Bradley Manning, el soldado que filtró documentos del Departamento de Estado a Wikileaks, es absuelto del cargo de ayudar al enemigo

Maryland, jul. 30 (ANDINA). Tras siete semanas de juicio y más de tres años desde su arresto, el soldado Bradley Manning recibió hoy su veredicto: culpable de 20 cargos, pero no del más importante de todos, el de ayudar al enemigo, según reportó la cadena BBC Mundo.

El fallo fue dado a conocer por la jueza militar encargada, coronel Denise Lind, desde las instalaciones militares en Maryland, donde se llevaron a cabo los procedimientos judiciales contra el militar de 25 años que filtró miles de documentos a Wikileaks.

Manning, un exanalista de inteligencia, fue arrestado en Irak en mayo de 2010 y pasó semanas en una celda en una instalación del ejército de Estados Unidos en Kuwait antes de que lo transfirieran a Estados Unidos.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Entre los documentos que entregó se encuentra material gráfico de un ataque desde un helicóptero en 2007 que mató a varias personas en la capital iraquí, Bagdad, así como 470 mil informes de las guerras en Irak y Afganistán y 250 mil cables diplomáticos entre Washington y embajadas alrededor del mundo.

Fue acusado de 22 cargos, entre los cuales se destacan los de ayudar al enemigo, la posesión no autorizada de material de inteligencia y robo.

Manning reconoció haber sido el responsable de la filtración y se declaró culpable de 10 de los cargos menores.

Sin embargo, durante su juicio militar, que comenzó en junio en Fort Meade, Maryland, Manning y sus abogados se negaron a aceptar la acusación más importante: la de haber ayudado al enemigo.

La razón es de peso: la defensa sabía que los cargos menores obligarían a Manning a pasar probablemente unos 20 años de cárcel, mientras la ayuda al enemigo conllevaría cadena perpetua sin libertad condicional.

Por eso, la dinámica del juicio, en especial durante las últimas semanas, giró en torno a una palabra: intención.

Mientras los fiscales acusadores intentaron establecer que Manning sabía que cualquier filtración podría terminar en manos de los enemigos de Estados Unidos, sus defensores lo describieron como una persona preocupada por su país e interesada en informarle al público.


0 comentarios:

Publicar un comentario