San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

Los ministros de Cultura de Perú y España, junto a Vargas Llosa en Estocolmo

Madrid, 30 nov (EFE).- Mario Vargas Llosa estará acompañado por los ministros de Cultura de Perú, Juan Ossío, y de España, Ángeles González-Sinde, en varios de los actos de la "Semana Nobel", que a partir del próximo día 6 protagonizará el escritor peruano en Estocolmo.

El programa de actividades del Premio Nobel de Literatura en la capital sueca, a donde llegará el domingo 5 de diciembre, comenzará el próximo lunes con una conferencia de prensa en la Academia sueca, según precisa la Fundación Nobel en su programa oficial.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Ese mismo escenario albergará al día siguiente la conferencia que el autor de "Conversación en La Catedral" pronunciará bajo el título "Elogio de la lectura y la ficción", el martes 7 de diciembre, como parte de los actos de la "Semana Nobel".

Será el miércoles 8 de diciembre cuando Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936), que también tiene la nacionalidad española, inaugure la exposición que le dedica el Instituto Cervantes, en su sede de Estocolmo.

Así, tan sólo dos días antes de recibir de manos del rey Carlos Gustavo de Suecia el premio más prestigioso de la literatura, Vargas Llosa la recorrerá acompañado por Ángeles González-Sinde, Juan Ossío, y la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, precisó el Cervantes hoy en un comunicado.

Una muestra que se presenta a modo de itinerario por la trayectoria personal y literaria del flamante Premio Nobel de Literatura.

El Instituto Cervantes quiere que "Mario Vargas Llosa. La libertad y la vida" sea el "colofón" de los homenajes que esta institución está dedicando en su sede de Estocolmo al escritor con motivo de la concesión del Nobel por parte de la Academia sueca, detalló.

Se trata de un recorrido por la biografía del autor de "La guerra del fin del mundo" y su amplia obra literaria, deteniéndose en especial en su obra narrativa, aunque sin olvidar otros géneros como el ensayo, el teatro, el cuento, la poesía o el periodismo.

La exposición, que ya se ha podido visitar en Lima, Guadalajara (México) y París, permanecerá abierta hasta el próximo 20 de enero y reúne una veintena de fotografías, numerosos documentos, publicaciones, manuscritos y extractos de sus obras, así como objetos personales y la correspondencia que ha mantenido con otros escritores.

A través de varios apartados, la muestra desvela desde su sistema de trabajo, a los autores que dejaron huella en Vargas Llosa desde sus primeras lecturas, como Alejandro Dumas, Gustave Flaubert, William Faulkner o Víctor Hugo; los personajes de sus obras, su relación con la política o su marcado compromiso de lucha por las ideas y la defensa de la libertad.

La sede del Instituto Cervantes en la capital sueca también servirá para que el autor de "Pantaleón y las visitadoras" mantenga después de inaugurar la exposición -que además cuenta con un documental- un encuentro con la comunidad hispanohablante de Suecia.

A esta cita están invitadas 150 personas, entre las que figuran embajadores de los países hispanoamericanos, profesores universitarios, escritores, traductores, editores y otros representantes de la cultura de Suecia y de la comunidad española, así como de los países latinoamericanos.

A estos actos se añadirán innumerables recepciones, así como visitas a instituciones o museos que culminarán el viernes, día 10 de diciembre -aniversario de la muerte de Alfred Nobel, en 1896-, con la ceremonia de entrega de los Premios Nobel de Literatura, Física, Química, Medicina y Economía, presidida por el rey Carlos Gustavo de Suecia y a la que seguirá una cena de gala.


* Publicado en Los Tiempos.com, de Bolivia, el 30 de noviembre de 2010.

Un libro reflexiona el valor formativo de enseñar historia (*)

La obra ha sido realizada por los profesores Antonio Luis García Ruiz y José Antonio Jiménez

La Editorial de la Universidad de Granada (EUG) ha editado el libro "El valor formativo de la enseñanza de la historia". La obra, realizada por los profesores Antonio Luis García Ruiz y José Antonio Jiménez, y ha contado con prólogo de Julio Aróstegui.

Los dos autores de este volumen forman parte del Grupo de Investigación Meridiano de la Universidad de Granada y son autores, entre otras, de las obras: "Los principios Científico-Didácticos: un nuevo modelo para la enseñanza de la Geografía e Historia" (2006) y "La implementación de los Principios Científico-Didácticos en el aprendizaje de la Geografía e Historia" (2007).

>>> Seguir Leyendo... >>>

Para los autores, la historia es "un arma de primera importancia formativa de las nuevas generaciones ya que marca el camino de las comunidades y determina decisiones y la visión que se tiene de uno mismo", informa la UGr en un comunicado.

El autor del prólogo, Julio Aróstegui, por su parte, señala que este libro consigue presentar un instrumento de primera utilidad para algo que es la clave y el fundamento de toda buena disquisición sobre lo histórico: "la extraordinaria importancia de formar a un buen profesorado que, en definitiva, es el que tiene la responsabilidad de producir esta buena Historia y transmitirla en el sistema educativo".

El volumen, dividido en seis capítulos, y más de 260 páginas, trata de "Los aspectos epistemológicos de la Historia", de "La naturaleza del conocimiento histórico", del "Carácter educativo de la Historia en la formación humana", "La Historia como disciplina académica", "La Historia en la actual ordenación del sistema educativo", y "Cómo enseñar la Historia".


* Publicado en La Opinión de Granada.es, el 30 de noviembre de 2010.

A propósito del caso Wikileaks

"- Dios: No es posible cambiar el futuro. Únicamente cambia el pasado.
- Lucifer: ¿Cómo se puede cambiar el pasado?
- Dios: La gente no se acuerda de nada y basta con soltar algunos documentos".


Arthur Miller
Dramaturgo estadounidense
"La creación del mundo y otros negocios" (1972)

Un festín de secretos (*)

Los documentos de Wikileaks muestran lo graves que son las amenazas y el escaso control que tiene Occidente. Pero queda por responder una pregunta: ¿Cómo ejercer la labor diplomática en estas condiciones?

Por Timothy Garton Ash (**)

Es el sueño del historiador. Es la pesadilla del diplomático. Aquí están, al alcance de todo el mundo, las confidencias de amigos, aliados y rivales, aderezadas con las opiniones francas, a veces brillantes, de diplomáticos estadounidenses. Durante las dos próximas semanas, los lectores de periódicos de todo el mundo van a disfrutar de un banquete con numerosos platos sacados de la historia del presente.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Lo normal es que el historiador tenga que esperar 20 o 30 años para encontrar esos tesoros. En este caso, los cables más recientes tienen poco más de 30 semanas de antigüedad. Y en conjunto forman un auténtico tesoro. Son más de 250.000 documentos. La mayoría de los que he visto, en mis incursiones en una base de datos que ha creado The Guardian para buscarlos, tienen más de 1.000 palabras de extensión. Si esa muestra es representativa, debe de haber un total de al menos 250 millones de palabras, tal vez hasta 500 millones. Como saben bien los acostumbrados a investigar en archivos, cuando se tiene acceso a un gran volumen de documentos -ya sean cartas de un novelista, papeles de un ministerio o cables diplomáticos, aunque gran parte de ese material sea rutinario e incluso, en parte, por eso-, es más fácil comprender a fondo al sujeto de nuestra investigación. Con una inmersión prolongada, uno se hace una idea bastante clara de sus prioridades, su carácter y sus pautas de pensamiento.

Este material consiste, en su mayor parte, en informes políticos de nivel medio y alto enviados desde todo el mundo, además de las instrucciones de Washington. Es importante recordar que no figuran secretos de las máximas categorías: NODIS (acceso exclusivo para el presidente, secretario de Estado, jefe de misión), ROGER, EXDIS, DOCKLAMP (mensajes secretos entre los consejeros de Defensa y el Servicio de Inteligencia de la Defensa). Aun así, lo que tenemos es un verdadero festín.

No es extraño que el Departamento de Estado haya puesto el grito en el cielo. Sin embargo, por lo que he visto, los profesionales del servicio exterior de Estados Unidos tienen pocas cosas de las que avergonzarse. Es verdad que se perciben ciertos tejemanejes marginales, sobre todo en los años de Bush y la "guerra contra el terror". Necesitamos preguntas y respuestas concretas. Ahora bien, en su mayor parte, lo que nos encontramos aquí es a unos diplomáticos que hacen el trabajo que les corresponde: averiguar qué está ocurriendo en los lugares en los que están destinados y trabajar para promover los intereses de su país y las políticas de su Gobierno.

Es más, mi opinión del Departamento de Estado ha mejorado bastante. En los últimos años, he tenido la impresión de que el servicio exterior estadounidense dejaba bastante que desear, me parecía casposo y decepcionante, en especial al compararlo con otras ramas de la Administración más sólidas como el Pentágono y el Tesoro. Pero lo que tenemos ahora ante nosotros es un trabajo de primera categoría.

El hombre que en la actualidad ocupa el máximo puesto de la carrera diplomática estadounidense, William Burns, aportó desde Rusia un relato de lo más entretenido -casi digno de Evelyn Waugh- sobre una enloquecida boda daguestaní a la que asistió el mafioso presidente de Chechenia, que bailó en ella "con su pistola automática chapada en oro metida en la parte posterior de sus vaqueros".

Los análisis de Burns sobre la política rusa son perspicaces. Como lo son los informes de sus colegas en Berlín, París y Londres. En un cable enviado en 2008 desde Berlín, se compara el Gobierno de la gran coalición de democristianos y socialdemócratas con "la típica pareja que se odia pero permanece casada por los hijos". Desde París se envía una divertidísima descripción de los numeritos de Nicolas (y Carla) Sarkozy. Y a los británicos nos vendría bien examinar nuestra obsesión neurótica por la llamada "relación especial" con Washington con la misma frialdad y la misma falta de sentimentalismo que se advierten en los cables confidenciales de la Embajada de Estados Unidos en Londres.

Por suerte, también encontramos indicios ocasionales de que el Foreign Office (Ministerio de Exteriores británico) defiende nuestros valores. Según un informe de 2008, un alto diplomático británico, Mariot Leslie, "dijo con gran franqueza que HMG [el Gobierno de su Majestad] se oponía a algunas de las cosas que hace el USG [el Gobierno de Estados Unidos] (por ejemplo, las rendiciones) y que, por consiguiente, tiene algunos límites".

Es muy preocupante encontrar cables con la firma de Hillary Clinton que parecen indicar que se pide a los diplomáticos normales y corrientes que hagan cosas que parecen más propias de espías de base, como rebuscar hasta descubrir los datos biométricos y de tarjetas de crédito de altos funcionarios de la ONU. Es urgente que Foggy Bottom (la sede del Departamento de Estado) aclare exactamente quién recibía instrucciones de hacer qué de acuerdo con estas Directivas sobre espionaje personal.

Más en general, lo que se observa en este tráfico de mensajes diplomáticos es hasta qué punto la seguridad y la lucha antiterrorista han penetrado en todos los aspectos de la política exterior estadounidense en los últimos 10 años. Pero también se ve lo graves que son las amenazas y el escaso control que tiene Occidente. Hay informaciones demoledoras sobre el programa nuclear iraní y el grado de miedo que provoca, no solo en Israel, sino sobre todo entre los árabes ("Cortad la cabeza de la serpiente", instó el rey saudí a los estadounidenses, según un embajador suyo); la vulnerabilidad del arsenal nuclear paquistaní frente a islamistas descontrolados; la inmensidad de la anarquía y la corrupción en Afganistán (un dirigente afgano saca millones de dólares del país en efectivo); Al Qaeda en Yemen; e historias reales del poder de las mafias rusas junto a las que la última novela de John Le Carré parece casi tímida.

Existe un genuino interés del público por conocer estas cosas. The Guardian, The New York Times, EL PAÍS y otros medios de comunicación responsables se han esforzado al máximo para intentar garantizar que los datos que publiquen no supongan un riesgo para nadie. Deberíamos exigir a Wikileaks que haga lo mismo.

Sin embargo, queda por responder una pregunta. ¿Cómo es posible ejercer la labor diplomática en estas condiciones? No cabe duda de que tiene razón el portavoz del Departamento de Estado al decir que las revelaciones "van a crear tensión en las relaciones entre nuestros diplomáticos y nuestros amigos de todo el mundo". El temor a las filtraciones ya está haciendo que sea más difícil gobernar. Un profesor amigo mío que trabajó en el Departamento de Estado durante el mandato de Bush me ha contado que en una ocasión sugirió escribir una nota en la que hacía preguntas fundamentales sobre la política de Estados Unidos en Irak. "Ni se te ocurra", le advirtieron, porque seguro que aparecía en The New York Times del día siguiente.

La gente está interesada en comprender cómo funciona el mundo y qué cosas se hacen en nuestro nombre. La gente está interesada por los manejos confidenciales de la política exterior. Y los dos intereses se contraponen.

De una cosa estoy seguro: el Gobierno de Estados Unidos debe de estar lamentando y revisando con urgencia su extraña decisión de colocar todo ese volumen de correspondencia diplomática reciente en un sistema de ordenadores militares tan seguro que un chico de 22 años podría descargarlo y pasarlo a un CD de Lady Gaga. ¿No les parece gagá?


* Publicado en El País, de España, el 30 de noviembre de 2010.
** Timothy Garton Ash es catedrático de Estudios Europeos en la Universidad de Oxford, investigador titular en la Hoover Institution de la Universidad de Stanford. Su último libro es "Facts are Subversive: Political Writing from a Decade Without a Name".

¡Y ahora qué digo en Estocolmo!

Archivo  LETRAS LIBRESCreo que es el propio Gabriel García Márquez el que cuenta la historia de que cuando recibió la llamada telefónica a media madrugada que le anunciaba que había ganado el Premio Nobel de Literatura, se llevó las manos a la cabeza y exclamó: ¡Y ahora qué digo en Estocolmo!

Y es que una de las mayores expectativas que despierta el Nobel de Literatura cada año, además del nombre de quien lo ganará, es lo que dirá éste cuando vaya a recoger su premio a la capital sueca.

>>> Seguir Leyendo... >>>

En el caso de García Márquez, como se sabe, la expectativa que creó el hijo del telegrafista de Aracataca fue largamente satisfecha con el que se considera el mejor de los discursos que se haya escuchado en Suecia. Algo que no debería llamarnos tanto la atención si nos detenemos a leer los muchos que ha dicho y que tienen, todos ellos, esa impronta innegable de su prosa (basta citar el del propio Nobel, el que dijo cuando “De qué hablamos cuando hablamos de hablar”, entre tantos otros). De hecho, recientemente se ha publicado una recopilación de los mismos donde los lectores podrán comprobar lo que dice este reportero. Pero con Vargas Llosa la cosa es distinta.

Vargas Llosa es, desde mi muy personal (y cuestionable) punto de vista un excepcional novelista, pero un mediocre hacedor de discursos. Por lo menos últimamente. Incluso me atrevería a afirmar que con sus discursos sucede los mismo que sucede con sus novelas: el ‘primer Vargas Llosa’ (el que va de “La ciudad y los perros” hasta “Conversación en La Catedral”) es muy superior al ‘segundo Vargas Llosa’ (el que va de “Pantaleón y las visitadoras” a “El Hablador”, con un paréntesis verdaderamente magistral en ese periodo como lo es “La Guerra del fin del mundo”), y que de alguna manera se empieza a ‘rescatar’ con novelas como “La fiesta del Chivo”, al punto de hablar de un ‘tercer Vargas Llosa’ en el que las grandes novelas se mezclan con otras obras menores (y en la que incluyo, igualmente, gran parte de su producción teatral).

Así, sin temor a equivocarnos, podemos decir que los discursos de la primera época de Vargas Llosa son los mejores, sin excepción. Ahí están, por ejemplo, el discurso “La literatura es fuego”, que pronunció en Caracas el 11 de agosto de 1967 cuando recibió el Premio Rómulo Gallegos por “La casa verde” y que se ha convertido en una declaración de principios para muchos noveles escritores; el que leyó en Lima con motivo de la recepción del Premio de Derechos Humanos otorgado por el Congreso Judío Latinoamericano en octubre de 1978, y en el que condenó los horrores del totalitarismo y la intolerancia más abyectas; o el que, a modo de conferencia, pronunció en Lima ("Libertad de información y derecho de crítica") en 1978, cuando la dictadura militar daba sus últimas boqueadas y que todo estudiante de periodismo debería leer alguna vez.

Por el contrario, los discursos que ha dado en los últimos años (como el de la inauguración del teatro que lleva su nombre en la Biblioteca Nacional), dejan mucho que desear. Si bien son interesantes desde un punto de vista intimista y biográfico, dejan mucho que desear como piezas oratorias. Son lo bastante malos como para esperar que alguien los recopile en un libro. Y con afirmarlo no intento ni atacarlo ni desmerecerlo (lo cual sería una reverenda estupidez), sino referirme a dos hechos en estos días de su inminente y justificada premiación.

La primera, que ante todo y por encima de todo, Mario Vargas Llosa es el mayor novelista peruano de nuestro tiempo. Una auténtica montaña literaria que todos deberíamos escalar. Un hecho irrefutable e inconmovible que nada, ni siquiera sus últimos discursos, podrían cambiar.

La segunda es una cuestión más mundana, más simple. La curiosidad por saber, luego de releer sus últimas piezas oratorias, con que nos sorprenderá Vargas Llosa en Estocolmo. Volverá a repetir la proeza de 1967 cuando afirmó no solo que “la literatura es fuego”, sino que, además, “el escritor, ya lo saben ustedes, es el eterno aguafiestas”; con alguna brillante disertación a la altura de su enorme talento y merecida gloria.

¿Qué dirá Vargas Llosa en Estocolmo?

Con los pantalones (o las faldas) abajo

No hay otra manera de calificar el impacto que la filtración por parte de Wikileaks de más de un cuarto de millón de documentos del Departamento de Estado norteamericano ha tenido o tendrá en la política exterior de Washington. Un escándalo mundial que deja muy mal parada a la diplomacia estadounidense y, en especial a la jefa de la misma, Hillary Clinton. Detesto decirlo, pero Hugo Chávez tiene razón: solo le queda renunciar. Y ni aún así mitigará en algo el daño infringido, pero le dará un matiz de dignidad a este asunto al que ya le queda muy poco de digno.



Vía: BBC Mundo

Este viernes comienza la semana del Nobel con participación de Vargas Llosa

Lima, nov. 30 (ANDINA). Comienza la semana del Nobel, con la gratificante participación peruana de Mario Vargas Llosa. A partir de este viernes se realizará toda una serie de actividades en Estocolmo y Oslo, donde participarán los laureados con el premio más importante del mundo, junto a los académicos y la nobleza de Suecia.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El 3 de diciembre una conferencia de prensa iniciará oficialmente el cronograma de eventos en la Fundación Nobel. A partir de allí comenzará toda una serie de actos de protocolo que se han mantenido durante los más de 100 años que ha sido otorgado el premio.

La sede de la Academia Sueca albergará al autor de Conversación en La Catedral el lunes 6, cuando se dirija a los medios mundiales, y el martes 7 cuando a las 11:30 horas (hora de Perú) dé su esperado discurso como ganador.

Se especula sobre el contenido de este, pues el mismo escritor ha afirmado no tener mucho tiempo y sentirse un tanto estresado por la gran cantidad de actividades que efectúa desde que anunciaran su premio en octubre.

El día central es el viernes 10, en Estocolmo. A las 10:30 (hora peruana) se realizará la ceremonia principal de los premios en la misma fecha, año a año, desde su primera edición en 1901 (el 10 de diciembre es la fecha de defunción de Alfred Nobel).

Esta gala se realiza en la tarde en la Sala de conciertos de Estocolmo, con la presencia de cientos de invitados que han recibido una invitación en un sobre de cartulina blanca que, en letras doradas, tiene el anagrama de Alfred Nobel, como un medallón.

Dentro de él se encuentran varias indicaciones en papeles de colores. Uno amarillo sirve para entrar e indica la ubicación. Otro en verde es un recordatorio: la hora de llegada, que es preciso llevar el documento de identidad (que en la última entrega no se pidió a nadie), entre otras cosas. Un momento espectacular se da a la llegada de la familia real, encabezada por el rey Carl XVI Gustaf, con trompetas y clarines.

Otro detalle interesante es que se exija traje de negocios para los caballeros y vestidos cortos para las damas. En contraste, para la cena en la alcaldía de Estocolmo, a la que asisten 1,400 invitados, se pide una vestimenta absolutamente formal: frac para los hombres, vestido largo para las mujeres.

Esta cena (a las 13:00 en Perú) tiene también otros misteriosos códigos para los legos en etiqueta, pero que se ha manejado con total naturalidad desde hace más de 100 años. La tradición del Nobel.

El Estado peruano se hará presente en las ceremonias de nuestro escritor. El presidente Alan García estará representado por el reconocido artista y amigo del escritor Fernando de Szyszlo. Asimismo, el ministro de Cultura, Juan Ossio, viajará en representación de su cartera.

Fiesta continúa el 15 en Lima

La celebración seguirá en la casa. El autor de La ciudad y los perros estará en Lima el 15 de diciembre para un reconocimiento especial de parte del Estado peruano y para reencontrarse con sus compatriotas en la celebración por su gran logro.

Ese día, el escritor dará una conferencia de prensa a las 16:00 horas, de 30 minutos. Posteriormente, se realizará un conversatorio alrededor de él. Luego se inaugurará una exposición de imágenes y objetos sobre la vida de Mario Vargas Llosa.

Pero en Lima también hay premio. El mismo presidente Alan García le entregará una Medalla a la Orden de las Artes y las Letras en Palacio de Gobierno. Este premio ha sido creado por el Ministerio de Cultura y se entregará cada dos años a personalidades destacadas peruanas.

Esta cartera programa la publicación de ediciones populares masivas del autor, y están pensadas cuatro obras.

Para finalizar el programa, el presidente de la República ofrecerá una cena a Vargas Llosa e invitados. Un merecido homenaje a nuestro compatriota triunfador.

Se acerca el fin de la década

¿Dónde estabas el 11 de setiembre de 2001? ¿O el día que cayó Bagdad? ¿O cuando rescataron a los 33 mineros chilenos? Aquí un breve recorrido por las imágenes que ilustraron una década. ¿Cuál proponen ustedes?



Vía: RTVE.es

Llegan a Cataluña 549 legajos del Archivo de Salamanca (*)

Más de quinientos legajos procedentes del Archivo de Salamanca volvieron ayer al Archivo Nacional de Cataluña, con documentación de partidos políticos y sindicatos confiscada durante la Guerra Civil, según informó el Departamento de Cultura de la Generalitat.

De estos papeles destacan documentos de la CNT de Barcelona, del Casino Ferroviario de Lleida, de la CNT y las Juventudes Libertarias de Lleida, de la cooperativa popular leridana, de Estat Català, del PSUC y las Juventudes Unificadas de Cataluña (JSUC) y del Sindicato Agrícola Cooperativo de Lleida. Está previsto que en las próximas semanas, la Generalitat inicie el proceso de restitución de toda esta documentación a sus propietarios.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El retorno de estos papeles, según recuerda el departamento de Cultura, se produce «de acuerdo con la Ley 21/2005, que establecía que el Estado debía restituir a la Generalitat la documentación confiscada durante la Guerra Civil y que había sido depositada en el Archivo General de la Guerra Civil en Salamanca». A pesar de que la administración catalana reconoce la «complejidad» del proceso de devolución, remarca en el citado comunicado «la lentitud del proceso». En enero de 2006 fueron entregados los primeros 500 legajos de documentación expoliada a la Generalitat, mientras que en agosto de 2008 llegaron 7 legajos que habían quedado retenidos por medida cautelar de la Audiencia Nacional.

En diciembre de 2008 fueron devueltos a Cataluña 121 libros confiscados a personas y entidades particulares y en mayo de este año fueron devueltos 273 legajos de documentación textual de sindicatos y partidos políticos, así como otros 458 libros. Y todavía queda pendiente de retorno documentación de fierente índole.


* Publicado en ABC, de España, el 30 de noviembre de 2010.

París muestra los secretos de La Bastilla

Una exposición en París revisa la historia de la célebre cárcel de La Bastilla, oscuro símbolo del poder absolutista en el siglo XVIII.



Vía: BBC Mundo

Érase una vez en América (*)

La prosa de Hugh Thomas vale un imperio. Un imperio como el de Carlos V y la conquista del Nuevo Mundo, ejes del nuevo libro del historiador inglés

El Imperio español, sus muchísimos nombres y hombres y sus innumerables circunstancias sigue siendo El Dorado para muchos historiadores. Y las palabras y los libros que nos iluminan en este apasionante camino continúan arribando procedentes, curiosa, casi paradójicamente, desde los pupitres y los ordenadores de la que entonces fuera la pérfida Albión, enemiga a muerte sobre las procelosas aguas de la Mar Océana, y desde la que desde hace ya muchos años y muchos títulos sin embargo nos llegan esclarecedoras nuevas en las páginas de John H. Elliott, Henry Kamen y, el más reciente en desembarcar en nuestras librerías, Lord Thomas de Swynnerton, esto es, Hugh Thomas, su firma a pie de portada en los numerosos libros que ha dedicado a nuestro país.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Hace ya cincuenta años que Thomas entró en el ruedo ibérico por la puerta grande con «La guerra civil española», aquel libro clandestino hasta la Transición con el que muchísimos españolitos a los que una de las dos Españas les había helado el corazón conocieron casi por primera vez una visión objetiva y «científica» sobre la Guerra Civil. Desde entonces, Hugh Thomas nunca se ha alejado de nuestra historia durante mucho tiempo. Hace unos años publicaba «El imperio español: de Colón a Magallanes» y ahora entrega la continuación: «El imperio español de Carlos V» (Planeta). Un tercer título dedicado a la época de Felipe II cerrará la trilogía.

Años veinte del siglo XVI. Carlos I de España y V de Alemania lleva desde 1517 entre nosotros, tras pasar toda su vida en Flandes. «Su estancia en España fue realmente importante para él, aunque, sobre todo, Carlos era un hombre internacional, un hombre de mundo que hablaba francés, flamenco, algo de alemán y de italiano, y en español se defendía —cuenta el historiador inglés—. Pero llegó a tener una enorme simpatía por el país. De hecho, eligió Yuste para morir, donde posiblemente pasó los momentos más felices de su vida».

La educación del Príncipe en Flandes durante su juventud fue intensa y corrió a cargo de su tía Margarita y los consejeros Guillermo de Croy y Adriano de Utrecht, luego Papa como Adriano VI. «Su instrucción fue exquisita —explica Thomas—, pero especialmente aprendió algo decisivo para un príncipe y para un hombre de su poder: sus preceptores supieron inculcarle y enseñarle que su papel, su puesto, era un auténtico trabajo. Le encantaba la música, por ejemplo, conocía muy bien a Erasmo, y sus pequeñas “Memorias” son un libro que vale muchísimo la pena leer».

En aquella corte que aposentaba sus reales en Valladolid no faltaban los hombres de cultura como Alonso Valdés, Pedro Mártir, el canciller Gattinara, humanistas y hombres nacidos del Renacimiento. Pero ¿era aquel peculiar mundo instalado a orillas del Pisuerga un feudo de la modernidad? «¿Moderno, realmente qué significa la palabra modernidad? Más bien, creo que era una Corte con rasgos de los nuevos tiempos, pero todavía con otros del mundo medieval. Tal el propio Carlos, que como los reyes de la Edad Media nunca tuvo una sede fija. Sin embargo, era un hombre de su tiempo que viajaba con sus archivos y sus tapices a cuestas. Es difícil tener un juicio concreto sobre él. Pero es absolutamente seguro que poseía un gran sentido del deber y del honor, y que se sentía y tenía plena conciencia de que era alguien muy importante. No obstante, no deja de ser curioso que este hombre que fue prácticamente dueño del mundo al final de su vida por lo estaba realmente preocupado era por su colección de relojes».

No es oro todo lo que reluce

La partida imperial de España se jugaba en esos momentos, además de en Europa, a miles de kilómetros, en América. Nuestros peones y alfiles se batían allí el cobre. Forjaban la leyenda y escribían, a mandoble limpio, la historia. Tipos de heroicidad, valor y coraje casi homéricos, aunque su catadura moral y su crueldad, aún hoy, cinco siglos después, es motivo de debate. Gente como Hernán Cortés, Pizarro, Pedro de Valdivia, Orellana, Alvar Núñez Cabeza de Vaca, Hernando de Soto... cuya violencia era generalmente expresión de su soledad, el aislamiento y el terror ante un mundo totalmente desconocido.

«Por supuesto, estaban muy interesados por el oro y por las riquezas —continúa Hugh Thomas—. Pero no sólo por eso. También por la gloria, y sinceramente por la expansión del Cristianismo. Aunque hay algo más y no menos importante: un enorme espíritu de curiosidad. No paraban de buscar cosas interesantes y nuevas. Por ejemplo, podían hacer una larga marcha en busca de amazonas...».

El libro también incluye suculentos apéndices. Uno de ellos merece especial atención, el dedicado a las cifras. Sobre rentas de las Indias (en maravedíes); sobre poblaciones (especificando blancos, negros, mulatos e indios); sobre remesas de metales preciosos; sobre la navegación (de 2.500 barcos que surcaron el Atlántico durante el reinado de Carlos V 800 naufragaron o desaparecieron). Y es que los conquistadores no estaban tan abandonados a su suerte como pudiera parecer. Las cartas podían tardar años en ser contestadas, pero, sobre todo en México, como subraya Thomas, se «remitían a la Corte y al Consejo de Indias cartas de servicios y méritos, redactadas ante un abogado y numerosos testigos. Mediante ellas se puede seguir la vida y todo lo que hacían los conquistadores en las Indias».

A este lado del Charco, además de recibir el oro y las riquezas como agua de mayo para financiar las guerras en Europa estaban muy pendientes de lo que allende los mares sucedía, tal como asegura Hugh Thomas: «No era como cuando los europeos conocieron China o la India. América era un Nuevo Mundo, y lo que allí sucedía era verdaderamente importante, y más allá de las matanzas, las batallas y el oro se tenía plena conciencia de ello».

Entre los espadazos, las descargas de arcabuz, y la carnicería, un hombre se movía con ideas muy propias: Bartolomé de las Casas, levantando la voz y la palabra de Cristo en defensa de los indígenas. «No era un religioso normal de los que gustan a los poderosos. Tenía un gran encanto personal, era insistente, elocuente y hasta audaz, pues no en vano hizo diez veces la travesía del Atlántico. Creo que es uno de los hombres más importantes de la historia de España, y creo que aquí ganó la batalla, aunque en América los colonos siguieron haciendo lo que quisieron sin tener en cuenta sus eficaces argumentos. Carlos V y Felipe II tomaron muy buena nota de sus ideas».


* Publicado en ABC, de España, el 30 de noviembre de 2010.

Alejandro Magno

Programa de la televisión española en el que se aborda la figura de Alejandro Magno. El análisis corre a cargo de los profesores Carlos Schrader, Catedrático de Filología Griega de la Universidad de Zaragoza; Javier Gómez Espelosín, profesor titular de Historia Antigua de la Universidad de Alcalá de Henares; y Francisco Gracia Alonso, Catedrático de Prehistoria de la Universidad de Barcelona.



Vía: RTVE.es

Urubamba pide ser destino final de piezas arqueológicas que devolverá Yale

Urubamba, nov. 29 (ANDINA). La provincia cusqueña de Urubamba solicitó ser considerada destino final de las piezas arqueológicas de Machu Picchu que devolverá la universidad de Yale a partir de 2011, tras tenerlas en su poder por casi 100 años.

El alcalde, Edilberto Cuéllar, señaló que cuentan con una antigua casona colonial y dos terrenos, uno de 5,000 metros cuadrados y otro de 10,000, que pueden albergar fácilmente el referido patrimonio.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Sostuvo que a Urubamba le corresponden esas piezas, al recordar que la ciudadela incaica se encuentra dentro de su jurisdicción, en el distrito de Machu Picchu.

“Contamos hasta con tres lugares que podrían albergar al museo de sitio. La ciudad de Cusco ya tiene bastante para mostrar y Machu Picchu Pueblo es pequeño. Urubamba tiene las condiciones para ser considerada”, declaró a la Agencia Andina.

Indicó que sólo se requeriría de presupuesto para el acondicionamiento de la casona y la construcción en los referidos terrenos, por lo que trasladaron este pedido al Congreso de la República.

Destacó que albergar el mencionado patrimonio significará también un plus para la actividad turística nacional e internacional en la provincia, que forma parte del denominado Valle Sagrado de los Incas.

El 19 de noviembre, el Presidente de la República, Alan García Pérez, anunció la decisión de Yale de devolver los vestigios incaicos que tenía consigo a partir del próximo año.

Posteriormente, el canciller José Antonio García Belaunde y el presidente de la universidad de Yale, Richard Levin, firmaron un memorándum de entendimiento mediante el cual se resuelve la controversia sobre las piezas arqueológicas.

Aparecen en Francia 271 obras desconocidas de Pablo Picasso

París, nov. 29 (ANDINA). Un total de 271 obras del pintor Pablo Picasso, hasta ahora desconocidas, fueron descubiertas en Francia, según informa hoy el diario Libération.

Las obras datan del primer tercio del siglo XX, una de las etapas más fructíferas en la creación del artista (1881-1973), y están valoradas en unos 60 millones de euros (79 millones de dólares), según informó la agencia DPA.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Los lienzos fueron presentados por un electricista y su pareja, que buscaban obtener los certificados de autenticidad del hijo de Picasso y administrador de su herencia, Claude Picasso.

Pierre Le Guennec, de 71 años, había trabajado como electricista para Pablo Picasso durante los tres últimos años de la vida del pintor.

Tras reunirse con Le Guennec y comprobar la autenticidad de los lienzos, el heredero presentó una denuncia por apropiación indebida contra el electricista ante la brigada especializada en obras de arte. Le Guennec, ya jubilado, afirma que las obras le fueron donadas por el propio artista.

Exposición itinerante sobre Vargas Llosa se exhibirá en Estocolmo en semana de Premios Nobel

Habrá una versión en Lima a exhibirse desde la llegada al Perú del escritor

Exposición de obra de escritor Mario Vargas Llosa .Foto:ANDINA/ArchivoLima, nov. 27 (ANDINA). La Pontificia Universidad Católica del Perú enviará a Estocolmo la exposición itinerante Mario Vargas Llosa: la libertad y la vida, durante la semana en que se realice la entrega de los premios Nobel.

La exhibición en la capital sueca se inaugurará el 9 de diciembre, dos días después de que Mario Vargas Llosa brinde su discurso y un día antes de la ceremonia central de entrega de premios. Se expone en Paris e iba a ser llevada a Madrid cuando se conoció que el ilustre escritor peruano había sido galardonado.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Esta exposición es la versión itinerante de la muestra homónima organizada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) en 2008, que se expuso durante una larga temporada en la casa O`Higgins de Lima, de esta casa de estudios.

Comprende 14 salas temáticas que abordan distintos aspectos del autor de La ciudad y los perros. Incluye objetos personales, libros, fotografías y documentos.

La exposición itinerante Mario Vargas Llosa: la verdad y la vida, llegará a Estocolmo a pedido del Instituto Cervantes, que coordina con la PUCP los destinos de la misma.

Se estaba exponiendo en la Maison de América Latina en París, y ya tenía programada su propia visita a Madrid, pero tras conocerse que el premio fue entregado a Vargas Llosa, se decidió coordinadamente trasladarla a Estocolmo, considerando que es una gran oportunidad de acercar al público sueco al escritor peruano.

Su recorrido internacional se inició en Panamá y prosiguió en ciudades como Guadalajara y México DF, en versiones que se adaptan a la locación seleccionada.
Luego de la muestra en Estocolmo continuará su periplo hacia otras ciudades europeas. Anteriormente esta exposición había recorrido Cajamarca, Chimbote y Cusco.

Nueva versión limeña

El 15 de diciembre, a la llegada del autor de La guerra del fin del mundo a nuestra capital, se inaugurará una nueva versión de la muestra en el Centro Cultural de la PUCP (avenida Camino Real 1075, San Isidro).

La ceremonia será a las 19:00 horas, con presencia del mismo Vargas Llosa y altos funcionarios, así como personalidades invitadas.

Esta muestra presentará como novedades un área dedicada a la actividad académica del escritor y otra sobre Vargas Llosa y el Nobel, con portadas de distintos medios referidas a la recepción del premio.

También habrá una selección de objetos sobre los otros latinoamericanos ganadores de esta alta distinción, como Gabriel García Márquez o Pablo Neruda.

Familia de Hiram Bingham planea participar en centenario de Machu Picchu

Lima, nov. 28 (ANDINA). Familiares del explorador estadounidense, Hiram Bingham, quien avistó Machu Picchu en 1911 y difundió sobre ello en el mundo, planean visitar la ciudadela incaica durante las celebraciones por el centenario del descubrimiento de este patrimonio incaico.

Abigail Bingham Endicott, nieta del explorador, informó que entre su familia se habla sobre esta posibilidad y que coordinan la manera de poder llegar para las actividades previstas para el 7 de julio de 2011.

>>> Seguir Leyendo... >>>

“Muchos en mi familia esperamos unirnos a las celebraciones del centenario. Es un deseo personal, junto con el de mi esposo, algunos primos y hermanos”, señaló en comunicación con la Agencia Andina.

La ceremonia del centenario, promovida por la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), está prevista para las 18:30 horas del 7 de julio, y para ello se ha invitado al escritor Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010.

Luego habrá un espectáculo de luz y sonido relacionado con el tradicional pago a la tierra (pachamama), y la presentación de un artista peruano y uno internacional por unos 30 minutos.

Las actividades preparadas no alterarán ni afectarán el santuario histórico, según los organizadores.

La ceremonia se llevará a cabo en la explanada superior, a la altura de la casa del guardián, un anfiteatro natural para 1,000 personas, que tendría como fondo el Huayna Picchu.

Tras conocer la decisión de la Universidad de Yale sobre la devolución al Perú de las piezas de Machu Picchu que mantenía en su poder, Bingham Endicott saludó la noticia y dijo esperar que las relaciones entre el país y casa de estudios estadounidense sean exitosas.

"El Payandé", interpretado por Lucha Reyes

Resulta una verdadera lástima que muchos jóvenes de ahora desconozcan algunos episodios de la historia de la cultura popular peruana que constituyen un verdadero tesoro. Uno de ellos lo constituye el de la interpretación que hace Lucha Reyes de "El Payandé", obra del colombiano Vicente Olguín, con música del peruano Luis Eugenio Albertini. La interpretación que hace la Morena de Oro del Perú es, sencillamente, magistral. La mejor que se conoce de esta bella canción en la que una esclava negra cuenta la amargura de la esclavitud. La letra se aleja de los típicos lugares comunes de la canción popular y es un ejemplo de su 'auténtica voz' que trasciende.


Presentarán libro sobre el racismo a finales del siglo XIX

Lima, nov. 25 (ANDINA). Rubén Quiroz, profesor de filosofía de la Universidad Científica del Sur y la universidad San Marcos, presentará en breve La razón racial. Clemente Palma y el racismo a finales del siglo XIX. Quiroz hace un repaso por las ideas de esa época, la pretensión científica que legitimaba el racismo en aquel entonces, y traza algunos cambios hacia nuestros días.

¿Cuál era la opinión más extendida entre los intelectuales del siglo XIX sobre la cuestión racial en el Perú? ¿Qué varía en la visión de Clemente Palma?

>>> Seguir Leyendo... >>>

– Hay dos posiciones a fines del siglo XIX. Antes de la Guerra del Pacífico se excluía tanto a nivel conceptual como en prácticas a los grupos sociales no dominantes. La derrota en la Guerra de 1879 obligó al circuito letrado a incluir en el debate como probables ciudadanos a todos aquellos que habían sido excluidos antes.

¿Qué cambió luego?

– Clemente Palma y Javier Prado sostenían que el sistema natural evolucionista operaba en todo ser vivo. Por lo tanto, habría grupos de humanos cuyas características de pervivencia sobre otros significaban largos procesos de perfeccionamiento biológico. Las diferencias étnicas se aplicaban a la jerarquía social, y se demostraban con la ciencia, que legitimó mecanismos de exclusión racial, lo que empalmaba con el orden racial colonial.

¿En qué consiste el modelo racial de Palma?

– Para Palma, el futuro del Perú dependía del orden científico, que se aplicara de la misma manera al poder político. Es decir, quienes manejaran el control de esta nación debían venir de un estadio evolutivo superior. Llega a la conclusión de que los indios, negros y chinos son más bien una traba para el progreso nacional, ya que esencialmente tienen taras insalvables.

Por lo tanto, cree que el perfil requerido de un grupo étnico no está en el país, sino en Europa: la nórdica. Solo la inmigración europea salvará al Perú, tal como Sarmiento y una serie de intelectuales latinoamericanos sostenían.

Usted menciona la categoría de “desprecio social”, ¿cómo se manifiesta esto?

– Habría grupos que ya su propia existencia es condenable. Para los sujetos autolegitimados como privilegiados es un acto reflejo el desprecio social, el ninguneo, la invisibilización. Relacionaron color de piel, procedencia geográfica, uso idiomático, con inmovilidad social.

¿Cómo distingue lo mestizo o lo criollo de las demás razas?

– Palma asume que el mestizaje es terrible, abominable. Las razas debían ser puras. Según Palma, el Perú es lastimosamente un país de mestizos y había que organizar una metodología para ordenar ese mestizaje, tal como se hace con las reses u otros tipos de animales seleccionados.

¿Considera que luego de fallecido, en un contexto más progresista en el Perú, la figura de Palma se vio ensombrecida? ¿Por qué?

– Creo que el avance de teorías más inclusivas y combativas como el socialismo y la misma opción liberal clásica, combatieron (y lo siguen haciendo) esas posiciones radicales. La organización civil también presiona con acciones para que este modelo sea desterrado, pero desalojar un paradigma lleva tiempo.

La Señora de Cao en la revista Clío de diciembre

La gentileza de Laura Manzanera, periodista y escritora española, nos ha permitido conocer una auténtica primicia. En el próximo número de diciembre, la revista Clío publicará un extraordinario reportaje sobre la Señora de Cao que firma Laura y que está a la altura de los mejores trabajos de divulgación arqueológica que circulan en medios especializados. El reportaje en mención hace un amplio despliegue gráfico y textual sobre los pormenores de este sorprendente hallazgo arqueológico en la costa norte del Perú. El texto de Manzanera se complementa con declaraciones del arqueólogo Régulo Franco y entrevistas a José Manuel Novoa (responsable de la producción española sobre el Señor de Sipán y que tendrá a cargo la realización de otro documental sobre la Señora de Cao) y a la museóloga y escritora Maritza Villavicencio, quien ha escrito sobre el rolde las mujeres en el periodo prehispánico. De lectura imprescindible. Una lástima, nomás, que la revista llegue (cuando llega) con retraso de varios meses a Lima. Esperemos que esta vez la suerte nos acompañe.


>>> Seguir Leyendo... >>>












Ana María Matute gana el Premio Cervantes

Madrid, 24 nov (EFE).- La escritora española Ana María Matute, que fue hoy galardonada con el Premio de Literatura Miguel de Cervantes 2010, es la trigésimo sexta autora que obtiene esta distinción, la más prestigiosa de las letras hispanas.

Instituido en 1975 por el Ministerio español de Cultura, el Premio Cervantes se concedió por vez primera al año siguiente y, según sus bases actuales, no puede ser dividido, declarado desierto o concederse a título póstumo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Estas normas se establecieron después de que en la edición de 1979 el jurado decidiera conceder el Premio "ex aequo" al poeta español Gerardo Diego y al autor argentino Jorge Luis Borges.

Desde 1987 el galardón tenía una dotación económica de 90.000 euros, que a partir de 2008 ascendió a 125.000 euros (167.000 dólares, al cambio de hoy).

Los candidatos pueden ser propuestos por las Academias de la Lengua Española, los anteriores premiados o las instituciones que por su naturaleza, fines o contenidos estén vinculadas a la lengua castellana, y su nombre debe ser comunicado al jurado antes del 1 de noviembre de cada año.

En un acto que tiene lugar en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, la localidad madrileña donde nació Miguel de Cervantes en 1547, el Rey de España entrega el galardón cada 23 de abril, aniversario de la muerte del autor de "El Quijote".

La relación de ganadores es la siguiente:

1976. Jorge Guillén (español).
1977. Alejo Carpentier (cubano).
1978. Dámaso Alonso (español).
1979. Gerardo Diego (español) y Jorge Luis Borges (argentino).
1980. Juan Carlos Onetti (uruguayo).
1981. Octavio Paz (mexicano).
1982. Luis Rosales (español).
1983. Rafael Alberti (español).
1984. Ernesto Sábato (argentino).
1985. Gonzalo Torrente Ballester (español).
1986. Antonio Buero Vallejo (español).
1987. Carlos Fuentes (mexicano).
1988. María Zambrano (española).
1989. Augusto Roa Bastos (paraguayo).
1990. Adolfo Bioy Casares (argentino).
1991. Francisco Ayala García-Duarte (español).
1992. Dulce María Loynaz del Castillo (cubana).
1993. Miguel Delibes Setién (español).
1994. Mario Vargas Llosa (peruano).
1995. Camilo José Cela Trulock (español).
1996. José García Nieto (español).
1997. Guillermo Cabrera Infante (cubano).
1998. José Hierro del Real (español).
1999. Jorge Edwards (chileno).
2000. Francisco Umbral (español).
2001. Alvaro Mutis (colombiano).
2002. José Jiménez Lozano (español).
2003. Gonzalo Rojas (chileno).
2004. Rafael Sánchez Ferlosio (español).
2005. Sergio Pitol (mexicano).
2006. Antonio Gamoneda (español).
2007. Juan Gelman (argentino).
2008. Joan Marsé (español).
2009. José Emilio Pacheco (mexicano).
2010. Ana María Matute (española)

Comunicado del gobierno sobre el Memorándum de Entendimiento entre el Perú y Yale

Comunicado Oficial 008-10

El Ministro de Relaciones Exteriores, José A. García Belaunde, y el Presidente de la Universidad de Yale, Richard Levin, firmaron el Memorándum de Entendimiento* mediante el cual se resuelve amigablemente la controversia existente entre el Perú y dicha institución con relación a los materiales excavados por Hiram Bingham en Machu Picchu, tal y como aparecen en el inventario verificado por expertos del que fuera el Instituto Nacional de Cultura en marzo de 2008.

Esta decisión excepcional ha sido tomada por la Universidad de Yale en consideración al gran valor histórico y de identidad nacional que dicho material representa para el Perú. El acuerdo reconoce que Yale ha sido un digno y dedicado custodio del material y reafirma la propiedad del Estado peruano sobre todos los materiales objeto del acuerdo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Mediante el acuerdo, la Universidad de Yale se compromete a devolver las piezas museables -entendidas como aquellas piezas que son adecuadas para y capaces de ser presentadas en una exhibición- y otras piezas de estudio, a tiempo para la conmemoración del centésimo aniversario del descubrimiento científico de Machu Picchu. A finales de 2011 la Universidad de Yale devolverá otra cantidad de fragmentos y piezas de estudio, siendo el tiempo límite para retornar la totalidad de las piezas el 31 de diciembre de 2012. Todos los gastos en que se incurra para la devolución de las piezas correrán por cuenta de Yale.

Asimismo, mediante este acuerdo, el Perú y la Universidad de Yale sientan las bases de una fructífera colaboración tanto para la conservación de los materiales como para el desarrollo de estudios e investigación de la comunidad científica internacional. El Perú facilitará el acceso a los materiales devueltos para investigaciones y estudios académicos de manera consistente con el derecho peruano y las normas y procedimientos del Ministerio de Cultura.

Con relación al proceso judicial seguido ante el Juzgado Federal de la Corte de Connecticut, el Perú y Yale acordaron solicitar la suspensión de este procedimiento en tanto se ejecuten las estipulaciones establecidas en el Memorándum de Entendimiento, luego de lo cual ambas partes solicitarán la terminación del juicio.

Cabe precisar que el presente acuerdo será regido por y sujeto al derecho peruano y que no será utilizado con otro propósito que no sea la ejecución del mismo.


Lima, 24 de noviembre de 2010

Perú y Yale firmaron acuerdo que resuelve amigablemente controversia por piezas de Machu Picchu

Piezas arqueológicas extraídas de ciudadela Machu Picchu. Foto: Andina/ArchivoLima, nov. 24 (ANDINA). El canciller José García Belaunde y el presidente de la Universidad de Yale, Richard Levin, firmaron ayer un memorándum de entendimiento mediante el cual se resuelve amigablemente la controversia sobre las piezas arqueológicas de Machu Picchu que serán devueltas al Perú por esta casa de estudios.

En ese sentido, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que el Perú y Yale acordaron solicitar la suspensión del juicio abierto en una corte de Connecticut en tanto se ejecuten las estipulaciones establecidas en el Memorándum de Entendimiento, luego de lo cual, ambas partes solicitarán la terminación del juicio.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El comunicado indica que la decisión “excepcional” de devolver las piezas ha sido tomada por Yale en consideración al gran valor histórico y de identidad nacional que dicho material representa para el Perú.

Asimismo, menciona que el acuerdo reconoce que la mencionada universidad ha sido un digno y dedicado custodio del material y reafirma la propiedad del Estado peruano sobre todos los materiales objeto del acuerdo.

Mediante el acuerdo, añade, Yale se compromete a devolver las piezas museables -entendidas como aquellas piezas que son adecuadas para y capaces de ser presentadas en una exhibición- y otras piezas de estudio, a tiempo para la conmemoración del centésimo aniversario del descubrimiento científico de Machu Picchu.

Respecto a un cronograma, se confirma que a finales de 2011 la Universidad de Yale devolverá otra cantidad de fragmentos y piezas de estudio, siendo el tiempo límite para retornar la totalidad de las piezas el 31 de diciembre de 2012.

Indica, además, que todos los gastos en que se incurra para la devolución de las piezas correrán por cuenta de Yale.

El acuerdo confirma que el Perú facilitará el acceso a los materiales devueltos para investigaciones y estudios académicos de manera consistente con el derecho peruano y las normas y procedimientos del Ministerio de Cultura.

El comunicado de la Cancillería peruana destaca que mediante este acuerdo, el Perú y la Universidad de Yale sientan las bases de una fructífera colaboración tanto para la conservación de los materiales como para el desarrollo de estudios e investigación de la comunidad científica internacional.

Finalmente, indica que será regido por y sujeto al derecho peruano y que no será utilizado con otro propósito que no sea la ejecución del mismo.

El presidente de la República, Alan García, anunció el viernes pasado que la Universidad de Yale había aceptado devolver los restos arqueológicos extraídos por el explorador estadounidense Hiram Bingham de la ciudadaela inca de Machu Picchu, y llevados a Estados Unidos en calidad de préstamo con fines de estudio.

La devolución se acordó luego de una intensa campaña desplegada por el Gobierno peruano para comunicar a la opinión pública nacional e internacional la necesidad de que Yale devolviera ese patrimonio cultural por pertenecer únicamente al Perú.

Walter Alva: "Monumentos deben ser protegidos por el Estado peruano" (*)

LAMBAYEQUE | CHICLAYO. El arqueólogo Walter Alva Alva hizo un llamado a las autoridades de la región para tomar interés en el cuidado de los monumentos arqueológicos con que cuenta Lambayeque.

"Nuestras autoridades deben tomar interés en el cuidado de los tesoros que tenemos y por eso propongo que se destine un presupuesto para su cuidado porque es de interés nacional", refirió el especialista.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Asimismo, indicó que actualmente estos recintos no cuentan con el adecuado cuidado y no se ha tomado en cuenta las acciones a tomar en el caso se registre alguna emergencia en estos lugares.

10 MILLONES

Walter Alva explicó que para el cuidado de estos monumentos arqueológicos, en los que se encuentra la Huaca Loro, se necesita un aproximado de 10 millones de soles, dinero que debería ser desembolsado de las arcas municipales y regionales.

Finalmente, el arqueólogo indicó que del cuidado de estos monumentos arqueológicos depende la afluencia de turistas que tenga la región, puesto que los visitantes esperan encontrar recintos en donde puedan encontrar la historia con nuestros antepasados


* Publicado en Correo, de Lambayeque, el 22 de noviembre de 2010.

IV Seminario en Ciencias Sociales "El Perú en los '90"

Los amigos del Grupo de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales y Humanidades Perspectivas han tenido la gentileza de invitarme a participar en el IV Seminario en Ciencias Sociales "El Perú en los '90", el cual abordará esa 'década gloriosa' desde distintos ángulos. La participación de este reportero será el viernes 3 a las 6 de la tarde en la Mesa 7: "Medios de Comunicación en los '90", en el cual departiré opiniones al lado de Giancarlo Navarro y José Paz. El programa del evento lo pueden conocer en detalle haciendo click en la imagen. La cita es en el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales y el ingreso es libre. Así que ya saben, como dice Melcochita: ¡No vayan!

¡Gracias, Castañeda!

La bien mentada mezquindad peruana que no perdona el éxito de otro, se puso en marcha otra vez. Son muchos los que han criticado y critican la condecoración con la Orden del Sol del Perú al ahora ex alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio. Algo incomprensible si nos detenemos a pensar en lo mucho que le debemos a este señor los vecinos de Lima (uno de esos alcaldes a los que se refería Raúl Porras). Repasemos algunas de las tantas razones por las que debemos estar agradecidos con Castañeda. Pero, por dónde empezar, si hay tanto que agradecerle:

>>> Seguir Leyendo... >>>

¡Gracias, Castañeda!, por haber destrozado el rostro tradicional del distrito de mi infancia y haber hecho de Barranco un barrio más como cualquier otro y congestionado sus calles como si fueran el Centro de Lima.

¡Gracias!, también, por haber dejado en poco menos que una zona de guerra las inmediaciones de la Universidad más antigua de América y exponer a sus alumnos a la delincuencia diaria y el suplicio cotidiano de conseguir un transporte, en medio de calles y vías sin señalizar y cuellos de botella que ponen en evidencia su capacidad de planificación.

¡Gracias! por haberme enseñado el valor que los santuarios históricos tienen para usted y para los que trabajan con usted y que es el mismo, muy seguramente, que tiene el de la factura de agua, poniendo piletas a diestra y siniestra como si eso fuera lo que más necesita la ciudad. Tan solo lo que usted hizo con el Parque de la Reserva bien vale la condecoración que ayer recibió.

¡Gracias!, además, por insultar mi inteligencia y la de todos, saliéndose con la suya y cobrando, contante y sonante, los millones de soles a través de empresas fantasmas, como Comunicore, presupuestos sobrevaluados y retraso en las obras que sobregiran todavía más los presupuestos ya de pos sí sobrevaluados. ¡Linda!, la hizo usted.

Y, sobre todo, ¡Gracias! por faltar a la confianza de muchos limeños que votaron por usted y que ahora, con su renuncia, saben que usó (como lo hacen todos los que llegan al sillón de Nicolás de Rivera diciendo que trabajarán por la ciudad) como trampolín para tentar, una vez más, la presidencia de la República con un plan de obras, salvaje y sin rendir cuentas a nadie, en el que solo importan los resultados y salir bien en la foto y que se escriba bien su nombre en los paneles publicitarios.

Por favor, si me quedé corto que alguien más envíe razones para quedar agradecidos con Castañeda. ¡Y es que se las merece tanto!

[Por cierto, si alguien no lo recuerda o sabe, Porras decía que las peores tragedias que le pasaban a Lima eran los temblores y sus alcaldes.]

Excepcionalmente, no ¡Siempre!

No hay duda de que en el Vaticano miran al mundo al revés. Desde su privilegiada torre de marfil están convencidos de que el sexo no solo perderá al mundo, sino que además, pecaminoso como es, es un boleto de entrada seguro al infierno. Pero ese es su parecer y no hay nada de malo en ello, ya que todos tenemos derecho a pensar como nos venga en gana. Libertad de opinión la llaman, algo que no siempre saben poner en practica ni el Vaticano ni sus seguidores más fieles.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Lo que sí resulta chocante es que esas ideas trasnochadas y antediluvianas traten de imponérselas a todos y que desde su poderoso aparato de prensa y, más aún, desde el púlpito, anatemicen a todos aquellos, creyentes o no, que piensen distinto a ellos. Incluido el propio Benedicto XVI. Pobre, ha quedado como un venerable anciano que habla demasiado porque, afirman, 'El Papa no ha dicho lo que ha dicho'. O sea, sí al condón pero no. ¿Alguien entiende esto?

En realidad, no es tan difícil de entender. Como todo centro de poder político (y el Vaticano lo es, y además uno de los más importantes del mundo, con millones de seguidores), lo que ha hecho Ratzinger es lanzar la piedra a ver si flota. Y lo cierto es que no flotó. Apenas dijo que el condón podía ser utilizado "en ciertas ocasiones y de manera excepcional", han salido teólogos y autoridades de Roma a aclarar lo que supuestamente no ha dicho. A pararle los machos. Un contrapunto de fuerzas en el que el Pontífice salió perdiendo y quedó en la desventajosa situación de un anciano senil cuyas palabras necesitan ser aclaradas por sus ayudantes mediante un comunicado. "Es un acto de caridad y responsabilidad con el prójimo si se está infectado de Sida", han dicho. Pero, lo pongan como lo pongan y lo aclaren como lo aclaren, lo cierto es que el Papa sí dijo lo que dijo: se puede usar el condón. No importa como lo maticen, ¡Usénlo!.

Porque de ahí a creer que el preservativo solo puede ser utilizado de manera excepcional, media una distancia entre el sentido común y la estupidez más tozuda que la inteligencia de Ratzinger ha sabido medir. El condón no debe ser usado de manera excepcional, sino ¡siempre! Ese es el único uso responsable que se le puede dar y no otro. Pero para decirlo abiertamente, ni la Iglesia ni sus cardenales están del todo listos todavía. Y eso lo ha comprobado esta semana Benedicto XVI. De la peor manera.

Atahuallpa, historia jurídica revisionista (*)

Por Francisco José Del Solar Rojas (**)

En un día como hoy de 1532, alrededor del mediodía, el inca Atahuallpa (Cacha Pachacuti Inca Yupanqui, Cusco, n. circa 1500) o Atabalipa, dejó su campamento o refugio de Pultumarca (actual distrito de “Los baños del Inca”), para dirigirse al pueblo de Cajamarca, donde se entrevistaría con el gobernador y capitán español Francisco Pizarro González (Trujillo de Extremadura 1478-Lima 1541. Hijo ilegítimo del hidalgo Gonzalo Pizarro y Rodríguez de Aguilar con la plebeya Francisca González Mateos, llamada “La Ropera”).

>>> Seguir Leyendo... >>>

La reunión había sido pactada el día anterior –viernes 15 de noviembre en horas de la tarde– ante los requerimientos de los capitanes Hernando de Soto y Hernando Pizarro Vargas (hermano menor de Francisco, pero era el que ostentaba el mayorazgo y representaba la rama legítima de la noble familia Pizarro, de Extremadura), quienes llevaban el encargo del gobernador para invitar a cenar al inca, en Cajamarca, esa misma tarde, y pactar una relación de amistad.

Atahualpa ofreció asistir al ágape sin entender ese anunciado pacto, habida cuenta que la relación en el mundo andino se hacía mediante “la reciprocidad” (mutua prestación de servicios e intercambio de bienes), hecho que resultaba imposible porque los castellanos sólo se habían dedicado a hurtar riquezas del Estado inca (oro, plata, alimentos, ropa, etc.) sin ofrecer nada a cambio, y, lo peor, a motivar e impulsar el descontento y revancha de otras etnias, las cuales habían sido conquistadas violentamente por los incas, desde la época de Túpac Inca Yupanqui (décimo primer monarca cusqueño), hijo del gran inca Pachacútec (Cusi Yupanqui), quien asumió el gobierno en 1438, después de vencer y destruir totalmente a los chancas, y cuyo nombre adoptado significaba “el que transforma el mundo.” Es verdad, que la mayoría de las etnias andinas sometidas al yugo incaico vieron su oportunidad de amotinarse y liberarse con la presencia y apoyo de los castellanos.

El famoso noveno inca –Pachacútec– segundo arquetipo jurídico del Tahuantinsuyo después de Manco Cápac, gobernó hasta 1471, es decir, un largo período de 33 años (1438 a 1471). Él pretendió que le sucediera su hijo Amaru Inca Yupanqui (décimo monarca cusqueño), pero incapaz para el gobierno, motivo por el cual fue sustituido por Túpac Inca Yupanqui, quien con sus resonantes triunfos militares llevó a la máxima expansión territorial del Tahuantinsuyo, fundando Tumibamba, en el actual Ecuador. De ahí que, su hijo Huayna Cápac (Tito Cusi Guallpa) tenido con la coya Mama Ocllo, nació en esa ciudad. Él asumió el poder en 1493 y regresó a su ciudad natal en 1512, consolidando su acción conquistadora del actual norte ecuatoriano en 1515, al tomar Carangue. Para entonces, Huayna Cápac iba acompañado de su joven hijo y príncipe Atahuallpa, que a la sazón tenía más o menos 12 años.

Ahora bien, estos últimos incas desarrollaron sus gobiernos en un total de 94 años, esto es, desde 1438 con la asunción del poder de Pachacútec hasta 1532, sábado 16 de noviembre, día en el que Atahualpa (décimo catorce inca) fue capturado y hecho prisionero por Pizarro, quien a ?nales de julio de 1533 dispuso un proceso sumarísimo de guerra, condenándole a muerte el 26 del mismo mes. Tema que hemos desarrollado en nuestro artículo publicado en este mismo suplemento, y que entonces denominamos “Vida, juicio y muerte de Atahualpa: Farsa contra el inca.” (Vid. Jurídica Nº 229, de 16-12-2008).

Es oportuno decirlo de una vez que, en verdad, la historia incaica que ha sido trabajada científicamente, es decir, dentro de los cánones de “la nueva historia”, corresponde a este lapso de 94 años, de un total de, aproximadamente, 300 años. En otras palabras, desde la fundación del Cusco, circa 1200/1230 hasta la tercera expansión y caída del Tahuantinsuyo que va desde 1438 hasta 1532.

NUEVA HISTORIA

Para los asertos aquí apuntados, hemos seguido los aportes históricos de ilustres juristas e historiadores como Raúl Porras Barrenechea (Pisco, Ica 1897-Lima 1960), Edmundo Guillén Guillén (Lima 1921-2005), María Rostworowski Tovar de Diez Canseco (Barranco, Lima, n. 1915) y Franklin Pease García-Yrigoyen (Lima 1939-1999), entre otros, quienes han trabajado con algunas crónicas que haciendo un gran esfuerzo trataron con determinado acierto y seriedad la visión andina. Esto es, alejadas de la cosmovisión europea introducida por la mayoría de los cronistas en la historia de nuestros pueblos que fueron totalmente ajenos a ese devenir allende de los mares, vale decir la gran diferencia entre la visión europea y la realidad andina.

Asimismo, debemos agregar al etnohistoriador ucraniano nacionalizado estadounidense, John Víctor Murra (Odesa 1916-Nueva York 2006), quien revolucionó la historia andina al descubrir y entender que “la reciprocidad” fue un “principio ordenador” en dos niveles, de un lado, entre los ayllus o comunidades locales con un carácter horizontal; y, de otro lado, la que relacionaba al Estado con la población, el cual recibía prestaciones de servicios y contribuciones de la gente a cambio de “redistribuir sus excedentes” económicos, tal como lo apunta Rostworowski. Algo más, los ayllus y luego los incas, hicieron de la reciprocidad un complejo sistema de obligaciones y alianzas políticas; etcétera.

Así también, tenemos al historiador estadounidense Reiner Tom Zuidema (n. 1926) y al antropólogo francés Nathan Wachtel (Metz, Lorena, n. 1935), entre otros, con los cuales se abrió un nuevo horizonte en los estudios históricos andinos. Éstos se ubicarían en el concepto, sin duda alguna, de la “nueva historia” o Escuela de los Anales, es decir, de la historia científica, dejando atrás a la “vieja historia”, a la historia meramente narrativa o literaria.

En otras palabras, los nuevos estudios andinos con esta perspectiva demandaban una “reinterpretación” de las crónicas, analizando causas y consecuencias con el apoyo de las modernas ciencias auxiliares de la historia como la antropología, la etnohistoria, etc. En tiempos pasados, ellas –las crónicas– fueron las fuentes directas para reconstruir el pasado andino o, en su defecto, constituyeron la historia misma, cayendo en los vicios del etnocentrismo e historicismo, como fue el caso de los Comentarios Reales del cronista mestizo Garcilaso de la Vega (Cusco 1539-Córdoba, España 1616, bautizado con el nombre de Gómez Suárez Figueroa).

Con esta nueva orientación, siguiendo los deseos de algunos queridos y admirados profesores nos propusimos “reescribir” la historia del Derecho peruano, ya que ella se había escrito en función de las crónicas, incluyendo la del cronista indio Felipe Huamán Poma de Ayala (San Cristóbal de Suturu ¿?-Lima 1615). De ahí que, asumimos este grave reto para hacer una nueva “Historia del derecho peruano” acorde con los nuevos aportes de la etnohistoria, de la antropología y de la forma de hacer historia científica según la Escuela de los Anales. Por eso, en 1988, publicamos nuestra obra intitulada Historia del Derecho Peruano, Tomo I: Derecho primitivo (Con prólogo del ilustre jurista y profesor de Historia del Derecho, Juan Vicente Ugarte del Pino. Ediciones Reales S.R.L. Lima. Perú pp. 100).

En esta obra, afirmamos que antes de hablar de derecho inca preferible era considerar la existencia de un pre-derecho o mejor aún, de eficientes y eficaces formas de regulación y control social y económica, como la reciprocidad, el control de la producción vertical o de los pisos ecológicos, la redistribución de excedentes, etc. Ahora bien, el original de ella se lo presentamos a nuestro querido colega y amigo Jorge Basadre Ayulo (Lima, n. 1939) para su revisión, y con la generosidad y desprendimiento que le caracteriza nos agradeció las contribuciones que hacíamos a la Historia del Derecho Peruano y las referencias a su señor padre, mediante carta fechada en Lima, 10-03-1987, esto es año y medio antes de publicar nuestro libro en octubre de 1988, con el prólogo de otro queridísimo maestro Juan Vicente Ugarte del Pino (Lima, n. 1923).

Es más, de igual manera, el original de este libro ya en imprenta fue leído y revisado por otro recordado y muy apreciado maestro, Franklin Pease García-Yrigoyen (Lima 1939-1999), a quien le había solicitado el prólogo respectivo. En carta del 27-10-1988, nos dijo: “He leído el libro y veo en él su intención docente, así como la nutrida información que lo preside, por ello pienso que podrá ser útil a sus estudiantes; y nos deseó el mejor éxito.” Palabras mayores y halagadoras al venir de un destacado e ilustre profesor como Pease. En verdad, esta obra recogía mucho de lo enseñado por Franklin, quien sostenía que hablar de derecho es propio de la cultura occidental, mas no de la andina. En ella, preferible es hablar de formas de control y regulación, y de ninguna manera de derecho que es una creación del mundo occidental. De ahí nuestra idea del “pre-derecho inca” o, más propiamente –copiando a Pease– formas de control y regulación social y económica sumamente eficientes y eficaces.

Sin duda alguna, Pease y Rostworowski, son los más acuciosos y precisos investigadores de la realidad andina, en general, y de la historia inca, en particular. En cuanto a Pease, ahí están sus novedosos libros con varias ediciones y sesudos artículos en las revistas especializadas, máxime de la PUCP, en más de una docena. Solo queremos destacar: 1) Los últimos incas del Cuzco (1972). Segunda edición P.L. Villanueva. Ed. Lima 1977; 2) El Dios creador andino. Mosca Azul Editores. Lima. 1973; 3) Del Tawantinsuyu a la Historia del Perú. Instituto de Estudios Peruanos –IEP–. Lima. 1978; 4) Los Incas. Historia del Perú. Tomo II. Perú Antiguo. Editorial Juan Mejía Baca. Lima. 1980; etc.

Ahora bien, nuestro planteo primigenio lo hemos ido perfeccionando, resultados que hemos publicado en diferentes artículos en este mismo suplemento, como, el último de ellos, intitulado “Historia del Derecho Peruano: No hubo derecho inca” (Vid. Jurídica Nº 225, de 18-11-2008).

NO HUBO LEY QUE NORMARA LA SUCESIÓN AL TRONO

Solo primaban algunas costumbres, como los encarnizados enfrentamientos por la herencia del poder donde brillaba el más hábil y el que hacía gala de mejores dotes para reinar, al margen, totalmente, de la legitimidad y de la primogenitura (mayorazgo). En otras palabras, en el mundo andino, en general, y en la historia incaica, en particular, jamás se tuvo idea, concepto o aplicación de estos principios que sí fueron fundamentales en el mundo europeo, y que, lamentablemente, la mayoría de los cronistas –inclusive los mestizos– los incluyeron equivocadamente en sus crónicas, señalando las pautas primigenias para una historia tergiversada en la sucesión al trono entre los incas.

En consecuencia, la lucha entre los pretendientes y sus respectivas panakas no fue una novedad en el Tahuantinsuyo. Por el contrario, fue una constante histórica que recién fue descubierta y trabajada por los antropólogos y etnohistoriadores que construyeron una nueva historia del Estado inca. En efecto, así, por ejemplo, el octavo inca, Viracocha, quiso que le sucediera su joven hijo príncipe llamado Inca Urco, quien se caracterizó por su incapacidad para gobernar y mandar el ejército, por lo que, no obstante haber sido reconocido como inca, los mismos generales de Viracocha tramaron una conspiración contra el joven heredero, apostando más bien por el príncipe Cusi Yupanqui, que sí tenía reconocidas capacidades de mando y aptitudes guerreras, lo cual lo demostró con creces cuando derrotó a los chancas, y tomó el nombre de Pachacútec, tal como ya hemos apuntado.

Empero, algo más, Viracocha casi hasta el final de su vida se opuso a que Pachacútec fuera inca, no obstante, de un lado, los halagos y reconocimientos que éste le hacía a su padre; y, de otro lado, sus resonantes triunfos militares. La verdad fue que el viejo inca siempre prefirió a Inca Urco, al extremo de tramar con éste un ardid para asesinar al exitoso Pachacútec, quien, en definitiva, tuvo que guerrear contra su hermano que encontró la muerte después de la batalla librada en el pueblo de Paca. Al morir Urco, Cusi Yupanqui quedó como único candidato para asumir el gobierno de la confederación, afirma Rostworowski. Nosotros subrayamos que este importante dato histórico pone en evidencia que no era novedad ni anormal para el mundo andino que Huáscar y Atahuallpa estuvieran peleados por asumir el poder del Tahuantinsuyo.

En este orden de ideas, quizá sea oportuno señalar, por ejemplo, que Cápac Yupanqui (quinto inca) no fue hijo de Mayta Cápac (cuarto inca), sino su sobrino, al ser vástago de una hermana suya, llamada Curuyacu, teniendo el inca varios hijos. El sucesor Cápac Yupanqui se destacó por su debilidad por las mujeres, llegando tener muchísimas concubinas al lado de la coya Curihilpay. La hermana de esta, Cusi Chimbo –preferida por el Inca–, llegó a envenenarle y convocó en un golpe de Estado a los Hanan Cusco, cuyos miembros, al mando de Inca Roca, desbarataron a las familias de Urín Cusco (primera dinastía), tomando el absoluto control del Inticancha, residencia real para entonces. Cusi Chimbo se convirtió en la coya de Inca Roca (sexto rey del Tahuantinsuyo), tomando el nombre de Mama Micay, y dieron nacimiento a la segunda dinastía, esto es el Hanan Cusco.

El sucesor de Inca Roca fue su hijo Titu Cusi Gualpa (séptimo inca), quien tomó el nombre de Yahuar Huaca, que significa “el que llora sangre”. Siendo aún adolescente, fue raptado por los ayamarcas. Después, fue correinante de su padre y ambos consolidaron la dinastía de los Hanan Cusco, gobernando juntos durante largos años. Yahuar Huaca tuvo varios hijos. En la coya Mama Chiquia, fueron Páucar Ayllo, el mayor; y Páhuac Gualpa Mayta, el menor. En las concubinas Uiccho Topa, Inca Roca y Marcayuto. Negociando mediante la reciprocidad con las panakas, quiso imponer como sucesor a su segundo hijo, Páhuac Gualpa Mayta; empero, las panakas opuestas preferían a Marcayuto. Estas decidieron y eliminaron al príncipe propuesto en el pueblo de Huallacán, de donde era la madre del heredero pospuesto.

La venganza del inca fue grande y sangrienta, que algunos años después terminó con su asesinato en una insubordinación o levantamiento de los condesuyus. Se inició, entonces, una época de crisis para el Tahuantinsuyo. Los chancas se organizaron y planificaron una próxima invasión al Cusco. Ante tal desorden, los hanan decidieron entregar el poder al príncipe de su dinastía, Hatun Túpac, quien al asumir su reinado tomó el nombre de Viracocha (octavo inca), que era la máxima y primigenia deidad tutelar de los incas hasta entonces. Este –tal como ya hemos visto– quiso dejar como sucesor al príncipe llamado Inca Urco, quien, palabras más palabras menos, terminó guerreando por el poder contra Cusi Yupanqui (Pachacútec).

Sea dicho de paso, María Rostworowski Tovar, la gran etnohistoriadora limeña nacida en Barranco y discípula de Murra y Porras Barrenechea, entre otros destacados maestros –junto con Pease–, tiene los mejores libros y ensayos sobre el mundo andino y los incas, en una cantidad de 30. Solo mencionaremos tres, referidos específicamente al “Tahuantinsuyu”, como ella prefiere llamarlo: 1) La insuperable biografía de Pachacútec, bajo el título de Pachacútec Inca Yupanqui (Editorial Torres Aguirre. Lima. 1953). 2) Historia del Tahuantinsuyu (Instituto de Estudios Peruanos, IEP. Lima. 1988); y, 3) Incas (Enciclopedia Temática del Perú. Empresa Editora El Comercio S.A. vol. I. Lima 2004). Obra que recientemente ha sido reeditada, revisada y complementada para la Biblioteca Imprescindibles Peruanos, de la misma casa editora. Lima noviembre 2010. En este contexto, estos tres libros son y serán básicos para escribir cualquier artículo o ensayo sobre el Estado inca.

De ahí que, con gran acierto, Rostworowski apunta: “La comunicación no fue sencilla entre conquistadores y conquistados. Unos y otros se hallaban separados no solo por la barrera del idioma, sino por una marcada diferenciación cultural. Lo que se produjo fue la confrontación de dos culturas que nunca antes habían tenido contacto entre sí, haciendo que contrastaran distintas maneras de ver el mundo, diferentes modos de pensar y actuar” (…) “ Los cronistas, haciendo un gran esfuerzo de recopilación de información y, a la vez, de traducción cultural, utilizaron sus propias tradiciones como referentes y significantes de aquello que veían y oían en el Nuevo Mundo” (…) “De esta manera, los pobladores del Tahuantinsuyu fueron llamados descendientes de Noé, y sus dioses y su pasado fueron identificados con otras creencias bíblicas y con el folclor europeo en general. Esta tendencia a utilizar juicios etnocéntricos y a tratar de explicar la realidad andina con categorías propias de la tradición europea se mantuvo hasta muy avanzado el siglo XIX, impidiendo el avance en el conocimiento acerca de la cultura inca” (subrayado nuestro).

En efecto, ese fue el contexto en que desarrollaron sus obras nuestros historiadores del pasado, de la vieja historia, narrativa y romántica, teniendo como fuentes directas solo esas crónicas que tergiversaron la realidad y la verdad andinas. Y lo más grave, crearon una “falsa historia” preñada de etnocentrismo e historicismo –tal como ya lo hemos afirmado en párrafos anteriores– con la finalidad de crear, desarrollar y robustecer un patriotismo y nacionalismo basados en una utopía. Esto es, una historia andina no solo alejada de la realidad, sino hasta opuesta a ella.

Veamos un solo ejemplo. La falsía, interesada o no, de que Atahuallpa había nacido en Quito o en Carangue, Ibarra (norte de Ecuador), hijo del inca Huayna Cápac con la princesa Pacha, hija del difunto rey Shyri, emperador del reino de Quito. Es más, que el matrimonio de este inca con la princesa se produjo después de la batalla de Atuntaqui, y permitió la fusión de los dos reinos más grandes de esta parte del continente, es decir, del Tahuantinsuyo o Inca con el Shyri o Quito. Insistir en este planteo es repetir los errores que apuntaron los cronistas del siglo XVI y XVII –para Rostworowski, el padre del error fue Garcilaso de la Vega–, y lo más triste es que esto sea reiterado por algunos veteranos y jóvenes historiadores (de la vieja historia) que siguen repitiendo las equivocaciones de ayer. Lo cierto es que Atahuallpa no nació en tierras que hoy corresponden a la república de Ecuador –ni en Quito ni en Carangue–, sino en Cusco, en el ombligo del Tahuantinsuyo.

Ahora bien, ante algunas declaraciones y publicaciones de 1996 que incidían sobre el lugar equivocado del nacimiento del inca Atahuallpa, pretendimos corregir el entuerto en la revista Caretas Nº 1412, del 2 de mayo de 1996, mediante una carta publicada con el título de “Inca y cuna”. Asimismo, por un lado, con el artículo aparecido en el diario El Comercio, de Lima, del 4 de octubre de 1998, p. A3; y, por otro, con el artículo intitulado “Atahuallpa fue cusqueño”, Diario Oficial El Peruano, del 17 de noviembre de 2008, p. 8. Y, por último, en las páginas de este suplemento –Jurídica Nº 229, del 16 de diciembre de 2008–, en artículo de mayor dimensión y temática adicional bajo el registro de “Vida, juicio y muerte de Atahuallpa: farsa contra el inca”, anteriormente mencionado.

Finalmente, estos grandes aportes que han servido para escribir una “nueva historia incaica” principiando con John Víctor Murra, Giorgio Alberti, Enrique Mayer, Natham Wachtel, María Rostworowski de Diez Canseco, Franklyn Pease García-Yrigoyen y los más recientes, Luis Guzmán Palomino, Luis Millones, Marco Curatola y Mariusz Ziólkowski, entre otros, fueron el sustento para hacer lo propio con la “Historia del derecho peruano”, teniendo en cuenta la recomendación que formulara el ilustre, queridísimo y recordado maestro Jorge Basadre Grohmann (Tacna 1903-Lima 1980), inigualable e insuperable historiador del período de la República en el Perú.

NUEVA HISTORIA DEL DERECHO PERUANO

Una de las obras de juventud de Basadre Grohmann fue la Historia del Peruano (Lima, 1937). En sus primeras líneas de advertencia, apuntó: “El presente libro es apenas un ensayo provisional. Si el destino de las obras de Historia es marchitarse pronto por los incesantes descubrimientos y cambios en la valoración de sus fuentes, más fugaz es todavía el ciclo vital de las que abarcan panoramas demasiados extensos. Cuando se trata de un manual de historia peruana del derecho, esa condena resulta más inminente e inexorable por la escasez de trabajos monográficos.”

Sin duda alguna, esta fue una obra novedosa, sustantiva y muy importante en el dictado de la cátedra del curso de Historia del Derecho Peruano en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde se creó el 12 de abril de 1875. Qué duda cabe que superó con creces todo lo que se había publicado hasta entonces. Sin embargo, de acuerdo con las únicas fuentes existentes –las crónicas– siguió el mismo esquema de los antiguos maestros sanmarquinos de esta asignatura –Román Alzamora Mayo (Lima 1847-1883); Eleodoro Romero Salcedo (Lambayeque 1855-Lima 1931); Víctor Manuel Maúrtua Uribe (Ica 1865-en el Atlántico 1937); Manuel Augusto Olaechea Olaechea (Lima 1880-1946), entre otros–. Sin embargo, para el ilustre profesor de derecho José León Barandiarán (Lambayeque 1899-Lima 1987), tenía la idea muy clara de que “no existió derecho en el Estado inca, ya que no hubo un sistema de derechos y obligaciones, sino solo de obligaciones”. Concluía el sabio maestro: “El Estado inca fue una tiranía y no un sistema jurídico.”

No obstante lo afirmado, Basadre se abocó a actualizar y sistematizar lo publicado modernizándolo con algunos aportes de historiadores extranjeros, como E. Sidney Hartland, quien afirmó la existencia del “derecho primitivo”, Bronislaw Malinoski (1884-1912) y Hermann Trimborn (1901-1986), etcétera, y, además, teniendo en cuenta el original planteo del creador de la Escuela Histórica del Derecho, del iushistoriador alemán Friederich Karl von Savigny (1779-1861), en el sentido de que no hay sociedad sin derecho (ubi societas, ubi iuris). En consecuencia, afirmó la existencia de derecho en el Perú prehispánico: “Existió, por lo tanto, aún (en) las más antiguas culturas peruanas y, con mayor razón, entre los incas.”

En consecuencia, siguiendo estos planteos, en términos generales, para Basadre Grohman, hubo derecho privado y derecho público en el incanato, etcétera. Esto es, en otras palabras, derecho de familia, derecho de herencia, derecho de sucesión, legitimidad, ilegitimidad, mayorazgo, voluntad testamentaria, orden público, delitos, catálogos de penas, derecho procesal, etcétera. Pues bien, esta obra se convirtió en el único texto de consulta obligatoria para el curso de Historia del Derecho Peruano y con ella nos formamos miles de abogados. Muchos de ellos hemos seguido repitiendo lo que ahí aprendimos. Muy pocos seguimos la huella y obra de su autor que nunca dejó de investigar, superar y modificar algunos de sus planteos.

En efecto, de ahí que el propio Basadre, en su obra Los fundamentos de la historia del derecho (Editorial Universitaria. Lima. Perú. 1967. pp. 193-198), afirmó, en el acápite relacionado con el “derecho en las culturas preíncas”, que: “a la luz, sin duda, variable de los datos hasta ahora obtenidos resulta, en cambio, muy imprecisa en lo que atañe a sus aspectos relacionados con la vida del derecho” (…) “Todo ello aconseja al historiador del derecho abstenerse de entrar en el estudio del período preínca, …”

En este mismo libro, sin negar la existencia del derecho inca, revisó sus afirmaciones de 1937, empero, señaló que: “Otro volumen tratará en detalle sobre el derecho inca”, y más adelante agregó: “cabe hablar entonces de una norma jurídica, aunque se mezclara a menudo con elementos de tipo consuetudinario, religioso, moral y económico” (p. 208). Sin duda, el maestro está ya inmerso en la Escuela de los Anales, de la nueva historia y de los estudios de la historia incaica con nuevas fuentes trabajadas por Murra, Pease, Rostworowski, entre otros ya nombrados, que, obviamente, cambiará también de manera definitiva la historia del derecho peruano.

De ahí que 11 años después, veremos que esta ligera apreciación fue corregida, contundentemente, en 1978, cuando reconoció la necesaria e impostergable tarea de reescribir el libro de 1937. Afirmación que la recogemos del extenso capítulo “Algunas reconsideraciones cuarentisiete (sic) años después”, que Basadre le agregó a la segunda edición de su importante libro Perú: problema y posibilidad (Consorcio Técnico de Editores S.A.–Cotecsa–IV Edición. Lima. 1984). La vigencia de este libro, originalmente su primera edición data de 1931, es por todos reconocida.

En efecto, Basadre Grohmann, en 1978, apuntó: “Asistimos hoy a una verdadera revolución en toda la historia andina mediante el desarrollo del interés por asuntos….”. También hace referencia a las visitas o informes administrativos de las autoridades coloniales: “En aquellos documentos hablan los indios de abajo y no los parientes de los incas o los curacas tal como ocurre en las crónicas. John V. Murra ha podido afirmar, con fundamento, que en el examen del mundo andino se puede ahora “ir más allá de las crónicas hacia (su) comprensión desde un punto de vista andino también”. Y concluye recalcando que lo que se sabía ayer acerca del mundo andino, hoy resulta “completamente obsoleto”, en virtud a los nuevos descubrimientos y estudios de la historiografía (pp. 265-270).

Esta es la historia del derecho peruano que el queridísimo y recordado maestro quiso “reescribir” y que, lamentablemente para el Perú y todos los peruanos, no pudo hacerlo porque el 29 de junio de 1980 el Dios Padre le llamó a su diestra, donde le conserva para la felicidad de su amada familia, hoy representada por su hijo Jorge Basadre Ayulo, su esposa, Ana María Brazzini de Basadre, sus hijos y sus nietos.

ATAHUALLPA O ATABALIPA

No obstante el aserto de Pease: “Puede afirmarse que el dominio del Tawantinsuyu sobre los Andes no supuso jamás el control total del territorio, sino la organización de enclaves de diverso tipo, que centralizaban estratégicamente recursos naturales y demográficos, y desde los cuales podía organizarse el control de una amplia región andina”, Atahuallpa no tuvo temor alguno en aceptar la propuesta, habida cuenta que él era el Señor de las Cuatro Regiones y que siempre actuaba con seguridad y excesiva arrogancia en esas tierras, en las cuales había consolidado su poder mediante conquistas, alianzas y redistribuciones, tal como lo habían hecho sus antepasados, en general, y su padre el inca Huayna Cápac, gran constructor de Tumibampa –pueblo en el que había nacido su progenitor– y que lo convirtió en el centro sagrado del norte (actual Ecuador), rivalizando con Cusco y que fue objeto de celos y desconfianzas de las pankas establecidas en el ombligo del mundo.

En este contexto, tanto Huayna Cápac como la princesa cusqueña Palla o Tocto Coca –madre de Atahuallpa– pertenecieron a la panaka del gran emperador Pachacútec (noveno inca), arquetipo jurídico y creador del gran Estado del Tahuantinsuyo. En consecuencia, Atahuallpa se ciñó la “mascapaycha” (borla, insignia o corona del inca reinante), porque creyó que había llegado el momento de “reformular” o “crear” su propio Tahuantinsuyu, habida cuenta que su hermano Huáscar, absurdamente, se enfrentó con desdén y violencia contra “las panaca, lo cual resultó contraproducente para él y determinó su caída”, apunta Rostworowski. Lo demás es historia conocida y cuyo resumen está en los primeros párrafos.



* Publicado en Jurídica, Suplemento del diario El Peruano, N° 329, el 16 de noviembre de 2010.

** Abogado por la PUCP y por la U. Central de Venezuela (UCV). Postgrados en Derecho, Historia y Ciencias de la Comunicación. Profesor de Historia del Derecho en la UIGV.