Tributo a Doña 'Pepa'

Por Luis Arista Montoya

¿El proceso de la Independencia de América fue realmente propio? ¿Cuáles fueron los factores externos decisivos? En su investigación El proceso de independencia del Perú: de las autonomías regionales a los proyectos continentales, Scarlett O'Phelan nos proporciona una nueva mirada.

Scarlett O'Phelan considera que hubo dos fases: la de las Juntas de Gobierno (1809-1814) y la de los proyectos continentales (1820-1826, con San Martín y Bolívar); y de cómo la ciudadanía de los indios fue amenguada por la traición de las élites limeñas, y del rol de los ilustrados cientíicos (Toribio Rodríguez de Mendoza, Olmedo, Sánchez Carrión, Unanue); y la Constitución de Cádiz como punto de quiebre del sistema colonial: que signiicó la abolición del vasallaje y de los tributos indígenas y desaparición de la Inquisición, que habían sido impuestos por el régimen del virrey Toledo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Como este año se cumple el Bicentenario de la aprobación de la Constitución de Cádiz, aprobada el 19 de marzo de 1812, deseo agregar a lo dicho por constitucionalistas e historiadores españoles y peruanos, un comentario desde la perspectiva de la historia de las ideas. Su corpus doctrinario –si bien no fue llevado a la práctica del todo, pero sí creó una toma de conciencia emancipadora y republicana– fue una especie de constituciónbisagra entre el mundo intelectual liberal de España (la metrópoli) y la intelectualidad americana gestantes de juntas de gobierno coloniales que buscaban la emancipación. Fue un texto trabajado en conjunto por españoles peninsulares y criollos y mestizos ilustrados de América.

Cuando en 1987 asistí a Valencia a la famosa iesta de las Fallas (quema nocturna de muñecos de madera y aserrín) en honor de San José (19 de marzo), patrono del gremio de los carpinteros, allí me enteré de que a la mujer llamada Josefa la denominan festivamente como Pepa, en contraposición al Pepe (José). Y en clase, nuestro profesor, el constitucionalista Peces Barba (uno de los autores de la actual Constitución española), cierto día nos dijo: "Bueno, ahora nos toca hablar de la Constitución conocida como "La Pepa", es decir, la Constitución de Cádiz, llamada así por la sabiduría popular por haber sido aprobada el 19 de marzo (día de San José/el Pepe) de 1812.

Ahora recuento algunas notas. Esta asamblea parlamentaria española/americana reunida (1810-14) en Cádiz elaboró un sólido texto constitucional que signiicó el primer intento de transformación liberal del país, frente a la abdicación de Carlos IV y su hijo Fernando VII ante Napoleón Bonaparte. Acontecimiento que produjo una gran resistencia frente a la invasión de las tropas francesas. Como movimiento político abortó, permitiendo el retorno de Fernando VII, y el 4 de mayo de 1814 declaró "nulos y de ningún valor ni efecto, ahora ni en tiempo alguno, los decretos de Cádiz". Y en la noche del 10 de mayo, las tropas del general Eguía disolvieron las Cortes, que se habían instalado en Madrid.

Pero esas ideas se instalaron pronto en la conciencia y el imaginario de los separatistas en contra los intereses de los idelistas (a la Corona). Hay que aclarar, sin embargo en esas Cortes se dio una clara discriminación contra América. En 1810 el continente entero tuvo solo 27 diputados, mientras que España llegaba a 72. A ines de ese año fue peor: de 129 miembros, solo 28 fueron de América; y en 1812 de 178 diputados, América solo tuvo 51. México entero con 6 millones de habitantes tuvo derecho a 19 diputados. Y, contrariamente, la ciudad española de Valencia (con 850,000 habitantes) acreditó 17. Dos de los representantes más destacados de Perú fueron el jurista Vicente Morales Duárez (llegó a presidir las cortes del 24 de marzo al 2 de abril de 1812, fecha en que murió) y Dionisio Inca Yupanqui, quien propugnó la abolición del tributo indígena.

La creación de los cabildos en la Constitución de Cádiz de 1812 logró que los cabildos recuperasen sus viejos orígenes romanos como instituciones representativas del vecindario. Se estimuló una mayor participación vecinal en las cuestiones del gobierno local.

De esa manera, junto con los cabildos se logró el inicio de la secularización del poder absoluto y de las relaciones sociales coloniales, contribuyendo a los propósitos emancipadores de los criollos. Al in y al cabo fueron los cabildos (instituciones de base) los que llegaron a pronunciarse a favor o en contra de la disyuntiva: o bien la idelidad a España; o bien la independencia y separación. Los cabildos patriotas de la independencia fueron derivaciones modernas, laicas y liberales de los Cabildos Constitucionales de doña "Pepa" de 1812.


* Publicado en el suplemento Variedades, del diario El Peruano, N° 268, el 26 de marzo de 2012.


0 comentarios:

Publicar un comentario