Todo Alzedo en formato digital

Gracias a un convenio con investigadores de Chile, la Biblioteca Nacional del Perú cuenta ya con el archivo completo digitalizado de las partituras de José Bernardo Alzedo, considerado el mejor compositor latinoamericano del siglo XIX. El siguiente paso será la difusión de su obra en ambos países.

Por José Vadillo Vila

Hay síntomas y coincidencias que forman el corpus de la historia. Durante la misa y tedeum de las Fiestas Patrias del año pasado, el Coro Nacional cantó en la Catedral de Lima una obra breve de José Bernardo Alzedo. También en ese 2012, en la catedral de Santiago de Chile se ofreció un concierto con piezas del compositor limeño.

“Fuimos coincidiendo con investigadores chilenos en la recuperación, en la investigación”, cuenta el maestro Armando Sánchez Málaga, uno de los artífices, desde hace muchos años, para que el legado del músico no se pierda en las sorderas del olvido.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Recuperación

Conocedor de su preocupación e investigaciones, en 2012 el Ministerio de Cultura lo llamó para iniciar el proyecto de recuperación del patrimonio musical total de Alzedo (partituras, libros y composiciones), que se guardaba tanto en el Perú como en Chile, y atesorarlo en los archivos de la Biblioteca Nacional del Perú (BNP).

Sánchez Málaga ya tenía contacto con los musicólogos e historiadores chilenos Víctor Rondón, de la Universidad de Chile, y José Manuel Izquierdo, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, quienes desde 2007 investigaban sobre la figura del músico peruano, vital par ambos pueblos.

Cuenta el Ministerio de Cultura que el año pasado el doctor Rondón llegó a Lima para evaluar y comparar los materiales conservados en la BNP con aquellos que Izquierdo y él habían obtenido en la catedral de Santiago de Chile y otros centros religiosos chilenos, como el Seminario Pontificio Mayor de Los Santos Ángeles Custodios y la Biblioteca Patrimonial del Convento de la Recoleta Dominica.

Por último, el viernes 26 de julio, en la BNP de San Borja se realizó el intercambio de las copias de las partituras digitalizadas de toda la obra de José Bernardo Alzedo Retuerto, tanto las recopiladas en Chile como las que están depositadas en nuestra biblioteca.

Mulato de dos mundos

“Estamos descubriendo a uno de nuestros grandes valores, además de Padre de la Patria, pero prácticamente un desconocido, con una obra casi inédita. Alzedo fue un músico mulato peruano del siglo XIX muy importante también en Chile”, recuerda el director de la BNP, Ramón Mujica Pinilla.

“Alzedo, al igual que el pintor José Gil de Castro, otro mulato importante para esa época del país, tiene un pie en el Virreinato y otro en la República. Son personas que durante sus vidas pasan por la transición entre dos períodos fundamentales para nuestra historia: de uno de los reinos de España a una república secular independiente”, dice Mujica.

La bóveda BNP ha digitalizado más de 4,311 imágenes sobre la obra de José Bernardo Alzedo, a las que se sumará lo aportado por los estudiosos del país sureño.

El proyecto de revalorización de Alzedo incluye la realización de grandes conciertos en Santiago y Lima para promover la vasta obra musical inédita del músico limeño, considerado por los musicólogos como el mejor compositor de Latinoamérica del siglo XIX. Y la edición progresiva de discos y partituras para darlo a conocer.

“El Perú ha gozado de ese privilegio: ha tenido a los compositores más importantes del siglo XVIII (el compositor huachano José de Oregón y Aparicio) y XIX (Alzedo) del continente, reconocidos por los musicólogos no solo peruanos sino chilenos o norteamericanos, como Robert Stevenson, entre muchos otros”, dice Sánchez Málaga. Precisamente Stevenson ha dicho que el Perú “puede ufanarse de que su himno nacional fue escrito por un natural del país”, a diferencia de EE.UU., Argentina, Chile, México, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Colombia.

Para Mujica, empezamos a hablar de Alzedo en “un momento clave tanto para el Perú como para Chile”, cuando se necesita “utilizar nuestros puntos en común para fortalecer las relaciones entre dos repúblicas hermanas. Y no hay nada como la música”.

Otros legados

Armando Sánchez Málaga cuenta que el proyecto de Alzedo es “un primer paso”. También con los investigadores chilenos se ha lanzado a la recuperación de las partituras del compositor arequipeño Pedro Jiménez Abril (1780-1856). Gran parte de su legado –sinfonías, conciertos, cuartetos, quintetos– se encuentra en Sucre, Bolivia, a donde Tirado llegó junto con el general Santa Cruz para ser el maestro de capilla de la Catedral de Sucre. Un músico muy importante al que el propio Alzedo definía como “estupendo compositor”.

“Aparentemente se pensaba que teníamos un vacío musical entre la época clásica y la romántica, pero está el legado de Pedro Abril Tirado. Estamos investigando porque también queremos hacer lo mismo que con Alzedo: tener toda su obra y difundirla”, agrega Sánchez Málaga.

Biografía resumida

Nació en Lima el 20 de agosto de 1780. Desde niño fue formado por el musicólogo agustiniano fray Cipriano Aguilar y el dominico Pascual Nieves. A los 18 años compuso su ‘Misa en Re Mayor.’ Luego creó obras religiosas, piezas populares y otras de carácter patrio. En 1821 musicalizó la Canción Nacional del Perú, al año siguiente dejó su puesto como maestro de convento y se enroló en la campaña del Ejército Libertador. Viajó a Santiago de Chile, donde fue nombrado músico mayor del Ejército, cargo en el que estuvo 5 años, enseñó en centros educativos, fue maestro en conventos y bandas militares; volvió a Lima por un breve período y regresó a Santiago por otros 12 años.

Tras una segunda temporada en Lima, recibió el cargo de maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Chile. Por último, en 1864 fue nombrado director general de las bandas del Ejército del Perú y director del Conservatorio de Música. Falleció en 1878.

Desde el 28 de julio de 1929 sus restos reposan en el Panteón de los Próceres al lado de don José de la Torre Ugarte.

Datos

- Alzedo escribió misas, motetes, piezas litúrgicas y canciones populares.
- Entre sus piezas patrióticas destacan la canzoneta ‘La chicha’, en honor a la llegada del general José de San Martín a Lima; ‘La despedida de las chilenas al Ejército Libertador del Perú’, ‘El Dos de Mayo’, ‘Canción a la Batalla de Ayacucho’ ‘Himno inaugural al general San Román’.
- En Chile compuso obras religiosas como ‘La pasión según San Mateo’, ‘La pasión según San Juan’, ‘Benedictus et Venerabilis’, ‘Christus Factus Est’ y ‘Gloria Laus’.
- Su libro Filosofía elemental de la música (1869) es considerado un ejemplo de erudición y pedagogía musical.
- 1821 es el año en que su composición ganó como la música de nuestro Himno Nacional, con letra de José de la Torre Ugarte. El jurado estuvo presidido por José de San Martín.
- 40 años vivió Alzedo en Chile.
- 2 versiones corales oficiales y una versión orquestal de 1936 tiene el himno nacional.


Fuente: Diario El Peruano (14/8/2013)


1 comentario:

  1. La tarea de recuperación de el patrimonio musical es realmente digna de resaltar, el maestro Armando Sánchez Málaga viene realizando una gran tarea, llenando el vacío en la historia musical de nuestro país. Su libro "Nuestros otros ritmos y sonidos: la música clásica en el Perú", ya es de obligada consulta para la comprensión de la música en el Perú desde mediados del XIX.

    ResponderEliminar