Casona de San Marcos: Una restauración que llega a su fin (*)

Con la firma, el 8 de abril, de la adenda del Convenio de Cooperación entre la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo-AECID, se desarrollará la última etapa de restauración de la Casona de San Marcos. Aquí un repaso de la obras entregadas por esta agencia.

Por Sandro Medina Tovar


Más allá de poseer una belleza arquitectónica en sus más de 12 mil metros cuadrados, la Casona de San Marcos, convertida actualmente en Centro Cultural, es una síntesis de gran parte de la historia peruana.

Por ello, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) no dudó en formar parte importante del proyecto integral junto al Instituto Nacional de Cultural, para la restauración y adecuación de esta Casona. Esto fue en 1990.

Muchos deben recordar que el recinto estaba deteriorado y abandonado, al punto que surgió la propuesta de demolerlo en su totalidad, según reseña Reinhard Agustín Burneo en su libro “Orígenes y Evolución del Conjunto Arquitectónico de la Casona de San Marcos”.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El comienzo: Salón General

En 1991 comenzaron las obras de restauración en la Casona. El primer espacio rescatado fue el Salón General el cual, prácticamente lucía en “completo estado de ruina”, según refirió en su libro el citado autor.

La obra concluida en 1994, luce hoy espléndida. En su interior se desarrollan diversas actividades académicas y protocolares. Antes, en 1992, comenzaron los trabajos del Patio de los Jazmines en cuyo alrededor se ubican las áreas de depósitos y administración del Museo de Arqueología y Antropología, así como un pequeño auditorio.

En el Patio de los Chicos, las obras comenzaron en 1994 y fue entregado en 1999. En sus alrededores funcionan las salas de la Escuela de Ballet, el Coro Universitario y el Centro Universitario de Folklore.

Uno de los salones más emblemáticos de esta Casona es, sin duda, el de Grados o conocido también como Capilla de Nuestra Señora de Loreto. La restauración concluyó en 1998 y desde ese año se convirtió en un lugar que brilla por su belleza e historia.

Otro de los espacios reconstruidos es la Cafetería, que anteriormente era una huerta del noviciado jesuita y se encontraba totalmente abandonada. La obra fue entregada en 1999.

Conocido como Patio de Letras, el más grande en la Casona, fue intervenido de “emergencia” en 1997, y los trabajos terminaron en el 2003. En sus alrededores funcionan las salas de exposiciones del Centro Cultural.

Ese mismo año se inició la restauración del Patio de Ciencias o Patio de los Machos. Dos años más, en el 2005, fue entregado con áreas destinadas a la Biblioteca España de las Artes y los talleres y depósitos del Museo de Arte.

Es preciso resaltar que en el 2004, los trabajos ejecutados en ese lugar merecieron el Primer Premio en el IV Concurso Nacional de Arquitectos del Perú en la categoría “Restauración y Conservación del Patrimonio y Renovación Urbana”.

El Patio Principal o de Derecho de esta Casona también pasó por un periodo de restauración. En mayo de 2007 fue entregado a esta Universidad en una vistosa ceremonia en el marco del 456 aniversario de la Decana de América. Actualmente en su entorno funcionan las oficinas administrativas.


N.R. Con información del libro “Orígenes y Evolución del Conjunto Arquitectónico de la Casona de San Marcos”, de Reinhard Agustín Burneo.


"El más importante en el Centro Histórico"

"Es el Centro Cultural más importante del Centro Histórico de Lima, porque es una de las pocas estructuras que se ha conservado de manera integral. La mayor parte ha sido fragmentada y mutilada. Pero este recinto ha conservado su estructura.

Está ubicado, además, en una zona de la ciudad donde no hay oferta cultural por lo que los vecinos del centro de la capital se ven favorecidos, así como las demás personas que desean apreciar las diferentes manifestaciones de arte de este Centro Cultural.

Al permanecer San Marcos en una de sus sedes históricas, ha reivindicado uno de sus roles más importantes: mayor acercamiento con la sociedad. En verdad, son pocas las instituciones que invierten dinero y gestionan una inversión extranjera para recuperar su patrimonio y uno de sus mayores espacios históricos y culturales”. (Martín Fabbri García, arquitecto coordinador del Proyecto Integral de Restauración de la Casona de San Marcos y Adecuación a uso como Centro Cultural".


Lo que se viene

¿Patio de los Capistas? Pocos lo conocen, seguramente. Esta será la última obra que realice la AECID en la Casona de San Marcos, según señala la adenda suscrita entre el Rector de la Universidad, doctor Luis Fernando Izquierdo Vásquez, y la Coordinadora General de Cooperación de la AECID en Perú, María Teresa Núñez.

En esta área de la Casona en donde se desarrollaban actividades deportivas, se construirá una sala de uso múltiple con capacidad para 400 personas.

Para mayo de 2009 está programada la culminación de las obras con lo cual se pondrá punto final a las labores de restauración integral y adecuación del Centro Cultural de la Universidad más antigua de América.


"Trabajos en la Casona han sido valiosos"

¿Cuál fue la razón fundamental para que la AECID colaborará con San Marcos?

Las razones fueron varias. Primero, el interés de las autoridades de la UNMSM por lograr la participación de la AECID en una tarea que entonces parecía casi imposible para la universidad, considerando la difícil coyuntura social y económica por la que atravesaba el país y la crisis de las instituciones públicas. Por aquel entonces la AECID empezaba a lograr los primeros reconocimientos internacionales por sus actuaciones en defensa del patrimonio latinoamericano, por lo que constituyó la apuesta y gran esperanza de la universidad. El gran valor histórico y monumental del conjunto de la Casona fue un factor clave, y también el hecho de que si no se hacía algo entonces para frenar su deterioro y lograr su recuperación, se podría perder de forma irreparable. Otro elemento fundamental fue que la Universidad de San Marcos era la Decana de América y la obligación compartida de ayudar a defender su pasado y su historia.

Según su parecer, ¿cuáles de las obras ejecutadas merecen ser destacadas?

Todos los trabajos de restauración realizados en la Casona han sido muy importantes y valiosos, tanto por las dificultades técnicas de la propia intervención así como por criterios aplicados en función de los distintos tipos de materiales utilizados en su construcción primitiva. Probablemente, las dos intervenciones más destacables dentro del conjunto son las realizadas en el Salón General y en la antigua Capillla Virgen de Loreto o Salón de Grados. (Entrevista a Juan de La Serna, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo)


* Tomado de: San Marcos al día, N° 163

0 comentarios :: Casona de San Marcos: Una restauración que llega a su fin (*)