Resaltan participación de comuneros en recuperación de Marcahuamachuco

Trujillo, jul. 19 (ANDINA). La participación de la población local en la recuperación del complejo arqueológico Marcahuamachuco, en la provincia de Sánchez Carrión, fue destacado hoy por la Unidad Ejecutora 007: Marcahuamachuco que ejecuta los trabajos de recuperación en la zona desde el 2012.

Hasta la fecha se han recuperado tres edificios del sitio arqueológico -Las Torres Rectangulares, Monjas B y Monjas D- que han permitido que Marcahuamachuco muestre todo su esplendor arquitectónico, afirmó la Unidad Ejecutora 007.

Remarcó que estas obras se realizaron conjuntamente con los comuneros de la zona. "Éstos últimos ven ahora con esperanza un cambio en sus vidas con lo que puede significar el desarrollo de la actividad turística en el lugar", subrayó el responsable de la UE Marcahuamachuco, Marco Rosas Rintel.

>>> Seguir Leyendo... >>>

“La UE tiene como uno de sus principales objetivos mejorar las condiciones de vida de la población aledaña a los sitios arqueológicos. Este hecho se logra de dos maneras: primero, ofreciendo empleos directos durante la ejecución de los proyectos y, segundo, integrándolos en actividades de atención a los visitantes y mantenimiento y resguardo de los sitios una vez que su puesta en valor ha concluido”, aseveró.

Rosas Rintel precisó que la tarea central asignada a los antropólogos que integran los proyectos es “convencer (a los pobladores) de la importancia de preservar el patrimonio arqueológico de la región y comprometerlos a que asuman un rol activo en la protección de los sitios”.

Detalló que durante la ejecución de los proyectos, pobladores locales son contratados para participar en las labores de conservación de estructuras arqueológicas.

Todos ellos son instruidos en técnicas modernas de conservación, que incluyen limpieza de paramentos, preparación de morteros estabilizados, sellado de grietas, restitución de partes perdidas de muros, entre otras. Incluso, en algunos casos, “ellos mismos aportan propuestas basadas en su conocimiento tradicional de construcción de viviendas”, sostuvo.

En los cerca de 10 meses de ejecución de proyectos, se generaron más cerca de doscientos puestos de trabajo, los cuales fueron ocupados por pobladores de las comunidades de Marcahuamachuco, Coipín y Urpay.


0 comentarios:

Publicar un comentario