Un estudio define las nuevas clases sociales en el Reino Unido actual

Londres, 3 abr (EFE).- La sociedad actual en el Reino Unido se puede dividir en siete clases sociales atendiendo a criterios económicos, sociales y culturales, según un estudio divulgado hoy.

La investigación deja atrás la "obsoleta" clasificación en tres clases sociales tradicionales como la obrera, media y alta, que sólo representan en la actualidad al 39 % de la población.

Más de 161.000 personas participaron en la que ha sido la mayor encuesta de este tipo realizada en este país, dirigida por la BBC y cuyos resultados se publicaron hoy en la revista británica "Sociology Journal".

>>> Seguir Leyendo... >>>

El proyecto desechó los parámetros que tradicionalmente definían la clase -la ocupación, la renta y la educación- por considerarlos "demasiado simplistas" y se inclinó por otras tres dimensiones: la económica, la social y la cultural.

El capital económico comprende la renta, los ahorros y el valor de la vivienda, mientras que el social determina el número y el estatus de la gente que alguien conoce; por último, el capital cultural se entiende como la extensión y la naturaleza de las actividades y los intereses culturales.

De esta manera, el estudio dibujó un abanico de siete clases, cuyos extremos son la "elite", el grupo más privilegiado del país y alejado del resto de clases por su riqueza, y el "proletariado precario", el más desfavorecido y que representa a un 15 % de la población.

"Este trabajo nos demuestra que todavía hay una base y una cima, que en la cima todavía tenemos una elite de gente muy rica y en la base un grupo muy pobre, con muy poco compromiso cultural y social", señaló la profesora de sociología de la Universidad de Manchester y miembro de la investigación, Fiona Devine.

Para la experta, "es lo que hay en medio lo que es realmente interesante y emocionante", es decir, un área "muy borrosa" entre la clase trabajadora y la clase media tradicionales.

Este área se concreta en el estudio en cinco clases sociales, como la denominada "clase media establecida", que representa al 25 % de la población con altos niveles económicos, sociales y culturales.

Este grupo, el más numeroso y gregario del país, precede a la llamada "clase media técnica", un grupo nuevo y reducido que es próspero pero se distingue por su aislamiento social y por su apatía cultural.

Le siguen los "nuevos trabajadores acaudalados", una clase joven, social y culturalmente activa, con niveles medios de capital económico.

El siguiente grupo se identifica con la "clase trabajadora tradicional", que no destaca en ninguna dimensión pero que no se puede clasificar como desfavorecido porque el valor de sus hogares es razonablemente alto debido a la edad avanzada de sus componentes, con una media de 66 años.

Por último, se encuentran los denominados "trabajadores emergentes", una clase nueva, joven y urbana que es relativamente pobre pero tiene un alto capital social y cultural.

Los investigadores apuntan a que los "trabajadores acaudalados" y los "trabajadores emergentes" descienden de la clase trabajadora tradicional que se vio fragmentada por la desindustrialización, el desempleo masivo, la inmigración y la reestructuración del espacio urbano.

Fuente: LaInformación.com (3/4/2013)



0 comentarios:

Publicar un comentario