San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

Últimas palabras... otra vez

Acabo de leer en el Portal de noticias 20 Minutos.es que un médico alemán ha reunido en un libro las últimas palabras de más de 150 celebridades. Un tema sobre el cual escribí una crónica en marzo del año pasado y que también fue publicada en el diario El Comercio, donde trabajo, con el obvio título de "Palabra de Moribundo". Tal parece ser que este tema siempre resulta recurrente en el periodismo de todos lados, y tampoco éste sería el primer libro sobre el tema. La periodista española Laura Manzanera publicó también hace poco tiempo "Al pie de la sepultura", una obra que compila las últimas palabras de más de quinientos personajes de todos los tiempos y lugares, lo cual supera largamente el trabajo de Hans Halter. Y si uno ingresa en Google la búsqueda "últimas palabras", se encontrará con más de 600 mil resultados.
>>> Seguir Leyendo... >>>

Esta afición casi necrológica alcanza incluso niveles insospechados, aunque no del todo incomprensibles. En cualquier caso, todo parece indicar, pues, que hay material para rato. Eso sí, ante mi propio trabajo y los otros citados, una cuestión me asalta ¿Es esto historia divulgativa, periodismo cultural o mero entretenimiento? Leyendo mi texto y los otros en conjunto no puedo evitar pensar en mis profesores de la Universidad ¿Qué pensarán de lo que escribo y a lo que me dedico?

'El Peruano' primero, ¿devaneo adánico o la historia como justificación?

Comentarios en torno al debate sobre la titularidad del diario más antiguo de habla hispana

Aunque no se me ha pedido de manera directa opinión alguna que contribuya al debate en torno a la titularidad del 'diario más antiguo de habla hispana' que se generó semanas atrás, quisiera meter mi cuchara y hacer algunos comentarios. Pero deseo empezar estos con una afirmación rotunda: Víctor Arrambide, el historiador peruano que originó el debate y responsable de una encomiable investigación, se equivoca y se equivoca desde las dos perspectivas que ofrece su trabajo. Es decir, se equivoca primero desde el punto de vista material de sus conclusiones: El Peruano no es el diario más antiguo de habla hispana; y segundo, se equivoca desde el punto de vista formal de cualquier investigación histórica: éstas no están para afirmar o confirmar los devaneos 'adánicos' de nadie en particular.
>>> Seguir Leyendo... >>>

Plantear una investigación desde esta perspectiva es pues, sino una pérdida de tiempo, sí un error gravísimo; y más si tenemos en cuenta – tal como lo demuestran las páginas de la investigación que comentamos – el extraordinario trabajo de pesquisa documental y bibliográfica que ha hecho Arrambide, sólo para afirmar: ‘Yo fui el primero”. Y fundamento por qué.

En primer lugar, El Peruano no es el diario más antiguo de habla hispana por la sencilla razón de que, desde el momento mismo que éste cambia de nombre, se trata pues de una publicación nueva, distinta. No se puede hablar de la misma, pero con nombre distinto, de la ‘continuidad’ pero con otro nombre. Este principio, por ejemplo, es algo que tienen muy presente los archiveros: cuando una oficina, organismo o Ministerio cambia de nombre, la serie documental que produce esta oficina, organismo o Ministerio también lo hace y entonces estamos hablando de ‘otra serie documental’, no ‘la misma pero con nombre distinto’. Otro caso a citarse, más acorde con el tema que citamos, podría ser el de la revista Variedades cuya fecha de publicación corresponde a los años 1908-1931. Nadie se atrevería a afirmar que la fecha en realidad se extiende hasta 1905, año de inicio de la publicación de Prisma, su antecesora. Por la sencilla razón de que Variedades no es Prisma ‘con otro nombre’. Estamos hablando en realidad de dos revistas, algo en lo que estaría de acuerdo el propio Arrambide.

En el segundo caso, quiero pensar que un hombre de la inteligencia de Arrámide (no lo conozco personalmente, pero definitivamente debe de serlo para haber logrado una investigación del nivel que ha conseguido realizar), luego de concluir tan admirablemente un trabajo como el suyo, arribe a conclusiones como ésta es porque estuvo supeditado a exigencias laborales, digamos burocráticas. Y tengo una razón para afirmarlo.

No sé si Arrambide esté al tanto, ya que de esto hace un buen tiempo, pero no es la primera vez que El Peruano insiste en sus devaneos 'adánicos'. Resulta oportuno recordar que en ocasión anterior, allá por el año 1997, amparado en su remota fecha de fundación (1826), El Peruano quiso autotitularse 'Decano de la prensa Peruana'. Una pretensión que la oficina de Indecopi le prohibió, ya que ese título le correspondía al diario El Comercio por razones que todos conocemos. Baste mencionar sólo que dicha prohibición no sólo se basaba en cuestiones de ‘reclamaciones de marcas y signos distintivos’ que cualquier distraído podría interpretar así. No. Existe en la oficina de Indecopi un expediente sobre este asunto en el que consta un substancioso informe histórico del historiador Héctor López Martínez al respecto.

Sin embargo, nada de lo dicho, absolutamente nada, desmerece un ápice el trabajo hecho por este joven historiador. Quien haya revisado el trabajo de Arrambide (y yo lo he hecho casi con envidia), podrá confirmar que su investigación es impecable, esmeradamente lograda. Casi erudita. Y es por ese motivo que me permito reclamarle la enorme deuda que tiene con todos los que conocemos este trabajo, y que nos interesa la historia de nuestro periodismo, el ahondar más en el asunto y ofrecernos lo que nos debe, las explicaciones del fondo y no la forma.

En ese sentido, es una lástima que un trabajo de esta calidad sea utilizado para, como repetimos, satisfacer los deseos 'adánicos' de grupos o personas; y, también, es una lástima que no haya tenido la difusión que merecía (se ha distribuido muy reducidamente, sin haber siquiera llegado a librerías o al público como debiera), una investigación que pone de relieve no tanto la primogenitura en algo, sino la calidad de nuestros historiadores, su alto grado de preparación y, fundamentalmente, el celo que ponen en revisar todas las fuentes posibles para allanar los resultados. Y este trabajo es una prueba de ello.

Mejor harían los responsables de El Peruano de difundir entre el gran público, escolares y centros de investigación una investigación que expone de manera tan docta una larga tradición de nuestro periodismo: la de cómo la prensa a lo largo de su historia ha estado íntimamente ligada a los vaivenes de nuestra política, a sus caprichos partidarios. Igual que ahora. Que siempre.

La Casona de San Marcos cumple 402 años

Desde sus diferentes ocupaciones: Noviciado jesuita de San Antonio Abad (1605), Real Convictorio de San Carlos (1770) y Universidad de San Marcos (1867), este monumento histórico conserva en sus claustros coloniales y salones ceremoniales la vida intelectual del Perú. Y para celebrarlo, la Oficina de Turismo del Centro Cultural de San Marcos ha institucionalizado ALMA MATER, evento cultural de carácter académico, multidisciplinario, que tiene como objetivo primordial el ser un escenario de debate y promoción del conocimiento del pasado y presente peruano. En esta primera versión, abordará el tema de "La Nueva Iglesia en el Perú y la Compañía de Jesús", y que contará con la participación de destacados intelectuales, como la presencia del historiador jesuita Armando Nieto Vélez. El programa de esta primera actividad es el siguiente:
>>> Seguir Leyendo... >>>

ALMA MATER
La nueva Iglesia en el Perú y la Compañía de Jesús

Programa

Lunes 05 de noviembre
Una propuesta educativa colonial: los colegios jesuitas en el Perú.
Expositor: Adolfo Domínguez, S.J.

Las Misiones Jesuitas de Mojos: Fuentes documentales (Siglo XVIII)
Expositor: Javier Lozano Yalico

Miércoles 07 de noviembre
La devoción mariana en la Compañía de Jesús.
Expositor: Armando Nieto Vélez, S.J.

Viernes 09 de noviembre
Mística, vanitas y arte de bien morir en pinturas de los jesuitas limeños.
Lic. Freddy Cabanillas Delgadillo

Lugar:
Centro Cultural de San Marcos
Hora: 18:00 horas

Informes e Inscripciones:
Oficina de Información y Turismo
Centro Cultural de San Marcos
Av. Nicolás de Piérola 1222
Parque Universitario, Centro Histórico de Lima
Teléfono: 6197000 anexo 5206
Correo electrónico: turismo.ccsm@unmsm.edu.pe

Primer número de 'Historias',
Revista de la Asociación Historia, Sociología y Ecología

Lo he dicho anteriormente y lo vuelvo a repetir: publicar en este país un libro de historia es difícil, casi frustrante. Y si a eso le sumamos los magros sueldos que reciben los profesores universitarios peruanos que financian sus propias publicaciones, pues entonces el esfuerzo se vuelve heroico. No puedo evitar volver a pensar en esto ahora que tengo entre mis manos el primer número de 'Historias', la revista de la Asociación Historia, Sociología y Ecología, cuyo nombre en sí mismo es ya una declaración de principios y cuya esmerada presentación es digna de encomio. Escriben en ella viejos conocidos de este reportero. En primer lugar, su director, el profesor Luis Chatpman Orbegoso, fue el primero (y el único, al menos en San Marcos) en darme la oportunidad de enseñar historia como Jefe de Práctica de su curso 'Historia del Mundo Antiguo' (y que, creo, no hice tan mal) y en enseñarme a utilizar la documentación eclesiástica (y que en eso sí, estoy seguro, lo decepcioné). El firma un trabajo en torno a 'El problema de la tierra en el repartimiento de Pallasca', que aborda el problema de la monopolización de tierras indígenas a través de la figura de Joseph Torrejón y Velasco, un "latinfundista disfrazado de cura".
>>> Seguir Leyendo... >>>

Escriben también don Félix Alvarez Brun, historiador y discípulo querido de Porras, quien traza una semblanza del desaparecido Carlos Daniel Valcárcel; Manuel Valladares Quijano, quien se ocupa otra vez de la 'historia del presente' al responder a la pregunta '¿Quién es Ollanta Humala?'; y Rolanda Pachas, que escribe sobre el 'Desarrollo frustrado del capitalismo en las haciendas algodoneras del Sur medio (1882-1893)', en el que se refiere a cómo la desaparición de la servidumbre china generó la aparición del "asalaramiento" como forma capitalista de producción.

Completan la entrega de este primer número de 'Historias' tres grandes amigos míos: Freddy Cabanillas sobre 'Huaro: las lecturas inquietantes de un infierno'; Julio Luna Obregón sobre bandolerismo en 'De bandoleros a comandantes. El zambo José Rayo y el negro Pedro León'; y David Rodríquez Quispe, que analiza las relaciones entre 'Historia y Turismo'. Y también otro amigo que debido al tiempo e intereses distintos, que siempre estropean amistades, ya no lo es pero que no impiden reconocer lo valioso de su trabajo: Raúl Adanaqué Velasquez, que vuelve una vez más sobre el tema en el cual es ya un experto: 'Apuntes para el estudio del cacicazgo de Lurín. Siglos XVI-XIX'.


Coloquio "La Arqueología Hoy. Usos y funciones en la sociedad contemporánea"

El Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos ha organizado para este 15 y 16 de noviembre un Coloquio sobre "La Arqueología Hoy. Usos y funciones en la sociedad contemporánea", el mismo que girará sobre tres ejes temáticos y en el cual la participación es abierta. El programa y los requisitos para particpar son los siguientes:
>>> Seguir Leyendo... >>>





COLOQUIO
LA ARQUEOLOGÍA HOY
Usos y funciones en la sociedad contemporánea
15 y 16 de noviembre de 2007
Ingreso libre


Durante los últimos 15 años el ejercicio profesional de la arqueología se ha venido desarrollando en un ámbito distinto al tradicional. El profesional en arqueología, antes dedicado a la investigación y/o docencia ha visto cómo su campo laboral se amplía, a la vez que experimenta los desencuentros entre su formación profesional y las exigencias del ejercicio contemporáneo. Hoy, la actividad profesional se desarrolla en un ambiente interdisciplinario, en ámbitos de trabajo alternativos a la investigación. A esta situación se suma la necesidad de participar en el desarrollo del país, en proyectos de alcance regional y/o nacional en los ámbitos relacionados con las actividades productivas, la educación y la gestión del patrimonio cultural.

Debido a la necesidad de discutir los temas mencionados, el Museo de Arqueología y Antropología – UNMSM convoca al coloquio La arqueología hoy: usos y funciones en la sociedad contemporánea, a desarrollarse los días 15 y 16 de noviembre de 2007. La finalidad del evento es el de discutir temas vinculados a la práctica de la arqueología en el contexto actual, el carácter de la disciplina y las diferentes formas de acercarnos a nuestro objeto de estudio. Se busca propiciar el intercambio de ideas, experiencias participativas y propuestas en los distintos aspectos de la realidad nacional a los que se vincula nuestra profesión. Y, finalmente, discutir sobre el carácter, la necesidad y propósitos de la agremiación como punto de partida para propuestas institucionales en planes de desarrollo, locales y regionales.

La convocatoria está dirigida a los profesionales en arqueología en todos los ámbitos. Los temas sugeridos son los siguientes:

  • Aproximación al objeto de estudio, de la investigación a la arqueología por contrato: experiencias contemporáneas y casos representativos.
  • El Papel de la arqueología en el desarrollo del país: actividades productivas, educación y docencia, gestión de patrimonio cultural y administración pública
  • La necesidad de agremiación: definiciones, normativa, alcances y alternativas de agremiación.

    Cada ponencia podrá extenderse hasta 25 minutos. Los resúmenes no deben exceder las 400 palabras. Además del nombre del ponente, se deberá incluir su filiación institucional y correo electrónico. Las propuestas deben ser enviadas al correo electrónico del museo: museoarql.ccsm@unmsm.edu.pe. Estas serán recibidas hasta el día 30 de octubre.

    CRONOGRAMA

    Jueves 15 de noviembre
    - 02:00 a 02:30 p.m. Inauguración
    - 02:30 a 05:40 p.m. 1ª Mesa: Aproximación al objeto de estudio: experiencias contemporáneas y casos representativos.
    - 05:40 a 07:00 p.m. Ronda de preguntas y Mesa Redonda

    Viernes 16 de noviembre
    - 09:30 a 12:10 p.m. 2ª Mesa: El Papel de la arqueología en el desarrollo del país: actividades productivas, educación y docencia, gestión del patrimonio cultural y administración pública
    - 12:10 a 01:10 p.m. Ronda de preguntas y Mesa Redonda
    - 01:10 a 02:30 p.m. Intermedio
    - 02:30 a 05:10 p.m. 3ª Mesa: La necesidad de agremiación: definiciones, normativa, alcances y alternativas de agremiación.
    - 05:10 a 06:00 p.m. MESA REDONDA FINAL y CLAUSURA

    INGRESO LIBRE
    Materiales y Certificado: S/.35.00

    INFORME E INSCRIPCIÓN
    Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos: Av. Nicolás de Piérola 1222, Casona de San Marcos - Parque Universitario.
    Horario: 9:00 a.m. – 5:00 p.m.
    Teléfono: 6197000 – 5216
    Correo-e: museoarql.ccsm@unmsm.edu.pe
    www.ccsm-unmsm.edu.pe/arqueologia/index.htm


  • ¿Es esta la Barcelona de Gaudí y Miró?




    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Estoy preparando los materiales para una lectura del curso de Historia Económica y por falta de tiempo me resisto a la tentación de escribir (otros lo han hecho mejor que yo) sobre estas imágenes que sublevan el espíritu de cualquiera, insulta a mis buenos amigos españoles y crean serias dudas sobre la humanidad de algunos seres humanos. Pero cedo a la necesidad de expresar mi cólera y desconcierto luego de leer las últimas noticias sobre este terrible asunto.

    Las noticias resultan realmente desconcertantes: Leo en 20Minutos que “El agresor de la ecuatoriana irá a la cárcel si la menor confirma que la vejó verbalmente”. ¿Es que se necesita todavía confirmar algo en este desgraciado asunto? ¿Es que acaso las imágenes no son explícitas en sí mismas? Aún si el pobre diablo protagonista de estas imágenes no hubiese pronunciado palabra alguna, la agresión física gratuita de la que fue víctima la jovencita ecuatoriana bastaría por sí sola para encerrar a este energúmeno. Pero mi desconcierto va más allá todavía.

    Mientras todo el mundo, gracias a Internet y las redes sociales, puede apreciar las enervantes escenas de agresión, vejación y humillación, la Fiscalía de la ciudad de Barcelona justifica su ausencia alegando que “desconocía los detalles de la agresión, ya que el juzgado no le había informado de que se trataba de un caso grave o dramático”. Deben ser los únicos que no han visto esas imágenes que nos retrotraen a los tiempos de camisas grises y cruces gamadas. ¡Y en la tierra de Gaudí, Dalí y Serrat! Mejor que busquen una mejor excusa, porque ésta es de las más tontas y lamentables que se han escuchado en los últimos tiempos. Los catalanes, como Chile hace un par de semanas, tienen la oportunidad de demostrar al mundo que los valores de la verdad, la justicia y la igualdad son más que simples palabras bonitas de solidaridad y condena. Este individuo debe pagar, y muy caro, por lo que ha hecho, que es mucho más que la vergonzosa y cobarde agresión a una niña. Ha embarrado el buen nombre de una ciudad y sus ciudadanos de la que él es totalmente ajeno. Un paria absoluto. Un Don Nade.

    Nueva entrega de Investigaciones Sociales

    Último número de la revista del Instituto de Investigaciones Sociales trae un Dossier sobre la Historia Rural en Francia

    La última entrega de la Revista del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales de esta Facultad de San Marcos, es realmente digna de saludarse. Voluminosa en páginas y pulcra en su presentación, es de lejos uno de los mejores números que ha publicado en los últimos años. En esta ocasión han contado con la colaboración del Instituto Francés de Estudios Andinos, que es quien ha hecho posible la coordinación del contenido y la participación de estudiosos franceses para la nueva sección de la revista, el Dossier temático, y que en esta primera oportunidad está dedicado a "La historia rural en Francia. Evoluciones recientes", que es sin duda el plato fuerte de la edición.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    El mencionado Dossier ha sido coordinado por los profesores Alejandro Tortolero (de la Universidad Autónoma Metropolitana de México) y Pablo Luna (de la Université Paris Sorbonne), quienes tuvieron a su cargo la recopilación de los seis trabajos que lo componen: el de Jean Piel (Mirada retrospectiva, treinta años después, del itinerario hacia la historia agraria del Perú), Francois Chevalier (La formación de los grandes latifundios en México. Tierra y sociedad en los siglo XVI y XVII), Jean-Marc Moriceau (Grandes haciendas y explotaciones agrarias en Francia, entre el siglo XVII y el siglo XIX. Por un intento de caracterización), Bernard Bodinier (Un acontecimiento en el corazón de la revolución: la nacionalización de las posesiones del clero y la nobleza y la venta de los bienes nacionales en Francia), Nadien Vivier (Los intereses en torno a la propiedad colectiva en Francia. Siglos XVIII-XIX) y Gerad Béaur (El mercado de la tierra en la Francia preindustrial. Siglo XVII- inicios del siglo XIX). Completan el Dossier una bibliografía general sobre el tema y un glosario de términos.

    Como ya es habitual, la revista trae también estudios y artículos de arqueología, historia, antropología, sociología y la consabida sección de reseña de libros, firmados por profesores de la Facultad que ponen de manifiesto, una vez más, la nutrida actividad que desempeña el IIHS. Enhorabuena.

    Podcast: Raúl Porras habla sobre Ricardo Palma

    El Instituto Raúl Porras Barrenechea, Centro de Altos Estudios y de Investigaciones Peruanas de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, despliega una actividad cultural y académica muchas veces desconocida para el gran público, sin mencionar las labores de investigación que en él se realizan. Una prueba incontrastable de lo que se afirma lo constituye la labor de rescate y revalorización de su archivo sonoro (testimonio vivo de las conferencias magistrales dictadas en su sede), entre cuyas grabaciones esta la de la conferencia que Raúl Porras Barrenechea dio sobre Ricardo Palma en la Biblioteca Nacional poco tiempo antes de su muerte en setiembre de 1960.




    Los censos en el Perú, una historia

    Por Jorge Moreno Matos

    El que tal vez sea el acontecimiento histórico más trascendental en la historia de la humanidad está vinculado con la realización de un censo: hace dos mil años, un edicto del emperador Augusto que ordenó censar a la población de sus extensos dominios, obligó a un joven matrimonio judío a viajar a su lugar de origen, en Belén, ya que las leyes romanas mandaban que la población fuera censada en su lugar de nacimiento. Cuando llegaron, al no encontrar donde hospedarse optaron por hacerlo en un humilde establo. El resto es historia conocida. Pero el censo tiene una historia que se remonta a miles de años antes, ya que todos los pueblos y civilizaciones antiguas, como China, Egipto y Babilonia, han realizado censos.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    El primero del que se tiene noticia es el que mandó levantar el emperador chino Yao, hace cuatro milenios, en el año 2238 antes de nuestra era. En la Biblia aparecen también numerosos testimonios de su práctica entre los hebreos. El más conocido es el que ordenó Moisés en el segundo año del Éxodo, para saber cuántos eran los que atravesaban el desierto rumbo a la Tierra Prometida, o el que mandó hacer el rey David. Pero el que le sigue en importancia es el que ordenó Esdras, para saber el número de los judíos que volvieron a Jerusalén luego de su exilio en Babilonia, en el año 606 a.C., cuando estos últimos conquistaron la ciudad, destruyeron el primer templo y trasladaron prisioneros a los líderes hebreos. Herodoto también cuenta en sus “Nueve libros de la Historia” cómo los egipcios realizaban censos entre su población.

    Ya en la Edad Media, necesidades netamente fiscales y prácticas (impuestos y guerras) obligaron a los árabes a realizar censos en la España musulmana, del mismo modo y razón que llevó a Carlomagno y a Guillermo El Conquistador, en Inglaterra, a practicarlos. Pero será sólo en 1817, en París, cuando se realice el primer censo en sentido estricto. Hasta entonces los censos habían consistido en operaciones netamente contables de la población. Pero en el censo de París por primera vez se procedió a la inscripción nominal de los habitantes, señalando a la población real al distinguir entre los residentes de la ciudad y los transeúntes. Por su parte, el Perú no ha estado ausente en esta historia.

    Sinchi Roca, el hijo y sucesor del mítico Manco Capac, no pasó a la historia por sus conquistas militares, que no fueron precisamente muchas ni muy brillantes, sino por el hecho, según varios cronistas, de haber sido quien mandó realizar el primer censo de población en el estado Inca. Según estas mismas fuentes, el resultado del mismo fue de 4 millones de habitantes, 200 mil de los cuales eran hombres aptos para la guerra. Pero será el gran Pachacutec el que instituya la que será la gran herramienta de la administración contable incaica: el quipucamayoc, el “contador maior i tezorero” del Tahuantinsuyo según Guaman Poma. En conjunto, los incas fueron grandes censores, interesados como estaban en conocer el número de habitantes para la distribución óptima de la tierra para el trabajo. Algo que cambió radicalmente durante la colonia, ya que durante este periodo los censos se levantaban con un único afán fiscal.

    El primer censo colonial fue el que mandó levantar el Pacificador del Perú, Don Pedro de La Gasca, en 1548, con un resultado de 8’285,000 habitantes. El segundo fue el del Virrey Hurtado de Mendoza, en 1556, que censó a 253,715 indios tributarios. Entre 1570 y 1575, un tercer censo decretado por el virrey Francisco de Toledo, que se ejecutó durante su visita general al territorio del virreinato peruano, arrojó la cifra de 1’067,696 indios tributarios. También los virreyes Duque de la Palata, en 1683; Conde de Superunda, en 1751, y Gil de Taboada y Lemos, en 1795 y último de la colonia, ordenaron que se levantaran censos. Mención aparte merece la Real Cédula del 10 de noviembre de 1778 que ordenaba la confección de censos anuales con distinción de clases, estados y castas.

    Ya como república, nuestros gobernantes también vieron en los censos la oportunidad propicia de conocer el número real de la población, en especial la contribuyente. Le pertenece al gobierno del general Santa Cruz el prestigio de haber realizado el primer censo republicano, en 1836, que arrojó un resultado de 1´373,736 habitantes. Posteriormente el Mariscal Castilla ordenó censar a la población hasta en dos oportunidades, en 1850 y en 1862, en cada uno de sus periodos de gobierno. Este último se hizo merced a una ley expresa que hablaba del censo y de un registro cívico, además de señalar el intervalo de 8 años entre cada censo. El gobierno de Manuel Pardo, en 1876, levantó el cuarto censo y no sería hasta 64 años después, en 1940, que se realizaría el siguiente durante el gobierno de Manuel Prado Ugarteche.

    Este último estuvo precedido, en 1931, de la instauración del Registro Electoral Nacional, que buscaba implantar el voto universal secreto. La información proporcionada por los electores de toda condición social al registrarse permitió levantar el primer censo electoral de la república. Una empresa que confirmó que el país estaba preparado para tareas mayores como se comprobó en el censo de 1940, considerado el primer censo moderno de nuestra historia.

    En 1961 se realizó el sexto censo republicano, pero para esta época ya existía la Ley Nº 13248, o "Ley de Censos", considerada Ley Orgánica de los Censos en el Perú, que estableció además los Censos de Vivienda y los Agropecuarios, además de indicar que a partir de 1960 los de Población y Vivienda deberán levantarse cada 10 años, y los Económicos, Agropecuarios, Industria, Comercial y de Servicios, cada cinco. Los censos de 1972, 1981 y 1993 se realizaron sin mayor trascendencia, aunque cada uno fue añadiendo el perfeccionamiento técnico propio de cada época. Hasta el 2005, en que la metodología aplicada ese año y los resultados obtenidos no satisfizo al actual régimen que ordenó se realizaran los censos del día de ayer.

    Todavía está fresca en la memoria de la opinión pública cuando al referirse a este censo, el presidente García lo calificó de ‘una estafa’. En realidad, la metodología utilizada, el denominado ‘censo continuo’ que se realiza a lo largo de un mes en vez de una jornada de trabajo censal en un solo día, y sus resultados fueron desconocidos por el gobierno. La razón, una muy sencilla. Según Farid Matuk, titular del INEI en aquel entonces, alegó que paralizar las actividades económicas a nivel nacional representaba un costo sumamente alto, algo cuestionable tomando en cuenta que se realiza en día domingo. Hoy sabremos si tenía razón o no.

    Resultados anteriores






    AÑO
    CENSOS
    RESULTADOS
    1836I de Población 1´373,736
    1850 II de Población 2´001,203
    1862 III de Población2´487,916
    1876 IV de Población 2´699,106
    1940, V de Población 7´023,111
    1961 VI de Población y I de Vivienda 10´420,357
    1972 VII de Población y II de Vivienda 14´121,564
    1981 VIII de Población y III de Vivienda 17´762,231
    1993 IX de Población y IV de Vivienda 22´639,443
    2005 X de Población y V de Vivienda 27´219,264


    El censo en cifras:

  • Se distribuyeron en todo el país 25 mil cajas con material censal, cada una con un peso de entre 25 y 30 kilos
  • El total del material censal distribuido es de 650 toneladas
  • Se imprimieron 12 millones de cédulas censales, cuatro para Lima y 8 para provincias
  • Cada cédula consta de 63 preguntas que proporcionarán información sobre aspectos relacionados con la vivienda, el hogar, la familia, situación económica, etc.
  • También se imprimieron 7 millones de etiquetas de ‘vivienda censada’, 570 mil carpetas de trabajo y 750 mil manuales para los empadronadores
  • El procesamiento de los datos obtenidos durante la jornada se iniciará el 1 de diciembre y concluirá en abril del próximo año
  • Resultados preliminares del censo se conocerán en mayo del 2008 y los definitivos en julio


    Publicado en el diario El Comercio, el 22 de octubre de 2007.

  • Nueva contribución a la Historia de la Prensa Peruana

    Todo parece indicar que los estudios sobre la historia de nuestro periodismo han empezado a tomar nuevo impulso en los últimos tiempos. A la formación de la Red Académica de Investigadores de la Historia de los Medios de Comunicación en el Perú, que promueve el profesor Juan Gargurevich, hay que sumar ahora el entusiasmo que vienen desplegando dos jóvenes historiadores sanmarquinos, Daniel Morán Ramos y María Isabel Aguirre, con publicaciones y su participación en eventos académicos en los que han puesto de manifiesto su sólido conocimiento del pasado de la prensa peruana y su utilización como instrumento para conocer nuestra historia. Ahora, el primero de ellos acaba de publicar "Sociedad colonial y vida cotidiana en Lima a través de las páginas de 'El Investigador' [del Perú], 1813-1814", el cual se anuncia como la primera entrega de la "Colección Historia de la Prensa Peruana". Nada menos.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Con presentación del Dr.Waldemar Espinoza Soriano (actual Director de la Escuela de Postgrado de la Facultad de Sociales), y pese a su breve número de páginas (es parte de la tesis de licenciatura de su autor, próxima a sustentarse), hay que decir que "Sociedad colonial..." es un estudio serio, bastante bien logrado. Sin pretensiones de ningún tipo, logra su objetivo principal que es el de introducirnos en la vida de un determinado grupo social (en este caso, la Lima de principios del siglo XIX) y sus problemas cotidianos como la delincuencia, la higiene y el ornato de la ciudad, etc.; para lo cual hurga en las páginas del periódico limeño 'El Investigador', un "papel impreso que pone de manifiesto la vida cotidiana de la época colonial limeña", un periódico que "representa en esta etapa lo que el Mercurio Peruano representó para el siglo XVIII". Claro está que al libro, como a cualquier producto intelectual que se precie de serlo, se le pueden hacer una serie de observaciones (por ejemplo, la primera de sus conclusiones. ¿Es verdaderamente necesario señalar de manera tan categórica algo que ya sabemos todos? Es decir, la importancia de la prensa como fuente para la reconstrucción histórica); pero en defintiva es un estudio que muestra solvencia en sus planteamientos, rigor en el conocimiento bibliográfico del tema y, fundamentalmente, dominio de las fuentes.

    Sólo hay que esperar ahora la publicación del trabajo, no digamos mayor, pero si más orgánico; el que articule todas las hipótesis y publicaciones anteriores expuestas por el autor y que nos permita conocer mejor lo que él ha podido establecer sobre el periodo y el tema al que ha dedicado sus esfuerzos.

    Academia Nacional de la Historia elige dos nuevos académicos

    Manuel Burga y Carlos Ramos Núñez son los nuevos miembros de número de la centenaria institución

    El pasado 12 de setiembre, en que la Academia Nacional de la Historia rindió un sentido homenaje al académico fallecido en agosto del año pasado, Dr. José Antonio Del Busto, minutos previos a la ceremonia realizada en el local del Instituto Riva Agüero de la Universidad Católica, en Asamblea General Extraordinaria sus integrantes elegieron a sus dos nuevos miembros de número, resultando elegidos los doctores Manuel Burga Díaz y Carlos Ramos Núñez. Una elección que ha sido saludada por todos dadas las altas calidades intelectuales y académicas de los electos.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    El Dr. Manuel Burga Díaz es historiador y profesor principal de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Tiene un largo como extraordinario historial académico que lo encumbró al rectorado de nuestra universidad en el periodo 2001-2006. Se graduó de Bachiller en Historia en 1969 con un a tesis sobre "Nueve bibliotecas jesuitas en el momento de la expulsión, 1767", la misma que fue asesorada por Pablo Macera. Hizo posteriormente estudios de doctorado en al famosa École de Hautes Études de Sciences Sociales (EHESS) de la Universidad de Paris I, La Sorbona, graduándose con una tesis sobre "Micro-histoire d´une vallée de la cote nord du Pérou. La vallée du Jequetepeque du XVIeme siecle au XXeme" (1973), que posteriormente se convertiría en su primer libro, "De la encomienda a la hacienda capitalista" (1976), y cuya lectura iluminadora cuando recién empezaba la carrera de historia hizo que en aquel entonces este reportero quisiera dedicarse a la historia rural. Ha sido Jefe de Investigaciones del Archivo del Fuero Agrario y Director de la Escuela de Postgrado de la Facultad de Ciencias Sociales de San Marcos, en donde cumplió una labor de reestructuración y modernización de la misma, tanto en lo académico como en lo administrativo, que permitió convertirla en la mejor de su género en el país. Durante la década de los 80, junto con Alberto Flores Galindo, inició el estudio de la Utopía Andina y que en su caso se reflejó en la publicación de "Nacimiento de una utopía. Muerte y resurección de los incas" en 1988. Una obra que significó una renovación en los estudios sobre el pasado peruano y que le mereció el Premio Jorge Basadre del Concytec. Su obra historiográfica, reconocida y valorada más allá de nuestras fronteras, lo ha llevado a ser profesor visitante en universidades de Alemania, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, España, Francia y México. Actualmente dicta el curso de Seminario de Tesis en la Maestría de Historia de San Marcos.

    El Dr. Carlos Ramos Núñez es abogado e historiador del Derecho Peruano. Magister en Derecho Civil y Doctor en Derecho, es profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú y de la Universidad de Lima. Tiene estudios de postgrado en Derecho Romano e Historia del Derecho por la Universidad de Roma. Es, después de Jorge Basadre, quien mejor ha constrído una sólida historiografía en torno al desarrollo histórico de nuestro derecho. Su monumental "Historia del Derecho Civil Peruano", en seis tomos, le hizo merecedor del prestigioso Premio Internacional Ricardo Zarroquín Becú y el Premio de Investigación de la PUCP en el 2006. Tiene una extensa bibliografía histórico-jurídica que avalan su ingreso a la Academia Nacional de la Historia. En la actualidad se desempeña como Director del Seminario de Derecho del Instituto Riva-Agüero.


    Derecho a usar libremente la propia lengua

    Pronunciamiento de los profesores de la Sección Lingüística de la PUCP

    Cuando en setiembre pasado se discutía en el Parlamento la llamada Ley de Lenguas (Proyecto de Ley 221) se suscitó entre las congresistas Martha Hildebrandt y María Sumire, un debate que, lamentablemente, dejó aflorar el más arraigado racismo y desprecio que existe todavía en un sector de la población (y peor aún, en nuestras autoridades), por aquella de ascendencia indígena. Aunque el incidente fue comentado, debatido y censurado por diversos sectores de la opinión pública, la cruel realidad es que la congresista Hildebrandt jamás se retractó de lo que declaró tan despectivamente y, muy por el contrario, se reafirmó en sus deplorables afirmaciones en cuanta tribuna pública se le brindó. Copio aquí, como testimonio documental, uno de los muchos documentos públicos que aparecieron en solidaridad con aquellos a los que la doctora Hildebrant trató como personas por debajo de su 'intelecto' sólo por hablar una lengua distnta.
    >>> Seguir Leyendo... >>>


    Pronunciamiento de los profesores de la Sección Lingüística de la PUCP
    Derecho a usar libremente la propia lengua


    1. La Lingüística, como ciencia que describe y explica los variados usos del lenguaje, ha demostrado que todas las lenguas –y sus variedades tanto geográficas como sociales–, sean indígenas u occidentales, con escritura o sin ella, oficiales o no, y al margen del número de usuarios que tengan, tienen el mismo valor como instrumentos de pensamiento y comunicación. Considerar una lengua, o alguna de sus variedades, como superior a otra no tiene ningún fundamento científico, y constituye, por lo tanto, un prejuicio inaceptable.

    2. Ocurre, sin embargo, que algunas lenguas o variedades gozan de mayor prestigio que otras. Pero esto no obedece a que algunas de ellas sean lingüísticamente superiores, sino a que, como resultado de relaciones asimétricas de poder constituidas a lo largo de la historia, muchos pueblos y, con ellos, sus lenguas, han sido oprimidos, marginados y excluidos económica, social, cultural y políticamente. Por consiguiente, el prestigio o supuesta superioridad de una lengua o variedad refleja una valoración social de carácter etnocéntrico y, de ninguna manera, una condición intrínseca de estas.

    3. Por lo expuesto, consideramos que despreciar o maltratar a una persona por la lengua o variedad que hable constituye un acto violento de discriminación social, condenable al igual que cualquier otra forma de discrimen. Asimismo, subrayamos que, si bien este tipo de actos son censurables cuando parten de cualquier ciudadano, lo son aún más cuando provienen de quienes ejercen cargos públicos y de representación nacional (Artículo 323 del Código Penal).

    4. En consecuencia, nos pronunciamos a favor de toda iniciativa razonada, madurada a través de un diálogo plural, que lleve a revertir las prácticas lingüísticas discriminatorias existentes en nuestro país y que conduzca a que cada persona esté en condiciones de usar libremente su propia lengua o variedad en cualquier situación, como lo señala la Constitución Política del Perú (Artículo 2, inciso 19: Todo peruano tiene derecho a usar su propio idioma ante cualquier autoridad mediante un intérprete). Por lo demás, como la historia lo demuestra, ninguna iniciativa resulta suficiente si esta no va acompañada de medidas concretas que garanticen, de manera efectiva y sostenida, el ejercicio pleno y equitativo de los derechos lingüísticos de todos los peruanos.

    5. Dadas la marginación histórica en que ha vivido la población nativa del Perú y la desigual jerarquización de sus idiomas frente al castellano, muchas de sus lenguas y de sus respectivas variedades se encuentran en riesgo de desaparecer o tienden a debilitarse, lo que pone en grave peligro de pérdida cultural al país en su conjunto y, en particular, a los grupos indígenas amenazados. Por ello, el Estado debe velar de manera especial por asegurar los derechos lingüísticos de estos pueblos, amparados por la recientemente aprobada Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, de la que el Perú es signatario (Artículo 13: 1. Los pueblos indígenas tienen derecho a revitalizar, utilizar, fomentar y transmitir a las generaciones futuras sus historias, idiomas, tradiciones orales (…). 2. Los Estados adoptarán medidas eficaces para garantizar la protección de ese derecho y también para asegurar que los pueblos indígenas puedan entender y hacerse entender en las actuaciones políticas, jurídicas y administrativas, proporcionando para ello, cuando sea necesario, servicios de interpretación u otros medios adecuados).

    6. El derecho a usar la propia lengua y a que esta goce de las condiciones para desarrollarse plenamente no sólo es una reivindicación de pueblos indígenas peruanos que han sido históricamente marginados, como han recordado en reciente pronunciamiento los trabajadores del Programa de Formación de Maestros Bilingües de la Amazonía Peruana (FORMABIAP), sino que, además, constituye parte sustancial de los esfuerzos encaminados a hacer realidad los derechos fundamentales de la persona y a defender la dignidad humana.

    7. Al respecto, nos complace reconocer lo oportuno y ejemplar de la declaración hecha por los estudiantes de Lingüística de esta Universidad en una edición anterior de PuntoEdu (edición N° 90, pág. 8), pues refleja no sólo su madurez en la plena comprensión del tema en debate, sino también su compromiso ético y solidario con el desarrollo justo y armónico de nuestra sociedad.


    Fuente: PuntoEdu, Nº 93, p. 8

    Nuestros libros cautivos (*)

    Por Alfredo Vignolo Maldonado

    Han pasado 126 años, mucho tiempo para algunas memorias frágiles de nuestros vecinos del sur, quienes dicen no saber dónde están los libros que sus tropas hurtaron de nuestra Biblioteca Nacional durante la Guerra del Pacífico, aduciendo que era “botín de guerra”.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Para recuperar esto del “olvido”, Marcelo Mendoza, periodista chileno del Diario Siete, en la edición del 28 de abril del año pasado reveló lo que él llama: “La verdad del saqueo de la Biblioteca de Lima.” En su investigación, descubre que fueron diez mil volúmenes, según la lista publicada por el Diario Oficial de Chile, revelada por Mendoza.

    Otra fuente es Ignacio Domeyko, entonces rector de la universidad de Chile, quien escribió el libro Mi viaje, en el que cuenta que el Gobierno chileno le encargó “clasificar el botín” e incluye la carta de protesta por la depredación, suscrita por Ricardo Palma y Manuel de Odriozola, director de la Biblioteca Nacional. Mendoza tuvo acceso a tal documento, en el que se califica el hurto de “crimen de lesa civilización”. Según la investigación, fueron “103 grandes cajones y otros 80 bultos conteniendo los libros”, contados por Domeyko.

    Palma, como “Bibliotecario Mendigo”, viajó a Chile y logró recuperar a modo de “donativo” algunos ejemplares en los que había sellos que mostraban su pertenencia a nuestro primer centro cultural, fundado por el Libertador don José de San Martín. Chile ha negado haber identificado los libros, inclusive algunos que poseían particulares, a quienes el tradicionista se los compró en su afán de recuperar el valioso patrimonio del Perú.

    El ex director de la Biblioteca Nacional Sinesio López gestionó la devolución de los textos y en marzo de 2002 sugirió que ello se concretara para la inauguración de la nueva sede en San Borja, abierta el 27 de marzo de 2006. Decepcionado, declaró: “No me dieron explicaciones convincentes.” El actual director, Hugo Neira, tiempo atrás, aprovechando su participación en un evento literario en Santiago, intentó conseguir la devolución de los libros, muchos de los cuales están confinados en un sótano, porque tienen el sello que dice “Biblioteca de Lima”.

    El resultado: “Buscaremos, indagaremos, veremos...” Al margen de cualquier gestión oficial, hecha o por hacer, nos unimos al reclamo del pueblo peruano para que Chile recobre la memoria y devuelva los libros sustraídos de nuestra Biblioteca Nacional.


    * Publicado en el diario El Peruano, el 13 de octubre de 2007.

    Nueva novela histórica

    De acuerdo al contador de visitas que tiene este sitio, el segundo país con mayor número de lectores que recibe El Reportero de la Historia es España. Así que no resulta para nada gratuito ni pretencioso reproducir la siguiente nota de prensa que hemos recibido de la editorial Equipo Sirius de Madrid, sobre la última de sus novedades editoriales, una novela histórica de las que soy particularmente asiduo. Gracias por el aviso y ojalá que llegue pronto por librerías limeñas.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Conspiración Bizancio
    de Hilario Gómez


    Año 990 d.C., el Imperio Romano de Oriente, Bizancio, se ha convertido en la mayor potencia cristiana de la Edad Media. Manuel Kolastés, un alto oficial retirado del ejército bizantino, recibe la carta que un viejo amigo, el canciller Esteban Dafnopates, le ha escrito poco antes de morir. El contenido de la misiva hará que Manuel rememore una sangrienta intriga en la que ambos se vieron involucrados treinta años antes.

    De este modo, de la mano de su protagonista, el relato conduce al lector hasta el año 959, en el que Manuel se ve accidentalmente envuelto en la resolución de un crimen que, en principio, no parece ser más que uno de tantos delitos que se cometen en Constantinopla. Pero pronto él y sus amigos descubren que tras el asesinato del copista Nicetas se esconde una oscura trama que tiene por objetivo hacer caer en desgracia a uno de los mejores generales del Imperio, Nicéforo Focas y acabar con sus planes para reconquistar la isla de Creta, en manos de piratas musulmanes desde el siglo IX.

    Hilario Gómez Saafigueroa (1966 Outes, La Coruña), licenciado en Ciencias Políticas y Sociología, es un experto en astronomía y colaborador de la revista AstronomíA. Así mismo, su pasión se orienta hacia el mundo romano-bizantino, habiendo escrito numerosos artículos sobre la historia de esta época. Se le considera uno de los mejores expertos españoles sobre el ejército de Bizancio.


    Equipo Sirius
    C/ Antequera 2
    28041 Madrid
    Tlo.: 91 710 73 49
    www.equiposirius.com
    www.astronomia-e.com





    Se inician los preparativos de aniversario de los "7 Ensayos" de Mariátegui

    Simposio Internacional reunirá el próximo año a especialistas del mundo entero en la obra del Amauta a 80 años de su publicación

    En noviembre de 1928 José Carlos Mariátegui publica los 7 Ensayos de interpretación de la realidad peruana, una recopilación de trabajos publicados anteriormente en las revistas Mundial y Amauta, y que desde su aparición estuvo llamada a convertirse en un clásico del pensamiento peruano. 80 años después de su publicación, un grupo de reconocidos intelectuales peruanos y extranjeros especializados en la vida y obra del Amauta, ha convenido en organizar el "Simposio Internacional en conmemoración del 80º Aniversario de 7 Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana", el mismo que se realizará el 8 y 9 de noviembre de 2008 en la ciudad de Lima y cuyos preparativos podremos ir conociendo gracias al Boletín Informativo "7 Ensayos: 80 Años" que a partir de enero próximo empezarán a publicar.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Entre los que organizan este magno evento, constitutidos en un Consejo Consultivo, se encuentran, por el lado peruano, Estuardo Núñez, Aníbal Quijano, Sara Beatriz Guardia, Marco Martos, Arturo Corcuera, Ricardo González Vigil, Saúl Peña, Federico García, Marcel Velasquez, Wilma Derpich, y Edgar Montiel (Unesco), Antonio Melis (Italia), Roland Forgues (Francia), Samuel Sosa Fuentes (México), Miguel Mazzeo (Argentina) y Michael Löwy (Francia).

    Más información, haciendo click aquí o escribiendo a los siguientes correos electrónicos:
    mariategui@minerva.com.pe
    edicion@minerva.com.pe
    sarabeatriz@telefonica.net.pe

    Vargas Llosa en Letras Libres


    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Luego del disgustró del que les comenté ayer, hoy Martín Tanaka trae en su blog una noticia extraordinaria que sirvió sin duda alguna para levantarme el ánimo. La revista Letras Libres dedica en su última edición (Octubre 2007 - Número 73, edición de España), un especial a "Vargas Llosa: la escritura de la libertad", el mismo que constituye un acierto más de sus responsables. Si tomamos en cuenta el especial del mes de agosto de este año dedicado a los "Grandes éxitos del periodismo americano", y del que también dimos cuenta, pues se entenderá que celebremos tan entusiastamente cada nueva aparición de esta publicación. El especial incluye las siguientes notas (que lo disfruten):

  • Doce variaciones sobre un escritor, por Enrique Krauze, Fernando Savater, Carlos Alberto Montaner, José Miguel Oviedo, Jorge Edwards, Mario Muchink, Maite Rico y Bertrand de la Grange, J.J. Armas Marcelo, Jorge Semprún, Beatriz de Moura, Juan Cruz, Carmen Balcells
  • Relecturas, por Efraín Kristal, Christopher Domínguez Michael, Álvaro Enrigue, Rafael Lemus, Carlos Franz
  • Tres cartas a Vargas Llosa, por Julio Cortázar, José Donoso, Carlos Barral
  • Vargas Llosa entre cajas, por Vicente Molina Foix
  • La cocina de las letras. Una conversación con Mario Vargas Llosa, por Alonso Cueto
  • Las batallas de Jean-Francois Revel, por Mario Vargas Llosa

  • ¿Dónde está mi Número 100 de La Aventura de la Historia?

    Un verdadero sentimiento de estafa y fraude es el que he sentido hoy día al ir al kiosko habitual de revistas a recoger mi ejemplar (separado con mucha anticipación) del número 100 de La Aventura de la Historia. Como ocurrió en ocasión anterior con otro número 100, el de la revista Qué Leer (y que también separé anticipadamente), me he dado con la desagradable noticia de que éste tampoco llegó al Perú. Que la distribuidora encargada de los envíos para este lado del mundo no se ha molestado para nada en respetar el orden correcto, que ha enviado directamente el siguiente, el número 101, privándonos a muchos de gozar de una lectura memorable y estropeándonos a otros tantos nuestras colecciones. Una lástima, una verdadera lástima. Digo y escribo esto por una infinidad de razones, todas ellas para mí, justificadísimas.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    En primer lugar, porque esto representa una falta de respeto, y abuso, con los clientes que tenemos que pagar los platos rotos de una pésima organización. En segundo lugar, porque pese a que la revista llegaba con meses de retraso por aquí, pueso eso, llegaban. Y ahora, una vez más, nos escamotean el que, para muchos de nosotros, era tal vez el número más esperado de todos.

    Y por último, porque como historiador y periodista, me he visto privado de una herramienta de trabajo muy preciada para mí. Tal vez por eso es que escribo esto, para desahogar la furia, frustración y pena de haberme quedado sin mi ejemplar (DVD incluido) de La Aventura de la Historia, la mejor revista de divulgación histórica en lengua española.

    Perú, ocaso de la oligarquía

    Extracto del libro "Los amos de la guerra" de Clara Nieto

    Preparando los materiales para la monografía del Taller de Investigación, me topé con este libro de una periodista y diplomática colombiana que, como su título indica, repasa la política intervencionista de los Estados Unidos en América Latina. Aunque es un libro bien escrito y se lee con holgura (ya haré la reseña respectiva), no deja de mostrar notorias deficiencias de fondo. Entre ellas, la de carecer de ideas propias. De él entresaco, como ejemplo de lo dicho, el capítulo referente al Perú, el mismo que constituye una muestra palpable de la habilidad para la síntesis de la que hacen gala muchos autores que publican, luego de haber digerido decenas de libros, obras como ésta (Si al menos tuvieran un ápice del enorme talento de Eduardo Galeano, al que parece que todos quisieran imitar, pero que definitivamente no logran igualar). Lo transcribo para poder discutir las ideas que me sugiere y que expondré en el siguiente post.
    >>> Seguir Leyendo... >>>


    Perú, ocaso de la oligarquía
    Por Clara Nieto


    Perú entra en los años sesenta, bajo el gobierno de Manuel Prado y Ugarteche, en medio de una severa crisis económica y de extrema agitación política y social. El general Manuel Odría tuvo que celebrar elecciones y retirarse, debido a la presión popular.

    Prado enfrenta un país en ebullición. Han terminado las dictaduras militares de derecha y el país está en proceso de transformación. El pueblo ha luchado veinte años por la apertura política y la democratización del país. Sectores estudiantiles, populares y de la pequeña burguesía empobrecida se han radicalizado y crece un pujante movimiento popular sindical, estudiantil y campesino en demanda de cambios. Las huelgas, por cuestiones salariales, son constantes y los conflictos de tierra en la sierra se dan en dimensiones sin precedentes. Los más graves ocurren en 1959 y 1960 en Casa Grande y Paramonga, dos grandes ingenios azucareros, en propiedades de la compañía norteamericana Copper Corporation, y en la hacienda Torreblanca. Terminan en combates con la fuerza pública y en baños de sangre. Pero el gobierno ha estado del lado de los propietarios nacionales y empresas extranjeras.

    Prado llega al poder con una alianza con Haya de la Torre, jefe máximo del APRA, el partido más importante y de mayor arraigo popular. Esa alianza, que ellos llaman la «convivencia», es de mutuo beneficio. Haya de la Torre quiere su legalización y abrir canales para llegar al poder. El APRA ha oscilado entre la legalidad y la ilegalidad decretada por gobiernos militares y oligárquicos que lo persiguen por temor a su fuerza popular. Es una lucha constante, muchas veces sangrienta.

    Prado y el importante sector oligárquico que lo apoya creen necesario tener al APRA de su lado. Haya de la Torre se compromete a abandonar sus posiciones radicales a cambio de programas y medidas del gobierno que aseguren una distribución justa del ingreso y amplíen los beneficios sociales a los sectores populares.

    Haya de la Torre, nacionalista, no comunista, de extracción oligárquica, igual llega ad portas del poder que a la cárcel o el exilio. Igual obtiene el triunfo electoral –siempre frustrado por las oligarquías y los militares– o a la derrota con frecuencia fraudulenta. Miembros del APRA rechazan la alianza con Prado y con la oligarquía. Sectores estudiantiles y de la clase media se retiran del partido, crean el APRA Rebelde y luego el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), como grupo armado. Otros sectores se unen a Acción Popular –partido de Fernando Belaúnde Terry– a la Democracia Cristiana, al Movimiento Social Progresista y al Partido Comunista que ha resurgido. El APRA pierde fuerza y Haya de la Torre prestigio. No obstante sigue siendo la mayor fuerza política del país.

    Por primera vez las masas campesinas, populares y de barrios marginales entran en la arena política con banderas nacionalistas, antioligárquicas y de reivindicación social. Piden reforma agraria, vivienda, empleo, salarios justos, educación y salud. Son demandas justas que den a sus necesidades y son apoyados por sectores militares, estudiantiles y por la Iglesia.

    Sectores oligárquicos también están en proceso de cambio. «La presencia de de las barriadas pobres en la capital son motivo de preocupación para las clases pudientes y para las clases medias. Ven que esa miseria, que contrasta con el lujo limeño, es una amenaza latente. Los planes de asistencia social no son suficientes para cerrar esa brecha». Los grandes diarios, cuyos dueños o directores son de la oligarquía, por primera vez se ocupan de temas sociales y recomiendan cambios.

    Medidas del gobierno en favor de la transnacional petrolífera, International Petroleum Company (IPC), norteamericana, y el alza del precio de la gasolina provocan un agitado debate político en la Cámara de Representantes contra la IPC, por la nacionalización del petróleo defensa de la soberanía nacional. Manifestaciones populares y estudiantiles, con banderas antiimperialistas, la piden. Lo mismo hacen militares y de la Iglesia. Éste es el tema crucial de esa década.

    En las elecciones presidenciales de 1962 triunfa Raúl Haya de la Torre, candidato del APRA, por catorce mil votos. Belaúnde Terry, su contendiente, la oligarquía y los militares alegan fraude. A la semana- antes de que Prado entregue la presidencia- los militares dan el golpe.

    Toma el poder una Junta militar (1962-1963). Anuncia que pondrá orden a la agitación política y social que convulsiona al país y dará solución a los problemas derivados de esa sociedad injusta, pues presión no se acallará el malestar del pueblo. En efecto, la Junta importantes medidas de corte social: expide una ley de reforma agraria, legaliza la toma de tierras por los campesinos, les reconoce el «control de facto» de las tierras que han ocupado, pero exige que sean pagadas. Nunca lo hacen. No obstante, reprime a los campesinos en la sierra para mantener el orden público. En corto tiempo-como lo había prometido- celebra elecciones. Se retira con prestigio. Ha realizado reformas importantes y cumple con su palabra de entregar el poder.

    Fernando Belaúnde Terry (1963-1968) es elegido presidente. Derrota a Haya de la Torre. Belaúnde ofrece medidas reformistas, lleva gente nueva al gobierno y promete dar solución al problema con la IPC en noventa días. La nacionalización del petróleo ha sido uno de los temas centrales de su campaña.

    El pueblo ve en Belaúnde una promesa de renovación y de cambio. los primeros noventa días presenta una ley ejecutiva sobre reforma agraria pero el Congreso, dominado por una alianza mayoritaria del APRA y UNO (Unión Nacional Odriísta) la modifica para no afectar intereses de poderosos latifundistas nacionales y extranjeros. Sus propieda-des quedan intactas. La reforma sólo se aplica en zonas de conflicto en la sierra. Campesinos e indígenas esperan que Belaúnde cumpla con su pro-mesa de dar solución a los problemas de tierra. El gobierno envía a la sierra -comisiones de expertos en reforma agraria, cooperativas, préstamos estatales e investigadores sociales con el propósito de atender sus demandas.

    La cuestión no se arregla. A mediados de 1963 en todos los departamentos de la sierra -con excepción de Puno- ocurre una ola de tomas violentas de tierras con la consigna «Tierra o Muerte». En éstas parte cerca de trescientos mil campesinos, comuneros, colonos y trabajadores. Son reprimidas con violencia y algunas terminan en baños sangre. El movimiento campesino toma fuerza con el apoyo de estudiantes, de militares en retiro y de abogados que les ayudan a crear organizaciones comunitarias y sindicales.

    El gobierno de Belaúnde pierde apoyo y prestigio en amplios sectores. -Tiene al Congreso en contra. Sus medidas reformistas son bloqueadas por la la Alianza del APRA y UNO frustrando las esperanzas del pueblo. Reacciona con violencia cuando ocurre una inesperada devaluación de la moneda en un 44 por ciento -Belaúnde había asegurado que no se haría- y no ha resuelto el problema con IPC como prometía. En la el MIR y el ELN, grupos armados surgidos bajo su gobierno, están atizando el fuego. Belaúnde promete liquidados.

    La opinión pública se entera de que Belaúnde ha realizado negociaciones secretas con la IPC y que ha llegado a un acuerdo. Lo hace público. Dice que la IPC entregará pozos a cambio de condonarle una deuda de alrededor de doscientos millones de dólares (otros afirman que seiscientos millones) con el compromiso de ampliar y modernizar instalaciones. Continuaría con el monopolio de la gasolina por un periodo de cuarenta años. El gobierno le otorga en concesión un mi-llón de hectáreas para nuevas exploraciones de petróleo.

    Líderes políticos comprueban que tales acuerdos son lesivos de los intereses nacionales y que Belaúnde ha ocultado partes importantes. Acción Popular, su partido, le retira su apoyo, el APRA se lava las manos y el influyente diario El Comercio arremete contra el presidente y le pide al ejército hacerse cargo de la situación.

    El gobierno naufraga en una profunda crisis de legitimidad, envuelto en ese escándalo y en otro de contrabando, a gran escala, en el que aparecen implicados congresistas, altos funcionarios y miembros de las fuerzas armadas. Es la corrupción a alto nivel. El engaño de Belaúnde al país y el comportamiento de las mayorías del Congreso que por mezquinas razones políticas han bloqueado importantes reformas sociales y han manejado irresponsablemente los fondos públicos son intolerables para muchos y en especial para los militares. Comparten el clima antioligárquico que se afianza en el país y toman el poder para realizar el cambio. El 3 de octubre de 1968 el general Juan Velasco Alvarado derroca a Belaúnde y lo deporta a Buenos Aires.

    La insurgencia de los años sesenta

    La situación de Perú, económica y social, es caldo de cultivo de la insurgencia y de la lucha armada revolucionaria. La Revolución cubana les sirve de estímulo. Es una sociedad semirrural en la que las mayorías, campesinas e indígenas -descendientes de los incas-, analfabetas, están sumidas en la miseria, en el total abandono y son explotadas como bestias por gamonales y terratenientes. Al otro lado de la escala social está la reducida clase aristocratizante y antidemocrática, dueña de extensos latifundios, que tiene control de los principales sectores económicos y de los grandes diarios y cuya enorme influencia juega un papel determinante en los destinos del país.

    Con el apoyo de estudiantes y de sectores de clase media y de la pequeña burguesía, los campesinos y los obreros continúan organizándose en sindicatos. La figura principal del movimiento campesino e indígena en la sierra es Hugo Blanco, un «disciplinado trotskista», que se instala allí para impulsarlo. Ayudados por abogados cuzqueños, comienzan a vincularse a la Federación de Trabajadores del Cuzco, dominada por el Partido Comunista.

    Blanco quiere que el Movimiento Sindical Campesino se convierta en una fuerza democrática que pueda enfrentarse al poder patronal, manejado por gamonales. No pretende alentar la lucha revolucionaria por el poder (así lo afirma en 1964 desde la cárcel), pues lo considera prematuro. Su objetivo es dar solución al problema de tierras, defender a los campesinos e indígenas en las ocupaciones de tierra e impedir que sean atropellados por el ejército, por gamonales y por terratenientes. Alarmados con los levantamientos campesinos y por la toma de tierras, los terratenientes, los gamonales y la prensa limeña -portavoz de la oligarquía- piden al gobierno reprimirlos e impedir que continúen organizándose. La prensa comienza a alertar sobre la labor de Hugo en la sierra.

    En 1963, en una gran ofensiva contra el movimiento campesino –bajo el gobierno de Belaúnde-, Blanco y casi toda la cúpula diri-gente campesina e indígena son detenidos. No obstante, la lucha continúa. -En las ciudades las corrientes populares toman impulso y ganan espacio político. La respuesta a esos conflictos, que más de una vez se originan en empresas transnacionales, es la violenta represión con sal-dos de muertos y de heridos.

    A pesar de la represión, las fuerzas populares, estudiantiles, intelectuales -y de Izquierda, cada día más radicalizadas, siguen luchando por la apertura política y democrática. La contienda ideológica chino-sovié-tica del momento produce las consabidas controversias político-ideoló-gicas y el fraccionamiento de los partidos de izquierda. De éstos surgen grupos armados. Del APRA surge el Comité de Defensa de los Prin-cipios Apristas y de la Democracia Interna, el APRA rebelde y más tarde el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y Vanguardia Re-volucionaria. Y el Frente de Izquierda Revolucionaria (FIR) y el Ejér-cito de Liberación Nacional (ELN), ambos dirigidos por cuadros que salen del Partido Comunista y de la juventud comunista.

    Al ELN, procastrista, lo conforman estudiantes, intelectuales, políticos, -obreros comunistas y algunos campesinos. Es de tendencia «foquis-ta» y su proyecto político es el gobierno popular, la expulsión de los monopolios extranjeros, la revolución agraria, la soberanía nacional y la amistad con todos los pueblos. El ELN es «infiltrado» y sufre desercio-nes y delaciones. De sus filas salen los mejores informantes del ejército y los peores enemigos de la guerrilla. En 1965 el ejército provoca un enfrentamiento con el ELN que es un desastre para la guerrilla.

    El MIR siempre está en convulsión, en polémicas, en pugnas y en luchas internas y con una estrategia errada según Héctor Béjar, uno de sus militantes. Pretende, sin hombres suficientes, crear tres frentes para obligar al ejército a dispersarse. Pero la superioridad numérica del ejército – tiene cincuenta mil hombres en armas- le permite llevar la guerrilla simultánea en varios frentes y lo golpea duramente. A pesar de las discrepancias conceptuales, políticas y estratégicas entre el ELN Y el FIR, hacen esfuerzos para unirse y coordinar la acción. No lo logran. Sin saberlo dan combates más o menos simultáneos contra el mismo objetivo. El MIR y Blanco tampoco logran superar sus discrepancias, que no eran insuperables, comenta Béjar.

    A nivel político la situación de la izquierda no es mejor. En 1961, Juan Pablo Chang y un grupo que no milita en ningún partido crean la Asociación para la Unificación de la Izquierda Revolucionaria (APUIR), cuyo objetivo es crear el Partido Único de la Revolución con las organizaciones y partidos de izquierda y dar un fuerte apoyo a la lucha campesina y a Hugo Blanco, que en 1961 aún está en la sierra sin soporte político. En 1963 el ejército lo captura. Los partidos ignoran ese llamado a la unidad y los pocos que apoyan a Blanco no le dan lo que más necesita en ese momento que es dinero, hombres y armas.

    Un factor negativo en la lucha insurreccional peruana es el comportamiento político de la «nueva izquierda». Está desunida, fraccionada, se atacan unos a otros públicamente y no tiene planteamiento ideológicos y políticos coherentes. No estudia a fondo la complejidad de la realidad peruana, escribe Béjar. Esa desunión y discordia política también se da en las organizaciones campesinas. Su lucha se debilita y es más vulnerable frente al ejército.

    En siete meses de intensos combates el ejército desarticula los movimientos armados, liquida sus frentes y encarcela a sus máximos dirigentes. Muchos guerrilleros se pasan al bando enemigo y facilitan su tarea.

    Los «nasseristas» criollos

    El general Juan Velasco Alvarado (1968-1975) prepara el golpe contra Belaúnde con un grupo de oficiales sin consultar con nadie. Cuando toma el poder negocia con los altos mandos. Anuncia que el «gobierno revolucionario» - así lo denomina - será colectivo de las fuerzas armadas, liderado por una Junta Revolucionaria, integrada por los generales más antiguos y de más alto rango. Conforma el gabinete con la más alta jerarquía castrense.

    Los militares del gobierno revolucionario son progresistas, nacionalistas, antiimperialistas y antioligárquicos. Por esa tendencia – ajena a las dictaduras militares del continente - se les llama «nasseristas». El gobeirno no es represivo, pero mantiene el orden con la fuerza, no incluye los sectores populares en el gobierno pero les da participación política a través de cooperativas y de organizaciones comunales y sindicales. Da tierra a los campesinos y a los trabajadores rurales para explotarlas de forma asociativa. Los partidos políticos siguen funcionando pero ya no tienen peso frente al gobierno. No toca a la prensa, bastión de la oligarquía, pero en 1974 la estataliza.

    Este gobierno militar pone fin al largo período de la alianza de militares y las oligarquías que por primera vez carecen de fuerza política. Las nuevas fuerzas son las clases media y popular que entran a la escena política. Es un hecho revolucionario -escribe el historiador Pease García-, pues genera el cambio de clases.

    Los nasseristas son también una nueva clase militar, distinta a la que rige los destinos del país en los últimos veinte años. Comienzan a modernizarse, a depurarse y a prepararse profesionalmente en el Centro de Altos Estudios Militares (CAEM), creado en 1956. Allí los oficiales reciben preparación científica y analizan y estudian los problemas nacioles. El objetivo del centro es la formación de cuadros para la ejecución de planes nacionales de desarrollo y de política exterior, de modernización del país y del fortalecimiento de Perú en la arena internacional.

    La mayoría de la oficialidad, de clase media, es conciente de la situación de desigualdad de la sociedad peruana, de la pobreza del pueblo y del abandono de las masas populares y campesinas por parte de los gobiernos. Entiende que tal situación es la causa del malestar general y de la insurgencia. Entiende que la represión, sin tratar de dar solución a los problemas que originaban el malestar social, es errada y un camino peligroso.

    Su diagnóstico sobre la situación del país es pesimista: el subdesarrollo peruano es más agudo que el de los países vecinos, el poder real está en manos de latifundistas, agroexportadores, banqueros y empresas extranjeras - la mayoría norteamericanas - cuyos intereses en general no son los del pueblo ni los del país. El desarrollo debe ser planificado.

    En 1969 la poderosa prensa tiene el primer choque frontal con el gobierno cuando intenta controlarla. Sus directores acusan a Velasco de comunista, de atentar contra la propiedad privada y hacen fuertes críticas a su reforma agraria. Cinco años después Velasco la estataliza.

    El gobierno monopoliza el manejo de la economía, de los latifundios agroindustriales, del comercio exterior y de la banca. En 1969 expide la Ley de Reforma Agraria para dar tierra a campesinos e indígenas y ampliar la producción de alimentos para cortar el drenaje de divisas. Expropia latifundios nacionales y extranjeros y con la Ley de Reforma Industrial «peruaniza» las empresas privadas, las convierte en empresas mixtas y ensaya el sistema de cogestión obrera siguiendo el modelo yugoslavo.

    La expropiación a manu militari - a los seis días del golpe - del complejo petrolífero de la IPC, la nacionalización de plantas industriales, de ingenios azucareros, de plantas de productos químicos, de papel - pertenecientes a la W. R. Grace - y de la Corporación Cerro de Pasco – norteamericana -, con sus grandes reservas de cobre, estaño, oro y plata, son aplaudidas por el país. Tal respaldo le da una sustantiva legitimidad al gobierno y le permite avanzar en sus programas de cambio de la estructura económica para centralizar su manejo. La pequeña burguesía intelectual y política apoya al gobierno y algunos colaboran y ocupan cargos de significación.

    Tal política le reporta enormes tensiones con Estados Unidos. El gobierno teme que le aplique sanciones como lo hace con Cuba. Washington teme a su vez que un tratamiento semejante pueda llevar a la «cubanización» de Perú y actúa con cautela. Nixon envía un representante para tratar la cuestión de la IPC sin ningún éxito. Pero cuando la armada peruana captura barcos pesqueros norteamericanos en aguas territoriales, le corta la ayuda militar y le suspende la venta de armas. El gobierno peruano, en represalia, expulsa la misión militar de
    Estados Unidos y no permite que la Comisión Rockefeller, en gira por el continente por encargo de Nixon, entre en Perú.

    La política exterior de Velasco Alvarado es tercermundista, independiente y de apertura. Estrecha relaciones con los países comunistas. En 1971 reestablece relaciones con Cuba y lidera un movimiento regional para que la OEA levante las sanciones que le impuso en 1964. En 1974 Perú ingresa en el Movimiento de Países No Alineados.

    En 1975 comienza una grave crisis económica provocada por la recesión mundial, la caída de los precios de sus principales productos de exportación y la reducción de sus exportaciones. La deuda externa, el déficit fiscal y de la balanza de pagos y la inflación van en ascenso. En contra de su retórica tercermundista, Velasco se somete a las exigencias del Fondo Monetario Internacional.

    Esta crisis provoca movilizaciones populares, protestas sindicales y huelgas -el gobierno las «ilegaliza»-, una de la policía deja Lima sin control policial. Tal situación es aprovechada por miles de maleantes para saquear el comercio. Esta huelga es sofocada con máximo rigor. La tensión crece con conflictos fronterizos con Bolivia y Chile en julio y agosto de 1975.

    Los militares están descontentos con la situación y el 29 de agosto lo obligan a renunciar. Velasco sale solo del palacio presidencial, inadvertido para el pueblo limeño. Se va, pero deja un nuevo Perú, Le ha dado el vuelco. Ha favorecido a las masas y ha reducido el poder de las oligarquías. Pero las graves dificultades económicas, sociales y políticas que afectan a todo el país abren las puertas a la oposición, tanto de izquierda como de derecha. Todos están descontentos. El general Francisco Morales Bermúdez (1975-1980), su sucesor, entierra la Revolución nasserista y el país regresa a lo de antes. Es el final de una experiencia extraordinaria, manejada por militares progresistas, con conciencia social, que ha despertado grandes esperanzas en las masas peruanas y es admirada más allá de sus fronteras.


    Tomado de: "Los amos de la guerra. El intervencionismo de Estados Unidos en América Latina. De Eisenhower a G. W. Bush". Barcelona: Debate, 2005, pág. 194-203.


    Mesa redonda "Rorty: interpretación, discurso de ficción y panrrelacionismo"

    Quizás no ha pasado todavía el tiempo suficiente para poder examinar con justicia el discurso filosófico de uno de los más audacez pragmatistas, formado en la tradición analítica, y sin embargo la comunidad filosófica como la literaria, a travès del Cìrculo Diaporein y el Centro de Estudiantes de Literatura, de la UNMSM presiente como pertinente todavía decir algo más -luego del Coloquio que celebramos hace unos meses "Richard Rorty: ciencia, lenguaje y esperanza social" . Sí. Nos refermimos a Rorty.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    El 19 de octubre de 2007, de 5:00 a 6:00p.m, la Junta Directiva del Centro de Estudiantes de Literatura clausurará, en el Auditorio del segundo piso de la Facultad de Letras, UNMSM, su Semana de festividades con la Mesa redonda "Rorty: interpretación, discurso de ficción y panrrelacionismo".

    PROGRAMA:

    "Rorty sobre panrrelacionismo"
    Guillermo Nugent Herrera, UPC-UNMSM

    "Rorty: la prioridad de la Literatura sobre la Filosofía"
    Raschid Rabi, UARM

    "Rorty: interpretación, discurso de ficción y oraciones-V"
    Antonio Ramirez Victorio, Diaporein-UNMSM

    Informes: diaporein@redfilosofica.de

    Vía: Círculo de filosofía


    Primer Encuentro de Museos Universitarios

    Con motivo de conmemorarse los 88 años de la fundación del Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, se llevará a cabo el I Encuentro de Museos Universitarios, el cual abordará el tema: La investigación y su proyección a la comunidad. Con este evento, el Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos busca facilitar un foro de debate e intercambio de ideas y experiencias con los diversos gestores de estas instituciones, quienes en el quehacer cotidiano se enfrentan a diferentes problemas y adoptan nuevos lineamientos de acción para incrementar sus audiencias y reconocimiento. Para dar realce a este encuentro nos proponemos contar con la participación de los diversos gestores de los museos universitarios del país.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Así pretendemos promover vínculos de unión entre los gestores de los diferentes museos universitarios del país, creando un espacio de discusión sobre las nuevas líneas de acción y de proyección de las investigaciones. Buscamos, asimismo, redefinir y fortalecer la naturaleza y desarrollo de cada museo a partir de las características de las colecciones que resguardan, e identificar los medios adecuados para acercarnos a la comunidad.

    Las mesas de trabajo serán:

  • Intercambios de experiencias.
  • Situación de los museos universitarios en el Perú: avances, logros y necesidades.
  • El rol de la investigación en las universidades a través de los museos universitarios.
  • El perfil del museo universitario.

    CRONOGRAMA

    Jueves 25 de octubre
    09:30 a 10:00 a.m. Inscripciones
    10:00 a 01:00 p.m. 1ª Mesa: Intercambio de experiencias
    01:00 a 02:30 p.m. Almuerzo
    02:30 a 05:30 p.m. 2ª Mesa: Situación de los museos universitarios en el Perú: avances, logros y necesidades
    05:30 a 06:00 p.m. Ronda de preguntas
    06:00 a 06:20 p.m. Descanso
    06:20 a 07:30 p.m. Conclusiones

    Viernes 26 de octubre
    09:30 a 12:00 p.m. 3ª Mesa: El rol de la investigación en las universidades a través de los museos universitarios
    12:00 a 01:00 p.m. Ronda de preguntas y conclusiones
    01:00 a 02:30 p.m. Almuerzo
    02:30 a 05:30 p.m. 4ª Mesa: El perfil del museo universitario
    05:30 a 06:00 p.m. Ronda de preguntas
    06:00 a 06:20 p.m. Descanso
    06:20 a 07:00 p.m. Conclusiones
    07:00 a 07:30 p.m. Carta de Compromiso y clausura del evento.

    COSTO
    Público general s/.60.00
    Trabajadores de museos s/.40.00
    Universitarios s/.35.00

    INFORMES E INSCRIPCIONES
    Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos: Av. Nicolás de Piérola 1222, Casona de San Marcos - Parque Universitario.
    Horario: 9:00 a.m. – 5:00 p.m .
    Teléfono: 6197000 – 5216
    Correo-e: museoarql.ccsm@unmsm.edu.pe
    www.ccsm-unmsm.edu.pe/arqueologia/

  • El filicida que todos llevamos dentro

    Por Jorge Moreno Matos

    “Cuando Abraham, por orden de Jehová, estaba a punto de matar a su hijo Isaac, llegó un ángel para impedirlo… En este relato bíblico, el ángel llegó y el hijo fue salvado. En la vida real, lamentablemente, los ángeles casi nunca llegan”, escribe la especialista Denise Leigh en su estudio sobre el filicidio. En realidad, nunca llegan.

    Sin prestarle la atención que merecía su advertencia, el primero en dar la voz de alarma fue Sigmund Freud. Refiriéndose no sólo al asesinato de inocentes, sino también a la sevicia con que los tratamos, dijo que todos los adultos, en el fondo, teníamos tendencias filicidas. Y más cercano a nuestro tiempo, el prestigioso sociólogo Anthony Giddens ha dicho que “el lugar más peligroso en la sociedad moderna es el hogar”. Pero los ángeles siguen sin llegar y nosotros sin prestar atención. Es el caso de la pequeña Madeleine McCann, ‘Maddie’, a punto de convertirse en el siguiente en una cadena de eventos tan antigua como la humanidad misma. Y lo que es peor aún, apenas si el filicidio es la punta del iceberg ya que la vesania del adulto con el pequeño no conoce límites.
    >>> Seguir Leyendo... >>>

    Según biólogos evolucionistas, se pierde en la noche de los tiempos el instante en que, desde el punto de vista de los padres, valió la pena ocuparse de los pequeños, ya que ‘elevaba las oportunidades’ de supervivencia del grupo al transmitir a su descendencia toda la carga de conocimientos sobre el medio que lo rodeaba. En qué momento aparece el filicidio no lo explican, pero el Dr. Arnaldo Rascovsky, psicoanalista argentino y una autoridad en el tema, afirma que éste, en todas sus manifestaciones, “es la causa fundamental de la enfermedad humana”. Y agrega que “el abandono, el castigo, la amenaza y los ataques físicos y verbales” son formas atenuadas de él. De todos ellos hay ejemplos por decenas y todos con una larga tradición, como lo prueban la mitología griega, la Biblia y la propia arqueología.

    En el Antiguo Testamento un faraón preocupado por el destino de su pueblo manda a matar a todos los niños hebreos sin siquiera pestañear y en el Nuevo, Herodes ordena asesinar a todos los niños después del nacimiento de Jesús para poder dormir tranquilo. Y la evidencia arqueológica es todavía más triste.

    Durante muchos años los arqueólogos discutieron infructuosamente sobre si en el Perú prehispánico se practicó o no el sacrificio de niños. Decimos infructuosamente porque abundan en la cerámica, en las decoraciones de los templos y en los entierros descubiertos los testimonios de su práctica. Se dijo que esto fue antes de los Incas, verdadero crisol civilizador que los proscribió, sin imaginar que la posterior evidencia etnohistórica demostraría que fueron ellos precisamente quienes extendieron su práctica al punto de engordarlos para los ritos de sacrificio. En la misma línea se encuentras los sacrificios de infantes que practicaban aztecas y mayas.

    Pero la historia de la crueldad con los niños tiene capítulos sin nombre. En el siglo XIII nadie, ni cristianos ni musulmanes, se compadeció de los miles de niños que atravesaron Europa para recuperar la ciudad sagrada de Jerusalén y convertir pacíficamente a los seguidores de Alá. Nunca jamás se supo de ellos, sólo que ninguno llegó a Tierra Santa y que muchos de ellos acabaron vendidos como esclavos tanto por los moros como por los propios occidentales, y que el resto murió de hambre y fatiga en el intento. Pensemos en Freud cuando leamos a muchos historiadores afirmar que esta Cruzada de los Niños es sólo un mito, que jamás existió.

    Pero esta fascinación de matar a la cría, a la descendencia, parece ser que no es privativa del ser humano. En algunas especies animales, como los pericos australianos, cuando el exceso de población amenaza la existencia misma del grupo, matar a las crías es la solución más recurrente. Entre los chimpancés el desbalance de sexos en la población obliga a espantar a las excesivas hembras matando a sus crías. Los leones constituyen un caso particular. Cuando un león joven desplaza al macho más viejo y líder de la manada, la única manera de asegurar su posición es eliminando a los cachorros del león desplazado y preñando a las hembras de la manada. El asesinato ocurre a vista y paciencia de las madres, lo que nos hace pensar en aquello de ‘defender a sus hijos como una leona’.

    Por qué escandalizarnos, entonces, cuando leemos en un periódico el asesinato de los hijos a manos de la madre que no es sino una esposa despechada y repudiada por el cónyuge que ha preferido en su lugar a una mujer joven, si la mitología griega está repleta de ejemplos. Recordemos el llamado ‘Síndrome de Medea’, la esposa de Jasón que asesina a sus hijos cuando éste desposa a una joven princesa y que los sicoanalistas explican como el crimen cometido por el progenitor para herir al consorte. Las páginas de los diarios están repletas de estas historias.

    Brutalidades a las que ninguna cultura es ajena como lo prueba la prohibición en la India, donde el aborto es legal, de realizar ecografías pues los fetos de niñas son los que más víctimas registra el índice de nacimientos truncos. Es lo que se conoce como aborto e infanticidio selectivo y en el que China no se queda a la zaga, con la practica adicional de abandonar en las calles a las hijas no deseadas. Y nadie más ajeno que el Perú, en donde sólo en el 2004, según estadísticas del Instituto Especializado en Salud Mental, 25 niños fueron asesinados por sus propios progenitores y en donde la nota de crueldad es su distintivo mayor. Los motivos, los de siempre: problemas conyugales, carencias económicas y fuertes discusiones familiares.

    El caso de ‘Maddie’ no es, en esta historia, ni el primero ni el último. Hace un par de años la pequeña JonBenet Ramsey, una auténtica belleza infantil que a sus cortos seis años acaparó títulos de belleza, apareció asesinada en el sótano de su propia casa en Colorado, Estados Unidos. Las extrañas circunstancias del caso y cómo fueron conociéndose los detalles del crimen a lo largo del tiempo hicieron pensar a muchos en un caso de filicidio. La autopsia practicada días después del crimen reveló el aspecto más trágico del homicidio: la niña había sido violada. La cobertura mediática que se le dio al caso fue tan grande que la presión que ejerció sobre la policía impidió que las investigaciones se concentraran en los padres, tal como sucede hoy con ‘Maddie’. El caso quedó sin resolver y aunque diez años después apareció un supuesto culpable confesando el crimen, que pruebas de ADN descartaron, nunca se supo realmente quien la había asesinado. Un final incierto al que también parece llegará la desaparición de Madeleine McCann. Y la historia continuará. Infinitamente, porque, como decía Freud, todos llevamos un filicida dentro.