Historia e historietas

El crecimiento de la audiencia de los canales de documentales ha venido parejo a una banalización de contenidos hasta llegar a mezclar la ciencia con la superchería ufológica y paranormal

Por Pedro Vallín

En un canal llamado Historia, diversos expertos sostienen que los moais de la isla de Pascua, las piedras de Stonehenge, los obeliscos egipcios, la ciudad camboyana de Angkor y Machu Picchu tuvieron que levantarlos "antiguos astronautas" -sí, extraterrestres-. O bien aducen la veracidad de las profecías de Nostradamus, o citan la Biblia como fuente histórica y no como legendario texto religioso. En Discovery Channel, señores con aparentes utensilios tecnológicos dicen detectar fantasmas. En Odisea, nos muestran las supuestas mil muertes más estúpidas de la historia reciente. En Viajar, el cocinero más famoso del mundo, Jamie Oliver, protagoniza un programa en el que, por todo viaje, va de su huerto a la cocina aneja y vuelve. Pero, ¿qué diablos está pasando aquí?

>>> Seguir Leyendo... >>>

Esta banalización coincide con la mayor audiencia registrada de los canales de no ficción, pero la pregunta es obvia: ¿Es legítimo? ¿Vale todo? El historiador Óscar Álvarez Gila critica algunas de estas prácticas. Citando series como Alienígenas (Ancient aliens), denuncia su enfoque, falsario y racista: "Nunca se preguntan cómo los romanos u otros europeos levantaron templos y palacios; las dudas se vierten sobre pueblos precolombinos, africanos o asiáticos, a pesar, por ejemplo, de que los egipcios son coetáneos de la Grecia y Roma clásicas". Álvarez Gila es severo, pero también entona el mea culpa: "El interés de los historiadores por la divulgación es escaso, sobre todo en Europa", donde es considerada poco menos que una frivolidad.

El periodista y novelista mexicano afincado en España Mauricio-José Schwarz, cofundador de la Sociedad Mexicana para la Investigación Escéptica, revela el mecanismo: "No importa lo que dicen sino lo que omiten, y lo que omiten es todo el conocimiento científico", señala. Da igual lo que hoy sabemos sobre la isla de Pascua o la supuesta cara de Marte. "Si lo sabré yo, que empecé en una revista de platillos volantes hace 35 años". Schwarz recuerda el caso del ovni estrellado en Puebla (México, 1977), que vivió de cerca y del que luego se supo, por las evidencias halladas, que se trataba de un satélite Kosmos 929. Pero basta omitir ese último dato para tener un relato de interés: "Eluden todo lo que sea verdad en aras de la mentira emocionante. Más que el valor del entretenimiento, se busca es el shock value, el sensacionalismo".

Schwarz no critica la espectacularización en sí, sino la ausencia de rigor, la incapacidad de las cadenas para ser amenas sin desinformar. El ejemplo virtuoso: Adam Savage y Jamie Hyneman, Cazadores de mitos (Mythbusters), de Discovery Channel, se las han arreglado durante diez años para ser divertidos sin faltar a la verdad. "Hacen ciencia en plan full contact" explica. Sobre esta deriva, Schwarz es pesimista, pero halla dos motivos para sonreír: el fracaso del parque temático suizo "del estafador Erich von Daniken (uno de los más exitosos proselitistas de los antiguos astronautas) y "que National Geographic vaya a actualizar la mítica serie Cosmos de Carl Sagan", con el creador de Padre de familia, Seth McFarlane, en la producción, y el astrofísico Neil deGrasse Tyson como presentador.

"Debemos adaptarnos para ofrecer a los espectadores el contenido que más se acerca a sus expectativas e intereses", explican desde Canal de Historia, insistiendo en que, al lado de marcianos y profetas, emiten documentales de gran rigor, producen series de prestigio -Vikingos, La Biblia...-, y tienen pactos con la Unesco de protección de patrimonio. Y son indiscutibles líderes de audiencia entre los canales del género. Y ese es un argumento de peso.

El inglés distingue entre la voz history (historia) y la voz story (relato). Por estos pagos hay menos remilgos, y a lo que no es historia se le llama cuento. Sea para contarlo o para echarle mucho.


Fuente: La Vanguardia (26/8/2013)


0 comentarios:

Publicar un comentario