Poder Judicial sentencia a implicados en atentado contra muro inca en Cusco

Cusco, set. 04 (ANDINA). A cuatro años de pena privativa de la libertad suspendida fue condenado el exdirector del Instituto Nacional de Cultura de Cusco, Jorge Zegarra Balcázar, y tres ciudadanos por daños que sufrió el muro inca ubicado en la calle Loreto en el 2011, se informó hoy.

La sentencia fue dictada por la jueza María Inés Supanta del cuarto juzgado unipersonal de la Corte Superior de Cusco. El muro inca dañado se ubica en la calle Loreto en el Centro Histórico y el atentado se produjo durante la construcción de un centro comercial.

La lectura que se prolongó por más de tres horas fue entre la noche de ayer y esta madrugada, la magistrada conforme a las numerosas diligencias que se realizaron concluyó que sí hubo daños al legado de la ciudad del Cusco y responsabilidades en la autoridad del ex INC y los empresarios que la ejecutaron.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Zegarra Balcázar, que fue condenado a prisión suspendida, también deberá hacer un pago de reparación ascendente a los 1,700 nuevos soles y está inhabilitado para ejercer cargo público por tres años, el delito que se le halló fue contra el patrimonio en su modo omisión de funciones.

Mientras que los ciudadanos Modesto Baca Aranzabal, Ramiro Miñano Gamboa y Jorge Chacman Maquegua, fueron sentenciados en la misma cantidad de años por ser coautores del delito contra el patrimonio cultural en su modo atentado contra los monumentos culturales.

La reparación civil en favor del estado es de 1,250 nuevos soles que deberán abonar solidariamente los condenados. Además, los empresarios Modesto Baca y Ramiro Minaño deberán hacer un pago de 500,000 nuevos soles como indemnización.

Tras la lectura de la sentencia, el exdirector del INC, Jorge Balcázar, y sus asesores anunciaron que apelarán la orden de la jueza. En declaraciones a la prensa sostuvo que no está de acuerdo y que espera que haya una revisión del expediente e intentará explicar de mejor manera sus argumentos.

Por su parte, el fiscal de la segunda fiscalía provincial penal corporativa de Cusco, Edilberto Molina Escobedo, también confirmó que apelará ya que no está conforme con la disposición.

Como se recuerda, el atentado al patrimonio cultural se evidenció en pleno mes jubilar, junio del 2011, las piedras aparentemente no fueron montadas tal como estaban antes (tras un desmonte) y se evidenciaron restos extraños para ser acomodados.


0 comentarios:

Publicar un comentario