Destruyen el convento de San Francisco de Lima

El historiador Juan Carlos Estenssoro y el arquitecto Luis Martín Bogdanovich dan cuenta de un trabajo de destrucción de nuestro patrimonio histórico seguramente hecho con buena fe, pero carente de todo criterio técnico. Urge la intervención del Ministerio de Cultura.

Por Juan Carlos Estenssoro | Historiador


El convento de San Francisco está sufriendo daños irreversibles debido a intervenciones que no siguen ningún criterio científico y que ponen en peligro su conservación. Se están perdiendo evidencias materiales importantes que ningún terremoto ni la falta de medios había logrado destruir hasta ahora.



>>> Seguir Leyendo... >>>

Nuestro patrimonio, artístico, arqueológico, arquitectónico, documental, está sufriendo daños y expoliaciones sin que haya una reacción concertada de los profesionales que trabajamos de diversas maneras con él, sin que ni las instancias políticas que tienen la responsabilidad cumplan con sus obligaciones ni, tampoco, los medios le estén dando a estos problemas la visibilidad necesaria.

Si no reaccionamos ni alzamos la voz, este periodo de bonanza económica en vez de redundar en salvar, proteger, difundir la base material para nuestras investigaciones históricas, y en garantizar a todos los peruanos un acceso a su memoria terminará por desaparecer. Hagamos un esfuerzo para detener esta inercia, para tomar la palabra y evitar más destrucciones. Tratemos de crear una conciencia ciudadana y exijamos de quienes tienen la responsabilidad de nuestro patrimonio el cumplimiento de sus funciones.

Digamos BASTA a la destrucción sistemática del patrimonio y a su mala gestión. Evitemos que por incompetencia o por corrupción se continúe mutilando las bases materiales de nuestra memoria histórica y se nos fuerce a formas sociales de amnesia y silencio.


Informe del arquitecto Luis Martin Bogdanovich

A inicios de este año los frailes del convento de San Francisco el Grande iniciaron un "raspado" de la fachada con el fin de prepararla para el pintado.

En el proceso de "limpieza" encontraron la capa primigenia de pintura, que debe datar del último cuarto del siglo XVII, cuando se finalizó la construcción del conjunto monumental.

Es necesario acotar que no se hizo una cala previa, ni tampoco se siguió un proceso técnico, ni profesional, ya que las capas de pintura posteriores a la que ahora vemos se perdieron irremediablemente, incluyendo la descrita por numerosos viajeros. Como escribió Ernst Middendorf, el acabado de la fachada tenía bandas grises y negras.

Hecho esto, la fachada se dejó expuesta con un acabado que probablemente corresponde al siglo XVII. Esto constituye un documento valioso sobre las formas de pintado en Lima. Además, se trata de un trabajo artístico de valor, ya que imita el ladrillo expuesto. Sin embargo, recientemente han empezado a pintar encima, en vez de consolidar la capa de pintura mural y rescatarla. Esto podría ocasionar un daño irreparable a la pintura original.

Es indispensable el pronunciamiento del Ministerio de Cultura, así como la supervisión permanente y semanal a todo el convento. El problema es grave, pues no solo están destruyendo la fachada, sino también los azulejos sevillanos del siglo XVII. Estos están siendo reemplazados con nuevos y los están repintando con esmalte.

La destrucción del Convento de San Francisco avanza, pues los pisos, los retablos, las puertas, los muebles..... incluso los techos están siendo alterados.








Tomado del blog Reloj de Arena de la historiadora Gabriela Ramos


0 comentarios:

Publicar un comentario