que además fue profusamente tratado por la prensa.
>>> Seguir Leyendo... >>>

El artículo por el cual se rasga las vestiduras Rey fue un comentario de Manrique aparecido en Perú 21 en mayo del 2005 en el que el historiador (que tiene una columna de opinión los días lunes en el mencionado diario) escribió: "Lo que diferencia a Rafael Rey de los demás políticos es su formidable cinismo", en alusión a la denuncia de que también su partido Renovación en alianza con CODE de Barba Caballero, se habría inscrito para la campaña electoral del 2000 con un 40% de firmas falsas, tomando en cuenta que Rey, tenaz opositor de Toledo, fue uno de los que, conjuntamente con Fabiola Morales, denunciaron en el 2004 una presunta falsificación de firmas con las que se inscribió País Posible para participar en los comicios de ese año.

El propio Manrique se encargó de aclarar las cosas cuando en otra columna señaló que Rey sostiene que lo injurió cuando lo llamó cínico: "Según el diccionario de la RAE, cinismo es la desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vulnerables. Esto me parece una perfecta definición de su actuación como político". Pero claro está, nuestros jueces no saben ni les interesa nada de semántica. Sólo responden, en el mejor de los casos, a preceptos establecidos en códigos y normas que muchas veces no se ajustan a la realidad misma de las cosas que pretenden normar; o a intereses particulares y políticos, motivo por el cual se ha convertido en el más cuestionado y desprestigiado de los poderes del Estado.

Resulta casi innecesario señalar que la información aparecida en Perú 21 resulta por demás lamentable, peligrosa y alarmante. Si se castiga a un articulista de opinión de la seriedad de Nelson Manrique por hacer su trabajo de manera honesta y en pleno ejercicio de un derecho consagrado en la Constitución, qué podemos esperar el resto de simples mortales. Por otro lado, lo que llama poderosamente la atención en todo este desagradable incidente es ¿por qué nadie, a excepción de IPYS, se ha pronunciado al respecto? ¿Por qué ninguna otra institución, organismo, blog o periodista se ha manifestado al respecto?

Por ahora queda sumarnos a la recomendación que el IPYS hace, "Solicitar a la justicia que revoque el fallo, ya que Manrique opinó sobre un tema de interés público amparado en sus derechos constitucionales", confiando en que la justicia peruana asuma el papel que debe.

Dirigirse a:

Corte Superior de Justicia de Lima
Quinta Sala Especializada en lo Penal para Procesos con Reos Libres
Donayre Mavila, Rosario - vocal
Escobar Antezano, Carlos - vocal
Vidal Morales Juan Carlos - vocal
Av. Abancay cdra. 5 s/n. Edificio Anselmo Barreto León
Telf.: 51 426-5010 (anexos 1220-1228-1107-1218)
Fax: 51 427-1600

Especial de El Dominical dedicado a Vargas Llosa

El suplemento cultural del diario El Comercio publica su quinto monográfico del año dedicado al escritor


>>> Seguir Leyendo... >>>

Hace un par de años en una tertulia virtual con los lectores del diario El País, Mario Vargas Llosa respondía así a una lectora que se reconocía su devota admiradora pero que no podía dejar de incomodarse cada vez que leía o escuchaba alguna de sus declaraciones políticas: “Sencillo. No lea mis artículos o escuche mis declaraciones. Sólo lea mis novelas”. Ignoro si la lectora en cuestión siguió su consejo, pero yo sí lo hice al pie de la letra. Por lo menos durante el tiempo que creí que podía hacerlo. Porque no hay nadie, creo, que pueda sustraerse a la poderosa inteligencia de este autor capital en la narrativa contemporánea; una inteligencia que no se limita estrictamente al campo literario sino que, además, aborda los problemas de la política peruana e internacional con la responsabilidad y seriedad, desde su particular punto de vista, que le enseñó su maestro Sartre: decidida, comprometidamente.

Por eso hay que celebrar que el quinto monográfico del año que publicará mañana domingo 24 de junio el suplemento El Dominical del diario El Comercio haya sido dedicado a su obra. Sirve de pretexto a la publicación de este especial la afortunada conjunción de tres efemérides significativas en la carrera literaria del escritor: los 40 años de la publicación de “Los Cachorros”, el 40 aniversario de la concesión del Rómulo Gallegos por “La Casa Verde” (en cuya ceremonia de premiación pronunció el que tal vez sea el mejor de sus discursos, “La literatura es fuego”) y la reciente publicación de “Dossier Vargas Llosa”, el último libro de José Miguel Oviedo, quien ya hace muchos años nos había entregado “Mario Vargas Llosa: La invención de la realidad”. Toda una fiesta literaria.

Escriben en el suplemento de este domingo: Peter Elmore (‘Los duelos de la historia. Reflexiones sobre La Guerra del Fin del Mundo’), Alonso Cueto (‘El fuego transgresor. Las claves de la narrativa de Vargas Llosa’), Ricardo González Vigil (‘Del mito a la escena. Lo oral y lo teatral en la obra de MVLL’), Gustavo Faverón Patriau (‘La fase del espejo. Mario Vargas Llosa como crítico literario’), Guillermo Niño de Guzmán (‘Pasajes de una cinefilia crónica. El impacto de séptimo arte en MVLL’), Alejandro Miró Quesada Cisneros (‘Ante todo la verdad. MVLL explica su visión del periodismo en estos tiempos’), Carlos Garayar (‘Celebración de La Casa Verde’), Luis Peirano (‘Historias vivas. El teatro de Mario Vargas Llosa’), Cecilia Esparza (‘Políticas de la memoria. En torno a El Pez en el agua’), Melvin Ledgard (‘Las otras novelas de Vargas Llosa’) y Ricardo Bedoya (‘De la página al ecran. Vargas Llosa y el cine’).

Completan este especial una reseña del libro de José Miguel Oviedo antes mencionado y una larga entrevista al autor a cargo de Jeremías Gamboa y Alonso Rabí Do Carmo, éste último el responsable de esta feliz iniciativa y a quien debemos agradecer la idea de los “Monográicos de El Dominical”, como ya empiezan a ser conocidos.

A tres metros de la Historia

Hay veces que el trabajo en un diario vale la pena mucho más allá de las razones de siempre, mucho más que cumplir un papel en la sociedad o que ganar el dinero para mantener a la familia. Hay veces que trabajar en periodismo te acerca a la historia, te hace parte de ella. Como ayer, en que estuve a tres metros de la historia. Es entonces cuando todas las frustraciones que este oficio tiene se desvanecen y sabes que vale la pena. Definitivamente vale la pena.
>>> Seguir Leyendo... >>>

Lech Walesa, el histórico líder de Solidaridad, el sindicato polaco que se enfrentó al gobierno comunista de su país y que al hacerlo cambió la historia del siglo XX, y que se encuentra en Lima para recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Lima, visitó ayer la sede principal del diario El Comercio, se reunió con sus directores, recorrió la hemeroteca donde se encuentra su histórica colección y, luego, ingresó a la Redacción para saludar a los periodistas. Entre ellos, a tres metros de Walesa, estaba este Reportero. Feliz como pocas veces se ha sentido cada vez que alguna personalidad de la escena peruana o mundial visita el diario. Porque Walesa no sólo es parte de la historia, sino que también es parte de nuestra propia historia. Hace 25 años Walesa era el héroe del mundo. Hoy todavía sigue siendo el mío.



El diario Clarín de Argentina entrevista a Eric Hobsbawm

"La historia del siglo" titula la nota aparecida en Revista Ñ


>>> Seguir Leyendo... >>>

La Revista Ñ, el extraordinario suplemento cultural del diario Clarín de Argentina, publica en su última edición una entrevista a Eric Hobsbawm, el historiador inglés vivo más importante y uno de los más prestigiosos del siglo XX. Hobsbawm, que a sus 90 años sigue en plena actividad intelectual (acaba de publicar "Guerra y Paz en el siglo XXI"), ha sido testigo de los principales acontecimientos de la centuria pasada, y cuyo análisis volcó en un libro que ya es un clásico de la historiografía mundial: "Historia del Siglo XX". Este es el texto de la entrevista.


TEMA DE TAPA
La historia del siglo


El más prestigioso historiador del siglo XX, Eric Hobsbawm, analiza el futuro de la democracia, en un mundo imperial. Al cabo de una vida de intensa militancia, reflexiona sobre la vigencia actual del marxismo. Su concepción de la Historia, las dificultades de una disciplina acechada por el escepticismo y el conformismo de la permanente especialización. Hoy, cuando cumple 90 años, reflexiona sobre el tiempo que pasó y el tiempo por venir.

Ivana Costa
icosta@clarin.coma

Cuando cumplió 85 años, el historiador Eric Hobsbawm, el más reconocido intelectual marxista de la actualidad, publicó su autobiografía, Años interesantes. Para un especialista, interesado en sus aportes a la historiografía del siglo XX, quizás este libro no fuera más que una colorida guía por los modos en que él fue abordando cada cuestión —el siglo XX, la formación de la clase obrera, la tensión entre capitalismo y revolución—; una serie de curiosidades biográficas que definieron ciertos temas y una preferencia filosófica y política. Pero para todo lector apasionado por el mundo en que vivimos y por los ecos remotos de su pasado inmediato, la vida de Hobsbawm es una lectura preciosa, prácticamente única, en la que se conjugan la tragedia familiar y la construcción personal con los acontecimientos históricos que hicieron del siglo XX un tiempo terrible y hermoso, una "edad de los extremos". Una pieza comparable, en su valor literario y testimonial, a la autobiografía de Nina Berberova, a las memorias de Vladimir Nabokov o al conjunto que forman la novela G, de John Berger, y algunos de sus relatos breves.

Una importancia central que tiene la narración de la propia vida, en el caso de un lúcido observador y analista del siglo XX, es que él "estaba ahí". Nacido "en el año de la Revolución Rusa", estaba ahí cuando se desintegró el imperio británico —se desintegraron, al menos, los efectos simbólicos de ostentar el ejercicio del poder gubernamental en las colonias—, y sobre todo cuando el mundo decimonónico y sus valores cayeron derrotados a los pies de la "vida moderna" —los propios padres de Hobsbawm: un ciudadano británico y su joven esposa austríaca, miembros de la parte más cosmopolita de la comunidad judía de Viena, se vieron allí hundidos en la miseria—. Hobsbawm estaba ahí cuando subió Hitler al poder y cuando fue vencido. Cuando se desmoronó el Muro de Berlín y, con él, toda una era de "socialismo real". Hobsbawm estaba ahí, recorriendo Latinoamérica y siguiendo el rastro de sus movimientos insurreccionales justo en los años que van desde la revolución cubana al surgimiento de las guerrillas setentistas. Y estaba ahí viendo caer las Torres Gemelas de Manhattan, oyendo cómo Washington se declaraba "único protector de cierto orden mundial" y decretaba así la clausura del siglo XX. El 11 de septiembre de 2001, Hobsbawm estaba ahí, en una cama de hospital en Londres: "No existe lugar mejor que ése, lugar por excelencia de una víctima en cautiverio —escribió—, para reflexionar sobre el aluvión extraordinario de palabras e imágenes orwellianas que inunda a la prensa escrita y la televisión". Pero además, Hobsbawm —que hoy cumple 90, y todavía escribe artículos, publica libros y responde largas entrevistas telefónicas— sigue estando ahí. Desconfía de la perdurabilidad del imperio americano, señala las ingenuidades de la utopía altermundista, piensa que es preciso ser "un historiador escéptico" y, a la vez, esperar lo mejor del proyecto liberador del marxismo, al que sin dudas reivindica.

En una entrevista en Libération decía que "hay que devolverle al marxismo su elemento mesiánico". A pesar de que el pensamiento político (sobre todo el marxismo) aspira a "salvar" a grandes porciones de la humanidad, la tendencia secular es a evitar el mesianismo. ¿La utopía marxista tiene aún una oportunidad mesiánica en este siglo?

No en la forma en que creíamos en ella, es decir la de una economía planificada centralmente que prácticamente eliminaba el mercado, sino bajo la forma de un sistema deliberadamente orientado a incrementar la libertad humana y el desarrollo de las habilidades humanas. Creo que, así, el marxismo todavía tiene un campo de acción considerable.

¿Y las utopías altermundistas?

Lo positivo es que son anticapitalistas y han vuelto a plantear la cuestión de que el capitalismo en su totalidad debe ser criticado. Lo negativo es cierta falta de realismo. Respecto de la globalización, por ejemplo: se la puede controlar en parte pero no se puede decir que se la va a revertir. Veo varias utopías en el movimiento altermundista pero, por ahora, ninguna que sea universalmente aplicable como las aspiraciones socialistas de los siglos XIX y XX. Mucho del utopismo altermundista está más cerca de los viejos anarquistas, que decían: Acabemos con el capitalismo, acabemos con el régimen malvado y después, de alguna manera, todo resultará bien. Hay versiones políticamente más útiles: algunas ONG aprendieron a actuar globalmente y pueden ejercer verdadera presión en campos importantes como el ambiental.

En su último libro, "Guerra y paz en el siglo XXI", afirma que la democracia está rodeada de retórica vacía: se ha convertido en un concepto incuestionable que, sin embargo, enmascara situaciones inaceptables de injusticia. ¿Sería posible recuperar un sentido auténtico de democracia? ¿Tendría sentido?

La retórica vacía de la democracia sirve de justificación a las conquistas imperiales, pero la crítica principal a la democracia como retórica de propaganda es más amplia. En general se la usa para justificar las estructuras existentes de clase y poder: "Ustedes son el pueblo y su soberanía consiste en tener elecciones cada cuatro o seis años. Y eso significa que nosotros, el gobierno, somos legítimos aun para los que no nos votaron. Hasta la próxima elección no es mucho lo que pueden hacer por sí mismos. Entretanto, nosotros los gobernamos porque representamos al pueblo y lo que hacemos es para bien de la nación". Una crítica: la democracia queda reducida a una participación ocasional en las elecciones, porque oficialmente en una democracia uno no está autorizado a emprender otras acciones políticas que no sean las legítimas y pacíficas.

Varios politólogos franceses piensan mejorar la democracia fortaleciendo el debate institucional.

Sí, pero mi objeción es mucho más amplia: no digo únicamente que la democracia no puede quedar reducida sólo a las elecciones, tampoco puede quedar reducida al debate. Lo que el pueblo hace y es debe influir en el gobierno, de formas variadas. Su influencia no puede quedar reducida a una forma particular de constitución. Por otra parte, muchos problemas del siglo XXI escapan al marco de los estados nacionales. La democracia existe sólo dentro de los estados nacionales así que, nos guste o no, tenemos que encontrar otras formas de abordar problemas globales. Es difícil de saber cuáles van a ser porque, hasta ahora, nada reemplazó a los estados.

Cuando habla de "pueblo" piensa en movimientos sociales, los de Argentina, por ejemplo.

Por supuesto. Cualquier movimiento es sumamente importante, siempre que el gobierno tome en cuenta la opinión del pueblo.

Usted estudió la forma en que, históricamente, muchos movimientos perdieron eficacia al convertirse en usinas de clientelismo, usados por el populismo.

"Populismo" es un término que se usa en sentido demasiado general. La mayoría piensa que el populismo está asociado a la derecha política pero también puede estar asociado a la izquierda o al centro. "Populismo" simplemente quiere decir gobiernos que tratan de hablar directamente con la gente; lo pueden hacer con diferentes propósitos. Perón era populista en un sentido y Chávez, en otro. No diría que necesariamente el populismo como tal debe ser aceptado por completo o rechazado. La esencia de la democracia es que el gobierno tiene que tomar en cuenta lo que el pueblo quiere y no quiere. No hay ningún mecanismo eficaz para hacerlo: el gobierno representativo no es muy eficaz. A veces funcionan mejor la prensa o los movimientos directos.

¿Tiene futuro la "multitud" entendida como sujeto político, tal como piensa Toni Negri?

Debo decirle que no soy un gran admirador de él. No tengo muy buena opinión de Negri. Y creo que el término "multitud" es demasiado general. Hay que definir qué se entiende por "multitud". Se la podría estructurar por clases, por nacionalidad o de otras formas, pero decir "multitud" no nos lleva muy lejos.

El concepto de "clase social" también fue objetado (Philip Furbank lo atacó sociológica e históricamente). ¿En qué cifraría la importancia política del concepto de clase?

Es un concepto que de hecho se mantiene. Cualquiera que analice resultados electorales verá que se los descompone por clase, sección y nivel de educación (hoy día esto también significa clase). Hoy la política no está dominada por movimientos conscientes de que representen una clase, pero eso no significa que la clase haya dejado de ser importante. Algunas clases son hoy menos relevantes (la clase industrial trabajadora) pero eso no quiere decir que las clases hayan dejado de existir. Es un gran error subestimar la importancia de la clase. Y es un gran error suponer que una clase representa a las otras.


El Atlas y el mundo entero

"El 8 de febrero de 1929, a última hora de la tarde, al regresar de una de sus cada vez más desesperadas idas y vueltas a la ciudad en busca de dinero, fruto de su trabajo o de algún préstamo, mi padre cayó fulminado delante de la puerta principal de casa". Así narra Eric Hobsbawm el más directo impacto de la Depresión en su memoria de 12 años. Dos años después iba a morir su madre. Pero hasta entonces, la extrema vulnerabilidad en que se hallaba su familia le había resultado casi inadvertida. El primer indicio de "lo dura que era la situación" lo había tenido —cuenta— luego de mostrar la lista de libros que pedían sus profesores del secundario: entre ellos el costoso Atlas Kozenn. "¿Es absolutamente imprescindible que lo tengas?", se había alarmado su madre. El libro finalmente se compró, pero —escribe Hobsbawm—: "la sensación de que en esa ocasión se había hecho un sacrificio importante siempre me acompañó". En su biblioteca, Hobsbawm conserva el viejo Atlas Kozenn un poco maltrecho y lleno de dibujitos en los márgenes. Dice que todavía lo consulta. Su obra, que abarcó el mundo entero en transformaciones sucesivas, quizás haya sido una forma de reconocer el valor de aquel sacrificio.

Ese mundo, que de nuevo se transforma mientras avanza la globalización capitalista, no verá desaparecer las unidades políticas reconocibles. Por ahora, al menos —afirma Hobsbawm—, no verá desaparecer los Estados nacionales. "La globalización debilitó muchos poderes del Estado. Hay una tendencia a globalizar la economía, la ciencia, las comunicaciones, pero no a crear grandes organizaciones supranacionales. Muchos Estados son irrelevantes o existen en función de la globalización (viven del turismo o como paraísos fiscales), pero hay cinco o seis que determinan lo que pasa en el mundo, y otros, más chicos, son importantes porque imponen límites a la globalización. La globalización capitalista, por ejemplo, insistía en el libre movimiento de todos los factores de la producción —dinero, bienes—, sin restricción y por todo el mundo. Pero la mano de obra es un factor de la producción que no ha instaurado el libre movimiento, y una de las razones es política (los Estados no lo permiten porque podría crear enormes problemas políticos a nivel nacional). El Estado no está desapareciendo; coexiste con la globalización, o sea, con un puñado de corporaciones, pero no desaparece."

El proyecto de Unión Europea, dice, es todavía dudoso. ¿Cuáles son los aspectos más dudosos?

No hay una identidad europea. En la UE, las decisiones las toman los gobiernos nacionales; las elecciones, incluso las europeas, se llevan a cabo en términos de política nacional. La expansión de la UE a 27 Estados lo hace aún más evidente: no creo que tenga futuro como Estado federal único y, hasta que no lo tenga, no tendrá un electorado efectivo ni será la base efectiva de la democracia. Eso no quiere decir que sea una mala organización. Al contrario, parece buena.

Una grandeza económica.

Económica y algo más: ha logrado establecer ciertos patrones comunes en materia de leyes aceptadas como superiores a las leyes nacionales de los Estados. Quizá lo más cercano a una federación.

La UE acaba de sancionar una ley que castiga a quien niegue el Holocausto. Usted estuvo en contra del juicio al historiador David Irving (acusado de negar la "solución final"): "La misma expresión —dijo— pertenece a una era en la que la condena moral reemplazó a la historiografía". ¿Qué opina de esta ley?

No creo que se pueda establecer o negar la verdad histórica por medio de la legislación. Fue un error sancionar leyes que consideren un delito negar el Holocausto, y es un error de los franceses tratar de promulgar una ley sobre el genocidio de los armenios, y fue un error del gobierno de Chirac insistir en que hay que enseñar que el imperio francés fue positivo. Es la opinión general de los historiadores profesionales —no hace falta aclarar que difícilmente tengamos simpatía alguna por los nazis o la masacre de los armenios por los turcos. Sólo que ésa no es la manera de establecer la verdad.

Usa un ejemplo futbolístico para señalar diferencias entre los EE.UU. y el antiguo imperio británico. ¿Le gusta el fútbol?

No soy fanático pero todos somos parte de una cultura futbolística. Lo que digo es que hay un conflicto básico entre la lógica del mercado, una lógica global, y el hecho de que las emociones de la gente están atadas al equipo nacional. Por un lado, los clubes y la competencia entre los principales clubes de los principales países europeos son los que dan el dinero. Pero allí no hay nada nacional (como sabe, hubo un momento en que mi equipo, el Arsenal, no tenía prácticamente ningún jugador nacido en Inglaterra). Para estos grandes clubes, las selecciones nacionales son una distracción. No les gusta prestar a sus jugadores para que entrenen con sus selecciones. Pero las selecciones nacionales tienen que entrenar. Por lo tanto, para los clubes —empresas capitalistas, naturalmente— la selección nacional es una distracción y sin embargo no pueden prescindir de ella porque lo que mantiene al fútbol en funcionamiento es la competencia internacional.

Esa distracción y las tensiones que plantea son un atractivo mayor. Los partidos no serían tan intensos si no estuvieran esas emociones en juego.

Sí. Y en muchos sentidos, muchos países que antes no tenían identidad, como algunos de Africa, adquieren identidad a través de esto. Porque es más fácil imaginarse como parte de una gran unidad a través de once personas en una cancha que a través de abstracciones.

¿Cómo influyen las emociones en su oficio de historiador?

El historiador tiene que ser infinitamente curioso; tiene que poder imaginar las emociones de personas que no se le parecen. No se puede llegar al fondo de un período histórico si no se trata de averiguar cómo era. Alguien dijo una vez, muy acertadamente, que el pasado es otro país. Los historiadores son, de alguna manera, escritores, novelistas: tienen que imaginar pero no pueden inventar, deben guiarse por los hechos. Y el historiador tiene sus propios sentimientos pero ellos no deben interferir con las pruebas. En este sentido, el gran modelo es el francés Marc Bloch. No sólo era un maravilloso historiador: en su primer gran libro también imaginó una sociedad que creía que el rey estaba en contacto directo con el Cielo y que, por eso, la mano del rey podía curar sus males. Bloch tenía sus propias emociones, se unió a la Resistencia y murió a manos de los alemanes durante la Guerra. No era en absoluto una persona neutral.

El historiador no inventa los hechos, pero descubre —en los textos, en los documentos, en el análisis— cosas que estaban allí y nadie había visto. "Descubrir" e "inventar" son palabras muy próximas, aun etimológicamente. Descubrir o inventar el Big Bang ¿no es lo mismo?

Creo que los historiadores comienzan con ciertos problemas que surgen de cómo han sido criados, cómo piensan, etc. No llegan a la historia como cámaras que sólo filman (hasta las cámaras deben ser dirigidas hacia algo). Y además, los historiadores producen algo definitivo, permanente. No se pueden discutir las pruebas; sí las interpretaciones. Alguno cree que Elvis Presley no murió: está equivocado. Quien niega el Holocausto está equivocado. De allí partimos. Qué pien se usted de Elvis, cómo interpreta el Holocausto, hay infinitas discusiones posibles.

¿Su concepción de la historia cambió en todos estos años?

Básicamente no ha cambiado.

Trabaja con el tiempo: ¿alguna vez pensó qué es el tiempo?

Bueno, ahora pienso que tenemos que expandir nuestros horizontes por fuera de la vida humana. La humanidad abarca una pequeña porción de la historia del mundo, siguiendo patrones astronómicos o incluso geológicos. La agricultura se inventó hace quizá 10.000 años. Pero uno debe tratar de ver el cuadro completo. Uno de los grandes aciertos de Marx fue tratar de ver el desarrollo completo de la raza humana en perspectiva, desde que salió de las cavernas hasta el desarrollo de las sociedades. Eso no significa que uno no se pueda concentrar en períodos más breves. De hecho, uno debe hacerlo: los antropólogos solían entrenarse haciendo trabajo de campo sobre un determinado pueblo, y los historiadores se entrenan eligiendo determinado tema. Pero hoy el gran peligro de la historia es la excesiva especialización y que se enseñe la historia no como un progreso general de la especie humana sino como una serie de retazos elegidos según un criterio cualquiera. Y es muy importante que los historiadores se comuniquen, que escriban para que se los pueda entender, no sólo para otros especialistas.

El 'delirium tremens' de Alfredo Bryce

Con la última de sus declaraciones, todos los que nos ocupamos en su momento de los vergonzosos casos de plagio en los que incurrió Alfredo Bryce, no nos queda más que sentir vergüenza ajena por él, porque el autor de 'Un mundo para Julius' la ha perdido por completo. Vergüenza o una gran intriga por saber realmente qué pasa por la cabeza de este excelente escritor que un día decidió tirar por la ventana su bien ganado prestigio de novelista y con él, todo el respeto que un intelectual de su calidad merece. Ahora no sólo insiste en la absurda 'teoría de la conspiración fujimorista', sino que además pide disculpas por una falta que, según él, no cometió. Entonces ¿por qué se disculpa?
>>> Seguir Leyendo... >>>

Han tenido que transcurrir tres meses para que Bryce admitiera a regañadientes, en su forma de disculpa obligada por las circunstancias o en nombre de la buena educación, que había plagiado sin proponérselo (cómo es posible esto en un escritor de su talento, es un gran misterio). Pero al menos lo ha hecho. O al menos eso creíamos. Porque inemdiatamente ha dicho haber sido "víctima de una campaña de satanización por diarios y periodistas de conocida trayectoria a favor del ex dictador", lo cual resulta completamente absurdo puesto que El Comercio, el diario afectado por el plagio y que abordó serenamente los hechos, puede ser señalado de muchas cosas, pero de fujimorista precisamente no.

En su delirante excusa se atreve a decir que "Hasta el día de hoy algún diario sigue insistiendo en que ni siquiera soy el autor de mis cuentos y novelas y no faltó ni siquiera aquel locumbeta que intentó incluso quitarme la autoría de mis memorias". Por favor, si alguien sabe en dónde se publicó esto que afirma que lo diga, porque esto ya no es excusa sino mentira en su expresión pura (salvo que a este reportero se la haya pasado leer en al prensa semejante acusación). Bryce miente y miente para convencer, porque lo que sí se ha dicho es que todo lo que publicó en diarios a título de colaboraciones no eran de su autoría, aunque sí fueran 'pagadas' como si las hubiese escrito él.

Afortunadamente, quien mejor ha dejado en claro y por los suelos la 'teoría de la conspiración' es el periodista español José María Pérez Alvarez, víctima de unos de los plagios: "Si hay algún escritor que se ha opuesto radicalmente a Fujimori ése es Vargas Llosa, y no se sabe que nadie haya utilizado su nombre para plagiar a otros". Así de simple.