Robert Fogel muere a los 86 años

Me entero, por un mensaje que me envía Eduardo Toche, que Robert William Fogel (1926-1913) ha muerto el día de ayer. Aunque la historia cuantitativa nunca fue de mi gusto y mucho menos de mi dominio, a mí y a nadie escapa la importancia del aporte de Fogel a la historia económica, gracias a la aplicación de métodos cuantitativos a esta que le merecieron, junto a Douglas C. North, el Premio Nobel de Economía en 1993. Será una ardua tarea para quien intente, más allá de la mera reseña periodística o el obligado obituario, escribir una equilibrada y ponderada nota sobre la contribución de Fogel a la historia que lo presente ante las generaciones que no lo conocen como el investigador innovador que era. Porque sus libros, que hoy los jóvenes historiadores conocen casi solo de oídas, contribuyeron a generar debates y polémicas que ampliaron los horizontes teóricos de nuestra ciencia. Pienso, por ejemplo, en "Railroads and American Economic Growth" (publicada en 1964 y cuya traducción –resumida- leí en una gastada edición de Tecnos de 1972 que me prestó Miguel Maticorena a regañadientes). El uso que hace en ese libro de hipótesis contrafácticas para explicar que el desarrollo económico de Estados Unidos en el siglo XIX se hubiera dado de todos modos aunque los ferrocarriles no se hubieran inventado, abrió unas posibilidades de análisis que aún hoy ocupa a algunos. Ojalá que su lamentable desaparición vuelva a muchos, entre los que me cuento, a releer sus libros.

Obituario de The Economist
Obituario de The New York Times
Obituario de la Universidad de Chicago

0 comentarios:

Publicar un comentario