San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

Tres revistas de Historia

Hace muchos años, asistiendo en el Centro Cultural de la Universidad Católica a la presentación de un libro sobre las encomiendas en el Perú, coincidimos varios amigos de la especialidad de Historia de una y otra universidad. Fue la ocasión propicia para que algunos compañeros de San Marcos hicieran llegar a muchos de los asistentes, de manera espectante, ejemplares de las revistas que acababan de publicar en ediciones muy, pero muy modestas pero con contenidos atrayentes, sugestivos. Al menos eso es lo que pensábamos, incluido el que escribe, que estaba involucrado en uno de esos proyectos 'editoriales'. Al retirarme del evento tuve la buena fortuna de coincidir en el ascensor con Franklin Pease, quien ya entonces era considerado uno de nuestros mejores historiadores y, por encima de todo, un auténtico maestro. Lo saludé e intercambiamos unas breves palabras, pero envalentonado por tener bajo mi brazo un ejemplar de 'mi revista', cometí el atrevimiento de preguntarle qué opinión le merecia que los alumnos de San Marcos publicarán tantas revistas de historia y los de su universidad no. Su respuesta me dejó un sabor agridulce que hasta el día de hoy no he sabido borrar en todos estos años: "Ah, es que nosotros mismos nos encargamos de publicar sus trabajos", me dijo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Siendo un caballero como lo fue el Dr. Pease, sé que no había en sus palabras el más mínimo desdén o desaire al esfuerzo que los estudiantes hacían por publicar ellos mismos sus investigaciones. El sabor agridulce en realidad lo producía la dura realidad a la que sus palabras aludían: nuestra universidad publicaba muy poco y mucho menos publicaba a estudiantes. He recordado este episodio ahora porque tengo a la mano, como en aquella época, tres revistas de historia producidas dos de ellas por estudiantes y una por profesores de la Escuela de Historia. Tres publicaciones que no ha contado con ningún tipo de apoyo de nuestra casa de estudios y que, comparadas con las que hacíamos en nuestra época, son de lujo. Lo cual constituye el mérito más digno de resaltar en sus responsables. Y porque dicen que más vale tarde que nunca, es que tardíamente me atrevo a hacer una breve reseña de las mismas, confiado en que no pasen tan desapercibidas como parecen que han pasado en nuestros medios de comunicación, tan sordos y ciegos a veces a esfuerzos de este tipo.

El segundo número de Historias. Revista de la Asociación Historia, Sociología y Ecología es publicada por profesores de nuestra Facultad de Ciencias Sociales, la mayoría de ellos de la Escuela de Historia. La dirige un viejo y querido conocido nuestro, el profesor Luis Chatpman Orbegozo, quien además incluye un trabajo sobre "La plata de s minas de Siporo en laprovincia de Porco, siglo XVIII", una monografía que describe cumplidamente la actividad minera en el Perú colonial en todas sus dimensiones y contradicciones. Le antecede el trabajo de Raúl Adanaqué Velásquez, que fiel a lo suyo nos entrega otra investigación sobre "La descendencia de los incas y de los cacicazgos regionales del norte durante el Perú colonial", un trabajo que tal vez sea lo mejor que ha publicado hasta ahora. El breve trabajo de Julio Luna Obregón incide una vez más en el tema de la "Participación negra en delitos comunes: Trujillo 1800-1881", un estudio de historia social que antes que constituir otra vuelta de tuerca al tema aporta cuadros estadísticos de interés con los que ha construido sus hipótesis y conclusiones. "El proyecto político de Nicolás de Piérola 1879-1881" es el trabajo que firma José Chaupis Torres, una contribución a nuestra historia poítica cuya lectura puede resulta más que actual. De igual modo puede ser considerado, como útil contribucíón y de lectura actual, el trabajo de Juan Chileno Milla, "Manuel Vicente Villarán y la educación en el Perú", sobre nuestro educador que le sirven de pretexto para ensayar una historia de las ideas en el Perú, tan escasa entre nosotros. A su vez Antonio Coello Rodríguez ha escrito sobre la "Labor educativa del Instituto Sevilla de Lima", una institución de enseñanza para pobres que echa luces sobre el modelo educativo de principios del siglo XX. Y el que tal vez sea el plato fuerte de esta segunda entrega lo constituye la investigación de Manuel Valladares Quijano, "Huelga Nacional y Paro Nacional de Trabajadores en mayo de 1987. Detonantes de la más grave crisis política en el Perú de fines del siglo XX", un trabajo que se inscribe perfectamente en la corriente de la llamada 'historia del tiempo presente', y que por las connotaciones políticas y sociales que reviste, está llamado a inciar un debate sobre los movimientos sociales en el Perú contemporáneo que ya urge entre nosotros. De lectura imprescindile.

Con un tiraje de apenas 200 ejemplares, Illapa. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales es una publicación de los estudiantes de la Escuela de Historia de San Marcos, quienes debutan con buen pie en el mundo académico y editorial, ya que este primer número cuenta con la auspiciosa colaboración de dos renombrados profesores e historiadores sanmarquinos. Heraclio Bonilla, el primero de ellos, abre el número con “Los Andes: la metamorfosis y los particularismos de una región”, y Waldemar Espinoza lo sigue con “La Florida del Inca Garcilaso y su contenido andino, 1586-1605”. El primero de ellos es un riguroso análisis de la historiografía sobre lo andino, entendido como un todo y no sólo como lo ‘andino peruano’; mientras que el segundo edita, por primera vez, uno de los tres trabajos preparados en 1956 para el curso de Fuentes Históricas del Doctor Raúl Porras Barrenechea y que resulta de interés para muchos por el tema y la forma de encararlo de quien es hoy un reconocido etnohistoriador. Entre los jóvenes historiadores que escriben este número inaugural está Daniel Morán “Repensando nuestra historia: entre la reforma, el discurso y la revolución en la independencia peruana”, quien da una vez más cumplida muestra de sus dominio de las fuentes y bibliografía del periodo independentista, sobre el cual ha publicado ya anteriormente. Carlos Morales se ocupa de las “Fuentes documentales para el estudio de la fiscalidad republicana del Perú en el siglo XIX. Las memorias del ministerio de Hacienda y Comercio”, en un ejercicio de heurística que proporciona nuevos derroteros para un tema poco concurrido. Frank Huamaní aborda un asunto tan poco tratado en nuestra historiografía como muchas veces menospreciado: “El rock a través de la prensa oficial y la prensa subterránea en la sociedad limeña (1982-1985)”, prejuicio que empieza a ser superado por jóvenes historiadores de los que todavía esperamos más propuestas y análisis de los que aquí se presentan. Cierra el número una cumplida sección de Reseñas en la que destaca de manera particular la que hace Daniel Morán sobre el libro de Heraclio Bonilla, “La trayectoria del desencanto. El Perú en la segunda mitad del siglo XX”. En resumidas cuentas, una publicación que merece ser saludada y que esperamos supere en los próximos números las deficiencias, de fondo y forma, que todo número inicial siempre ostenta.

Debo confesar mi total desconocimiento de esta revista, algo que resulta especialmente vergonzoso puesto que ya va por su sexta entrega. Con un marcado acento beligerante y polémico, la revista se abre con tres ensayos que son una auténtica invitación al debate: Carlos Huertas Torres escribe sobre “La relación existente entre la política y la historia”; Jesús Chumpitazi Yañez lo hace sobre “¿Historia para la dominación o historia para la liberación? Un esbozo sobre el papel del historiador en el contexto actual” (un trabajo que merece ser discutido y debatido desde el título mismo); y Daniel Morán Ramos nos habla de la “Borrachera nacionalista y diálogo de sordos. Heraclio Bonilla y la historia de la polémica sobre la independencia peruana”. Tres autores, tres trabajos, ¿un solo debate? Habrá que volver sobre ellos en otra oportunidad. A continuación vienen los trabajos propiamente de investigación a cargo de Alex Ortegal (“El Taqy Onqoy: un tema tabú”); Waldemar Espinoza Soriano (“Las propiedades de la opulenta mujer de un cacique-gobernador en Cajamarca”); Heraclio Bonilla (“El funcionamiento del tributo a fines del siglo XVII: Guatavita (Nueva Granada) en 1690”); Carlos Morales Cerón (“Fuentes documentales para el estudio del Tribunal del Consulado de Lima, siglos XVI-XIX”); María Isabel Aguirre (“Estado, empresarios y trabajadores: Ley de relaciones colectivas de trabajo a través de la prensa de Lima en 1992”); Marco Antonio Rosales (“ ‘Los Outsiders’, ¿una solución a la crisis de representatividad? ”); Julio Lara Romero (“A galope de Caballo Loco: ¿Hacia dónde va el gobierno aprista?”); y Jorge Durán Araujo (“Resumen y notas a ‘El Misterio del Capital’ ”).

No estaba muerto... tampoco de parranda

Siempre he creído a pie juntilla que una de las formas actuales más interesantes que un historiador tiene de ejercer su oficio en estos tiempos de la llamada era de la información y de redes internet, es en un medio de comunicación. Especialmente en un diario de alcance nacional, como es mi caso y por lo cual me siento especialmente afortunado. Uno convive a cada instante, a cada minuto, con la historia misma. Uno casi la ve transcurrir mientras ve la agenda del día, las pruebas de página, los ensayos de titulares; planteándole cada uno de ellos un reto al científo social a ensayar interrogantes, respuestas, análisis y más respuestas; a otear las consecuencias que tendrán en el futuro las textos que hemos visto de distintas formas y tonos mucho antes de que miles de lectores lo hagan. La jornada de trabajo del 11 de setiembre del 2001, por ejemplo, es de las que mejor grafican lo dicho y sobre lo cual escribiré un dia de estos. Pero como todo en la vida, este trabajo no es perfecto. Para nada. Trabajar en un diario también puede resultar tan adsorbente como apasionante. El tiempo que queda para actividades de tipo intelectual, o para una investigación por simple y sencilla que sea, es mínimo, nulo. Esa, y no otra, es la razón por la que este blog quedó huerfano de textos, mas no de ideas durante más de dos semanas. No, no estaba de vacaciones como podría creerse. Estaba trabajando, apoyando a mis compañeros periodistas. Ojalá y podamos retomar el ritmo, escribir lo suficiente y cumplir lo prometido. Por lo pronto, en mi mesa de trabajo (la de mi casa), me espera una pila de libros, revistas, recortes de periódicos y algunos printers de materiales que encontramos por la telaraña de Clío, que esperan unas líneas de atención. Así que a empezar de nuevo se ha dicho. Eso, o a cerrar de una vez por todas este blog. ¿No?

Lima a través de la prensa

Daniel Morán es un joven historiador de San Marcos que ha hecho de la historia de la prensa peruana el centro de sus intereses historiográficos. Ahora, en coautoría con María Aguirre y Frank Huamaní, publica un nuevo título que viene a engrosar su ya amplia bibliografía. Su nuevo título es “Lima a través de la prensa”, y constituye el segundo volumen de la Colección Historia de la Prensa Peruana. Esta nueva publicación, que cuenta con la presentación de nuestro querido amigo y maestro de muchas generaciones de periodistas Juan Gargurevich, viene a confirmar lo dicho. En la misma, Don Juan escribe que “El conjunto de textos que nos ofrece el libro esboza los intereses de los autores, que son los de todos aquellos que trabajan la historia de los medios, es decir, los marcos teóricos, metodologías de trabajo, visión crítica y narración de episodios, la sociedad y la prensa, las novedades en el mundo alternativo de la comunicación. Así, Lima a través de la prensa es un esfuerzo memorable y sus autores merecen ser incentivados para que persistan en su empeño histórico y ayuden así a los comunicadores a conocer más y mejor su herramienta de trabajo y considerar su gran importancia”.

El contenido del libro, del que esperamos hacer pronto la reseña respectiva, es el siguiente:

>>> Seguir Leyendo... >>>

Presentación
La necesaria memoria de la prensa
Dr. Juan Gargurevich Regal

Introducción
La Colección Historia de la Prensa Peruana
Daniel Morán, María Aguirre y Frank Huamaní

La prensa y el discurso político como fuente para la historia: Planteamientos teóricos y metodológicos
Daniel Morán y María Aguirre

Prensa, difusión y lectura en Lima durante las Cortes de Cádiz,
1810 – 1814.
Daniel Morán

Discriminación en blanco y negro (1923).
Jaime Pulgar Vidal

¿Y después del asesinato, qué sucedió? Prensa y nuevas elecciones (1934-1935).
Christian Carrasco

Un fansin - ante mundo alterna en Lima. Algunos apuntes sobre la sociedad limeña a través de los fanzines subterráneos (1985).
Frank Huamaní

Estado, empresarios y trabajadores. Ley de relaciones colectivas de trabajo a través de la prensa de Lima en 1992.
María Aguirre

Catálogo de los periódicos limeños de los siglos XVIII – XIX existentes en la Biblioteca Nacional del Perú
(Segundo ejemplar).
José Salas

El libro puede ser adquirido en Librería Ciro (primer piso de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos), desde el viernes 18 de julio del 2008. O comunicándose directamente con el autor al teléfono: 990864081.

Etnohistoria urbana del valle bajo del río Rímac

Este miércoles 16 de julio, a las 6.00 e la tarde, en el marco de los Miércoles Arqueológicos y Antropológicos que organiza el Museo de Arqueología y Antropología de San Marcos, se realizará la conferencia “El desborde hegemónico: Etnohistoria urbana del valle bajo del río Rímac”, a cargo del antropólogo Raúl Rosales León.

La ponencia tratará sobre el nuevo campo de estudio de la etnohistoria en el Perú, el espacio urbano. En los estudios de antropología urbana se hace explícito al sector migrante, generalmente de origen andino, como el único actor social que genera fenómenos y, por ende, cambios en la ciudad (migración del campo a la ciudad: 1940). Al contrario, los sectores criollos urbanos están ausentes como actores sociales dentro de los estudios científicos sociales sobre Lima del siglo XX. Con el fin de investigar la historia ausente de los grupos criollos se plantea una serie de interrogantes que guirán esta ponencia: ¿qué otro fenómeno urbano, social y cultural sucedió antes de 1940?, ¿qué papel desempeñaron los sectores criollos en el proceso de urbanización?, ¿cuáles fueron los cambios que modernizaron Lima a inicios del siglo XX? Y ¿qué factores internos y externos propiciaron la urbanización de las haciendas del valle bajo del río Rímac?

>>> Seguir Leyendo... >>>

La cita es en el Salón de Recepciones del Centro Cultural de San Marcos (Av. Nicolás de Piérola Nº 1222 - Parque Universitario). El ingreso es libre, pero se otorgará constancia de asistencia previa solicitud de los interesados.

Los pobres no sirven para escribir best sellers

Creo que fue Pascal el que dijo que no había libro, por malo que fuese, que no mereciera ser leído. Y Vargas Llosa, quien confesaba que se sentía obligado a terminar de leer uno que había empezado, también por malo que fuese, de lo contario lo embargaba un gran sentimiento de culpa. No estoy seguro de Vargas Llosa, porque este hombre consume libros como nosotros oxígeno, pero definitivamente Pascal habría cambiado de opinión de haber conocido ciertos best sellers. Y es que muchos de ellos carecen del sentido común que todo obra debe tener. O peor aún, no resisten el más mínimo análisis. Dos de los últimos que he leído me confirman en lo dicho.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El primero de ellos, El Inquisidor, de Patricio Sturlese, pese al enorme éxito de crítica y lectores que ha tenido, es, en mi humilde entender, un libro totalmente fallido; más aún, totalmente falso. Este sí ha sido un libro que, con el perdón de Vargas Llosa, dejé de leer sin el más mínimo remordimiento. La mayor objeción que se le puede hacer a esta obra es que la psicología de sus personajes está planteada tan erróneamente que estos actúan movidos por intereses más propios de personajes de nuestra época que de las de finales del siglo XVI, en donde se sitúa la novela. Que hablen y vistan como en aquella época no los hace propios de la misma, muchos menos característicos. En eso radica la falla del libro, en personajes totalmente falsos, inverosímiles, imposibles. Pero esto, que a ojos de muchos puede resultar baladí (lo importante es una buena trama), en realidad es importante, la primera regla de cualquier novela que se precie de tal: personajes convincentes. Si alguien se deja convencer de cualquier historia sólo por la truculencia de su trama, habrá que comunicarle que ha caído en las facuces de la literatura light y devorado por ésta. En otras palabras, libros fáciles para lectores nada exigentes. El mal de nuestro tiempo.

La otra novela que leí es todavía mucho peor y la que inspiró el título de este post. Me refiero a La Biblia de barro, de Julia Navarro, uno de los peores, y más fáciles, libros que he leído en los últimos años. Un libro que es la prueba fidedigna de que estos autores, para sostener el argumento de sus obras, tienen que recurrir al lugar común de los poderosos, los ricos que lo pueden todo. Si no hay alguien con dinero en la obra, el argumento de la misma es simplemente imposible, irrealizable. Una pregunta que aflora desde el sentido común es ¿que acaso los pobres no sirven para escribir best sellers? No, porque los pobres no pueden nada, no deciden nada. Apenas si son entes decorativos en la obra o justificación para seudo disquisiciones morales del autor o sus personajes. Nunca antes había leído una novela tan artificial, predecible y torpe como ésta, y que tuve, lamentablemente, que leer hasta el final para poder escribir este post.

Son libros y autores como estos los que le hacen un flaco favor a la literatura, a la auténtica literatura, alejando de ella a lectores que se acostumbran a obras que no exigen ningún tipo de esfuerzo intelectual al lector. Y lo que es peor aún, los Coelho de este mundo están haciendo creer a una legión de incautos lo que no son. O sea, auténticos amantes de la literatura. Lo que verdaderamente son es consumidores de salchichas en forma de papel. Nada más que eso.


7 Ensayos, 80 Años en la Historia

Este año se conmemoran 80 de la publicación de los "Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana", de José Carlos Mariátegui, y sus herederos han tenido la feliz iniciativa de convocar a un Congreso Internacional para celebrarlo como se merece. Y tal como ocurrió en las dos ocasiones anteriores (para el centenario del nacimiento del Amauta y los 80 años de su emblemática revista, en que también organizaron congresos de alcance mundial), también en esta ocasión se publica un Boletín Informativo de los preparativos de esta magna cita académica y que ya va por su tercera entrega (también se hayan disponibles para su descarga en formato PDF los números 1 y 2). Aunque la págna web del Congreso, por ahora, es tan sólo la versión html del Boletín antes mencionado, no desesperemos porque las citas anteriores convocadas en torno a la vida y obra de Mariátegui han logrado colmar largamente nuestras expectativas. Esperemos que esta ocasión sea igualmente fructífera.

El genocidio olvidado

Existe la historia de que cuando a Hitler alguien le reparó de que lo que pensaba hacer con los judíos jamás sería olvidado, él se limitó a contestar: "Quién se acuerda de los armenios". Huelga decir que Hitler se equivocó de pricipio a fin y además, dos veces. Aunque, si hemos de ser sinceros, es un pequeño sector el que conoce a cabalidad la historia y dimensiones del genocidio del que fue víctima el pueblo armenio en 1915. Este libro de José Antonio Gurriarán, "Armenios, el genocidio olvidado", y que será presentado este martes 15 de julio en Madrid, contribuirá, sin duda alguna, a que el primer genocidio del siglo XX sea del dominio de un público más amplio y no sólo de una elite intelectual. Un libro que se propone, tal como reza la nota de prensa, "divulgar la causa armenia, apoyar el reconocimiento del genocidio con serenidad y rigor histórico: esa es la propuesta". Deseando que pronto llegue a nuestras librerías, dejo para otra ocasión el relato de este acontecimiento del siglo XX.

Última entrega de la Gaceta Cultural del Perú

Acaba de publicarse el último número de la Gaceta Cultural del Perú, publicación del Instituto Nacional de Cultura, y que está dedicado a la "Construcción de la memoria. El Perú a través de sus museos", un monográfico que resulta de verdadero interés para todos aquellos interesados en la historia y la didáctica de la historia, y más aún en la representación de ésta a través de espacios, vitrinas y maquetas. Aunque el enfoque sigue siendo el estrictamente convencional y periodístico (no se trata, por supuesto, de Museum), no deja de ser valiosa la información y noticias que proporciona, además de poner en evidencia por parte del INC el interés de tener un órgano de difusión digno de nuestro primer organismo cultural. Quiero destacar de manera especial en él, la nota dedicada a cinco Casas Museo de Lima, entre la que se halla la de Raúl Porras Barrenechea, hoy sede del Instituto que lleva su nombre. Y lo destaco por el hecho de que en la mencionada nota se hace referencia, una vez más, a la amenaza que se cierne sobre esta histórica casa ante la eventual construcción de un centro comercial al lado mismo de ella. Los dejo aquí con la nota en mención.

>>> Seguir Leyendo... >>>






Los perdedores de la historia peruana

Parafraseando a don Fernando García de Cortázar, ¿quiénes son los grandes perdedores de la historia peruana? ¿quiénes encabezarían tan poco ilustre lista? A mí se me ocurre una larga serie de nombres, en donde muchos de nuestros políticos tendrían su lugar asegurado. Pero sin duda, el primero en ella sería Diego de Almagro (1480-1538), el socio de Pizarro en la conquista del Perú y fracasado conquistador de Chile. Su historia la cuento hoy en El Comercio.

Taller de Periodismo Narrativo en el Porras

Esta sí que es una excelente noticia para periodistas y no periodistas. El Instituto Raúl Porras Barrenechea de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos está organizando para la segunda semana de julio (los días 9, 11, 14 y 15) un Taller de periodismo narrativo: “Cómo convertir una nota de periódico en un libro”, a cargo del periodista y escritor David Hidalgo Vega, autor del libro “Sombras de un rescate: Tras las huellas ocultas en la residencia del embajador japonés” (Planeta, 2007).

El auge de la crónica periodística en el Perú y el boom editorial del género de no-ficción representan uno de los momentos más interesantes del periodismo nacional de las últimas décadas. En este taller los asistentes recibirán las herramientas indispensables de esta vertiente, que aprovecha los recursos de la literatura para relatar episodios reales. A través de sesiones interactivas con los participantes, se trabajará una estructura que va desde la construcción de escenas, el uso de diálogos, el manejo del tiempo narrativo, hasta el perfil de los personajes, entre otros recursos del periodista-escritor.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Los participantes desarrollarán un caso desde el inicio del taller, con el objetivo de llegar a la creación de su propia versión de la historia, de acuerdo a las herramientas aprendidas.

David Hidalgo es coautor del libro "La muerte se escribe sola. Una historia basada en el crimen de Challapampa" (Agenciaperu y Aguilar, 2006), que relata, a manera de reportaje novelado, los detalles de un asesinato que conmocionó Arequipa hace treinta años. También es autor del libro "Sombras de un rescate: tras las huellas ocultas en la residencia del embajador japonés" (Planeta, 2007), que recrea a manera de una gran crónica las incidencias del último acto terrorista de envergadura protagonizado por el MRTA. A partir de ambas experiencias, los participantes del taller conocerán de primera mano el trabajo periodístico necesario para pasar de una historia habitual de los diarios a un libro.

El Programa del taller es el siguiente:

MIÉRCOLES 9:
PRIMERA SESIÓN. LA CRÓNICA PERIODÍSTICA.

A la caza de un argumento: El axioma de Oscar Wilde: "La diferencia entre literatura y periodismo es que el periodismo es ilegible y la literatura nadie la lee". ¿Qué característica convierte una noticia en una buena historia? Una pregunta existencialista para empezar el día. El reportero solo termina cuando te dan ganas de llorar: los consejos de Susan Orlean para sentarse con ganas ante la computadora. Dimensiones de la historia: tiempo, alcance, movimiento. La Trinidad Narrativa: palabra, ritmo, idea.

VIERNES 11:
SEGUNDA SESIÓN. LAS ESTRATEGIAS NARRATIVAS.

Del notario de lo cotidiano al demiurgo de tu historia. El detalle que faltaba: construcción de escenas que no irían en un periódico. El hombre que no podía irse: el personaje como objeto mediador (leit motiv). La duda sentimental: ¿el foco debe estar en el argumento o en los personajes? Artesanía del estilo: narración, descripción, diálogo. El crimen de Challapampa: Cómo convertir una nota de periódico en un libro.

MARTES 14:
TERCERA SESIÓN. LAS FUENTES DEL NARRADOR:

Los mapas de la realidad: de los documentos a las voces de los testigos. La filigrana de un relato a partir de un expediente de 1.000 páginas. El periodista o el asesino: Janet Malcom o la disyuntiva de confiar o no confiar en tu entrevistado. El caso del secuestro en la residencia japonesa: Cómo contar una historia con 600 protagonistas.

MIÉRCOLES 15:
CUARTA SESIÓN. CLÍNICA PERIODÍSTICA.

Deus ex machina: el editor como la voz de la conciencia del aspirante a escritor. Actualidad real y actualidad del pasado. La regla del 10 %: un consejo de Stephen King para editar tu historia. Sesión de trabajo personalizada del tallerista con los participantes.


NOTA: PARA CADA SESIÓN LOS PARTICIPANTES DEBEN TRAER UN PERIÓDICO DEL DÍA.

Informes:

Días: Los días 9, 11, 14 y 15 de julio.
Hora: 7.00 a 9.00 p.m.
Lugar: Auditorio del Instituto Raúl Porras Barrenechea
Calle Colina 398, Miraflores
Central Telefónica 619-7000 Anexo: 6102. Telefax: 445-6885.
E-mail: institutoraulporrasb@unmsm.edu.pe



Emergencia en San Marcos

Nos ha llegado vía correo electrónico el Boletín Informativo de Acuerdo Institucional Sanmarquino, el movimiento docente fundado en el 2001 que entre sus prinipios programáticos se halla el de la "Defensa de la Universidad Pública como opción de responsabilidad social y de equidad para la mayoría de los peruanos, y de apertura al mundo y al futuro". Es en este sentido, ante la agresión sufrida por la Universidad el pasado domingo 29 de junio con la demolición de gran parte de su cerco perimétrico de manera unilateral por parte de la Municipalidad de Lima, y que constituye una flagrante mutilación del campus, que ha emitido el siguiente documento:

>>> Seguir Leyendo... >>>









UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
Fundada en 1551

ACUERDO INSTITUCIONAL SANMARQUINO
Boletín Nº 25 Lima,
30 de junio de 2008

EMERGENCIA EN SAN MARCOS


El movimiento docente Acuerdo Institucional Sanmarquino tiene la penosa responsabilidad de informar a la comunidad universitaria que el día domingo 29, en horas de las madrugada, sin respetar las conversaciones en marcha entre la UNMSM y EMAPE, el alcalde Castañeda Lossio autorizó la demolición del cerco perimétrico de nuestra ciudad universitaria frente a la avenida Venezuela. Como es bien conocido, Acuerdo Institucional Sanmarquino es el único movimiento que se viene oponiendo consecuentemente desde marzo del 2007 a este proyecto vial lesivo a San Marcos. Si bien reconocemos la necesidad de modernizar la infraestructura vial, consideramos que la obra debió diseñarse respetando las necesidades de la comunidad sanmarquina, sin recurrir a una arbitraria mutilación de nuestro campus.

La violenta arremetida del alcalde de Lima es la respuesta al pedido unánime de docentes y estudiantes para reformular la obra actualmente en marcha en dos puntos: a) dejar de lado la oreja vehicular sobre la Plaza Cívica; y b) reducir el número de carriles en la avenida Venezuela en el tramo frente a la Ciudad Universitaria.

Se frustra debate democrático

El día viernes 27 se efectuó una importante reunión de la Asamblea Universitaria, máximo órgano de gobierno de nuestra universidad. En esta reunión, la mayoría de asambleístas consiguió incluir en la agenda la reformulación del proyecto vial. Ante esta demanda de los asambleístas, el rector Luis Izquierdo, en una actitud que sorprendió a los asistentes, anunció un cuarto intermedio y logró suspender la sesión. Es lamentable que algunos docentes, autoridades y estudiantes se hayan prestado a una actitud anti-institucional y poco responsable, que parte de un desconocimiento de la dinámica propia de nuestra universidad, y en particular del movimiento estudiantil sanmarquino. Como se desprende del documento suscrito por 53 asambleístas que permanecieron en la sesión y que se reafirmaron en la defensa de nuestro campus, se hace evidente que hoy rechazan este lesivo convenio, no sólo la aplastante mayoría de la comunidad sanmarquina, sino también la mayoría de la Asamblea Universitaria.

La intención manifiesta de los asambleístas era defender la integridad de San Marcos, basándose en los informes técnicos de la Universidad Nacional de Ingeniería que el día anterior habían sido dados a conocer en el diario PERU 21. El domingo 29, después de tomar conocimiento de la demolición de gran parte del cerco perimétrico de nuestra universidad, justamente en la parte que había sido cuestionada por la comunidad sanmarquina y por el informe de la UNI, comprendimos por qué el Rector Luis Izquierdo levantó la asamblea, para así dejar paso libre a esta incursión violenta del alcalde Castañeda Lossio. El Rector había quedado en minoría y tuvo el lógico temor de que se aprobara el pedido de REFORMULACIÓN de la obra municipal y así se desaprobara implícitamente los acuerdos lesivos firmados el 19 de junio entre EMAPE y la Comisión designada por la UNMSM (presidida por el Rector e integrada por decanos y representantes estudiantiles), acuerdos que transgredían los compromisos establecidos como resultado de la firme presión de la comunidad
sanmarquina.

Recuperemos la institucionalidad

Esta Asamblea Universitaria ha puesto en evidencia la urgente necesidad de recuperar la institucionalidad democrática y asimismo la importancia de retomar los valores universitarios de tolerancia, libertad de opinión y franco intercambio de puntos de vista.

Hacemos finalmente un llamado a docentes y estudiantes a mantener la serenidad y no caer en provocaciones. La UNMSM necesita recuperar la normalidad de sus actividades académicas y administrativas. Debemos, en este momento, dar ejemplo de sensatez y cordura. Defender el campus por justicia, dignidad y respeto a la educación pública. No se debe permitir la mutilación de nuestra ciudad universitaria, con la construcción de un nuevo cerco perimétrico que suprimiría la pista perimetral que articula nuestro campus. No debemos permitir más agresiones a la institución educativa ALMA MATER de la educación superior en nuestro país.

¡No a la mutilación del campus!

¡Reformulación del convenio vial ahora!

¡Defendamos San Marcos!