Podcast: "La historia es nuestra y la hacen los pueblos"

Hoy se cumplen 40 años del cobarde golpe de estado que encabezó el general Augusto Pinochet contra el presidente de Chile legítimamente elegido Salvador Allende, un recuerdo del que tengo vagas imágenes en mi memoria, pero que aprendí a conocer en todos sus detalles a lo largo de los años: cerca de tres mil desaparecidos, más de treinta mil personas encarceladas por sus ideas políticas, cientos de ellas torturadas en nombre de la patria y la seguridad nacional, muchas más asesinadas a mansalva, medio millón de exiliados, 17 años de una de las dictaduras más brutales de la historia latinoamericana. Hoy, cuarenta años después, el recuerdo del golpe y de sus víctimas sigue dividiendo a la sociedad chilena. Todavía hay quienes justifican semejante acto de barbarie y la muerte de miles de sus compatriotas. Pero el legado de Allende, el recuerdo de su homérica resistencia en La Moneda mientras era bombardeada por la fuerza aérea chilena y cercada por cientos de soldados, seguirá alimentando el sueño de los miles de personas que todavía creen en una vía pacífica a hacia una sociedad más justa e igualitaria como la que se truncó el 11 de setiembre de 1973 y que hoy el mundo entero recuerda sin excepción.



0 comentarios:

Publicar un comentario