Hallan tumbas de más de 1.100 años de antigüedad en sur de México

Ciudad de México, 18 jul (dpa) - Un complejo funerario de más de 1.100 años de antigüedad, compuesto por tres cámaras mortuorias, fue descubierto en el sitio prehispánico de Atzompa, en el estado mexicano de Oaxaca, informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Atzompa fue una ciudad satélite del sitio arqueológico Monte Albán fundada durante el periodo Clásico Tardío (650-900 d.C.), como consecuencia de la expansión de esa urbe, y las características de las tumbas descubiertas no se habían registrado en la región.

>>> Seguir Leyendo... >>>

"El hallazgo es de suma importancia porque se registró dentro de un edificio que fue diseñado exclusivamente para albergar una serie de tumbas, que están colocadas de forma vertical, una sobre otra, y a diferencia de las que hasta ahora se habían encontrado, éstas no son subterráneas", señaló el INAH en un comunicado.

La coordinadora nacional de arqueología del INAH, Nelly Robles García, dijo que el descubrimiento cambia la percepción que se tenía de que esta ciudad fue similar a Monte Albán y que ahora se considera que desarrolló sus propias expresiones constructivas, como el caso de las tumbas y palacios.

"Es un hallazgo de suma importancia, porque en todo lo que conocemos de Monte Albán y Oaxaca no se había documentado un caso similar; se trata de un edificio creado para contener cámaras funerarias", manifestó, al tiempo que aseguró que los sepulcros pudieron pertenecer a personajes importantes, ya que se trata de un edificio adyacente a la Casa de los Altares, que debió haber sido una vivienda de la élite.

Una de las cámaras funerarias está decorada con pintura mural, que alude al ritual del juego de pelota, tema que no se había visto en un contexto funerario zapoteco.

Robles destacó el estado de las tumbas y dijo que "pocas veces se habían visto tan bien conservadas" y que su estado está "tal cual las dejaron los zapotecos prehispánicos hace más de 1.100 años".

"Sería demasiado especulativo decir a quiénes pertenecieron estos sepulcros(...) hasta el momento no se han encontraron restos óseos, pero falta una cámara funeraria por abrir", manifestó.

La especialista también explicó que en la segunda cámara funeraria se halló una pequeña ofrenda, compuesta por unos vasos y un metate miniatura, un hueso de tortuga y un fragmento de concha trabajada, que al parecer es la incrustación del ojo de una escultura o una máscara funeraria, además de una cuenta de jade y un caparazón de tortuga trabajado.

Robles indicó que el edificio en el que están las tumbas registra huellas de una destrucción intencional, que consideran se hizo con fines rituales, posiblemente realizado al momento del abandono de la ciudad, que corresponde con el fin de la ocupación de Monte Albán, entre los años 850 y 900 d.C.

"Este proceso se hacía porque terminaba un ciclo, y en las creencias prehispánicas se asumía que los edificios, sobre todos los importantes, tenían vida propia, por ello se les ofrendaba y vaciaba para cancelarlos", manifestó.

Las cámaras funerarias fueron descubiertas a finales de abril pasado, durante la quinta temporada de trabajo del Proyecto Arqueológico Conjunto Monumental de Atzompa, desarrollada desde 2007 para profundizar en el conocimiento del desarrollo cultural y urbano de Monte Albán y Atzompa, que próximamente será abierta al público.


0 comentarios:

Publicar un comentario