¿Está la tumba de una tía de Mahoma en Chipre?

Por Flora Alexandrou

Nicosia, 20 abr (EFE).- En la orilla del lago Alikí, cerca de la ciudad chipriota de Lárnaca, entre palmeras y jardines, se alza la hermosa mezquita de Hala Sultan donde, según la leyenda, está la tumba de una tía del profeta Mahoma.

El blanco y pequeño templo cobijaría en su interior los restos de Umm Haram, considerada por algunas tradiciones como tía de Mahoma, algo que convierte el lugar en un objeto de devoción para los musulmanes de la isla de Afrodita, que consideran que, aún llevando siglos muerta, sigue obrando milagros.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El complejo de mezquita y tekke -sede de una tariqat o congregación religiosa- fue levantado en el siglo XVIII por los otomanos, en el lugar en que se cree que Umm Haran falleció tras caer de su montura y romperse el cuello.

Esa misma noche "un poder divino" instaló tres grandes piedras sobre su lecho, aunque -cuenta la tradición- no fue encontrado hasta 1760, cuando un derviche de la orden Naksibendi que huía de una plaga lo encontró y promovió la construcción de la tumba.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que llevó a cabo la restauración de Hala Sultan a inicios de la pasada década, lo define como un importante lugar de peregrinación y, de acuerdo a algunos expertos, podría incluso ser considerado como uno de los lugares más sagrados para los musulmanes, junto a la Kaaba de la Meca, la tumba de Mahoma en Medina y la mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén.

Sin embargo, ahora algunos académicos han comenzado a poner en duda la autenticidad del relato.

Uno de ellos es el arabista y bizantinista egipcio Mohamed Hassan Hesham, quien recientemente llevó a cabo una investigación histórica.

"Nuestra tentativa de buscar dónde Umm Haram fue sepultada y cualquier tipo de parentesco entre Mahoma y ella se enfrentó con una serie de referencias contradictorias", explica a Efe.

Según el experto, las informaciones que prevalecían hasta ahora sobre el supuesto parentesco de Umm Haram con el profeta Mahoma y sobre la mezquita de Hala Sultan como su tumba, se basan principalmente en un manuscrito del autor Claude Delaval Cobham, datado en 1897.

"Este manuscrito contiene una serie de informaciones y datos incoherentes entre ellos y algunas informaciones sobre Umm Haram poco documentadas", dice Hesham.

Para tratar de comprobar la veracidad de la leyenda, el experto recurrió a unas 70 fuentes originales árabes -que cubren desde el siglo VIII hasta el XVI- entre ellas una serie de hadices, que en la religión islámica relatan los dichos y hechos de Mahoma.

"Y según estos, constatamos que no hay una clara imagen sobre ella", explica, poniendo como ejemplo que a Umm Haram se le atribuyen cuatro tipos diferentes de parentesco con el profeta del Islam.

Con todo, Hesham reconoce que, incluso aún no siendo una familiar directa de Mahoma, sí fue una mujer "importante" en su vida, formando parte de los llamados "compañeros del Profeta".

Tras la conquista musulmana de Siria (636 d.C.), el entonces gobernador Muawiya, pidió al califa Uthman permiso para organizar la primera expedición marina, con destino a Chipre.

Una de las curiosas razones que arguyó Muawiya para su expedición era que "el ladrido de los perros y el cacareo de los gallos en Chipre llegan hasta la ciudad de Emessa (hoy la ciudad siria de Homs)".

En este viaje tomaron parte varios amigos de Muawiya que también habían sido compañeros en vida de Mahoma (fallecido en el 632 d.C.), como Ubada Ibn as-Samit y su mujer, Umm Haram, por lo que esta bien podría haber muerto durante esa expedición.

Con todo, los historiadores no se ponen de acuerdo sobre dónde falleció Umm Haram, ya que desde el siglo VII algunos escritores árabes la sitúan en algún punto de Siria.

"En 2010 se llevaron a cabo excavaciones en torno a la mezquita, y solo fue identificado otro asentamiento, fechado en torno al 1.200 a.C.", explica a Efe el profesor de arqueologia Jaris Jotzakoglu.

"Por eso ubicar la tumba en el siglo VII no tiene bases arqueológicas", considera.

Hesham además añade que el lugar no se menciona como lugar de peregrinación sagrada en los hadices, como sí lo son La Meca, Medina y Jerusalén.

Sea como fuere, esto parece importar poco a los musulmanes de Chipre, especialmente a los que viven en la parte turcochipriota de la isla, que cada año acuden a presentar sus respetos y pedir su milagrosa intercesión a la que, ellos sí, consideran tía de Mahoma.


Fuente: Globovisión (20/4/2013)


0 comentarios:

Publicar un comentario