Otrosí

Un simple accidente casero con mi laptop había impedido durante varios meses que no pudiera entregarles los vídeos del Homenaje a Eric J. Hobsbawm que la Casa Museo Mariátegui organizó en diciembre a raíz de su muerte el 1 de octubre del año pasado. Afortunadamente, pude recuperar el disco duro (aunque con las consecuentes -y lamentables- pérdidas de otros archivos), y hoy los publiqué como ya se habrán dado cuenta. Y como también se habrán dado cuenta, son tres intervenciones que había, como sea, que recuperar.

Hago mención a esta cuestión aparentemente baladí, para insistir en lo que hace unos días afirmaba: hay que registrar las conferencias que nuestros historiadores (y en especial los jóvenes) dictan en universidades, institutos y centros de investigación y que aparentemente a nadie parece importarle si se guardan o no. Hay, por supuesto, las honrosas excepciones de siempre y que ya, también, antes mencioné y al que me gustaría ahora agregar un nombre que en ese momento omití: el Instituto Francés de Estudios Andinos. Pero son muchas más las conferencias por las que deberíamos preocuparnos.

Por ejemplo, las conferencias del I Coloquio de Estudios Históricos del Siglo XX que esta semana se realizó en la Casa Museo Mariátegui han podido ser grabadas en su gran mayoría gracias al interés que sus propios organizadores pusieron en que esto fuera así. Si del mismo modo pensaran y actuaran todos aquellos que organizan ciclos de conferencias, seminarios o cursos, el registro de las actividades de nuestros historiadores y, con ello, la evolución de su carrera académica e intelectual no se perdería.

Ojalá y muchos más tomen nota de esta invocación. ¿Saben por qué? Porque este blog tiene fecha de cierre: octubre de este año (si no antes). Para entonces habrá cumplido 10 años y también su ciclo.

0 comentarios:

Publicar un comentario