Críticos documentales de chileno Aguero sacuden a hombres de prensa

Ignacio Agüero. Foto: Víctor IdrogoLima, ago. 12 (ANDINA).- Hace unos días, durante las funciones de prensa del Festival de Lima, hubo una película que fue aplaudida por los periodistas presentes. Esa fue El diario de Agustín, documental que aborda el papel de El Mercurio, el principal diario de Chile, durante la dictadura de Pinochet. Conversamos con su director, Ignacio Agüero, a su paso por el Perú.

¿No tuvieron problemas por dedicar un documental tan crítico a un diario tan influyente como El Mercurio?

– El Mercurio ha hecho una cosa habitual con sus críticos: no habla de ellos. Mi nombre desaparece del diario para siempre, lo que ha pasado antes con otra gente. Una política de silenciamiento que se ha expresado claramente con un crítico de cine que hizo una reseña muy objetiva de la película y fue obligado a renunciar sin que se la publiquen. Todos los documentales que se hicieron el año pasado en Chile de cierta calidad han sido comprados por Televisión Nacional, que es pública, pero menos este documental por influencia de El Mercurio. Pero nosotros estamos dando la lucha permanentemente.

>>> Seguir Leyendo... >>>

¿A veces la prensa es más poderosa que la política?

– Es que la política tiene sus vías de ejecución. La prensa es donde se realiza la política.

¿Usted considera que el documental en Chile está cubriendo el espacio informativo que la prensa no cubrió durante la dictadura de Pinochet?

– Sí, por supuesto que sí. El documental cumple un rol que la prensa no tuvo la capacidad, ni la tiene todavía. El periodismo de investigación es muy escaso en Chile. Hay muy pocos ejemplos de buen periodismo de investigación. El documental tiene la particularidad de tener más tiempo, y poder dar profundidad a los temas. Se demoran un año en hacerlos. Este tomó tres.

¿El gobierno de Pinochet marca el documental en Chile?

– El documental en Chile es muy amplio, muy diverso. Refleja lo que pasa en el mundo con el documental. Hay documentales muy personales, que ponen en escena la intimidad del director, junto a documentales en los que el director no tiene presencia. Se ha ido reafirmando la fuerza del trabajo de la memoria de los últimos 50 años en Chile. Antes era mal visto eso, por una política conducida desde El Mercurio. Se decía que era muy manoseado que no interesaba a la gente, pero la experiencia indica lo contrario.

Dato

Los próximos proyectos de Agüero son los documentales 21 son los dolores, dedicado a Violeta Parra, y Geometría y misterio, de corte experimental, en el que aborda la relación de su casa con la ciudad de Santiago.


Vía: Andina

0 comentarios:

Publicar un comentario