San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

¿Letras Libres en peligro de extinción?

Esta noticia sí que ha preocupado a muchos. La crisis financiera internacional, más que retroceder está empezando a crearle problemas a aquellos que, aparentemente, hasta ahora se habían librado de ella. Es el caso de la extraordinaria revista Letras Libres (en la cual colaboran muchos intelectuales y escritores peruanos), dirigida por Enrique Krauze y que ha perdido a uno de sus más importantes benefactores.

La noticia también menciona que otro perjudicado ha sido la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, que dirige Gabriel García Márquez, que dejará de recibir un significativo aporte para su funcionamiento.

Ojalá que el título de este post a la larga no tenga una respuesta afirmativa. Sería una enorme perdida para el periodismo cultural hispanoamericano.

Centro Knight ofrece primer curso exclusivamente para profesores de periodismo

El Centro Knight para el Periodismo en las Américas de la Universidad de Texas en Austin ofrecerá un curso único en línea y en español exclusivamente para profesores de periodismo de América Latina y el Caribe: “Herramientas Digitales para Instructores de Periodismo Investigativo”, que comienza el 2 de noviembre, 2009. Se reciben postulaciones en línea hasta el 18 de octubre, 2009.

El curso de cinco semanas, “Herramientas Digitales para Instructores de Periodismo Investigativo”, fue creado por la periodista e instructora Sandra Crucianelli. El curso es gratuito y finalizará el 29 de noviembre. Los cupos son limitados y se dará preferencia a instructores de periodismo que enseñen periodismo en universidades o escuelas de post-grado, que tengan experiencia en medios escritos o electrónicos, y que tengan limitadas oportunidades de capacitación profesional.

Más informes, aquí:

Fondo Editorial del Congreso publicó libro de historiador Pablo Macera

Lima, set. 29 (ANDINA).- El presidente del Congreso presentó el libro “Trincheras y Fronteras del Arte Peruano”, del historiador Pablo Macera, obra que reúne sus artículos periodísticos, ensayos y escritos diversos de este importante representante de la cultura peruana.

En la presentación, Alva Castro destacó que en esta obra, el destacado historiador ha descubierto al Perú a través de su expresión más poderosa: el arte popular.

La presentación de “Trincheras y Fronteras” tuvo como comentaristas a Ramón Mujica, profesor de Historia del Arte de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y a Luis Eduardo Wuffarden, autor del prólogo que acompaña el libro.

>>> Seguir Leyendo... >>>

“Más allá de la simple lectura del documento escrito, ha logrado descifrar el mensaje enmascarado de los dibujos de Guamán Poma, en el trazo hormigueante de los mates, cerámicos coloniales y republicanos, pinturas murales y altares portátiles de Joaquín López Antay o en alguna tabla de Sarhua”, señaló Alva Castro en su alocución.

A su turno, el historiador y también ex congresista Pablo Macera, instó a las autoridades a trabajar en la protección de las expresiones del arte popular peruano.

“Ha llegado el momento de que el Estado peruano empiece a coleccionar coleccionistas, ello no significa expropiar colecciones particulares, significa, más bien, estimular una conciencia solidaria, demostrar que la institución pública es confiable, para que la misma iniciativa particular llegue a las puertas de los museos públicos. No olvidemos que los coleccionistas privados peruanos han sido pioneros en el rescate del arte popular”, afirmó.

Dijo que rescatar las colecciones privadas como las que surgieron en 1920 a 1960, permitirán que los propios artistas y artesanos conozcan mejor sus diferentes tradiciones y fortalezcan sus acciones creativas.

Indicó que la defensa de la cultura tradicional no significa encerrar en una vitrina las poblaciones del Perú para satisfacer necesidades estéticas discutibles.


Vía: Andina

Descubren templo ceremonial y mural con pinturas policromas en complejo arqueológico Chotuna

Por Henry E. Ramírez Olano

Investigadores de la Unidad Ejecutora Naylamp, liderados por el arqueólogo y director del Museo Nacional Brüning, Arqlo. Carlos Wester la Torres, descubrieron templo ceremonial y murales con pinturas polícromos que dataría del desarrollo cultural Lambayeque Clásico desarrollada en los años 900 después de Cristo, en la zona norte del complejo arqueológico Chotuna, ubicada a 10 kilómetros al Oeste de la Ciudad de Lambayeque.

Este nuevo hallazgo arqueológico se registro en el Sector Norte, de este complejo arqueológico, debajo de esta duna de más de 15 metros de alto, donde se ha registrado una plataforma, en cuyo nivel superior orientado hacia el Norte con rampa central, se identifica hacia el paramento Norte de la plataforma superior evidencias de superficies polícromas que presentan un diseño “ajedrezado” en colores rojo y crema, estos primeros indicios de pintura mural animaron las expectativas en la excavación, y meses después sobre el piso de la plataforma superior se encontró una estructura con frisos en diseños circulares.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Wester la Torre, señalo que continuando con la excavación se decidió excavar una pared paralela a los frisos circulares que había sido sepultada por una rampa indirecta y en la que sospechábamos de la existencia de pinturas, al retirar el sello se pudo registrar las imágines sucesivas de la conocida “ola marina” que termina en la cabeza de un ser antropomorfo y/o ornitomorfo con penachos, la misma que está delineada en color negro sobre fondo amarillo remarcada por una línea negra sobre blanco y en la base nuevamente color amarillo.

Esta cenefa artística registra a uno de los íconos más emblemáticos del Arte de la Cultura Lambayeque, se trata de la “ola antropomorfa” que aparece tradicionalmente representada en pintura negro fugitivo en vasijas Lambayeque Medio, en representaciones impresas en las botella denominadas Huaco Rey, que aparecen representados también en muchos objetos metálicos especialmente en oro, tejidos y ahora lo tenemos como elemento decorativo en una fachada de una construcción, cuya función evidentemente debió ser de carácter ritual., por lo que este recinto seria una templo ceremonial.

Por su Parte el Director Ejecutivo del proyecto Especial Naylamp indicó que El descubrimiento se registró hace uno días y se tuvo que retirar más de 13,000 m³ de arena en forma manual a fin de evitar alterar posibles estructuras existentes y sacar a la luz este templo sepultado por miles de años, lo que significa un importante aporte para entender el desarrollo histórico de nuestros pueblos remarco.

El Alto funcionario señalo, que las excavaciones que se viene realizando en la zona desde el año 2007 con el financiamiento del estado peruano a través de la Unidad Ejecutora Nº 111 –Naylamp, lo que están dirigidas por un equipo de arqueólogos, técnico y más de 55 obreros, dirigidos por Carlos Wester; hasta la fecha estas labores de excavación y museo de sitio, han generado una importante inversión de más de 2 millones de nuevos soles a la fecha donde los directamente beneficiados son los pobladores que residen en la zona.

Se dio a conocer que también se realizando estas excavaciones, en tres frentes, el primero de ellos en la Huaca Susy, un edificio tronco piramidal al Este de Chotuna, el segundo en Huaca Chornancap, una plataforma trunca ubicada al Oeste de Chotuna, y la tercera en el Sector Norte donde se ha producido este hallazgo y sólo en esta Unidad de excavación, se ha invertido más de 600 mil nuevos soles, por lo que espera se produzcas otros descubrimientos en la medida que se continúen con esta labor.







Henry E. Ramírez Olano
Jefe de Relaciones Públicas e Imagen Institucional
Celular: (51) 074 979685941

Segundo número de la Revista de Historia Iberoamericana

Acaba de aparecer la segunda entrega de la Revista de Historia Iberoamericana, la misma que aparece en inglés, español y portugués. Como ocurrió anteriormente, todo el contenido de la revista es de libre acceso y listo para descargarse.

HIb aparece dos veces al año y cada uno de sus números contiene artículos de investigación histórica original de alta calidad, garantizada por la evaluación anónima de los pares.

La RHIb es el resultado de la colaboración entre la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Editorial Universia. En su comité científico, que reúne a destacados académicos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, México y Perú, se encuentran Manuel Burga, ex rector de San Marcos y miembro de número de la Academia Nacional de la Historia y Florencia Mallón. En este segundo número escriben:

>>> Seguir Leyendo... >>>

- David J. Staley: “Sobre lo visual en Historia”
- Víctor Rondón: “Todo el Mundo en General, ecos historiográficos desde Chile de una copla a la Inmaculada Concepción en la primera mitad del siglo XVII”
- Rafael Sagredo Baeza: “Navegación científica en el Mar del Sur. El piloto Moraleda (1772-1810)”
- Celia del Palacio Montiel: “Una mirada a la historia de la prensa en México desde las regiones. Un estudio comparativo (1792-1950)”
- Juan Luis Simal: “Las experiencias de 1808 en Iberoamérica”
- Eva Sanz Jara: “Crear la Nación. Los nombres de los países de América Latina”
- Pedro Pérez Herrero: “Las caras del águila. Del liberalismo gaditano a la República federal mexicana (1820-1824)”
- Inés Rojkind: “Buenos Aires en Armas. La revolución de 1880”

... Pero no habrá juicio

Tras dos años de audiencias y sentencias en su contra, la figura jurídica de la "conclusión anticipada" a la que se ha acogido Alberto Fujimori aceptando todos los cargos de la acusación fiscal retrata un Fujimori no muy distinto al que ya conocíamos todos. Además de revelar las cotas de cinismo y empacho de que son capaces él, su abogado y sus seguidores cuando se trata de justificar lo injustificable, sin duda muestran un Fujimori muy cercano al auténtico.

Porque el Fujimori de ayer diciendo mansamente "Estoy conforme", dista mucho de aquel otro exclamando para las cámaras de televsión del mundo "¡Soy inocente!", con lo cual probaba y prueba que los primeros interesados en politizar su proceso judicial desde el primer día de juicio era el fujimorismo en pleno, con él a la cabeza, y no quienes lograron sentarlo en el banquillo de los acusados. Este es el auténtico Fujimori, más enmpeñado en la eficacia de la triquiñuela política que en demostrar su inocencia y que se haga justicia.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Desde entonces, la pretensión y estrategia de convertir en mártires y perseguidos políticos a Fujimori, sus ministros, militares y congresistas de la década pasada ha estado a la orden del día. Hasta ayer, que siempre se supo que llegaría, en el que se mostrarían las intimidades de su verdadero régimen y cómo este operaba con artes de mafia organizada. Todo lo logrado hasta hoy les ha servido únicamente para poder decir, despúes de no conseguir una sola absolución, que la "persecución política" es la máxima que sigue el tribunal que lo juzga y por eso para que un juicio más. Solo que este es el juicio más importante, el que ellos, el fujimorismo, no Fujimori, no podían darse el lujo de soportar.

Por más que se esfuercen sus seguidores y su abogado en afirmar insistentemente que la aceptación de culpa de Fujimori se debe a que no se puede confiar en un juicio imparcial al ex mandatario, en realidad lo que se ha buscado y conseguido es evitarle a Keiko la verguenza de exhibir las entrañas purulentas del régimen de su papi, los auténticas engranajes que lo movían y que ella ahora pretende engrasar.

Por otro lado, no es de extrañar que hayan salido al frente a denostar al tribunal justificando la decisión de Fujimori. El desprecio, por ejemplo, que siente el congresista Raffo por nuestro sistema de justicia es el mismo que sintió y ejerció su jefe, y por el cual lo convirtió en el remedo de administración de justicia que fue durante sus años de gobierno. Solo basta leer el Twitter de Raffo para tener una idea bastante exacta del pensamiento fujimorista de lo que debe ser un sistema judicial: sometido y al gusto del poder de turno.

Mario Vargas Llosa será testigo en juicio a Fujimori

Foto: CNR (Archivo)Lima, 28/09/2009 (CNR) -- En la primera audiencia del cuarto juicio contra el ex presidente Alberto Fujimori, el fiscal supremo José Peláez anunció que entre los 61 testigos que convocarán para declarar en el proceso estará el escritor Mario Vargas Llosa, al haber sido víctima de interceptación telefónica en la época en que fue candidato a la Presidencia de la República (1990).

En la audiencia, iniciada poco después de las 09:00 horas en la sede judicial de la Diroes, están presentes el líder del Partido Socialista, Javier Diez Canseco; la periodista Cecilia Valenzuela; y el ex candidato presidencial Alberto Borea Odría. Es notoria la ausencia de Matilde Pinchi Pinchi, ex asistente de Vladimiro Montesinos.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La Fiscalía acusa a Fujimori de los delitos de peculado, contra la administración pública y contra la libertad, violación del secreto de las comunicaciones por los casos conocidos como “medios de comunicación”, “interceptación telefónica” y "congresistas tránsfugas”.

Así mismo, la Fiscalía pide que Fujimori sea condenado a ocho años de prisión y pague una reparación civil de cinco millones de soles a favor del Estado y tres millones a favor de los agraviados.

Otros testigos serán la ex esposa de Fujimori, Susana Higushi; el ex embajador Javier Pérez de Cuéllar; el periodista César Hildebrandt; el periodista Guillermo Gonzales Arica; el ex integrante del desactivado "Grupo Colina", Marco Flores Alván, y otros miembros del Ejército vinculados a la interceptación telefónica, que suman 30 personas.

Al comienzo de la audiencia se presentó un informe médico que precisa que el acusado se encuentra bien de salud, por lo que puede concurrir a las audiencias judiciales cinco horas tres veces por semana. La audiencia de hoy concluirá a las 14:00 horas con un receso de media hora a las 11:00 am.


Vía: CNR

La Segunda Guerra Mundial en Facebook

El sentido del humor de algunas personas a veces roza la genialidad. Un amigo me alcanza por correo electrónico el siguiente post en donde su responsable se ha tomado su buen tiempo para imaginar cómo hubieran sido las cosas si hubiese existido Facebook en la época de la Segunda Guerra Mundial. Y el resultado es esta hilarante imagen que sólo puedo aplaudir de pie. Disfrútenla.

>>> Seguir Leyendo... >>>


Humor Original: La Segunda Guerra Mundial... en Facebook

Holocausto paraguayo en Guerra del ’70 (*)

Aunque siempre ha habido cierta controversia sobre el número real de muertos que sufrió el Paraguay en la Guerra de la Triple Alianza, estudios bastante recientes han confirmado plenamente la monstruosa magnitud de aquel verdadero holocausto. Probablemente el más riguroso de esos estudios fue el realizado por el historiador estadounidense Thomas L. Whigham y su colega alemana Barbara Potthast. Lo llamamos a Whigham a su oficina de la Universidad de Georgia para hablar del tema.

Por Armando Rivarola


El doctor Thomas Whigham expone durante unas jornadas sobre historia paraguaya realizadas en Montevideo el año pasado y que se repetirán el año próximo.Las conclusiones de Thomas Whigham, doctor de la Universidad de Stanford y profesor en la Universidad de Georgia, Estados Unidos, y Barbara Potthast, de la Universidad de Colonia, Alemania, fueron publicadas originalmente en 1999 en un artículo en la Latin American Research Review titulado “The Paraguayan Rosetta Stone: New Evidence on the Demographics of the Paraguayan War, 1864-1870”, posteriormente ampliado en un ensayo en la misma publicación, del año 2002, bajo el título “Refining the Numbers: A Response to Reber and Kleinpenning”.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Censo de 1870

El trabajo está basado en un censo que mandó hacer el gobierno provisional paraguayo, bajo ocupación brasileña, entre 1870 y 1871, el cual estuvo por más de un siglo oculto entre montañas de papeles a los que nadie prestaba atención en el Ministerio de Defensa Nacional.

Según ese censo, inmediatamente después de la guerra la población paraguaya había quedado reducida a 116.351 habitantes. La cifra no es del todo exacta, según nos explica Whigham. No están incluidos algunos “partidos” o distritos y en esa época era común subestimar el número de niños.

“Nosotros hicimos unas correcciones y establecimos un número aproximado de 150 a 160.000 habitantes, de los cuales solo aproximadamente 28.000 eran hombres adultos. La relación de mujeres por varón era en general de alrededor de 4 a 1, pero había sitios donde llegaba a 20 a 1 y más”, dice el investigador.

El hallazgo de este censo de 1870-1 (dicho sea de paso, Whigham nos comenta que se “perdió” el original, aunque afortunadamente existen copias) fue, por supuesto, de enorme importancia para dimensionar el número de víctimas de la guerra, pero no resolvió de por sí el problema, debido a que no existe un censo confiable de los años que antecedieron a la conflagración.

Población antes de la guerra

Mucho se ha repetido que en 1864 la población paraguaya había alcanzado el millón de habitantes, pero Whigham dice que esta es una cifra probablemente exagerada, que proviene del libro del cronista belga Alfredo DuGraty (“La Republique de Paraguay”), quien había sido contratado por Carlos Antonio López para promocionar el país y su régimen.

El último censo de preguerra conocido es el de 1846, que consignó 238.862 habitantes. De nuevo aquí, señala Whigham, es necesario hacer correcciones por ausencia de algunos distritos y subestimación de la población infantil. Con todo, hechas las estimaciones de rigor y aplicando una tasa de crecimiento poblacional de entre 1,7 y 2,5 por ciento anual, que eran los promedios habituales en la región en esa época, se llega a que en el Paraguay de 1864 había entre 420.000 y 450.000 personas, aproximadamente.

Holocausto paraguayo

Sobre la base de estas cifras, Whigham y Potthast concluyen que en el curso de tan solo un lustro desapareció entre el 60 y el 70 por ciento de la población total del país, “lo cual es un porcentaje enorme, prácticamente sin precedentes en la historia de una nación moderna”.

Otros investigadores, como Jan Kleinpenning, sostienen que la población de posguerra era de 220.000. Whigham cuestiona las fuentes de esta información, pero señala que, aun si la cifra fuera correcta, la disminución poblacional habría sido del orden del 50 por ciento, algo igualmente extraordinario.

“Si lo consideramos en términos proporcionales, no hay muchos casos como estos en la historia moderna. Tal vez solo las terribles guerras balcánicas que antecedieron a la Primera Guerra Mundial. Se suele mencionar como ejemplo de catastrófica mortandad la que sufrió Rusia en la Segunda Guerra Mundial, con unos 20 millones de muertos, pero eso representó no más del 12 por ciento de la población rusa de la época”, subraya el historiador norteamericano.

Sufrimiento extremo

Le preguntamos a Whigham si la mayoría de las personas que dejaron de habitar el Paraguay efectivamente murió como consecuencia de la guerra, o hubo una parte considerable que simplemente emigró. Dijo que, si bien algo de migración hubo, esta no fue masiva. No hay evidencias de grandes contingentes de refugiados paraguayos en la región, más allá de algunas crónicas que mencionan mujeres que deambulaban y mendigaban en la zona de Mato Grosso. Además, realmente no había muchas opciones a dónde ir. Lo que sí hubo mucho fue migración interna, de gente que huía de las comunidades ribereñas para escapar de la soldadesca de ocupación y se dirigía tierra adentro.

De las aproximadamente 300.000 víctimas, buena parte murió en combate, como lo prueba la altísima disminución de la población masculina. El resto murió a causa de crímenes, penurias y, sobre todo, enfermedades, hambre y agotamiento.

No hay que olvidar, nos hace notar Whigham, que el país sufrió un colapso productivo durante los largos años de la guerra, justamente por la falta de mano de obra masculina para los trabajos duros de las chacras. Las mujeres, los niños y los ancianos se podían dedicar a la agricultura hasta cierto punto, pero no había bueyes para arar la tierra y era poco lo que podían producir en esas condiciones. Pronto eso se volvió un tremendo círculo vicioso. Los alimentos cada vez escaseaban más y, debido a ello, también mermaban las energías para cultivar y se deterioraba la salud.

Se ha estado hablando últimamente de reparación histórica al Paraguay. Es un tema a discutir. Whigham tiende a ser cauto en este punto. Pero el extremo sufrimiento del pueblo paraguayo en la Guerra de la Triple Alianza es algo que no se puede soslayar ni olvidar.


* Publicado en ABC Digital, el 26 de setiembre de 2009.

Espías en la Guerra del Chaco (*)

La Paz, 1934. La guerra entre Bolivia y Paraguay transita su tercer año. Mientras la mayoría de la población anda ansiosa por saber noticias del Chaco, donde centenares de soldados mueren por las balas, el hambre y la sed; otros, como un vendedor de corbatas en inmediaciones de San Francisco, siguen su rutina. Para todos, él sólo es eso: un comerciante ... no para los agentes especiales del Servicio Secreto Boliviano (SSB).

Días de seguimiento han permitido al grupo de Inteligencia llegar a la conclusión de que tras ese kiosko se esconde un espía paraguayo. El infiltrado pasa información directa a su país sobre la movilización de tropas bolivianas y la llegada de armamento. La red de la que él forma parte es descubierta por la “Operación Rosita”. El “pila” es en realidad el capitán Freitas, un oficial asentado en La Paz desde 1928.

>>> Seguir Leyendo... >>>

“En la Guerra del Chaco peleamos además contra el espionaje de Paraguay y sus aliados, Argentina y Chile”, expone el general de ejército Luis Fernando Sánchez Guzmán, autor del libro Soldados de Siempre. En él revela las operaciones de espionaje boliviano realizadas entre 1933 y 1935. Una aventura, al puro estilo Bond.

El secreto de los carnavales

Había transcurrido un año y cinco meses desde el cerco a Boquerón (septiembre de 1932) y casi 365 días del triunfo boliviano en la batalla de Kilómetro Siete (noviembre de 1932-febrero de 1933). En medio de esa emergencia, una fiesta privada de carnavales se organiza ese 1934. La celebración sólo es una fachada.

Asisten civiles y militares, algunos recién llegados del campo de acción. Entre los 48 invitados se encuentran Rosa Aponte Moreno, una joven cruceña de 20 años; el ex combatiente Gastón Velasco Carrasco, el migrante español Alfredo Fernández Sibauti y el párroco mexicano Alfonso Ivar.

La intención: armar el que sería el Servicio Secreto Boliviano para trabajos de espionaje y contraespionaje. Todo el grupo, conformado íntegramente por voluntarios, es entrenado por el alemán Karl Heming. “Karl había combatido en la primera Guerra Mundial y formaba parte de una colonia alemana que se identificó desde el primer momento con la causa boliviana”, formula el general Sánchez. Otros colaboradores germanos en la misión fueron Wálter Mass y Otto Berg.

La Operación Rosita

En 1934, mientras paraguayos y bolivianos luchan a muerte en las candentes arenas chaqueñas, el SSB alista un operativo. De Potosí llega la noticia de la instalación de un Consulado de Paraguay en La Quiaca, Argentina. La posición es estratégica pues el grueso del ejército boliviano pasa por Villazón, a metros de la frontera. Algo se cocina desde Asunción.

Rosita Aponte trabajaba en el Parlamento antes de ser entrenada por el SSB y destinada a Villazón con un grupo de Inteligencia integrado por otras dos damas, por Gastón Velasco y Carlos Ackerman, un experto en cajas fuertes.

La bella cruceña abre una pensión cerca de la legación diplomática guaraní y, con la complicidad de sus dos amigas, conquista a los funcionarios consulares, a quienes invita a un baile. “Todo estaba planificado. Ellas entraron como ciudadanas peruanas”, reseña el escritor. Esa noche, mientras los paraguayos se divertían, Velasco y Ackerman ingresan al Consulado y sustraen de una caja fuerte documentos que permiten descubrir la red de espías que operaba en suelo boliviano. “Cayeron argentinos, paraguayos, chilenos y hasta bolivianos ligados a ellos”, resume Sánchez.

Uno de los descubiertos fue el capitán Freitas, el vendedor paraguayo de corbatas en San Francisco que enviaba informes a su país. El delator fue fusilado en La Paz. Esta misión se llamó “Operación Rosita”, por Rosa Aponte.

El mismo 1934, el SSB descubre que funcionarios chilenos que vivían en La Paz eran agentes paraguayos. Había que hallar pruebas que los incriminen.

Rosa abre un prostíbulo por la plaza Riosinho. Dos chilenos llegan al lugar y pasan la noche con dos damas. Al día siguiente, ya en el domicilio de uno de ellos, por las calles Colombia y México, ingresa un desfile militar. Los trasandinos asoman sus cabezas y junto a ellos las dos mujeres. Desde abajo, agentes les toman fotos con las que luego son chantajeados para dar a conocer los nombres de otros informantes.

Rosa Aponte participa de más acciones antes de casarse con un oficial. Muere en los años 90.

En el corazón del enemigo

Nacido en España, Alfredo Fernández Sibauti se cría en Sucre. Una vez estallada la guerra, el Españolito —como después fue bautizado— pasa a formar parte del SSB. El delgado hombre con grandes dotes para la actuación es encomendado en 1934 a entrar en el corazón del enemigo.

Su maestro es Gastón Velasco, el mismo que ayudó en La Quiaca a descubrir la red de espías. El nuevo agente, que no pasa de los 30 años, una vez en Asunción y tras declarar su pretendido “odio” a los bolivianos, logra ser aceptado en el grupo de espionaje de ese país. Fernández Sibauti envía inestimable información a Bolivia desde las mismas oficinas del Servicio de Inteligencia Paraguayo. Gracias a esos datos, la cañonera Humaytá quedó fuera de acción tras la explosión de una carga de dinamita en su caldera.

Con sus informes se desbarata más redes de espionaje y se captura agentes enemigos en Arica, Chile. Sin embargo a fines de 1934, el Españolito es interceptado por la Inteligencia paraguayo-argentina, torturado y luego acuchillado en un hospital.

El cura de las pistolas

Sólo por su apellido, Zetaro, se conocía en La Paz a un argentino que proviene de una familia adinerada de Tucumán. Recién llegado, en los años 30, el migrante se contacta con los grupos de poder locales y en 1934 se ofrece como voluntario para ser agente de la Inteligencia boliviana. En su vertiginosa carrera, llega incluso a ser el estafeta del que después sería Presidente de la República: el Tcnl. Germán Busch.

El accionar de Zetaro pasa desapercibido para todos, excepto para el SSB. Aquí entra en escena el mexicano Alfonso Ivar, sacerdote de día y cazador de desertores por la noche.

Llegado de México a principios de los años 30, Ivar trabaja ya como agente secreto para el gobierno de Daniel Salamanca. Famoso por “pescar” delatores en los bares, llega a ser Jefe de Policía durante la Guerra del Chaco. “Dicen que andaba con sotana y con una pistola en la cintura”, refiere el general Sánchez.

El cura mexicano, fanático de la causa boliviana ante Paraguay, dirige la investigación de Zetaro y descubre que el argentino es parte de una red paraguaya de espías. Pese a la constatación, el protocolo diplomático impide que el gobierno boliviano tome acciones. “Era como ganarnos un lío con Argentina”, dice Sánchez.

Zetaro, expulsado del país, parte en tren a Guaqui. En el viaje, repentinamente se detiene la locomotora y aparece en persona el cura Alfonso, quien ejecuta al argentino con dos disparos. Años después, Ivar sería asesinado en Perú, en su ley.

El gladiador Ustáriz

En el Curso de Cóndores Satinadores en Sanandita, Tarija, el capitán Víctor Ustáriz Arce personifica el ideal del soldado boliviano. Llamado Charata y Baqueano, el tarateño se convierte, desde 1923, en una pesadilla de los paraguayos.

“Como los límites entre Bolivia y Paraguay no estaban definidos, instalar guarniciones y fortines era común antes de la guerra, y en ello Ustáriz fue el mejor”, desliza el teniente José Luis Alarcón, que ultima detalles del libro Vida y Muerte del Satinador # 1 de Bolivia. Para los militares, el satinador es el especialista en tácticas de guerra en el frente de acción.

En los años 20, el entonces teniente Ustáriz aprende todos los secretos del Chaco de su inseparable amigo: un mataco a quien bautiza como Cabo Juan. Con esos conocimientos, más de una vez se infiltra en las filas “pilas”. En 1928 desafía a la metralla enemiga y con una fracción de soldados toma el Fortín de Boquerón de manos paraguayas.

Ustáriz recibía tratamiento médico en Buenos Aires cuando estalla la Guerra. El cerco a Boquerón, en agosto de 1932, le impulsa a volver a Bolivia para viajar al Chaco. El ya capitán se presenta ante el entonces general José Luis Peñaranda, el 7 de septiembre de 1932, y con una patrulla abre una ruta hasta Toledo. Al día siguiente recibe la orden para entrar a Boquerón y socorrer a los 600 soldados bolivianos que eran hostigados por unos 13 mil #“pilas”.

Ustáriz, que conoce el terreno como la palma de su mano, entra al cerco a las 21.00 del 11 de septiembre junto a 54 soldados y se reúne con el Tcnl. Manuel Marzana. Es difícil resistir el embate del enemigo, por lo que el Baqueano decide abrir una brecha. Al día siguiente, su destacamento en pleno ve cómo una ráfaga de metralla frena por el frente y la retaguardia el avance del Charata en la trinchera. El capitán muere a sus 35 años.

“Ustáriz muere combatiendo cara a cara con el enemigo. Herido de muerte, cae sobre su arma besándola como si fuera una cruz”, refiere el teniente Alarcón.

Audaz, el aporte de Ustáriz, el primer espía militar de Bolivia, y de los agentes civiles Aponte, Fernández, Velasco, Ackerman e Ivar, entre otros —como Elvira Llosa, que luego de casó con Raúl Salmón— fue fundamental para Bolivia. Ellos escribieron con gloria la historia de los espías bolivianos.

Los agentes secretos bolivianos lograron descubrir la red de espías paraguayos, argentinos y chilenos que operaba desde La Paz.

Texto: Jorge Quispe
Fotos: Miguel Carrasco, Tte. José Luis Alarcón, tomadas del libro "Soldados de Siempre" y archivo de la Academia Boliviana de Historia Militar-FFAA.

* Publicado en La Razón, el 27 de setiembre de 2009.


"Todavía se oculta que el franquismo fue terrorista" (*)

Historiadores debaten en Granada sobre las lagunas de la Transición española

Jorge Marco, Moreiras-Menor e Israel Sanmartín. - A. z.La falta de una condena sin paliativos del franquismo fue quizás la principal asignatura pendiente de la Transición. Y España, según Cristina Moreiras-Menor, crítica, experta en Historia cultural y catedrática de la Universidad de Michigan (EE UU), aún arrastra ese suspenso. "Se oculta que el franquismo fue una herramienta política que diezmó la libertad, un aparato de represión y un acto terrorista en muchos sentidos. Y hasta que eso no se enseñe en los colegios, España no va entender su pasado", afirma.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La mitificación de la Transición ha sido objeto de atención preferente durante las ponencias del II Encuentro Internacional de Jóvenes Investigadores en Historia Contemporánea, celebrado la semana pasada en la Facultad de Filosofía y Letras de Granada. Al encuentro asistieron historiadores como Moreiras-Menor o Israel San Martín.

Moreiras-Menor afirma que existe aún una percepción "un tanto inquietante" de este episodio histórico porque se ve como "modélico", cuando "borró la idea de que la dictadura fue cruel, intensa y que fue el propio Franco el que gestionó el paso hacia la democracia".

Jorge Marco, de la Universidad Complutense, apoya las teorías de Moreiras-Menor. Según Marco, la enseñanza aborda de una manera muy "light" el franquismo. "Muchos docentes se saltan estos temas", afirma". "Por suerte", dice Marco, "la perspectiva sobre la Transición está cambiando". "Sus protagonistas, los hijos de la guerra, han sido acríticos. Ahora, los nietos hacemos crítica y ponemos el foco sobre los verdugos", concluye


* Publicado en Público.es, el 27 de setiembre de 2009.

En la trastienda de una exposición

Virginia Ródenas publica hoy en ABC un extraordinario ejemplo de periodismo cultural y de lo que algunos llaman "periodismo arqueológico". En vez de hacer la típica reseña (por buena que sea)de la exposición que acaba de inaugurarse en el Museo de América de mantos Paracas (como todo el mundo lo ha hecho), Ródenas ha buscado un ángulo nuevo y lo que ha hecho es estar presente cuando los mantos arribaban al museo y se ha hecho de un estupendo material para escribir el reportaje de cómo se conserva y traslada material arqueológico para una exposición al otro lado del océano. De ese modo, todo lo que puedan leer los lectores sobre la exposición a partir de ahora se verá enriquecido sabiendo lo que saben ahora gracias a Virginia.

Antony Beevor entrevistado en Clarín

El día de hoy el diario Clarín publica una extensa entrevista al historiador británico Antony Beevor, con el que conversa sobre su último libro: El Día D, la batalla de Normandía. Como suele suceder con Beevor, la entrevista no tiene pierde. Abunda en detalles, esboza juicios con claridad y sin medias tintas y se explaya largamente sobre personajes y sucesos a los que él ha llegado a conocer muy bien.

Comunicado de los Estudiantes de Arqueología de la UNT

Estimad@s compañer@s, futuros colegas y Pueblo Peruano en general:

Los estudiantes de Arqueología de la Universidad Nacional de Trujillo agrupados y organizados en su Centro de Estudiantes (CEAR) alzamos nuestra voz de protesta en contra del proyecto de ley 3464/2009 promovido por el Ejecutivo y nos unimos al pronunciamiento difundido por un grupo de reconocidos arqueólogos.

Como es costumbre, el actual gobierno viene implementando todo de tipo de medidas (en este caso de corte jurídico) para asegurar su dominio económico y político.

Este proyecto de ley no es producto del azar, sino que es la culminación de toda una serie de medidas, plasmadas en leyes, en contra del patrimonio; asi lo demuestran las múltiples leyes que se vienen aprobando. Una de ellas es la llamada ley de concesión del patrimonio cultural (Ley 29164), distintos decretos como el 009-2009-ED (sobre el cual nos pronunciamos en su momento) y todo esto ha tenido su culminación en el proyecto de ley 3484/2009.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Dicho proyecto de ley pretende transferir el poder al congreso de la republica de declarar que es patrimonio cultural y que no es patrimonio cultural. La declaración como patrimonio cultural será tal, de acuerdo a los criterios políticos de los legisladores, es decir obedecerá a los intereses económicos y políticos del grupo mayoritario del congreso (en este momento el APRA y sus aliados FUJIMORISTAS). Entonces, como manifiesta el Ejecutivo en su carta enviada al congreso y como lo hemos entendido, el patrimonio cultural será declarado así, cuando no obstruya los proyectos y/o inversiones sean publicas y privadas. Cabe decir que esto se desenvuelve dentro del marco de un periodo de implementación de medidas legales para favorecer un TLC con EEUU (sus inversionistas privados, entre otros).

Además de obligar al INC que retire la declaración como patrimonio cultural, a los bienes inmuebles de propiedad privada integrantes del patrimonio cultural que son "onerosos" "ineficientes" o que su conservación resulte impracticable. Entonces aquellos bienes que ya son patrimonio cultural dejaran de serlo, debido a que su condición de patrimonio cultural obedecerá a fines prácticos, esto sujeto a criterios subjetivos, como darles la condición de "onerosos”, “ineficientes" o de conservación impracticable.

Si bien es cierto el descuido del patrimonio cultural por parte del Estado ya ha causado la destrucción de nuestro patrimonio. La aprobación de esta iniciativa de ley implicaría la destrucción de miles de bienes integrantes del patrimonio cultural y la perdida de miles de años de historia andina para beneficiar el "desarrollo" del país, que en realidad es el lucro de pequeños grupos de personas con gran poder económico y político que buscan enriquecerse con el Perú, mucho mas de lo ya se han enriquecido.

No queremos ser la piedra en el zapato del verdadero desarrollo del país (como seguro no tardara en llamarnos el Presidente), pero esto que viene haciendo el gobierno no es desarrollo. Los estudiantes hemos comprendido que para desarrollarnos debemos de defender nuestro patrimonio, ya que en el reside la historia que debemos descifrar para comprender nuestro presente y en el cual se esconde un gran potencial de verdadero desarrollo del país.

Hacemos un llamado a los compañeros de los CEAR´s de las distintas escuelas de Arqueología del País a organizarse y pronunciarse libremente sobre este problema nacional. Y en vísperas de nuestro XVII Congreso Nacional reactivar la Coordinadora Nacional de Estudiantes de Arqueología como gremio encargado de organizarnos.

Hoy más que nunca, se hace necesaria la organización de los arqueólogos, de los estudiantes y del pueblo peruano, para defender el patrimonio cultural que pertenece a la Nación en su totalidad y no a un grupo de personas. Solo con organización lograremos hacer frente a la envestida del gobierno contra nuestro Patrimonio Cultural.

¡¡¡ UNAMONOS EN DEFENSA DE NUESTRO PATRIMONIO!!

La Junta Directiva


Vía: Centro de Estudiantes de Arqueología (CEAR)

Pronunciamiento de Hugo Ludeña contra el Proyecto de ley N° 3464


EL PATRIMONIO ARQUEOLOGICO DEL PERU EN PELIGRO
PRONUNCIAMIENTO EN DEFENSA DEL PATRIMONIO ARQUEOLOGICO ANTE EL PROYECTO DE LEY 3664/2009

Como docente y Director de la Escuela Profesional de Arqueología y Antropología de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV), y miembro del Colegio Profesional de Arqueólogos del Perú (COARPE), hago pública mi enérgica protesta ante los sucesivos atentados contra el Patrimonio Arqueológico de la Nación por parte del Instituto Nacional de Cultura (INC), que no obstante ser el organismo del Estado encargado por Ley para su defensa, consiente que se violen las leyes y dispositivos legales que amparan al Patrimonio Arqueológico Nacional en perjuicio de los intereses académicos y del público, en beneficio de los intereses privados, de acuerdo a los últimos dispositivos legales expedidos con el conocimiento y consentimiento del propio INC.

>>> Seguir Leyendo... >>>

1.- Por mandato de la Ley 28296, Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación, del 22 de julio de 2004, el INC es el único organismo del Estado que tiene la facultad de declarar cuales son los bienes culturales considerados como parte del Patrimonio de la Nación. Dicha función es de carácter técnica y la realiza personal profesional especializado, formado científica y académicamente en las universidades, y se realiza en cumplimiento de las Convenciones Culturales Internacionales de las cuales el Perú es firmante. Reconociendo el carácter vinculante de las Convenciones Culturales, todas las leyes culturales nacionales se basan en dicho marco jurídico confirmado y ratificado, por el Congreso de la República y consecuentemente por las Leyes Nacionales vigentes de Protección, Defensa, Conservación y Gestión del Patrimonio Cultural del Perú.

2.- El 1 de Mayo de 2008 se expidió el Decreto Legislativo Número 1003 por el cual, basándose en que, el Congreso de la República, por Ley 29157, delegó en el Poder Ejecutivo la facultad de legislar sobre materias especificas, con la finalidad de facilitar la implementación del Acuerdo de Promoción Comercial Perú-Estados Unidos y su Protocolo de Enmienda, siendo materia comprendida en dicha delegación la facilitación del comercio, así como la promoción de la inversión privada.

3.- Con la finalidad de favorecer y cautelar la seguridad jurídica de los inversionistas y al mismo tiempo compatibilizar el desarrollo, con la protección de la intangibilidad de los restos arqueológicos existentes en el territorio peruano, y para agilizar la ejecución de obras públicas sobre los restos arqueológicos, y evitar la demora y paralización de dichas obras, el gobierno determinó que era necesario dictar una norma que regule la autorización que otorga el Instituto Nacional de Cultura conforme a la ley 28296, para la ejecución de obras públicas. Con ese motivo, con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros y con cargo a dar cuenta al Congreso, se expidió dicho Decreto Legislativo que modificó el artículo 30 de la Ley 28296.

4.- El artículo 30 modificado indicaba que el concesionario de una obra pública que afectara algún bien del Patrimonio Cultural de la Nación debía gestionar ante el INC la aprobación del Proyecto de Evaluación Arqueológica del área o terreno donde se ejecute la obra, con la obligación del concesionario de suspender sus actividades en caso de descubrirse algún bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación, y comunicar al INC, para que se dicten las medidas de protección, conforme lo ordena la ley.

5.- Sin embargo, contradictoriamente, se estableció también que la autorización del INC no sería exigible en las concesiones u obras públicas, en la ampliación, mejoramiento, rehabilitación, operación o mantenimiento de infraestructura pre-existente, excepto cuando se trate de extensión del trazo.

6.- A pesar que dicho Decreto Legislativo es lesivo y abiertamente perjudicial para el Patrimonio Arqueológico de la Nación, el INC lo acató y cumplió sin comentarios, renunciando a sus fueros complacientemente, a pesar de las numerosas protestas que durante 2008 hicieron los medios y diversas personas e instituciones como el ICOMOS.

7.- El 18 de agosto de 2009, se expidió en Decreto Supremo número 009-2009-ED por el cual se establecieron los plazos para la elaboración y aprobación de los Informe Finales de los Proyectos de Evaluación Arqueológica y de la Certificación de Inexistencia de restos Arqueológicos (CIRA) por el INC. Con el objeto de simplificar los trámites para promocionar la iniciativa e inversión privada que favorezca el desarrollo y la inversión, aun a costa del sacrificio del Patrimonio Cultural, el gobierno consideró que era prioritario modificar los plazos de aprobación de los Informes Finales de los Proyectos de Evaluación Arqueológica, y la expedición de los certificados (CIRA). Con ese motivo, se decretó la modificación del Decreto Supremo 004-2009-ED, estableciéndose:

a) Que para la elaboración de los Proyectos de Evaluación Arqueológica en proyectos de inversión pública y privadas no se requiere de autorización del INC.
b) Que la aprobación de los Informes Finales de los Proyectos de Evaluación Arqueológica por la Comisión Técnica de Arqueología debía realizarse en el término de 30 días. Caso contrario se aplicaría la ley llamada Ley del Silencio Administrativo, por la cual, después de ese plazo, se daba por aprobado y autorizado automáticamente el Certificado (CIRA), el cual debía expedirse en el término de 5 días calendario.
c) Que los Proyectos de Inversión Pública y los declarados de Necesidad Nacional y de ejecución prioritaria solo requerían de la Supervisión y Monitoreo del INC para obtener el CIRA, o no seria necesario sino presentar un Plan de Monitoreo, pudiendo acogerse a este Decreto Supremo todas las solicitudes antiguas en trámite.

8.- Tan generoso privilegio sería concedido por el Ministerio de Educación y estuvo tan bien coordinado con el INC que dos días después, el 20 de agosto se publicó en el Diario Oficial El Peruano, la R.D. Nacional número 1207/ INC del INC que aprobó la extensa Directiva número 003-2009-DN/INC en la cual se establecieron los procedimientos especiales para la implementación del Decreto Supremo 009-2009-ED.

9.- Los autores de los últimos dispositivos expedidos por el INC sabían muy bien lo que hacían, porque además de significar el renunciamiento del Instituto Nacional de Cultura a los principales fundamentos de su existencia, como son la Investigación, Conservación, Exposición, Gestión y Defensa del Patrimonio de la Nación, lo entrega como una víctima propiciatoria para su depredación y desaparición, en aras del la inversión privada y pública.

Al haber comprobado una vez más los organismos del gobierno la inoperancia e incapacidad e del INC para resolver los problemas en el campo cultural que son de su competencia, como era de esperarse, no pasaron ni 30 días, y el 4 de Septiembre de 2009 el Presidente del Congreso de la República recibió con carácter URGENTE, el Proyecto de Ley número 3464/2009. PE titulado: Ley que Modifica diversos artículos de la Ley 28296, Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación.

Este Proyecto de Ley propone, agregarle un artículo letal a la ley 28296 para que en el futuro diga:

“Los bienes que integran el Patrimonio Cultural de la Nación sólo son declarados como tales por Ley del Congreso de la República.”

10.- Esto significa, que si se aprueba ese Proyecto de Ley, los bienes culturales que le interesa a los poderosos grupos privados que desaparezcan, no serán declarados como tales por el Congreso. Pero el proyecto del Ley en cuestión no se refiere al cebiche, ni a la marinera. Ni a las tradiciones y costumbres, y tampoco a las iglesias y casas coloniales, sino al Patrimonio Arqueológico, tal como se indica en todos los Considerandos y antecedentes enumerados.

11.- La explicación está declarada por los mismos autores del proyecto de Ley, que no han tenido ningun reparo en publicarlo, y dice así:

EXPOSICION DE MOTIVOS

“Uno de los grandes problemas en la ejecución de la inversión pública y privada en el contexto de la crisis económica globalizada, constituye el retraso o, paralización de la ejecución de proyectos de inversion, tanto públicos como privados, así como el otorgamiento de concesiones de obras públicas de infraestructura y de servicios públicos. Y una de las causas de tales retrasos o paralizaciones es la amplia regulación existente en materia de protección estatal sobre los bienes que constituyen el Patrimonio Cultural de la Nación, el perjuicio de los inversionistas.”

Eso no es cierto, porque los problemas que se señalan y los retrasos y paralizaciones de la ejecución de los proyectos de inversión que indican, se deben a la incompetencia de sus responsables, quienes conocen las leyes vigentes, y al no querer cumplirlas, ahora exigen que las deroguen y cambien.

Es una lástima que los políticos tan complacientes e ilusionados con los inversionistas, no aprecien la verdadera importancia del Patrimonio Arqueológico, y que pongan como pretexto para justificar la inoperancia de quienes no son capaces de cumplir con sus funciones respetando las leyes, la necesidad de modificar una vez más arbitrariamente la ley 28296, de acuerdo a su conveniencia.

Sería necesario que los legisladores se ilustren un poco más y entiendan que esa amplia regulación existente ha permitido salvar los monumentos arqueológicos del Cusco y Machu Picchu, la fortaleza de Sacsayhuamán, Chan Chan, Las líneas y geoglifos de Nasca, Chavín, las Huacas del Sol y de la Luna, Ancón, Paramonga, Sillustani, entre otros, gracias a los esfuerzos de arqueólogos como los Doctores Julio C. Tello, Toribio Mejía Xesspe, y Jorge Muelle, Frederic Engel, Federico Kauffmann, Francisco Iriarte, Luis G Lumbreras, Josefina Ramos de Cox, Manuel Chávez Ballón, y de historiadores como el Dr. Luis E. Valcárcel, Pablo Macera y otros.

Bajo el pretexto de propiciar el Desarrollo y la participación de la actividad privada en el quehacer cultural, en las últimas décadas se han expedido sucesivamente nuevas Leyes del Patrimonio Cultural, cuyo objetivo principal ha sido, y es, favorecer el afán de lucro de pequeños pero activos grupos de poder, en perjuicio del patrimonio arqueológico nacional, sin tener en cuenta que esos monumentos constituyen el orgullo del Perú, y que han devenido en recursos turísticos muy importantes para el desarrollo económico regional y nacional.

Gracias a las nuevas investigaciones y trabajos de defensa y puesta en valor en numerosos monumentos arqueológicos que estaban por desaparecer en manos de los depredadores, hoy son importantes polos de desarrollo socioeconómico al servicio del turismo. Es por eso que debemos agradecer a la nueva generación de arqueólogos como Walter Alva, Ruth Shady, Santiago Uceda y sus discípulos, entre otros, quienes a través de las universidades donde trabajan, con el apoyo local, han salvado importantes monumentos arqueológicos. Se trata de importantes acciones de participación de los descendientes de comunidades que crearon los monumentos arqueológicos que tanto admira el mundo moderno.

El Patrimonio Arqueológico de la Nación está el peligro, una vez más, y es necesario que los políticos piensen más en la defensa del Patrimonio Arqueológico que nos han dejado nuestros antepasados, en los intereses del público y del pueblo que los ha elegido y que piensen menos en los intereses de los inversionistas. Estos se irán. Pero los monumentos arqueológicos deben perdurar por encima de cualquier Acuerdo de Promoción Comercial del Perú-Estados Unidos, o con cualquier otro país de este planeta. Los legisladores deberían atender con la misma diligencia los pedidos de las Universidades, de los Colegios Profesionales y del público, que los ha elegido y proceder sin premura y con sabiduría, respetando y defendiendo el Patrimonio arqueológico por ser un legado único e irrepetible.

Hago un llamamiento a los Arqueólogos Profesionales para que realicen todos los esfuerzos a su alcance, con el objetivo de acabar de una vez por todas con las arbitrariedades que se cometen en perjuicio del Patrimonio Arqueológico de la Nación, al amparo de malas leyes cuyo objetivo es quitarle la protección estatal a los monumentos arqueológicos del Patrimonio Cultural de la Nación, porque los inversionistas dicen que los perjudican.

También solicito a los Antropólogos, Historiadores, y Científicos Sociales y profesores de los campos de las Letras y Humanidades para que participen en el próximo Congreso del Hombre y la Cultura Andina y Amazónica que se realizará en Lima en octubre de 2009, auspiciado por la UNMSM y que expongan sus puntos de vista y pronunciamientos en torno a la Política Cultural del Perú, en el campo de sus especialidades.

Lima, 21 de septiembre de 2009

Dr. Hugo Ludeña
Director de la Escuela Profesional de
Arqueología y Antropología
de la UNFV

Ver: D.L 1003; DS 004-2009-ED; RSD 1207/INC; Directiva 003-2009-DN/INC; Proyecto de Ley 3464/2009.PE

Novedad Editorial

PEQUEÑO PANTEÓN PORTÁTIL
Althusser, Borreil, Canguilhem, Cavaillès, G. Châtelet, Deleuze, Derrida, Foucault, Hyppolite, Lacan, Lacoue-Labarthe, Lyotard, F. Proust, Sartre

De Alain Badiou

Aquellos que tenían entre 20 y 30 años alrededor de 1965 encontraron por entonces una cantidad excepcional de maestros en el campo de la filosofía. Los más viejos, como Sartre, Lacan o Canguilhem, todavía estaban en plena actividad; los que eran un poco más jóvenes, como Althusser, seguían desplegando su obra; y toda una generación, los Deleuze, Foucault, Derrida, entraban en la arena.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Todos estos maestros hoy están muertos. La escena filosófica, generosamente poblada de impostores, está compuesta de otro modo, y sólo extrae su consistencia de aquellos jóvenes -y no tan jóvenes- que, formulándolas de nuevo, en su propia lengua, saben ser fieles a las preguntas que nos animaron hace cuarenta años.
Creo que es justo reunir los análisis y homenajes que a lo largo de los años, a medida que iban desapareciendo, dediqué a aquellos a quienes debo la significación, todavía tan inhumana como noble y combativa, de la palabra "filosofía". No siempre tuve con estos contemporáneos fundamentales relaciones simples o serenas: la filosofía, como dice Kant, es un campo de batalla. Sin embargo, al considerar hoy a los innumerables "filósofos" mediáticos, puedo decir que quiero a todos aquellos de quienes hablo en este libro. Sí, los quiero a todos.

Colección: Colección popular
Serie: Breves
ISBN: 9789505578153
Formato: 11 x 17 cm., 174 pp.
Primera edición: 2009
Última edición: 2009

Vía: Fondo de Cultura Económica - Filial Argentina

Novedad Editorial

GUERRAS JUSTAS
De Cicerón a Iraq

De Alex J. Bellamy

¿En qué circunstancias es legítima una guerra? ¿De qué modo debe ser regulado el uso de la fuerza? ¿Cuáles son las guerras "justas" en las que está justificado luchar y matar? Desde el saqueo de Jerusalén por los cruzados cristianos en 1099 hasta la violencia genocida en los Balcanes y en el África subsahariana, muchos conflictos armados se han convertido en matanzas masivas.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Para responder a estas y otras cuestiones cruciales vinculadas con las guerras y la política mundial actuales, Alex J. Bellamy realiza un minucioso seguimiento de la tradición de la guerra justa y de las numerosas controversias que le dieron forma durante dos mil años para presentar un nuevo enfoque según el cual lo que se considera legítimo en cada caso depende del equilibro entre las principales subtradiciones que conforman dicha tradición. Así, inicia su análisis en los primeros pensadores que abordaron el tema en la antigua Grecia, el Imperio Romano y la Iglesia cristiana primitiva, incluyendo a Ambrosio y Agustín; examina el derecho canónico y el escolasticismo durante la Edad Media y también la tradición de caballería que estableció reglas de conducta respecto de la captura, el trato y el rescate de prisioneros. Finalmente, se ocupa de los enormes cambios que se generaron en la era industrial a partir de los avances tecnológicos en armamentos, comunicaciones y logística que exigieron la movilización de sociedades íntegras.

¿Es posible defender el principio de inmunidad de los no combatientes? ¿Se justifica el terrorismo en determinadas circunstancias? Las guerras contemporáneas plantean nuevos dilemas normativos que son explorados en relación con la tradición de la guerra justa, especialmente aquellos vinculados con el terrorismo, la autodefensa preventiva, los bombardeos aéreos y la intervención humanitaria.
Guerras justas constituye un análisis exhaustivo, riguroso e imprescindible para el debate actual acerca de la legitimidad de las guerras contemporáneas y los nuevos problemas éticos que plantean.

Colección: Tezontle
ISBN: 9789505578160
Formato: 15,5 x 23 cm., 412 pp.
Primera edición: 2009
Última edición: 2009

Vía: Fondo de Cultura Económica - Filial Argentina

Novedad Editorial

EL GOBIERNO DE SÍ Y DE LOS OTROS
Curso en el Collège de France (1982-1983)

De Michel Foucault

El gobierno de sí y de los otros, el curso que Michel Foucault dicta en 1983 en el Collège de France, inaugura una investigación sobre la noción de parrhesía. Al hacerlo, Foucault prosigue su trabajo de relectura de la filosofía antigua. A través del estudio de esa noción (el decir veraz, el hablar franco), reexamina la ciudadanía griega y muestra que el coraje de verdad constituye el fundamento ético olvidado de la democracia ateniense. Describe también la manera en que, con la decadencia de las ciudades, el coraje de la verdad se transforma y deviene en una interpelación personal al alma del príncipe. Numerosos topoi de la filosofía antigua son objeto de un nuevo examen: la figura platónica del filósofo rey, la condena de la escritura, el rechazo socrático del compromiso.

>>> Seguir Leyendo... >>>

En este curso, Foucault construye una figura del filósofo en la cual se reconoce: al releer a los pensadores griegos, ratifica su propia inscripción en la modernidad filosófica, problematiza su función y define su modo de pensar y de ser.

"[La filosofía moderna] es una práctica que, en su relación con la política, hace la prueba de su realidad. Es una práctica que, en la crítica de la ilusión, del embuste, del engaño, de la adulación, encuentra su función de verdad. Y es por último una práctica que encuentra en la transformación del sujeto por sí mismo y del sujeto por el otro [su objeto de] ejercicio. La filosofía como exterioridad con respecto a una política que constituye su prueba de realidad, la filosofía como crítica con respecto a un dominio de ilusión que la pone frente al desafío de constituirse como discurso verdadero, la filosofía como ascesis, es decir como constitución del sujeto por sí mismo: me parece que esto constituye el ser moderno de la filosofía."

Colección: Sociología
ISBN: 9789505578146
Formato: 15,5 x 23 cm., 429 pp.
Primera edición: 2009
Última edición: 2009

Vía: Fondo de Cultura Económica - Filial Argentina

Fue reeditada la historia de Hitler de John Toland (*)

Por Guillermo Zapiola

Tal vez no sea (seguramente no es) "la biografía definitiva" que sus editores pretenden, pero se trata de un buen material de lectura. Ediciones B acaba de reeditar "Adolf Hitler, una biografía narrativa", grueso volumen dedicado al líder nazi.

Por supuesto, no existen los "libros definitivos" acerca de ningún tema, y si hubiera que optar por uno con respecto a Hitler y el nazismo es probablemente la biografía de Ian Kershaw (naturalmente, hasta que aparezca otra más completa, más actualizada, con más documentación). Y, por otra parte, el tema ha sido transitado con talento a lo largo de los últimos sesenta años, en textos firmados por William Shirer, Hugh Trevor-Roper, Alan Bullock, Marlitz Steiner, el ya citado Kershaw y otros (Michael Burleigh, Richard Evans), incluyendo al dudoso apologista David Irving.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El libro de Toland, que ya conociera una primera edición en 1976, se ubica en un razonable término medio entre la ambición académica de Kershaw o (más atrás) del equipo encabezado por Arnold Toynbee en La Europa de Hitler, y el tipo de biografía "popular" aunque, reconozcámoslo, útil como texto de iniciación, de La vida y muerte de Adolf Hitler de Robert Payne. El autor (nacido en 1912, muerto en 2004) ganó en 1971 un premio Pulitzer por un trabajo sobre la guerra del Pacífico (The Rising Sun), escribió también varias novelas históricas, y volvió al tema de la Segunda Guerra Mundial con una amplia crónica de la batalla de Berlín (Los últimos cien días) y una polémica versión del ataque a Pearl Harbor en el que sostuvo que el gobierno de Roosevelt conocía de antemano las intenciones japonesas.

Su biografía de Hitler sigue siendo su libro más conocido, y también una lectura absorbente. Practicante de un estilo que prefiere narrar hechos antes que emitir juicios sobre ellos, ha sido acusado alguna vez de "filonazi", pero quienes sostienen el punto basados en que muestra de pronto a Hitler conmovido por la muerte de su madre, o carismático y buen conversador en su vida privada, lo leyeron sin mucho cuidado

Es posible que, norteamericano al fin, Toland experimente cierta secreta admiración por Hitler como "self made man", autor de sí mismo desde sus comienzos como pintor bohemio en Viena hasta su conversión en líder mundial. Pero por otra parte (y ello ocupa muchas páginas de su texto) no escamotea lo esencial del horror nazi. No cree (no finge creer, como Irving) que el Holocausto nunca existió, o se trató en el mejor de los casos de algunos excesos cuya responsabilidad recae fundamentalmente sobre Him-mler y Goebbels.

En ese punto, su encadenamiento de los hechos, desde las proclamas judeófobas de Mein Kampf hasta las leyes antisemitas de los años treinta, la Noche de los Cristales Rotos, la implementación de la eutanasia en 1939 y finalmente la Solución Final posee una lógica inobjetable. Los nazis no tienen nada que agradecerle a su libro.

Toland sigue en muchos puntos a la historiografía tradicional, aunque también derriba con documentos algunos mitos difundidos (por ejemplo, la responsabilidad nazi en el incendio del Reichstag: el episodio fue explotado, pero no planeado por los hombres de Hitler). También proporciona, con fluidez y correcta prosa, un detallado recuento del irresistible ascenso al poder de su personaje.

Explora sus antecedentes familiares, evoca sus tiempos vieneses y su enrolamiento en la Primera Guerra Mundial, luego su adhesión a un minúsculo grupo político que se convertiría en el Partido Nacional Socialista de los Obreros Alemanes, más tarde los entretelones del `putsch` de 1923, su estadía en prisión (esas vacaciones a costa del Estado alemán gracias a las cuales escribió Mein Kampf), el crecimiento de su popularidad, aspectos de su vida privada (como los trágicos romances con Geli Raubal y Eva Braun) y el auge y la caída posteriores.

Ni siquiera en novecientas páginas se puede incluir todo, y a veces el lector desearía un mayor desarrollo de algún episodio o personaje, o el análisis más a fondo de alguna circunstancia política. Eso convertiría al libro en la "biografía definitiva" que nunca será. Pero tal como está es muy legible, informativo y compartible. Puede llegar a decir que Hitler fue "la más extraordinaria personalidad del siglo XX", pero hay que leerlo entero para entender que no se trata de un elogio.


* Publicado en El País, de Uruguay, el 26 de setiembre de 2009.

Carta de la CNDDHH a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

En el blog de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) podemos encontrar la carta que esta ha enviado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos demandando medidas cautelares para el ex presidente de la Comisión de la Verdad, Salomón Lerner Febres, amenazado de muerte y víctima de una campaña de amedrentamientos contra su integridad física en los últimos días.

En el texto de la misma, se solicita a la CIDH que requiera al Estado Peruano adoptar de inmediato las medidas necesarias que garanticen la vida e integridad del Dr. Salomón Lerner.

>>> Seguir Leyendo... >>>








Nota de Prensa del Idehpucp

Ex presidente de la CVR recibe amenazas


El Dr. Salomón Lerner Febres, ex presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, viene siendo objeto de una campaña de amedrentamiento, que pretende poner en riesgo su integridad física y moral, al recibir amenazas durante los últimos días.

Primero, se trató de la muerte de dos de sus perros en su domicilio, el sábado 05 de setiembre, a los cuales se les dio un tipo de veneno fulminante, pues a pesar de recibir asistencia veterinaria de inmediato, ninguno pudo sobrevivir. La denuncia policial obra en la comisaria de Surco.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Luego, el día miércoles 23 de setiembre, tanto en su oficina del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la Pontificia Universidad Católica del Perú (IDEHPUCP) como en su domicilio, se recibieron llamadas de un sujeto que no quiso identificarse, quien dejó el siguiente mensaje: “lo mismo que le hicimos a tus perros, lo vamos a hacer contigo”. Los números de donde se hicieron las llamadas se encuentran en investigación.

El Dr. Lerner tiene una reconocida trayectoria en el campo de las humanidades y los derechos humanos. Es doctor en filosofía y rector emérito de la Pontificia Universidad Católica del Perú, además de presidente del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la misma universidad. Actualmente es vicepresidente de la Comisión de Alto Nivel para la creación de un Museo de la Memoria en el Perú, que preside el reconocido escritor Mario Vargas Llosa.

Ponemos en conocimiento de las autoridades y de la opinión pública estos hechos, para exigir su investigación.

Lima, 24 de setiembre de 2009

Comunicado de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos

Que uno de los intelectuales más valiosos que tiene el país; que uno de los académicos que ha contribuido, con su prestigio y solvencia moral, a elaborar uno de los documentos más importantes de la reciente historia peruana; que un hombre tranquilo y apacible como el doctor Salomón Lerner tenga que soportar amenazas de muerte y el envenenamiento de dos de sus mascotas como forma intimidatoria por parte de cobardes, solo puede resultarnos al resto de peruanos tremendamente vergonzoso. Que en nuestro país sucedan estas cosas, que se llegue a semejante situación y que solo una voz desde el Estado (esperemos, que solo por ahora), se haya pronunciado al respecto, da la medida exacta de lo mal que estamos, de lo envilecido que está la política peruana y, sobre todo, de lo que nos espera si aquellos que no logran convencer con ideas lo quieren hacer con amenazas y cobardes agresiones. Estamos advertidos, las amenazas a Lerner son amenazas al país entero, a todos los peruanos (JMM).


SOLIDARIDAD CON SALOMÓN LERNER


La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) denuncia ante la opinión pública y expresa su indignación ante la persistente campaña de calumnias y amenazas llevada a cabo por algunos sectores en contra del doctor Salomón Lerner Febres, ex presidente de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) y reconocido defensor de los derechos humanos, y condena con la mayor energía las directas y reiteradas amenazas de muerte dirigidas recientemente contra él.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El movimiento de derechos humanos se solidariza plenamente con el doctor Salomón Lerner Febres y le expresa su profunda admiración y gratitud por el compromiso personal asumido en la defensa de los ideales de paz, democracia y respeto a la dignidad y los derechos fundamentales de las personas.

El doctor Salomón Lerner es uno de los mayores filósofos y humanistas de nuestro país. Es rector emérito de la Pontificia Universidad Católica del Perú y presidente del Instituto de Democracia y Derechos Humanos de la misma universidad. En la actualidad se desempeña como vicepresidente de la Comisión de Alto Nivel, presidida por nuestro mayor escritor Mario Vargas Llosa, para la creación de un Espacio de Memoria en nuestro país.

Los ataques y amenazas contra el doctor Lerner ilustran el lamentable clima de hostilidad e inseguridad que tienen que afrontar los defensores de derechos humanos que intentan cumplir su misión en el Perú.

Exigimos a las autoridades, en particular al Gobierno, asumir la responsabilidad de asegurar la vida y la integridad del ex presidente de la CVR, así como investigar las amenazas contra él y capturar y sancionar a los responsables que intentan escudarse en el anonimato.

Lima, 24 de septiembre de 2009

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH)

Mantos para la Eternidad en el Museo de América

El Museo de América inaugura la exposición "Mantos para la eternidad: Textiles Paracas del antiguo Perú"
Llegan a Madrid los envoltorios funerarios de las momias precolombinas

El pasado miércoles 23 de septiembre, el Museo de América inauguró la exposición: "Mantos para la eternidad: Textiles Paracas del antiguo Perú". Esta muestra exhibe una espléndida colección de 82 piezas que constituyen parte de los ajuares de los fardos funerarios de la milenaria cultura Paracas, que se desarrollo en la costa sur, procedentes de los fondos del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú y del Museo Regional de Ica.

Esta es la primera vez que en España se realiza una exposición relativa a los espectaculares mantos Paracas, que por su belleza, tamaño y estado de conservación, gracias al clima seco de la región, constituyen uno de los grandes tesoros del patrimonio precolombino peruano, de ahí que la muestra madrileña represente una gran oportunidad de darlos a conocer al público español. La exposición, ya fue presentada el pasado año en las salas del Museo del Quai Branly de París, donde despertó un gran interés.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Esta cultura, que alcanzó su esplendor entre los años 100 a.C. y 200 d. C, en la península de Paracas, en la costa sur de Perú, fue descubierta por el arqueólogo Julio Tello, -considerado hoy como el padre de la arqueología peruana-, en 1925, comenzando el estudio de la misma tras desenterrar más de cuatrocientos fardos funerarios en la necrópolis de Wari Kayan, ubicada en la localidad de Cerro Colorado, en Paracas. Tello y su equipo establecieron dos fases culturales distintas, a las que llamaron “Paracas-Cavernas”, fechada desde el 400 al 100 a. C., y su sucesora “Paracas-Necrópolis”, entre los siglos 100 a. C. al 200 d. C., en base a las características de los materiales culturales descubiertos y la tipología del enterramiento.

En Paracas, como en todas las civilizaciones andinas, los textiles desempeñaron un papel muy significativo, y resultaron el soporte de un elaborado proceso ritual mortuorio, que alcanza su mayor esplendor en los enterramientos de los miembros de mayor rango social De ahí la cuidada elaboración de los llamados fardos funerarios, en los que el fallecido era sometido a un proceso de envoltura y posterior ubicación en su tumba, en la necrópolis de Wari Kayan, acompañado de múltiples ofrendas que le facilitarían su existencia post mortem: cerámicas con alimentos, armas y objetos de orfebrería, se acompañaban de diferentes prendas de vestir como turbantes, tocados, camisas, faldas y mantos, de gran riqueza material y ornamental, cuyo tamaño abarca desde el de las prendas reales, hasta el de prendas en miniatura o mantos de gran proporción. Además, los individuos de mayor rango social, no sólo recibían un mayor número de ofrendas, sino que cada determinado tiempo eran desenterrados para ponerles más capas de tejidos -hasta tres-, que se iban superponiendo al núcleo inicial, alcanzando por todo ello un bulto cónico de gran altura.

La riqueza y complejidad de todos estos tejidos, entre los que destacan los mantos, nos llama hoy la atención tanto por sus dimensiones, estado de conservación, diseño e iconografía, como porque nos hablan de una sociedad en la que la división social del trabajo permitía a una parte de la población dedicarse a la producción textil en todo su complejo proceso, desde el hilado y la confección de tejidos, hasta el teñido y los bordados, constituyendo una actividad artesanal muy desarrollada y especializada, que requirió del establecimiento de talleres en los que seguramente trabajaron un buen número de tejedoras.

La iconografía de los mantos presenta igualmente la imagen de unos personajes, a veces antropozoomorfos, que exhiben numerosos utensilios y báculos, símbolo del poder, junto con guerreros que portan cuchillos y cabezas cortadas , rodeados a menudo por serpientes bicéfalas y otras representaciones más o menos naturalistas de plantas, animales o figuras geométricas.

Las telas de algodón y fibra de camélido, forman parte de las primeras evidencias de su elaboración en todo el continente americano. Bordadas en diferentes grupos de color que se alternan, conectan con la naturaleza y el mundo sagrado, y nos hablan de su mitología y creencias, por lo que tienen un carácter simbólico y sagrado que conecta con la cosmovisión de esta cultura.

La muestra del Museo de América de Madrid, que está comisariada por la conservadora del Museo, Ana Verde Casanova, permanecerá abierta al público hasta finales del próximo mes de febrero de 2010, y está patrocinada por el Ministerio de Cultura y la Embajada de Perú en España.

Mantos para la eternidad: Textiles Paracas del antiguo Perú
Del 24 de septiembre de 2009 al 14 de febrero de 2010
Museo de América
Avda. Reyes Católicos, 6
Madrid 28040

Horario:
Martes a sábado: 9 30 a 15 h.
Domingo y festivo: de 10 a 15 h.
Lunes: cerrado


Encuentro digital con Amin Maalouf

Este lunes 28, a partir de las 4 de tarde (hora de España; en el Perú, a partir de las 9:00 a.m. aproximadamente), el escritor libanés Amin Maalouf sostendrá un encuentro digital con sus lectores (que somos muchos) de El País. El autor de la extraordinaria Las Cruzadas vistas por los árabes, conversará con los internautas con ocasión de la reciente publicación de El desajuste del mundo. Cuando nuestras civilizaciones se agotan (Alianza, 2009), una obra que nos devuelve al Maalouf ensayista e historiador. Las preguntas al escritor las podemos dejar aquí. Para nNo perdérselo.

"Creo que los historiadores somos más necesarios que nunca"

A propósito del último número de Argumentos (ya disponible en la web del IEP), que trae un monográfico sobre el futuro Museo de la Memoria en el país, conviene releer la siguiente entrevista a Pierre Nora que el diario La Nación publicó en el 2006 y en la que el tema de la misma son los sitios de la memoria. Una lectura imprescindible para entender mejor de qué hablamos cuando hablamos de un Museo de la Memoria y que elementos y nociones debemos tener en cuenta a lo hora del debate. Ojalá la leyeran muchos de los despistados políticos e seudointelectuales que confunden una cosa con otra (JMM).


"No hay que confundir memoria con historia", dijo Pierre Nora
Por Luisa Corradini
Para La Nación

Pierre NoraPARIS.– Además de inventar una nueva forma de narrar la historia, Pierre Nora consiguió establecer una línea demarcatoria entre dos conceptos cercanos y con frecuencia contradictorios: “No hay que confundir memoria con historia”, dice.

De una curiosidad sin límites, Nora siempre pensó que, en un mundo presa de la inmediatez, la mejor forma de transmitir la historia de una nación es a partir del presente. De esa convicción nacieron, entre 1984 y 1993, una obra monumental y un concepto: les lieux de mémoire (sitios de la memoria). Durante más de diez años, con la ayuda de 130 historiadores, estableció la geografía sentimental de la nación francesa.

>>> Seguir Leyendo... >>>

En esa obra, reunida en tres tomos, se combinan libros, hombres, parajes y conceptos: la catedral de Reims, la batalla de Waterloo, el libro de Proust “En busca del tiempo perdido”, Vichy, Versalles, Juana de Arco, Víctor Hugo, “La Marsellesa”, la República, el Tour de Francia, la Torre Eiffel y las Galerías Lafayette.

Una mitología francesa sobre la cual su autor dice: “Lo novedoso de esta manera de escribir la historia es que rompe con el hábito cronológico. Partimos del presente para hacer un inventario de aquellos objetos, hombres o lugares que pertenecen a la herencia colectiva".

Pierre Nora nació en 1931, en una familia judía de la burguesía parisiense. Hijo de un reputado cirujano, a los 12 años salvó su vida tirándose por una ventana para escapar de la Gestapo. Para olvidar, consagró su vida al estudio: es doctor en historia, en letras y en filosofía; profesor universitario; ensayista, y miembro de la Academia Francesa.

En 1980 fundó la revista académica Débat, que todavía dirige. Desde 1966, cuando comenzó a colaborar con Gallimard, es considerado el editor de ciencias humanas más importante de su generación: publicó, entre otros, a Pierre Foucault, Raymond Aron, Jacques Le Goff, George Dumézil, Elias Canetti y George Duby.

¿Quién mejor que él para explicar las razones de la crisis de identidad que atraviesa Francia en estos momentos? ¿Por qué este país se debate entre las reivindicaciones de todas sus minorías -étnicas, religiosas o sexuales- que tratan de imponer sus propias memorias a la mayoría nacional? En un mundo globalizado, el problema no es exclusivamente francés: las respuestas del historiador tienen alcance universal.

-La agitación de los últimos meses en Francia da la sensación de que la gente ya no sabe muy bien la diferencia que existe entre memoria e historia. ¿Cuál es esa diferencia?

-Memoria e historia funcionan en dos registros radicalmente diferentes, aun cuando es evidente que ambas tienen relaciones estrechas y que la historia se apoya, nace, de la memoria. La memoria es el recuerdo de un pasado vivido o imaginado. Por esa razón, la memoria siempre es portada por grupos de seres vivos que experimentaron los hechos o creen haberlo hecho. La memoria, por naturaleza, es afectiva, emotiva, abierta a todas las transformaciones, inconsciente de sus sucesivas transformaciones, vulnerable a toda manipulación, susceptible de permanecer latente durante largos períodos y de bruscos despertares. La memoria es siempre un fenómeno colectivo, aunque sea psicológicamente vivida como individual. Por el contrario, la historia es una construcción siempre problemática e incompleta de aquello que ha dejado de existir, pero que dejó rastros. A partir de esos rastros, controlados, entrecruzados, comparados, el historiador trata de reconstituir lo que pudo pasar y, sobre todo, integrar esos hechos en un conjunto explicativo. La memoria depende en gran parte de lo mágico y sólo acepta las informaciones que le convienen. La historia, por el contrario, es una operación puramente intelectual, laica, que exige un análisis y un discurso críticos. La historia permanece; la memoria va demasiado rápido. La historia reúne; la memoria divide.

-¿Por qué ese abandono de una conciencia colectiva nacional en beneficio de esas reivindicaciones de la memoria?

-Hubo un cambio en la naturaleza misma del trabajo del historiador. Los historiadores fueron durante mucho tiempo los depositarios de la memoria comunitaria en la medida en que tenían, casi, el monopolio de la interpretación, que, de paso, no era libre, porque con frecuencia el historiador era instrumento del poder. Con el tiempo, el historiador se independizó, para asumir una actitud científica. Pero casi al mismo tiempo apareció una vida mediática densa, que contribuyó a crear una forma de memoria colectiva, independiente del poder puramente científico. Las tragedias del siglo XX contribuyeron, en gran medida, a democratizar la historia, es decir, a hacerla vivir. El hombre comenzó a sentir que lo que vivía era la historia, contrariamente a lo que sucedía en las sociedades campesinas tradicionales. Cuando un campesino vivía, no tenía el sentimiento de que lo que hacía se inscribía en una gran corriente o tenía un significado que superaba su propia vida y la de su familia. Todo cambió cuando el hombre comenzó a decirse que no vivía en la tradición, sino en la historia.

-¿En qué momento comenzó ese proceso?

-Simbólicamente, cuando Goethe dijo en Valmy: "Usted podrá decir «yo estuve» [se refiere a una frase del autor alemán en su libro "Campañas de Francia y de Maguncia", publicado en 1817, sobre la batalla de Valmy entre franceses y prusianos]". En otras palabras: "No crea usted que está viviendo un hecho anodino; está viviendo una batalla de gran importancia histórica". Desde entonces el mundo comenzó a valorar al testigo. El testigo se transformó en aquel que conserva la memoria viva para hablar del drama europeo de 1914, del drama comunista, de la guerra de colonización, de la colonización mundial. El problema es que ese personaje tiene un gran valor histórico, pero no decisivo. Allí es donde comenzó el drama actual. Lo que vivimos desde hace 20 años es el paso de una memoria modesta, que quería hacerse reconocer, de una cantidad de víctimas que querían que sus penas y sufrimientos fueran tenidos en cuenta, a una memoria que se pretende dueña de la verdad histórica, más que toda otra forma de historia, y que está dispuesta incluso a querer cerrarles la boca a los mismos historiadores. En 20 años, hemos pasado de la defensa del derecho a la memoria a la defensa del derecho a la historia.

-¿Esto quiere decir también que las sociedades de los países occidentales -Francia, por ejemplo- estarían en vías de dejar de vivir su historia para vivir numerosas y diferentes historias?

-El ejemplo francés es muy apropiado. Creo que Francia es, en este momento, una especie de caldo de cultivo particularmente sensible por numerosas razones. La primera es que siempre tuvo una relación particularmente intensa con la historia. Desde el siglo X, la relación de Francia con su pasado se intensificó cada vez más, porque la historia fue el instrumento formador de la conciencia cívica y nacional. La historia fue la disciplina prioritaria que hacía de los niños unos auténticos franceses. De esta manera, la historia cumplió un papel capital, porque consiguió reprimir las memorias, limitarlas al seno de las familias, al ejercicio privado. Un niño podía ser hijo o nieto de un aristócrata asesinado en la Revolución, hijo de un obrero asesinado en la Comuna, judío emancipado desde hacía poco, inmigrante o bretón? Pero cuando estaba en la escuela era un pequeño francés como cualquier otro, que recitaba "nuestros ancestros, los galos". Lo que sucedió en los últimos 40 años es que se rompió ese doble registro privado/público y que esas memorias particulares de las minorías en vías de emancipación y de integración en el colectivo nacional reclaman ser como las demás, reconocidas por la mayoría nacional, y, a la vez, conservar algo de sus identidades. Algo que llaman "su" memoria.

-Y que lo es...

-Sí. Cada comunidad tiene su propia historia. Los obreros tienen una memoria obrera que comenzó a establecerse cuando la clase obrera estaba desapareciendo. Comenzamos a hablar de memoria campesina en los años 70, cuando no había más campesinos en Francia. Por entonces, el porcentaje de la población activa ocupada en la agricultura cayó por debajo del 10%, mientras que después de la Segunda Guerra Mundial alcanzaba el 45%. Se comenzó a hablar de memoria femenina sólo con la emancipación y la integración de la mujer en la sociedad francesa.

-En otras palabras, ¿la memoria sectorial o comunitaria aparece después de una conmoción o de una tragedia?

-En cierto sentido. Las guerras, los genocidios, los totalitarismos? La Shoa es el ejemplo perfecto de la matriz memorial. Fue justamente Auschwitz lo que dio origen a la expresión "deber de memoria".

-Esta necesidad de memoria particular parece estar provocando una crisis de identidad nacional en Francia.

-Porque el sujeto nacional portador de esa ideología de la nación está en grave crisis. A las guerras, a la reducción del poderío, a la crisis del modelo, a la dificultad de la transmisión del mensaje se agregaron cantidad de cosas en los últimos 40 años. Francia tiene, desde entonces, una historia en migajas que provocó una profunda fisura en el nivel de su memoria. Piense en la Segunda Guerra Mundial y en el gobierno colaboracionista de Vichy. Francia salió de esa experiencia trágicamente dividida: había una memoria de los resistentes, una memoria de los racistas, una memoria colaboracionista, una de los ocupados y otra de los no ocupados, de los prisioneros...

-¿Por qué ese desgarramiento?

-Porque cada uno creía encarnar una parte real de este país.

-¿Fue en ese momento cuando la historia oficial de Francia comenzó a ser difícilmente transmitida?

-En efecto. En las escuelas comenzó a ser muy difícil transmitir una memoria oficial. A eso se agregó el drama de la descolonización amplificada por la guerra de Argelia, porque, a diferencia de los ingleses, los franceses manejamos muy mal ese proceso. Y porque teníamos en esas colonias una verdadera población francesa. Argelia, por ejemplo, no era simplemente una colonia, sino mitad colonia y mitad departamento francés. La descolonización fue una auténtica guerra civil. Los franceses vivimos la guerra de Argelia como los norteamericanos vivieron la Guerra de Secesión.

-Un nuevo desgarramiento.

-Fue un traumatismo nacional, un desgarramiento de la conciencia, al mismo tiempo que el fin de la proyección mundial de Francia y un regreso a las fronteras nacionales. En ese mismo momento comenzaron a nacer las obligaciones europeas, que disminuyeron las libertades y soberanías de los franceses.

-En los últimos años hay en Francia una tendencia a dictar leyes que sacralizan las memorias sectoriales: la ley Gayssot, que considera crimen toda actitud negacionista; la ley Taubira, que califica la trata de negros de crimen contra la humanidad; por fin, un artículo de ley, en 2005, que preconizaba la "necesidad de enseñar en las escuelas el papel positivo" de la colonización francesa (artículo que acaba de ser anulado por el Consejo Constitucional). Muchos historiadores siempre estuvieron en contra. Usted en primer lugar.

-Porque la historia no puede ser dictada por los legisladores. Eso sucede sólo en los países totalitarios, no en una democracia. Si cada hecho histórico se vuelve intocable tras haber sido declarado por ley genocidio o crimen contra la humanidad, se está condenando a muerte la investigación histórica y, por ende, cristalizando la historia de una nación. Cuando, en 1990, se comenzó a discutir la ley Gayssot, yo me opuse. Por entonces trabajaba sobre la memoria y, a pesar de las buenas intenciones de ese texto, pensaba que estábamos poniendo el dedo en un engranaje del que no podríamos salir. Comenzaríamos con los judíos y continuaríamos con todas las demás comunidades.

-Y así fue.

-Sí. Si no conseguimos poner freno a esta desviación, mañana veremos en Francia a los protestantes venir a reclamar al Estado una ley en nombre del "genocidio" por la masacre de San Bartolomé en 1572, o a los habitantes de la Vendée por las víctimas de la contrarrevolución entre 1793 y 1796. Nunca terminaríamos. Lo que en realidad es preocupante es un peligroso aumento de la ideologización de "la" víctima en todo el mundo.

-¿Cuál es la diferencia entre lo que usted llama ideologización actual de las víctimas y la posición de la izquierda europea en los años 60, cuando comenzó a denunciar la colonización, la marginación y otras formas de explotación?

-El problema es que esa izquierda ha dejado de existir. La actual ya no tiene más nada que decir y nada más para hacer. Le queda una sola cosa: indicar lo que está bien y lo que está mal. Entonces se apodera de los temas históricos y trata de convertir la historia en purgatorio de la humanidad.

-Pero ¿por qué la gente es ahora sensible al ejercicio de la memoria sectorial en vez de pensar en la historia?

-Debido a la supremacía del presente. En el mundo actual, el presente se ha vuelto el juez supremo. Es el registro de temporalidad con el que vivimos nuestro cuerpo, nuestra vida familiar, nuestro placer y nuestro juicio del pasado. En Francia, el peso del presente se traduce, por ejemplo, en algo tan simbólico como haber permitido a las parejas dar a los niños el apellido paterno o materno indistintamente. Eso es una ruptura de la genealogía y de la filiación. Dentro de dos o tres generaciones, nadie sabrá de quién desciende. Y nadie parece darse cuenta del significado profundo que tendrá ese cambio para la sociedad. Esto quiere decir, entre otras cosas, que las personas han dejado de vivir para sus hijos: sólo viven para sí mismas. Creo que estamos ante un oscurecimiento completo de la proyección de futuro.

-En otras palabras, ¿el hombre moderno ha dejado de saber adónde va?

-Así es. Cuando uno sabía vagamente, o creía saber, adónde iba, era posible saber de dónde venía. Usted y su familia se transformaban, entonces, en un instrumento de transmisión, aun cuando los historiadores eran quienes permitían al pasado preparar el futuro. Pero a partir del momento en que los hombres dejan de saber adónde van, que las cadenas interpretativas han dejado de permitirles proyectarse en el futuro, es necesario constatar que estamos en una situación totalmente imprevisible.

-Chesterton decía que cuando los hombres dejan de creer en Dios terminan creyendo en cualquier cosa. ¿Eso se podría aplicar a la historia?

-Perfectamente. Y si se deja de creer en la historia, en cualquier historia, que vaya hacia alguna parte, tampoco se sabe qué es lo que hay que retener del pasado para justificar el futuro. Es entonces cuando el hombre se pone a vivir bajo el control absoluto del presente y termina por juzgar la historia con los criterios del presente. Esa idea de crimen contra la humanidad que invocan todos esos grupos memoriosos es una noción que data de Nuremberg. La idea de aplicarla a fenómenos que sucedieron hace cinco o seis siglos es aberrante. Esto no quiere decir que no hubo horrores. Al contrario. Toda la historia de la humanidad está repleta de crímenes contra la humanidad. Pero si toda la historia se vuelve una serie de crímenes contra la humanidad, ¿por qué enseñarla? Sólo nos queda expiarla.

-En esas condiciones, ¿cuál es el papel que le queda al historiador?

-Creo que somos más necesarios que nunca. En un mundo delirante, es imprescindible que reasumamos una misión de vigilancia intelectual, racional y cívica. La tarea del historiador es ayudar a la sociedad a reflexionar sobre sí misma, pero sin emitir juicios de valor. No tiene razón de ser un historiador obligado a llegar a conclusiones políticamente correctas. Los historiadores no tienen lugar en un mundo donde sólo reinan el "bien" y el "mal".


* Publicado en La Nación, de Argentina, el 15 de marzo de 2006.