España homenajea al general Prim, el presidente de Gobierno asesinado en 1870

Madrid, 27 dic (EFE).- El general Juan Prim, presidente del gobierno de España entre septiembre de 1869 y diciembre de 1870, fue homenajeado hoy en Madrid, en el 142 aniversario del atentado que acabó con su vida, con una reivindicación de su figura.

Al homenaje asistieron, entre otras personalidades, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce; y el presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada.

El acto central se celebró en el Palacio de Buenavista, en el centro de la capital, residencia del entonces presidente del Ejecutivo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Antes se presentó en la sede del Parlamento el libro "Juan Prim y Prats. Discursos Parlamentarios".

Posada, presidente del Congreso de los Diputados, reivindicó el ideal de Prim de que "España fuera una nación unida y formada por ciudadanos libres, respetada y prestigiada internacionalmente".

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, del gobernante Partido Popular (PP) y esposa del expresidente del Gobierno José María Aznar, enlazando con la actualidad política española hizo un llamamiento a "dejar de lado más que nunca disputas partidistas e intereses personales", dada la grave situación económica y el "momento clave" que vive España.

Los asistentes al homenaje realizaron un recorrido que partió de la calle en la Prim fue tiroteado, en las proximidades del Banco de España, donde se descubrió una placa conmemorativa con la frase "No olvidéis la sangre derramada por nuestras discordias políticas", sacada de uno de sus discursos.

Desde allí la comitiva se desplazó al Palacio de Buenavista, para completar el mismo recorrido que Prim hizo la tarde del atentado el 27 de diciembre de 1870.

El promotor de la Constitución de 1869 murió asesinado unos días antes de que llegara a España el rey Amadeo I, del que había sido su principal valedor y que apenas se mantuvo en el trono poco más de dos años.

Prim 1814-1870), nacido en Cataluña, fue el principal impulsor de la "Revolución Gloriosa", que en septiembre de 1868 destronó a Isabel II y, de la misma manera, el gran valedor de la continuidad de la monarquía en España pero con una dinastía distinta a los Borbones.

Su muerte ha estado rodeada siempre de un halo de misterio desde la gélida tarde de 1870 cuando en una emboscada, un grupo de desconocidos acribilló el coche de caballos que lo trasladaba desde el Congreso hasta el Palacio de Buenavista.

Las contradicciones del relato histórico son tales que incluso hay discrepancias sobre el día de su muerte o las verdaderas causas del deceso.

Mientras unas fuentes aseguran que Prim falleció ese mismo día a causa de los disparos, otras mantienen que murió tres días después, el 30 de diciembre, debido a una septicemia provocada por una mala praxis médica.

También se duda sobre si murió a consecuencia de las heridas de bala o estrangulado días más tarde cuando se encontraba en cama recuperándose de las heridas.

Para arrojar luz a este misterio, un equipo forense analizó el pasado mes de septiembre el cadáver de Prim, que fue embalsamado en su día y se encuentra en bastante buen estado de conservación.

Para aumentar el misterio, cuando los investigadores abrieron el ataúd hallaron un cuerpo en mejor estado de lo previsto, vestido con uniforme de capitán general, y algo inesperado: tres frascos colocados en forma de triángulo en las axilas y la entrepierna.

Sobre este hallazgo se barajan tres hipótesis, que fueran perfumes para evitar el mal olor, sustancias químicas para mantener el cuerpo en buen estado o elementos de un ritual masónico.

Por qué fue asesinado Prim también es uno de los grandes misterios de la historia de España, Se han barajado diversas hipótesis y se ha apuntado a varios sospechosos, pero nunca ha quedado realmente probado quién estuvo detrás del magnicidio.


Fuente: Terra (27/12/2012)


0 comentarios:

Publicar un comentario