Nelson Mandela vuelve a movilizar al mundo entero

Hoy todos dedicarán 67 minutos de su tiempo a ayudar a los demás.

Por Jorge Moreno Matos


Nelson Mandela cumple hoy 94 años. El hombre que combatió durante décadas el régimen de segregación racial en Sudáfrica, el terrible ‘apartheid’, y que estuvo encerrado durante 27 años en una celda de apenas una par de metros cuadrados purgando una condena a trabajos forzados a perpetuidad, se convirtió, al salir de la cárcel en 1990, en el líder que condujo a su país (donde blancos y negros vivían enfrentados durante siglos), hacia una nueva Sudáfrica.

Cuando la Sudáfrica de la supremacía blanca llegaba al fin de su existencia, Mandela fue fundamental. No hay nadie, ni amigos ni enemigos, que puedan negar ayer, hoy o mañana el papel excepcional que Mandela cumplió en las negociaciones que no solo evitaron una guerra civil que todos vaticinaban, sino que además sentó las bases de la democracia multirracial que hoy rigen el país. Cuatro años después, en 1994, se convirtió en el primer presidente negro. En 1999, cuando dejó la presidencia, ya era una leyenda en vida.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Su nombre concita hoy el reconocimiento universal y no es de extrañar que desde canciones hasta libros o películas, celebren ese espíritu que no se doblegó en los peores años de lucha política o durante su durísima carcelería.
Tanto es así que en noviembre de 2009 las Naciones Unidas establecieron el 18 de julio de cada año (fecha de su nacimiento) el Día Internacional de Nelson Mandela como reconocimiento a “la larga trayectoria de Nelson Rolihlahla Mandela como líder y promotor de la lucha por la liberación y la unidad de África, y su excepcional contribución a la creación de una Sudáfrica no racial, no sexista y democrática”, según reza la resolución de la ONU.

Esta es una jornada mundial en la que todos debemos consagrar 67 minutos de nuestro tiempo a ayudar a nuestro semejantes. 67 minutos que corresponden a los 67 años de lucha consagrados al servicio de la humanidad como abogado defensor de los derechos humanos, como preso de conciencia y trabajando por la paz cuando se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente en una Sudáfrica libre.

Rondee Scherman, jefe de Misión Adjunto de la embajada de Sudáfrica en el Perú, nos explica que se trata de un día de voluntariado, un día en el que se trata de ofrecer, de brindar nuestro tiempo a los necesitados. “Mandela fue el primer presidente sudafricano que donaba su salario íntegro a los pobres”, nos cuenta.

Durante este día, los sudafricanos repartidos por todo el mundo lo celebran. “En todos los países, nuestras embajadas tratan de atraer a las personas para que se unan, se involucren con este día”. Este año, por ejemplo, el personal de la embajada, piensa visitar algún hospital o institución médica en donde brindar 67 minutos para que la gente se “sienta especial”. Para el próximo año han pensado involucrar a las tres principales empresas sudafricanas que invierten en el Perú.

Scherman concluye explicándonos que la fecha no solo es importante por los homenajes y las buenas acciones que se multiplican durante 67 minutos, sino también porque sirve para que las nuevas generaciones discutan el legado de ‘Madiba’ a Sudáfrica y al mundo. “Nelson Mandela le pertenece al mundo”, sentencia.

Mandela se retiró de la vida pública en 2004. Desde entonces, y debido a la frágil salud de un hombre de 94 años, son ocasionales sus apariciones públicas (como la que hizo brevemente durante la inauguración del Mundial de Fútbol de Sudáfrica en 2010). Sin embargo, la estela de su enorme influencia aun se deja sentir sobre todos nosotros.


ENTREVISTA
Rondee Scherman
Jefe de Misión Adjunto de la embajada de Sudáfrica en el Perú

“Es una persona excepcional”


— ¿Cómo es Nelson Mandela? ¿Lo conoce personalmente?

Déjeme que le cuenta una historia. En 1994, el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, llegaba de visita oficial a Sudáfrica. Yo estaba, junto con los ministros y otros funcionarios, afuera de la oficina presidencial esperando a que Nelson Mandela saliera para recibir al presidente Mugabe. Cuando salió, pasó entre todos nosotros y estrechándonos la mano uno a uno nos decía: “Soy Nelson Mandela. ¿Ud. quién es?”. En ese momento me di cuenta de que se trataba de una persona excepcionalmente sencilla.

— ¿Siempre es así con todas las personas?

Se trate de quien se trate, siempre se va a acercar a saludarte, no importa si eres el personal de limpieza o el presidente de la república.

— Quienes quieran participar en el homenaje a este persona excepcional, ¿cómo pueden hacerlo?

Pueden consultar la página www.mandeladay.com. Ahí podrán encontrar todo lo que pueden hacer por los demás.

— Por ejemplo.

Leerle al que no puede, ayudar a alguien a encontrar trabajo imprimiendo su curriculum vitae o entrenándole para entrevistas. No es que haya una labor específica, sino de dar o hacer lo que se pueda.


[EL DATO]
El museo Nelson Mandela, instalado en Qunu, la ciudad natal del ex presidente, lanza un proyecto de digitalización de su acervo para hacerlo accesible desde todo el mundo, dos días antes del cumpleaños 94 del héroe de la lucha contra el apartheid.


Publicado en el diario El Comercio el 18 de julio de 2012.

0 comentarios:

Publicar un comentario