Golpe del 5 de abril derivó en violaciones a los DDHH y trato del Estado como un botín

Lima, abr. 05 (ANDINA). El golpe de Estado del 5 de abril fue nefasto para el sistema democrático en Perú porque derivó en violaciones a los derechos humanos y que el Estado fuera tratado como un botín, sostuvo hoy la secretaria ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), Rocío Silva.

Opinó que, el llamado “autogolpe” fue injustificable, porque en democracia se pudo llevar adelante todas las reformas legales, económicas y de lucha contra la subversión que requería el país. “El golpe implicó altísimos índices de corrupción y el manejo de la caja del Estado como si fuera un botín”, manifestó.

>>> Seguir Leyendo... >>>

En ese sentido, la activista de derechos humanos dijo que el país tiene pendiente aun la recuperación de las ingentes cantidades de dinero sustraído y llevado fuera del país.

En materia de derechos humanos, señaló que el Perú aun enfrenta a nivel supranacional casos de violaciones que se iniciaron con la ruptura del régimen democrático en 1992.

Sostuvo, asimismo, que esta fecha debe permitir realizar una “mirada critica del pasado” y tomar conciencia que el país no requiere de un caudillo, sino de un sistema democrático sólido, con una ciudadanía activa que defienda sus derechos y se involucre en la solución de los problemas nacionales.

“Los derechos humanos no se defienden en el aire ni en el laboratorio, ni la democracia no es una nube de algodón, ambos se tienen que defender con esfuerzo, por suerte, en los últimos 20 años hemos avanzado en la toma de conciencia”, remarcó.

Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por violaciones de los derechos humanos y corrupción, encabezó el 5 de abril de 1992 un autogolpe que llevó al cierre del Congreso, la intervención del Poder Judicial y de organismos autónomos.


0 comentarios:

Publicar un comentario