Hallan templo de 4 a 5 mil años de antiguedad en complejo arqueológico de Lima

Lima, feb. 12 (ANDINA). Un equipo de arqueólogos del Ministerio de Cultura halló un templo milenario de 4 a 5 mil años de antiguedad (3,000 años antes de Cristo) dentro del complejo arqueológico El Paraíso, en el distrito de San Martín de Porres, informó hoy dicho portafolio.

El Templo del Fuego, que se encuentra en el ala derecha de la pirámide principal del complejo, tiene en su interior un fogón cuyas llamas, según Marco Guillén, jefe del equipo de investigación, habrían servido para quemar ofrendas, mientras que el humo ayudaba a conectarse con sacerdotes y dioses.

El viceministro de patrimonio Cultural e Industrias culturales, Rafael Varón Gabai, manifestó que este fogón está asociado a una estructura que puede definirse como un templo y que posee características que nunca habían sido halladas en la ciudad de Lima.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Citó ejemplos similares que solo se han encontrado en la costa y en la sierra norcentral del país, en asentamientos ligados al origen de la civilización en el Perú y que datan también de 4 a 5 mil años antes del presente, como la Galgada (Ancash), Kotosh (Huánuco) y la Ciudad Sagrada de Caral (Barranca).

“Este hallazgo abre un nuevo camino para el Complejo Arqueológico El Paraíso, para la investigación y recuperación integral de todos los sectores del monumento", sostuvo Rafael Varón.

Los trabajos se iniciaron el 20 de diciembre de 2012. Es el primer Proyecto de Inversión Pública (PIP) del Ministerio de Cultura en el presente año, el mismo que tiene como objetivo principal las acciones necesarias para recuperar, preservar y restaurar un monumento arqueológico.

El templo

El hallazgo se realizó a mediados de enero cuando se retiró la capa superficial de arena y piedras que lo cubrían. Es de planta rectangular, con una orientación de 44° noreste. Mide 6.82 metros de largo y 8.04 metros de ancho. Su único acceso, de 48 centímetros, es restringido y pequeño como para que solo una persona pueda ingresar al cuerpo central del templo.

En el centro del templo se encuentra un piso a desnivel de forma rectangular, al cual se accede mediante un peldaño de 45 centímetros de altura. En el centro se halla el fogón ceremonial, espacio en el cual se incineraban las ofrendas. Los muros del templo son de piedra y están revestidos con barro fino de color amarillo; sobre esta capa se ha encontrado restos de pintura roja.

El hallazgo de este templo en el valle del río Chillón, en la costa central, permite visualizar que durante el Precerámico Tardío (3500 a 1800 a.C.) las sociedades estaban interconectadas comercial y religiosamente a una escala mucho más grande de lo que se creía.

“Este descubrimiento tiene particular importancia porque es la primera de este tipo de estructura que se encuentra en la costa central, lo que corrobora que la actual región Lima fue uno de los focos de la civilización en el territorio andino, demostrando su importancia religiosa, económica y política desde tiempos inmemoriales”, sostuvo Varón.

El Paraíso

El Paraíso es el complejo arqueológico monumental más antiguo y más amplio de Lima Metropolitana, además de ser uno de los más extensos de la costa central del Perú. El complejo lo integran diez edificios que se extendían a lo largo de 50 hectáreas.

El Paraíso es un ícono en la discusión del proceso civilizatorio de los andes centrales. Su cercanía al mar y su acceso al valle fueron elementos sustantivos para el desarrollo de este proceso, con una economía mixta que aprovechaba los recursos marinos y la agricultura incipiente.

Frederic Engel, arqueólogo francés, fue el primero en excavar el monumento en 1965. La restauración emprendida por él, en el Sector IV o Edificio 1, coadyuvó a que el sitio fuera respetado y visto no solo como un montículo, sino como un modelo de arquitectura monumental y un ícono en la discusión del proceso de complejización social de la costa central.

Puesta en valor

El proyecto contempla la realización de trabajos en los diez sectores del monumento arqueológico. Tendrá una duración de cinco años o temporadas. La última temporada comprende la realización de obras de infraestructura complementaria: señalética, centro de interpretación y mirador.

Guillén informó que el público puede ingresar a visitar el complejo, bajo la orientación de personal encargado. Dichos restos arqueológicos se encuentran en la zona de Chuquitanta, entre Ventanilla, Callao y Puente Piedra.


0 comentarios:

Publicar un comentario