Presentan en Polonia película inspirada en pogromo de Jedwabne

VARSOVIA, 10 Nov 2012 (AFP) - La masacre de Jedwabne, en la que polacos quemaron vivos en 1941 a sus vecinos judíos en este pueblo del noreste de Polonia, revelada hace doce años, ha servido de inspiración a una película que amenaza con relanzar el debate sobre una página trágica de la historia del país.

"Quería contar una historia que sin duda va a interesar a muchos polacos ya que se trata de una de las páginas más dolorosas para nuestro país", dijo recientemente Wladyslaw Pasikowski, guionista y director de la película que desde el viernes se puede contemplar en los cines polacos.

>>> Seguir Leyendo... >>>

"Hemos hecho muchas películas sobre los horrores perpetrados por los soviéticos y los alemanes. Ya es hora de que digamos lo que hicimos nosotros", declaró este cineasta de 53 años.

Reconoció que la publicación en 2000 del libro "Los vecinos" del historiador estadounidense de origen polaco Jan Tomasz Gross le ha servido de inspiración directa para la creación de su guión de la película que lleva por título "Poklosie".

Gross, que provocó consternación en Polonia, puso en evidencia la implicación de la población local en la matanza de Jedwabne donde los habitantes judíos del pueblo fueron encerrados y quemados vivos en una granja por uno de los vecinos.

Dependiendo del historiador, entre 340 y 1.500 judíos perdieron la vida en la matanza que fue perpetrada por polacos, instigados por los nazis, según concluyó en 2003 una comisión del Instituto de la Memoria Nacional (IPN) que instruye en Polonia los crímenes nazis y estalinistas.

Esta coproducción polaco-ruso-checa-holandesa, tiene lugar no obstante, en la Polonia de los años 1990, poco después de la caída del comunismo y antes de que la existencia de la masacre de Jedwabne saliera a la luz.

Los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial sirven de trama para mostrar adonde puede llegar una verdad que ha sido ocultada durante tanto tiempo.

Los habitantes de un pueblo imaginario polaco llamado Gorowka, donde hubo un pogromo durante la guerra, tratan de intimidar a un vecino empeñado en preservar las tumbas judías y descubre la verdad sobre el pasado del pueblo. Maestro del suspense, Pasikowski consigue que los espectadores mantengan el aliento hasta el trágico fin de la película.


Fuente: Terra (10/11/2012)


0 comentarios:

Publicar un comentario