La serie precursora de "Homeland" toca la fibra sensible en Israel

Por Sara Lemel (dpa)

Tel Aviv, 6 may (dpa) - Hace 17 años, en una temeraria operación en Líbano, tres reservistas israelíes fueron tomados como rehenes. Después de tanto tiempo, ya nadie piensa realmente en que puedan regresar, pero sorprendentemente llega una negociación para liberarlos. Así arranca la serie de televisión israelí "Hatufim", el formato original que copió la premiada serie estadounidense "Homeland".

Los tres rehenes de "Hatufim" se convierten en símbolos nacionales durante su cautiverio. La historia, ficticia, comienza con el regreso de dos de ellos -Nimrod y Uri- en 2008 a su ciudad natal. Del tercero, Amiel, sólo regresan sus restos mortales. Los dos supervivientes son recibidos con entusiasmo por sus familias, pero el regreso a su antigua vida tras las traumáticas experiencias de su cautiverio se les hace muy difícil. Una y otra vez, los recuerdos de torturas y del tercer rehén los atormentan.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El tema de los prisioneros de guerra es muy doloroso en Israel, bordeando casi el tabú. Prácticamente todos los israelíes han de ir al Ejército, por lo que a casi todos les puede suceder. Varios miles de extremistas palestinos y árabes han sido puestos en libertad a lo largo de los años en negociaciones de intercambio de presos. Muchos de ellos vuelven a participar después en atentados, por lo que estos intercambios son muy polémicos en Israel. "Hatufim" es el primer intento televisivo de presentar la realidad de estos soldados liberados.

"Hasta ahora han vuelto de su cautiverio unos 1.500 israelíes", dijo Gideon Raff, productor, guionista y director de la serie que comenzó a emitirse hace tres años en Israel. "Nunca hemos investigado realmente qué es lo que ocurre tras su regreso", afirma en una entrevista con el diario "Haaretz".

Raff, que también es autor de la exitosa versión estadounidense "Homeland", se preparó durante meses para abordar el proyecto. Por ejemplo, habló con psicólogos que habían tratado a ex rehenes traumatizados o antiguos presos de guerra y a sus familias. De ahí que la serie israelí refleje de manera muy intensa las dificultades de la vuelta a casa, de la reintegración en la familia. Uno de ellos se encuentra con sus rebelde hijo adolescente, al que nunca había visto. Y la prometida de Uri se casó entre tanto con su hermano, aunque intenta ocultarlo.

En Israel, la serie causó una enorme expectación, pero también fue blanco de críticas. En aquel entonces fue tomado como rehén de los islamistas Hamas el soldado Gilad Shalit, que posteriormente sería liberado. Miriam Groff, cuyo hijo fue liberado en 1985 en un polémico intercambio de presos tras tres años de cautiverio, criticó "Hatufim" como "publicidad para Hamas y un acuerdo sobre Shalit". Según dijo en aquel entonces, la serie alentaba a los extremistas a seguir secuestrando soldados israelíes.


Fuente: El Universal de Venezuela (6/5/2013)


0 comentarios:

Publicar un comentario