Un día como hoy, hace trece años, el fujimismo mostró su verdadera entraña

Hoy, 14 de setiembre, hace 13 años se dio a conocer el primero de los 'vladivideos' que acabó, a la larga, con la dictadura de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos, esa misma que hoy muchos defienden contra todo argumento y razón y a la que, curiosamente, le adjudican el inicio de una nueva etapa de nuestra historia que terminó siendo la más vergonzosa de ella. Desde la propalación del vídeo, en el que se ve al congresista Alberto Kouri recibir 15 mil dólares de Vladimiro Montesinos para pasarse a las filas de Perú 2000 (al que luego Kouri, en sus memorias, definiría como un 'error'), se sucedieron una larga lista de eventos y sucesos (en el que el más lamentable y vergonzoso fue la renuncia por fax desde Japón del prófugo Fujimori), que terminaron por revelar la auténtica entraña mafiosa del fujimorato. Desde entonces, la 'promesa' de una democracia que rescatamos todos se ha esfumado o, en el mejor de los casos, desvirtuado por culpa de una clase política que no ha sabido estar a la altura de las circunstancias y de la historia. Hoy conviene recordar las imágenes de una época que, de un modo u otro, pueden volver a ser otra vez una realidad cotidiana si dejamos que políticos corruptos, sean estos mudos o panzones, se salgan con la suya y nos impongan la política de la impunidad y la 'cosa juzgada'. Porque los individuos que aparecen en estas imágenes en nada se diferencian de los que ocupan los altos cargos y que se valen de los mismos y los mecanismos del poder para dar vuelta a la página a los más condenables casos de corrupción, repartija del poder y abuso de la autoridad. De nosotros depende que la historia no se repita.



0 comentarios:

Publicar un comentario