Arqueóloga peruana triunfa en EEUU

Sonia Guillén Onneglio, primera peruana incorporada a la Acadamia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, tiene una destacada trayectoria.

Por Denis Merino

Sin duda nuestro país cuenta con grandes recursos naturales, una interesante historia y ricas zonas arqueológicas. En el estudio de esas maravillas, hay peruanos que se distinguen por su creatividad, talento y sapiencia y algunos son verdaderas celebridades, pero casi desconocidas.

Sonia Guillén Onneglio es uno de esos peruanos destacados, por lo que recientemente se ha convertido en la primera mujer en ser incorporada como miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Arqueóloga sanmarquina y con maestría y doctorado en bioantropología por la Universidad norteamericana de Michigan, la directora del Centro Mallqui es una de las principales consultoras internacionales en materia de investigación de restos humanos, mayormente de siglos atrás.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Por si fuera poco, Guillén se ha especializado además en administración de museos, habiendo creado en nuestro medio el del Algarrobal en Ilo, Moquegua, donde alberga material arqueológico de la cultura Chiribaya, la cual estudió durante largo tiempo. Precisamente ahí descubrió una nueva raza de perro nativo del territorio peruano, especie hasta entonces desconocida.

VASTA TRAYECTORIA

Años atrás hizo noticia al llegar hasta la Laguna de los Cóndores, cercana al distrito chachapoyano de Leymebamba, donde encontró en un lugar casi inaccesible decenas de momias de antiguos peruanos en excelente estado, mediante un especial sistema de conservación a lo que se añadía el clima del lugar. Al poco tiempo y con ayuda de Austria creó el museo que alberga dichos restos.

En ambos museos labora gente del lugar que ha sido instruida en el manejo de la información sobre sus antepasados, lo que contribuye al orgullo de su identidad.

Tanto sus estudios de la cultura Chiribaya, a la que llegó después de analizar vestigios en el Chinchorro, como los de Chachapoyas, fueron ampliamente difundidos por Discovery tanto en sus publicaciones como en sus especiales de televisión.

Hace algo más de dos décadas, Guillen y otros estudiosos de diversas ramas hicieron largas investigaciones en la cripta de la Catedral de Lima, descubriendo que varios ataúdes aparentemente pertenecientes a virreyes y arzobispos en realidad los nombres que figuraban no les correspondían, como en el caso del conquistador Francisco Pizarro, y mediante sus conocimientos y técnicas logró desentrañar misterios e identificar restos.

Posteriormente se constituyó en una de las principales colaboradoras de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR) en el duro trabajo de investigar restos de peruanos víctimas de la violencia de dos décadas que desangró al país.

HOMENAJE EN SAN MARCOS

La especialista, que prefiere el perfil bajo, guardó por meses la noticia de su hazaña de haber sido incorporada a la Academia de Ciencias de Estados Unidos, creada hace 150 años por Abraham Lincoln y que tiene entre sus miembros a 200 premios Nobel. “El ideal del expresidente fue contar con los más importantes científicos del planeta para que trabajen en forma adhonorem en investigaciones en los campos de la salud y del desarrollo mundial”, precisó.

Sus colegas de las universidades de San Marcos y Católica -en esta última creó la Maestría de Bioantropología-, al enterarse del logro de Guillén, decidieron festejarlo y rendirle un homenaje, realizado en el Salón de Grados del Centro Cultural de la cuatricentenaria casa de estudios.

Al hacer uso de la palabra el arqueólogo e historiador Luis Guillermo Lumbreras destacó la trayectoria de Guillén en el campo de la investigación científica y la calificó como una profesional rigurosa y equilibrada en sus trabajos muchos de los cuales se encuentran en diversas publicaciones.

“Además desarrolló una innovadora estrategia de investigación, siendo considerada en otros países como maestra y lo es porque enseña haciendo, no importa el polvo u otros inconvenientes como en el caso de Ilo o enfrentando situaciones adversas, su decencia en el trabajo la fortifica, por lo que resulta muy merecido este reconocimiento internacional”, dijo Lumbreras.

DESAPARECIDOS

Salomón Lerner Febres, expresidente de la CVR y exrector de la Universidad Católica del Perú, resaltó el trabajo efectuado por Guillén en la referida institución en el caso de la búsqueda de personas desaparecidas , casos “cuyo esclarecimiento fue y sigue siendo muy difícil porque enfrentamos testimonios de gente que no estaba más pero de la que tampoco se podía afirmar que había muerto, después se comprobaría que muchos fueron secuestrados, torturados, asesinados y enterrados clandestinamente”.

“La doctora trabajó entusiastamente con el equipo forense especializado para el esclarecimiento de la verdad y del rescate de la memoria histórica, particularmente en los casos de Totos y Lucanamarca para después desempeñarse como asesora de la Fiscalía de la Nación.”

El arqueólogo Carlos del Aguila dijo que Sonia Guillén destaca por su talento, creatividad y humildad, “es una autoridad en estudio de momias, hasta de las egipcias, tiene 70 estudios publicados y es la protectora del patrimonio bioarqueológico, sin embargo sus logros los disfruta en silencio”.

Al dirigirse al auditorio, la homenajeada agradeció con humildad el apoyo de sus padres y hermanos a lo largo de su carrera, a la vez que expresó que nunca imaginó pertenecer a una de las academias más importantes del mundo.


Fuente: Diario La Primera (30/6/2013)


1 comentario:

  1. Primera mujer peruana en la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.
    Realmente destacable la brillante labor de esta científica peruana. El reconocimiento internacional recibido demuestra lo valioso de sus investigaciones y de toda su trayectoria. La Dra. Sonia Guillén Oneeglio enorgullece al Perú.

    ResponderEliminar