Abimael Guzmán alucinaba ser un predestinado en Perú, según un nuevo libro

LIMA, 11 Ago 2012 (AFP) - Encerrado desde hace 20 años en una prisión naval, Abimael Guzmán, líder de Sendero Luminoso, era un hombre de gustos refinados, que alucinaba ser un predestinado para librar una guerra revolucionaria en Perú, según un libro de reciente aparición en Lima.

"Profetas del odio", libro escrito por el intelectual y sociólogo peruano Gonzalo Portocarrero, busca indagar en las raíces que llevaron a Guzmán a construir un movimiento que hizo de la violencia su principal arma para impulsar el cambio social.

La investigación plasmada en este libro "es un intento de reconstruir cómo alguien desde una cómoda clandestinidad pudo mandar a matar y a morir, sin la menor piedad, a miles de jóvenes dispuestos a protagonizar un carnaval de sangre y crueldad contra el pueblo que pretendían representar", dijo el autor a la AFP.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El libro sostiene que el líder senderista se asemeja mucho "al aprendiz de brujo, ese personaje que obsesionado con el poder de la magia hace conjuros cuyos efectos no puede controlar".

"Guzmán, sin saber cómo, encontró la llave que desató la conflictividad de la sociedad peruana; esa llave fue la glorificación del odio de clase y la violencia como medios legítimos", afirma Portocarrero.

Para obtener un perfil de Guzmán, el autor entrevistó a personas que lo conocieron cuando era profesor de filosofía en la Universidad de Ayacucho (sudeste, región que fue bastión del senderismo) antes de iniciarse el conflicto armado.

Un entrevistado le relató que era "serio, gentil y cortés", otro lo describió como "un retraído, pero que iba a fiestas y se emborrachaba, enamoraba a las chicas", mientras que un tercero reveló sus gustos por "el whisky, los champiñones y los fetuccini".

En su investigación Portocarrero revela rasgos del carácter y la conducta de Guzmán, a quien le atribuye una "tendencia al goce desenfrenado, su gusto por endiosarse, su indiferencia por la vida ajena y su apego irrestricto a la propia, su humor sarcástico y despectivo".

"Todo ello -añade- nos habla de una persona egocéntrica y manipuladora, dispuesta a poner el mundo al servicio de su goce con la justificación de ser el sabio redentor".

Conocido por sus partidarios como "Presidente Gonzalo", Guzmán fue detenido la noche del 12 de setiembre de 1992 en un barrio residencial de la capital peruana, luego de haber iniciado una guerra interna en mayo de 1980 y que recién concluyó en 2000 con un saldo de 69.000 muertos y desaparecidos.

Al cumplirse 20 años de su captura, Guzmán considera que su encierro "no es una derrota definitiva y cree que ya cambiarán los tiempos; ahora se muestra resignado a morir en prisión, pero seguro que será vindicado en un futuro no muy remoto", sostiene el autor.

En 1999, Susana Guzmán, hermana de Abimael y escritora que reside en Estados Unidos, escribió la novela 'En mi noche sin fortuna' en que revela que su hermano sostenía con sus amigos discusiones intelectuales y de política en el burdel 'La Flor de Lima', el más famoso de Arequipa, región sureña donde nació Guzmán.

La aparición del libro de Portocarrero generó protestas del Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), considerado el brazo legal del senderismo.

Para el Movadef el libro "siembra el odio y la venganza y se opone por intereses mezquinos a la necesidad de una amnistía general y de una reconciliación nacional". Al conflicto interno peruano lo denomina "proceso revolucionario".


Fuente: MSN Noticias (12/9/2012)


0 comentarios:

Publicar un comentario