Fiscalía inspecciona pirámide destruida en zona arqueológica de Lima

Lima, jul. 11 (ANDINA). La titular de la Fiscalía Penal del Distrito Judicial de Lima Norte, Carmen Ynes Gonzales, inspeccionó hoy una pirámide destruida en una zona monumental al norte de Lima, para sancionar a quienes atentaron contra el patrimonio arqueológico, informó el Ministerio de Cultura.

Indicó que se trata del primer paso para sancionar penalmente a la empresa inmobiliaria Alisol que habría destruido una pirámide en el sector 8 de la Zona Monumental Arqueológica Monumental El Paraíso, el pasado 29 de junio.

Según los trabajos de investigación arqueológica, el lugar contaban con 12 pirámides, pero hoy, una de ellas ha sido destruida.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La primera diligencia judicial se inició a las 09:55 de la mañana de este jueves en la explanada de la pirámide principal, con la presencia del procurador del Ministerio de Cultura, Gustavo Barrantes; la procuradora de la Municipalidad del distrito de San Martín de Porres, María Aurora Caruajulca Quispe; y el abogado de la representante legal de la empresa Alisol, Víctor Espinoza Bonifaz.

En la primera inspección fiscal también estuvo presente el abogado del Ministerio de Cultura para este caso, Mario Amoretti, quien dijo que la destrucción de la pirámide fue planificada, por lo que los infractores merecen la máxima sanción penal, al igual que los autores intelectuales del hecho.

La comitiva se trasladó al lugar de los hechos, a unos 600 metros de la pirámide principal, llegando hasta la parte central de la pirámide derruida, en el sector 8 de la Zona Monumental Arqueológica, y se inició el recojo de la información.

En el acta, quedó constancia que el área corresponde al sector 8 de la Zona Monumental El Paraíso, de acuerdo con el plano aprobado por la Resolución Directoral Nacional Nº 1182, emitida por el ex Instituto Nacional de Cultura el 26 de agosto de 2008.

El perito de arqueología del Ministerio, Humberto Álvarez, detalló que sobre el sector existía "un edificio constituido por plataformas y un sistema de recintos que corresponde al patrón de edificaciones que comprende la zona y cuya antigüedad data de 4000 años aproximadamente".

El monumento fue investigado en 1965 por el antropólogo suizo Frederick Engel, quien identificó el edificio destruido como unidad 10. Inmediatamente, el perito topógrafo informó a la fiscal la ubicación exacta de la pirámide afectada.

La fiscal comprobó que sobre el terreno derruido existe una gran cantidad de piedras, mientras el arqueólogo perito precisó que se trata de piedras canteadas, elementos constructivos de las pirámides en El Paraíso.

Además, se observó mucha basura quemada, lo que fue interpretado como una estrategia utilizada por la empresa Aliso para demostrar de que allí no existían evidencias arqueológicas.

Entre las rocas canteadas y la basura, sobre la superficie, la fiscal observó restos de fibras trenzadas de color marrón. Consultado el arqueólogo perito, respondió que "se trata de un elemento material que es fibra vegetal que contiene rocas al interior, y formó parte del relleno constructivo de la pirámide, que es un patrón propio del periodo pre cerámico".

El Ministerio de Cultura ha presentado la denuncia penal correspondiente y no cejará en su empeño de sancionar ejemplarmente este delito contra el Patrimonio Cultural de la Nación, se indicó.


0 comentarios:

Publicar un comentario