La censura: Más vieja que Matusalén

Alegrémonos. Como ya todos deben saber, el blog “Lee por gusto” volvió ayer por sus fueros. Enhorabuena por su autor, el periodista Jaime Cabrera, y por sus miles de lectores, entre los que me cuento, por supuesto, yo mismo. La censura de la que fue parte, desde ayer es solo un mal recuerdo para todos. Pero ojalá sirva para entender a la ciudadanía que debe estar siempre alerta y vigilante ante aquellos que pretenden hacer tabla rasa de nuestro derecho al trabajo y a la libertad de expresión y que muchas veces, como ha ocurrido en esta ocasión, son los mismos que salen a defenderlos. Por otro lado, no hay que rasgarnos las vestiduras por lo sucedido, o en todo caso sorprendernos tanto. Porque, nos guste o no, la censura en nuestros medios es más vieja que Matusalén. Lo sucedido con el blog “Lee por gusto”, por ejemplo, es apenas un capítulo de los muchos que conozco en la historia de nuestro periodismo. A mí me recordó, en particular, este episodio que involucra al recordado Carlos “Chino” Domínguez, que sostuvo el siguiente diálogo con el entonces todopoderosos dueño y director del diario más importante del país.

>>> Seguir Leyendo... >>>

- Me mandó llamar, señor director.
- Sí, Domínguez – le contesta, sin levantar la vista de los papeles que revisaba.
- Me dicen que usted es aprista. ¿Es cierto?
Segundos de silencio que parecen eternos.
- Sí, señor director.
Otro segundos más de un silencio insoportable.
- Pase por caja, Domínguez.
- Sí, señor director.


0 comentarios:

Publicar un comentario