Los metales en el Perú antiguo

Para los especialistas no es un secreto que los antiguos peruanos alcanzaron un avanzado desarrollo en el dominio de los metales, además, nadie duda que las piezas metálicas, ya sean suntuarias o utilitarias, fabricadas por las culturas del norte peruano son de una belleza inigualable. Pero se conocen de cerca los procesos para conseguir las piezas? Para esto El Cultural e Intipunko han creado “Camino del Metal”, una exposición pedagógica en la que los trujillanos podrán apreciar las diversas formas del tratamiento de los metales en el Perú precolombino.

El responsable directo del proyecto, Carlos Méndez, manifiesta que Camino del Metal es un esfuerzo conjunto de El Cultural e Intipunko, instituciones culturales que se han propuesto año a año trabajar un aspecto concerniente a rescatar los valores de las naciones que se asentaron en el norte peruano. El año pasado también desarrollaron con éxito la exposición “Papa Tierra, Nuestra Papa”, en homenaje al Año Internacional del fabuloso tubérculo originario del Perú y que sigue alimentando a millones de personas en todo el mundo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

De otro lado, el arql Wilo Vargas, director académico de “Camino del Metal”, señala que en el territorio actual del Perú- centro generador de alta cultura- hubo un intenso y especial trabajo de extracción, procesamiento y uso de los metales. El conocimiento de los mismos se inicia aproximadamente hacia 1,800 a 900 a.c. con la fabricación de artefactos simples de oro con la técnica del martillado, dándose inicio a un rápido desarrollo metalúrgico hasta la llegada de los españoles.

Y el arqueólogo Daniel Castillo, asesor del proyecto, agrega que como se sabe, el ejercicio de la metalurgia prehispánica en aquellos tiempos tenía un matiz místico, respetando hondamente su entorno natural, sin contaminar los ríos y las tierras. Los antiguos indígenas se sentían ligados íntimamente con la naturaleza y con todo lo que les rodeaba; e incluso con las vetas de donde procedían los minerales. Aquellos socavones estaban plagados de dioses dadivosos y castigadores y cada fuente de determinado metal tenía su divinidad. Así por ejemplo, en las épocas tardías de la prehistoria peruana la divinidad del oro era denominada “chuqui”, de la plata “Coya”, de las piedras metálicas les decían “Corpas” etc. A ellas estaban obligados rendirles veneración y aportar ofrendas.

Finalmente, el arql. Yiro Miñano, experto en orfebrería, dice que en el Perú precolombino se trabajaron los mismos cinco metales que en el viejo mundo: el oro, la plata, el cobre, el plomo y el estaño. Pero, además de ellos se conocieron: el cinabrio, la antracita y diferentes óxidos y sulfuros.

Señalaba el humanista Pedro Mártir de Anglería (1457 -1526) que antiguas sagas americanas referían que el Sol solía llorar, y que al caer sus lágrimas al suelo éstas se cuajaban en oro. El oro extraído y laborado por los antiguos peruanos poseía un valor religioso y simbólico, destinado a la confección específica de objetos de culto y ornamento de rango.

“Camino del Metal” será inaugurada este viernes 28 del presente, a las 7:30 p.m. en la galería de arte Impromptu de El Cultural (Av. Venezuela 125, Urb. El Recreo). La entrada es completamente libre.

Comisión organizadora
El Cultural

0 comentarios:

Publicar un comentario