El comando del atentado de Munich en 1972 había recibido ayuda de neonazi

BERLÍN, 17 Jun 2012 (AFP) - El jefe del comando que tomó como rehenes a los atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972, el palestino Abu Daud, había recurrido a la ayuda de un neonazi alemán, afirma este domingo el semanario Der Spiegel.

Documentos publicados a pedido de la revista alemana revelan que en julio de 1972 los servicios de inteligencia alemanes habían recibido una carta de la policía que mencionaba un encuentro entre un hombre de "apariencia árabe", "Saad Walli" --seudónimo utilizado por Abú Daud-- el jefe del comando, y un neonazi alemán, Willi Pohl.

>>> Seguir Leyendo... >>>

En aquel entonces, Willi Pohl tenía contactos con el ala radical de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), agrega el semanario.

Pohl había ofrecido apoyo logístico al jefe del comando, suministrándole pasaportes falsos y varios documentos.

Tras la toma como rehenes de los atletas israelíes, el 5 de septiembre de 1972, que concluyó con la muerte de 11 deportistas, un policía alemán y cinco miembros del comando, el neonazi mantuvo los contactos con la OLP.

Según Der Spiegel, el jefe de los servicios secretos de la OLP le habría incluso encargado planear atentados para vengar la muerte de los cinco palestinos miembros del comando "Septiembre Negro".

Entre las acciones planeadas, figuraban un atentado en la catedral de Colonia y acciones en las municipalidades de otras ciudades alemanas, afirma el rotativo.

Pohl y un cómplice fueron detenidos en Munich en octubre de 1972 en posesión de armas automáticas, granadas y una carta de amenazas firmada "Septiembre Negro" y dirigida al juez a cargo de la investigación sobre los miembros del comando que sobrevivieron al atentado.


Fuente: Terra (17/6/2012)


0 comentarios:

Publicar un comentario