Hasta que por fin alguien lo dijo: la cobertura noticiosa del virus H1N1 es alarmista

El Knight Center for Journalism lo ha dicho fuerte y claro: Para analistas de medios, la intensa cobertura sobre el virus H1N1 causa pánico innecesario. Sólo hay que revisar las portadas de los diarios para constatar que tal afirmación resulta más que ajustada a la verdad. En ese sentido, el papel de la prensa no ha estado a la altura de las circunstancias. Hasta el diario más conservador o el más mesurado, no ha podido evitar sustraerse al influjo de una noticia con ribetes de drama mundial. Por el contrario, el vergonzoso tratamiendo dado a la ciudadana argentina en nuestro país, que aparentemente estaba contagiada de 'fiebre porcina', ha sido el más lamentable de los últimos años.

Ha sido exhibida, cuando no estigmatizada, como si de un bicho raro se trátase. Hemos querido obtener una primicia noticiosa sobre la base de cualquier indicio, por pequeño que fuese. Lo importante era obtener 'nuestro enfermo' a cualquier costa y vender titulares, aumentar el tiraje. Si este es el concepto de periodismo que hoy se maneja, no le falta razón a Garton Ash cuando dice que las buenas noticias, no le interesan a nadie. Lástima. Una vez más los de mi segundo gremio, los periodistas, no hemos sabido estar a la altura de las circunstancias y dar un ejemplo de responsabilidad social. ¿En qué momento se jodió el Perú, digo, nuestro periodismo?

0 comentarios:

Publicar un comentario