Sobre el Colegio de Historiadores

Ayer me enteré por Historia Global online del proyecto de ley del congresista Juan Carlos Eguren que pretende crear el Colegio Profesional de Historiadores del Perú, una propuesta que dibuja de cuerpo entero la preparación académica de nuestros congresistas, su incapacidad para elaborar propuestas legislativas inteligentes y, básicamente, la pobreza intelectual en que está sumido nuestro Congreso desde hace mucho tiempo.

El proyecto de ley (que gentilmente nos alcanza José Ragas) es la prueba fehaciente de que el Congreso pierde el tiempo y desperdicia el dinero del erario público sin ningún rubor (o sea, el sueldo que reciben por tonterías como ésta). Si al menos la propuesta tuviera argumentos sólidos en que fundamentarse, vaya y pase. Pero es que la iniciativa en cuestión es objetable desde cualquier punto de vista, hasta el gramatical, como señala Ragas (ojalá que a nadie se le ocurra ahora calificar a Ragas o a mí de racistas).

De todas las estupideces que se han perpetrado desde el Congreso, la que se lleva la palma, sin ningún asomo de duda, es este disparate mayor que amenaza la cultura, el pensamiento y el buen nombre de nuestro país. Si al menos el proyecto, repito, hubiese sido presentado en otros términos y con otras fundamentaciones, el debate estaría abierto. Pero lo que evidencia el mismo es la enorme ignorancia del que hace gala el congresista Eguren y la ñoñez con la que lo secunda la Comisión de Educación. Aunque esto último es entendible dado que no existe una sola persona con la capacidad intelectual y la altura moral de la que antes estaba poblado el primer poder del Estado, que con este proyecto de ley se ha rebajado a sí mismo a último despacho de la administración pública.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Poniendo puntos sobre las íes, empezaremos por señalar que la llamada 'Exposición de motivos' es una verguenza literaria y argumentativa, ya ni que decir histórica. Mi hijo de trece años hubiera podido dar una mejor sustentación de lo que es la historia y su importancia para una nación, pueblo o comunidad. Resulta poco menos que curioso que el congresista que menos sabe de historia (su proyecto de ley lo delata a leguas) sea quien presente un proyecto de ley para la creación de un Colegio de Historiadores. Lo que evidenciaría que el suyo es un trabajo, un encargo de terceros como lo ha hecho notar Ragas. Dado que él lo ha hecho ya con mejor suficiencia de la que podría hacerlo yo, me eximo de reitar en lo mismo.

Pero donde verdaderamente el proyecto hace agua es en el articlado mismo de la ley propuesta.

En su primer artículo, señala la ciudad de Arequipa como sede del futuro Colegio. Nosotros estamos por la descentralziación de las instituciones en el país, pero cuál es el criterio técnico, histórico o cultural para tal designación. Con igual derecho podrían reclamarlo Cusco o Lima, sin mencionar cualquier otra ciudad del país.

Totalmente risible resulta más aún el segundo artículo: "La colegiación es riquisito indispensable para el ejercicio de la profesión de historiador". Este congresista sabe de Humanidades lo que Confucio de Física nuclear. O sea, nada. La propuesta es tan torpe que no repara en el hecho de que la historia o cualquier producto historiográfico es ante todo un trabajo intelectual, un producto del pensamiento, y que por tal motivo no puede ser controlado por ley sin caer en la violación del derecho universal de la libre expresión. Cuántos hombres de ciencia o de humanidades, periodistas o intelectuales, que en algún momento escribieron un trabajo de historia o que quisieran hacerlo se verían perjudicados con una ley como ésta. Si lo que pretende semejante disparate es proteger el mercado laboral del historiador, debió redactarse en otros términos y con otros argumentos. No con estos que demuestran la escasa preparación del que lo presentó, lo promovieron y, peor aún, lo secundan sin analizarlo en lo más minimo.

En el acápite a del artículo 4, se dice: "Son atribuciones del Colegio de Historiadores del Perú: a) velar por el correcto ejercicio de la profesión de sus miembros, dentro de criterios éticos, de libertad, legalidad y de interés público". En concordancia con el párrafo anterior, ¿qué debemos entender por 'correcto ejercicio de la profesión'? Escribir una historia que no sea oficialista y canóniga, ¿será un acto 'incorrecto' de la profesión? Si Heraclio Bonilla escribiera su libro sobre la Independencia ahora y existiese el tan mentado Colegio, ¿incurriría en el delito de ir contra el interés publico? Por favor, este tipo de tonterías son las cosas en la que invierten su tiempo nuestros congresistas.

Conviene señalar, también, que a los promotores de este proyecto-disparate no se les ocurrió en ningún momento, para darle fuerza representativa a su sustentación o presentación, consultar a la Academia Nacional de la Historia o a historiadores de prestigio sobre la viabilidad del mismo. La una y los otros brillan por su ausencia en el documento, lo que demostraría la insostenibilidad del mismo y la falta de apoyo institucional que muy probablemente tiene.

A este Colegio Profesional de Historiadores del Perú le espera la misma suerte que corrió y corre el Colegio de Periodistas del Perú: el fracaso absoluto, el marasmo institucional y la indiferencia de todos los profesionales serios que verán en él lo que verdaderamente pretende: asegurar un puesto de trabajo a los mediocres. Sólo eso.

3 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo dicho anteriormente. Soy licenciada en Historia y estoy indignada por este proyecto de mis colegas arequipeños que nos limita y nos restringe en nuestro trabajo como académicos. La historia se enriquece cuando recibe elementos de otras disciplinas y viceversa. Me parece indignante que se trate de arruinar todo el esfuerzo interdisciplinario con este proyecto de colegio de historiadores (que dicho sea de paso, no es necesario para ejercer la historia) porque sería una entidad que controlaría la "verdad" y cortaría los espacios para la libre interpretación académica que ha llevado a tener tantas tesis brillantes en los últimos años. Los congresistas Juan Carlos Eguren y Zenaida Uribe, quienes no son historiadores, deberían pensar varias veces en lo que están haciendo antes de lanzar un proyecto de ley que prejudicaría mucho a la cultura peruana, solo por el hecho de que tienen cierto número de proyecto que realizar al año. Estarían obligándonos a volver a los tiempos de "la historia oficial", una aberración de la intelectualidad y que ha quedado enterrada hace mucho tiempo por muchos grandes historiadores que han entregado su vida a la investigación y a publicar sus trabajos. El Congreso ha debido incluir a representantes de nuestra carrera para que participen en las discusiones, sino es sólo una imposición de un grupo pequeño de historiadores que no ha consultado con el resto de nosotros.
    Daniela

    ResponderEliminar
  2. Hola soy licenciado en educación, especialidad de Ciencias sociales (historia, geografía y economía)...llevo 5 años en pleno ejercicio de la carrera... he publicado varios documentos o ensayos históricos sobre mi provincia (Huaral) y también estoy en absoluto desacuerdo con la creación del colegio de historiadores del Perú, por la sencilla razón de que si se creara el tan mencionado colegio...¿qué pasaría con nosotros los profesores de historia?... seriamos como dicen los amigos de la AHIRSA (Asociación de historiadores de la región sur - Arequipa)..."TRAFICANTES DE LA PROFESIÓN DE HISTORIADOR"... a todo esto yo les preguntaría:
    1.-¿Qué sucede con los historiadores que ejercen la función de docentes en los diferentes colegios de nuestro Perú?.. También son ellos traficantes de la educación?????

    2.- Bueno esta idea es totalmente descabellada y atenta contra el hecho de que poder enseñar historia (en la escuela) es necesario ser historiador?.

    3.- Si los amigos historiadores han de defender a toda honra su carrera...como todo profesional que ha estudiado 5 años en la universidad...QUE HACEN VARIOS HISTORIADORES EN LOS COLEGIOS?, porque no nos dejan esa función ¿a qué temen?

    4.- Quizá los amigos de la AHIRSA estarán también detrás de la ley 29510 de la liberalización de la función docente?...

    5.- A lo largo de nuestra historia... han habido muchos personas conspicuas que han aportado mucha a la ciencia de la historia... como la destacada señora madre histórica de los incas... nada menos que la señora María Rostworowski...sin haber estudiado la carrera, con el respeto que se merece...aportando muchos libros... que ellos mismos al igual que nosotros leímos en pre grado???... por cierto que opinaría nuestra querida historiadora al respecto?.

    5.- Para finalizar...sería oportuno que tanto los profesores de historia, los licenciados, maestros y doctores en historia... aúnen esfuerzos para decir basta a intereses particulares y personalistas... como los señores de a AHIRSA...

    Es el momento de poder llegar al debate... sin arribismos, parcialidades, arrogancias, y mucho menos intereses. Busquemos juntos un verdadero enfoque multidisciplinario para nuestra querida profesión: LA HISTORIA

    Lic. Fernando Quineche Lino

    ResponderEliminar
  3. Hola soy licenciado en educación, especialidad de Ciencias sociales (historia, geografía y economía)...llevo 5 años en pleno ejercicio de la carrera... he publicado varios documentos o ensayos históricos sobre mi provincia (Huaral) y también estoy en absoluto desacuerdo con la creación del colegio de historiadores del Perú, por la sencilla razón de que si se creara el tan mencionado colegio...¿qué pasaría con nosotros los profesores de historia?... seriamos como dicen los amigos de la AHIRSA (Asociación de historiadores de la región sur - Arequipa)..."TRAFICANTES DE LA PROFESIÓN DE HISTORIADOR"... a todo esto yo les preguntaría:
    1.-¿Qué sucede con los historiadores que ejercen la función de docentes en los diferentes colegios de nuestro Perú?.. También son ellos traficantes de la educación?????

    2.- Bueno esta idea es totalmente descabellada y atenta contra el hecho de que poder enseñar historia (en la escuela) es necesario ser historiador?.

    3.- Si los amigos historiadores han de defender a toda honra su carrera...como todo profesional que ha estudiado 5 años en la universidad...QUE HACEN VARIOS HISTORIADORES EN LOS COLEGIOS?, porque no nos dejan esa función ¿a qué temen?

    4.- Quizá los amigos de la AHIRSA estarán también detrás de la ley 29510 de la liberalización de la función docente?...

    5.- A lo largo de nuestra historia... han habido muchos personas conspicuas que han aportado mucha a la ciencia de la historia... como la destacada señora madre histórica de los incas... nada menos que la señora María Rostworowski...sin haber estudiado la carrera, con el respeto que se merece...aportando muchos libros... que ellos mismos al igual que nosotros leímos en pre grado???... por cierto que opinaría nuestra querida historiadora al respecto?.

    5.- Para finalizar...sería oportuno que tanto los profesores de historia, los licenciados, maestros y doctores en historia... aúnen esfuerzos para decir basta a intereses particulares y personalistas... como los señores de a AHIRSA...

    Es el momento de poder llegar al debate... sin arribismos, parcialidades, arrogancias, y mucho menos intereses. Busquemos juntos un verdadero enfoque multidisciplinario para nuestra querida profesión: LA HISTORIA

    Lic. Fernando Quineche Lino

    ResponderEliminar