Rectorado de San Marcos aun no se pronuncia sobre el destino final de histórica Casona

El día sábado 22, el diario La primera se ocupó del grave riesgo que se cierne sobre la histórica Casona de San Marcos que podría verse seriamente afectada por la decisión del Rector Pedro Cotillo de ceder nueve de sus ambientes para ser utilizados como salones de clases por 935 alumnos de la Facultad de Derecho. Ayer la noticia también tuvo repercusión en los diarios El Comercio y Diario 16 (casi no vale la pena mencionar la escueta pastilla que hoy publica la Revista Velaverde), quienes llamaron la atención sobre un hecho incontrastable hasta ahora: ninguna institución oficial se ha pronunciado respecto a ese asunto. Y mientras algunas personas de buena fe (como el Dr. Marcos Martos) señalan que eso no sucederá porque "el propio sentido común dicta que la Casona no puede ser usada como pretenden", lo cierto es que hasta el momento, y pese a la sorpresa y disgusto que la denuncia ha ocasionado entre la opinión pública y en las redes sociales, el rector Pedro Cotillo no ha salido a desmentirlo. En tanto, esta semana se espera que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) se pronuncie respecto a la intención de convertir la Casona de San Marcos en salones de clases, que va en contra del acuerdo tripartito firmado entre la Universidad de San Marcos, el AECID y el Instituto Nacional de Cultura (hoy Ministerio de Cultura).


0 comentarios:

Publicar un comentario