El museo de Drancy reaviva la memoria de la Shoah en Francia

Por Andrea Olea

Drancy (Francia), 19 sep (EFE).- El Memorial de la Shoah en Drancy, el campo de internamiento nazi más importante de toda Francia, abrirá sus puertas el viernes para poner rostro y reavivar la memoria de los más de 70.000 judíos que pasaron por él y de los cuales 63.000 fueron deportados al campo de exterminio de Auschwitz.

En la localidad de Drancy, a menos de 10 kilómetros de París, nada hace intuir que la Cité de la Muette, un complejo de viviendas corriente formado por cinco altos edificios, se convirtió hace 70 años en un lugar sin retorno para entre 70.000 y 80.000 judíos.


>>> Seguir Leyendo... >>>

Este museo, que refuerza al que ya existe en París, tendrá por objetivo "educar y explicar la exclusión y la deportación de quienes pasaron por Drancy para que su historia no se olvide", explicó a Efe el director del Memorial de la Shoah, Jacques Fredj.

"Queremos invitar al visitante a reflexionar porque yo creo que la Shoah (catástrofe, en hebreo) nos permite pensar también en la situación de antisemitismo presente", aseguró Fredj, quien dijo que no se quiere "dar lecciones a nadie", sino contar lo que ocurrió para que "cada uno se forme su propia opinión".

El edificio que alberga el Memorial, diseñado por el arquitecto suizo de origen judío Roger Diener, cuenta con un centro documental, una sala de conferencias y una exposición permanente, que permiten al visitante indagar en los recuerdos de quienes pasaron por Drancy.

Pese a que no existen apenas imágenes de la vida en el campo, los responsables han recuperado fotografías de los internos, que reciben al visitante proyectadas sobre la pared del vestíbulo de entrada del museo para mostrar que el Holocausto "no es una simple estadística", afirmó Fredj.

El campo de Drancy, concebido como alojamiento provisional, acumuló unas condiciones de hacinamiento e insalubridad extremas y desembocó en una situación sanitaria tan insostenible que en noviembre de 1941 una comisión médica alemana liberaría a cerca de un millar de internos.

Dirigido por las autoridades nazis, aunque gestionado por el Gobierno de Vichy, Drancy constituye un importante paradigma del colaboracionismo francés con el régimen nazi, una actitud que ha tardado décadas en ser reconocida por las autoridades galas.

El viraje, marcado por el discurso en 1995 del entonces recién elegido presidente de la República, Jacques Chirac, se produjo justamente en el llamado Velódromo de Invierno para conmemorar la famosa detención masiva de judíos, principalmente extranjeros refugiados en Francia, que allí se produjo.

Annette Janin-Krajcer tenía 12 años cuando fue arrestada junto a sus padres en el también conocido como "Vél d'Hiv" (por Vélodrome d'Hiver) y conducida junto a su hermana al campo de Pithiviers, antes de ser enviada a Drancy.

Janin-Krajcer, que logró sobrevivir tras ser nombrada subjefa de su barracón y quedar a cargo de decenas de "pequeños que sólo lloraban, se hacían sus necesidades encima y llamaban a sus madres", forma parte de los 4.000 niños de 2 a 15 años que fueron separados de sus padres y, en la mayoría de los casos, gaseados en Auschwitz.

La ahora anciana, que tras la experiencia estudiaría pediatría, explicó que esos niños entraron en un estado "similar al autismo" y casi nunca volvieron a encontrar a su familia porque, al preguntarles el nombre de sus padres, "lógicamente ellos respondían 'papá' y mamá'".

"Queríamos inaugurar este museo cuando aún quedaran testigos vivos", manifestó Fredj, quien destacó que los supervivientes lo han vivido como "una necesidad".

El centro también recuerda a los llamados "Amigos de los judíos", franceses, en su mayoría jóvenes y estudiantes, que fueron retenidos en el campo por solidarizarse con los internos, saliendo a la calle con bandas alrededor del brazo que caricaturizaban la estrella de David impuesta a los verdaderos judíos.

El nuevo museo, que según el estudio de arquitectura encargado "actuará como mediador" entre los que vivieron la experiencia y quienes no deberían olvidarla, pretende "servir de base de reflexión sobre el antisemitismo y sobre cualquier otra forma de discriminación", en palabras del director del Memorial.


Fuente: Noticieros Televisa (19/9/2012)

0 comentarios:

Publicar un comentario