Cecilia Méndez: "La imagen del Bicentenario es limeñocéntrica y conservadora"

Que se convoque a un concurso de historia en nuestro medio ya de por sí es bastante novedoso (además de meritorio), más aún si este es convocado a nivel nacional. Pero que el concurso esté dirigido al público en general y no solo al académico sin bajar las exigencias que todo concurso de este tipo exige, resulta todavía más original. Y si a eso le sumamos que los organizadores animan a los participantes, por primera vez en la historia de este país, a escribir en sus lenguas maternas, pues el certamen promete mucho. ¿Qué anima a tres destacados y reconocidos historiadores a convocar a un certamen de esta naturaleza? ¿Por qué la convocatoria y las bases también han sido difundidas en quechua? ¿Qué es lo que se espera que este concurso contribuya a conocer respecto al Bicentenario que todavía no conocemos? Para responder a estas preguntas y conocer más sobre "Narra la independencia desde tu pueblo, tu distrito o tu ciudad" conversamos con Cecilia Méndez, la historiadora peruana que más y mejor está contribuyendo a conocer nuestra historia desde perspectivas que no hace concesiones al poder de turno, al discurso oficial y mucho menos al orden natural de las cosas (que de natural no tiene nada).



1 comentario:

  1. Buena iniciativa, pero debe superar dos problemas: 1) Las regiones donde se desarrollaron procesos más importantes o decisivos tienen ventaja sobre las demás; 2) Si se publican solamente los ganadores nacionales sólo se supera muy parcialmente el monopolio de la versión limeña. Para evitar esto, debe hacerse el concurso escalonado: En un primer momento, seleccionar y premiar a los mejores trabajos de cada región. Luego, entre esos ganadores regionales, seleccionar a los ganadores nacionales. La edición de los 3 ganadores nacionales más uno por cada región, en el mayor de los casos no pasaría de las mil páginas a doble espacio, es decir 500 o menos a espacio simple. Esto no supera los dos volúmenes, que valdría la pena financiar para superar mejor el citado limeñocentrismo.

    ResponderEliminar