Vicente Morales Duárez, el peruano que presidió las Cortes de Cádiz

David Blanco Bonilla

Lima, 19 mar (EFE).- Olvidado por muchos durante las celebraciones del bicentenario de la Constitución de 1812, el peruano Vicente Morales Duárez fue un jurista de primerísimo nivel que llegó a ser elegido presidente de las Cortes de Cádiz.

Morales Duárez, que para la mayoría de los peruanos es el nombre de una avenida en la zona norte de Lima y cuya presidencia de las Cortes de Cádiz fue muy breve, tampoco ha tenido mayor suerte en las actuales celebraciones en España, en las que tan solo ha merecido breves menciones y reseñas biográficas.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Esto a pesar de que en su tiempo fue un jurista de gran renombre y su destacada participación como diputado por Lima le permitió ser elegido presidente de las Cortes el 24 de marzo de 1812 y recibir el tratamiento honorífico de "majestad".

Morales Duárez fue un ferviente defensor de la igualdad de derechos de representación en las Cortes de las provincias americanas y deseaba la libertad, pero no la separación, de los territorios americanos de España, según el investigador y peruanista español Luis Monguió.

Nacido en la capital peruana el 24 de enero de 1757, Morales Duárez cursó estudios teológicos y obtuvo el grado de doctor en Leyes y Cánones en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Además de desarrollar estudios teológicos, obtuvo el grado de doctor en Leyes y Cánones en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, después de lo cual fue organizador y fundador, en 1804, del Colegio de Abogados de Lima, institución que ahora entrega una medalla con su nombre a personajes destacados.

En 1810 llegó a Cádiz al frente de la delegación de San Marcos y participó, como diputado por Lima, en los debates sobre la soberanía del pueblo y la igualdad de los americanos.

La presencia de la delegación peruana en las Cortes de Cádiz fue tan importante que historiadores como Juan Vicente Ugarte del Pino han llegado a señalar que "La Pepa" forma parte de la historia constitucional del país, según recordó el ex decano del colegio de abogados de Lima, José Antonio Ñique de la Puente.

El 24 de marzo de 1812, Morales Duárez fue elegido presidente de las Cortes, con 72 votos a favor, pero enfermó el mismo día de su proclamación, por lo que tuvo que ser reemplazado por Gutiérrez de Terán.

Llegó a firmar la Constitución, pero murió víctima de apoplejía (aunque otras versiones señalaron que fue envenenado) el 2 de abril de 1812 y fue enterrado en Cádiz con honores de Infante.

Mientras la conmemoración del bicentenario de la Constitución de 1812 reúne en Cádiz a unos trescientos invitados en un solemne homenaje a los diputados que hicieron posible aquel hito histórico, el bicentenario también permitirá la reedición del libro "Los diputados doceañistas", del historiador gaditano José María García León.

En ese libro, García León hace la semblanza de cada uno de los 305 diputados que atravesaron una España en guerra o el océano Atlántico desde América para formar parte del debate y la redacción de la Pepa.

Algo del espíritu de las propuestas de Morales Duárez debe estar presente, doscientos años después, en el recuerdo de esa primera constitución, que afirmaba que "el objeto del Gobierno es la felicidad de la nación" y especificaba que la nación española era la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios.


Fuente: Diario ABC de Madrid (20/3/2012)


0 comentarios:

Publicar un comentario