Herodoto, inventor de la historiografía

Nunca he creído necesario tener que reseñar, dentro de la blogósfera, la bitácora que desde hace un buen par de años escribe Anaclet Pons: Clionauta. Para todos los que nos dedicamos a la historia es, simple y llanamente, un referente obligado, de lectura tan obligatoria como placentera. Así que reseñarlo constituye, además de una obviedad innecesaria, un pretensión que no estaba dispuesto a cometer. Sin embargo voy a hacer una excepción en esta ocasión habida cuenta de que el post que publica hoy ("Herodoto, inventor de la historiografía") es el mejor ejemplo de porque Clionauta ha llegado a ser lo que es actualmente hoy en día: Uno de los mejores (sino el mejor) blogs de Historia en español. Les copio uno de los párrafos:

"Parece claro que Herodoto tomó una buena dosis de metodología hipocrática y que la renovó para sus propios fines: como dice Roberts, “la observación del testigo presencial, la entrevista, la evaluación de las pruebas, el uso de la analogía y un análisis acumulativo de los datos vinculan la obra de Herodoto al mundo de los médicos”. También tomó en préstamo sus teorías ambientales acerca de los efectos del clima y la geografía sobre las sociedades. Sin embargo, al mismo tiempo aprendió mucho de Homero y de otros poetas (la poesía formaba el núcleo básico de la educación griega): no sólo la forma de enmarcar el desarrollo de una guerra o las maravillas (thomata) del relato de un viajero, sino también la presentación en estilo indirecto, la mejor manera de dramatizar los acontecimientos y el ritmo de una narración. Su obsesión por los orígenes supuso un universal, aunque poco fiable, orgullo por los ancestros y lo utilizó para desarrollar y perfeccionar los instrumentos de la crítica de fuentes".


0 comentarios:

Publicar un comentario