Los "Niños de la guerra" conmemorarán el 75 aniversario de su llegada a la URSS

Moscú, 24 sep (EFE).- Los "niños de la guerra" españoles conmemorarán este sábado el 75 aniversario de su llegada a la Unión Soviética con diversos actos en el Centro Español de Moscú.

"Nunca hemos dejado de ser españoles. Yo mismo hablo mejor español que ruso", aseguró hoy a Efe Francisco Mansilla, presidente del Centro Español.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Mansilla, de 86 años, señaló que durante el acto ofrecerá un discurso en el que relatará las peripecias vividas por los niños desde su desembarco en "el paraíso del proletariado", como describía entonces su padre a la ahora extinta URSS, y además habrá bailes y canciones españolas interpretadas por un coro.

"Vendrá medio centenar de niños, menos de la mitad de los que quedamos en Moscú. Muchos están enfermos, no ven bien, no pueden andar, y otros son muy mayores, por lo que no podrán venir. Todos tenemos entre 70 y 90 años", dijo.

Mansilla, madrileño que llegó a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas con 10 años, lamenta que las autoridades de Moscú no les dejaran regresar a España al término de la Guerra Civil.

"Perder la patria es terrible. Teníamos que haber regresado en 1939. No nos dejaron salir. En cambio, mis hermanos que estaban en Francia volvieron todos. Cuando los soviéticos nos dieron permiso para volver, en 1956, yo ya estaba casado y me quedé", dijo.

El director del Centro Español recuerda que ha tenido que subir hasta los 5.000 rublos (unos 120 euros) la cuota anual para los socios debido a la falta de financiación.

"El Centro es como una pequeña España. Si el centro cierra, dejaremos de ser españoles", dijo.

El Centro Español se encuentra en un espacioso local frente a la céntrica estación de metro moscovita Kuznetski Most que en 1965 fue cedido por las autoridades soviéticas al Partido Comunista Español (PCE).

En total, durante la Guerra Civil española (1936-39) fueron evacuados a la URSS unos 3.500 niños españoles, en su abrumadora mayoría vascos y asturianos, a los que se sumaron después unos 1.500 adultos.

Tres expediciones en barcos, que salieron de los puertos de Valencia, Santurce y Gijón, fueron organizadas para que estos niños no fueran víctimas de combates y bombardeos.

Mientras la mayoría de otros "niños de la guerra", evacuados a Francia, México y otros países, pudieron regresar a España tras el fin de la Guerra Civil en 1939, los que fueron llevados a la URSS no tuvieron tal oportunidad de volver debido a la Guerra Fría, que dividió al mundo.


Fuente: El Norte de Castilla (24/9/2012)

0 comentarios:

Publicar un comentario