Hallan entierros del siglo XII en en el estado de Querétaro, México

Ciudad de México, 23 ago (dpa) - Arqueólogos mexicanos localizaron en el estado de Querétaro 15 entierros con osamentas humanas completas que se cree datan del año 1150 d.C., informó hoy el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Los restos fueron encontrados en el edificio 17 de la zona arqueológica de Tancama, a 12 kilómetros del municipio de Jalpan de Serra. "Estaban distribuidos frente a la escalinata, en una de las alfardas, y alrededor de la edificación, la mayor de la llamada Plaza de la Promesa, en la que se hicieron labores arqueológicas entre mayo y julio pasados para su estudio y restauración", señaló un comunicado.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Sobre el hallazgo, el responsable del Proyecto Arqueológico Valles de la Sierra Gorda, Jorge Quiróz, dijo que los esqueletos fueron trasladados al Departamento de Colecciones Arqueológicas Comparativas del INAH en Ciudad de México, donde se les hará una limpieza y análisis para determinar el número de esqueletos completos, la edad, el sexo y las posibles enfermedades que padecieron los individuos.

"En el caso de los entierros registrados recientemente en el Edificio 17, tal vez concuerden con una 'resignificación' de los edificios, es decir, gente que ya vivía en otros lugares, regresaba a esta ciudad para depositar a sus muertos en algunas de sus estructuras (necrópolis). Esta hipótesis deberá corroborarse mediante estudios", señaló.

Por su parte, la directora del Departamento de Colecciones Arqueológicas Comparativas del INAH, Cristina García, afirmó que el hallazgo de los restos óseos se suma al de 64 cráneos de individuos menores de 18 años, en su mayoría de sexo masculino, que fueron descubiertos en 2001 en esa misma edificación prehispánica.

"Cuando se haga el estudio de marcas de corte podremos saber si fueron víctimas de un sacrificio o si se trata de cráneos que se utilizaron como entierros secundarios, es decir, que fueron exhumados de otro lugar. Todos se encontraron agrupados y cuatro de ellos (cráneos) estaban vinculados a huesos de manos y pies: carpianos, tarsianos y falanges, entre otros", expresó.

"Aunque todavía no se ha realizado el estudio bioarqueológico, este tipo de hallazgos suelen corresponder a una ofrenda de sacrificio, debido a que para esa época (500-700 d.C.) en Mesoamérica, los pies, las manos y el cráneo, eran consideradas las partes más importantes del cuerpo, de ahí que solían formar parte de los entierros como oblación", agregó.

Los especialistas indicaron que el estudio de los materiales óseos y cerámicos permitirá comprender la función que cumplía el edificio 17. Inicialmente se piensa que pudo ser un punto para hacer "entierros propiciatorios o un espacio de resignificación, cuando fue abandonado".

El asentamiento prehispánico de Tancama se desarrolló entre 250 y 800 d.C., aunque su apogeo se dio entre 500 y 750 d.C.


Fuente: Notitarde.com (23/8/2012)


0 comentarios:

Publicar un comentario