Los últimos instantes de Lincoln, un testimonio encontrado 147 años después

Washington, 9 Jun 2012 (AFP) - El testimonio de un joven médico que intentó socorrer a Abraham Lincoln cuando el expresidente estadounidense fue asesinado en 1865 acaba de ser encontrado en los Archivos Nacionales de Washington, luego de desaparecer por más de 147 años.

La copia de un informe de 21 páginas del médico militar Charles A. Leale, con 23 años entonces, fue descubierta por una investigadora de la asociación "Papers for Abraham Lincoln", Helena Iles Papaioannou, en medio de cientos de cajas con archivos de los servicios médicos del ejército, anunció la asociación que se dedica a estudiar la obra escrita del decimosexto presidente de Estados Unidos.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Leale, que llevaba entonces tres semanas como diplomado en medicina, escribió en un testimonio pocas horas después de los hechos cómo se hallaba en el Teatro Ford en Washington ese 14 de abril de 1865, a una decena de metros del palco del presidente.

"La representación de la obra 'Our American Cousin' (Nuestro primo americano) proseguía en forma agradable cuando se pudo oír muy claramente un disparo. Un minuto después, vimos a un pequeño hombre saltar (del palco) al escenario", escribió el médico que ignoraba entonces la identidad del asesino John Wilkes Booth.

"Hubo gritos 'El presidente fue asesinado' y 'Maten al asesino'", cuenta el joven médico que se precipitó "hacia el palco".

"En cuanto se abrió la puerta y entré, me presentaron a la señora Lincoln quien me dijo 'Oh, doctor, haga lo que pueda por él, haga lo que pueda'. Le dije que haríamos lo posible", escribió.

El joven, primer médico en haber llegado al lugar, cuenta luego de manera muy clínica el estado del presidente, cómo encontró la bala en la cabeza y pidió "aguardiente y agua".

Los médicos oficiales llegaron al lugar y decidieron transportar a Abraham Lincoln a una casa en el vecindario. Allí "colocamos al presidente en diagonal sobre una cama, la cama era demasiado pequeña", escribió Leale.

Tras examinar la herida, "nada más se hizo sino impedir que la sangre coagulara", agregó el informe, que da detalles sobre el pulso intermitente del presidente y su respiración cada vez más difícil.

"A las 07H20, entregó su último suspiro y su alma voló hacia Dios", agregó el testigo.

Para Daniel Stowell, director de la asociación, "este informe es notable, porque es un testimonio relatado en el momento, y conmovedor. Podemos sentir cómo Leale y los demás médicos se sentían impotentes pero, al mismo tiempo, no caen en sentimentalismos", dice.

Abraham Lincoln (1809-1865), uno de los presidentes estadounidenses más admirados -y el primero en ser asesinado- fue electo pocas semanas antes del inicio de la Guerra de Secesión y asesinado cinco días después del final oficial del conflicto que opuso al norte con el sur.

Quedó en la historia como el mandatario que firmó la emancipación de los negros y que posibilitó la abolición de la esclavitud.

El asesino John Wilkes Booth, ultimado por el ejército dos semanas después del atentado, era un simpatizante del sur.

Charles Leale había enviado en 1867 una copia de su informe, escrito a mano por un secretario, al comité de la Cámara de Representantes encargado de investigar el atentado pero no volvió a hablar de su papel esa noche.

Recién en 1909, es decir 44 años más tarde, aludió nuevamente a ello durante un discurso por el centenario del nacimiento del presidente fallecido.


Fuente: El Nuevo Herald (9/6/2012)


0 comentarios:

Publicar un comentario