Base de Datos de Pueblos Indígenas es referencial y abierta

Lima, oct. 27 (ANDINA). La Base de Datos de Pueblos Indígenas, cuya publicación empezó el viernes último, es referencial para los procesos de consulta previa y abierto a modificaciones, señaló hoy la viceministra de Interculturalidad, Patricia Balbuena, tras precisar que el listado oficial reconoce a 48 pueblos amazónicos y cuatro andinos.

Dijo que la decisión de publicarlo, obedece al objetivo de fortalecer la confianza en el rol que deben desempeñar el Viceministerio de Interculturalidad, y se hace con la salvedad de que esta pendiente una decisión judicial al respecto.

“La publicación de los 52 pueblos será progresiva, en función de las familias lingüísticas, eso nos permitirá su difusión y ampliar la base de datos con el mapa lingüístico del Ministerio de Educación y la información de Censo Nacional Agropecuario”, declaró a la Agencia Andina.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La Base de Datos de Pueblos Indígenas contiene la autodeterminación de cada pueblo, información cultural y étnica relevante, referencias geográficas e instituciones u organizaciones representativas de nivel comunal.

Respecto a la relación de la base de datos y la consulta previa, Balbuena aclaró que los pueblos reconocidos en este listado oficial, no son los únicos con derecho a ser consultados.

“La base de datos es referencial, la consulta previa debe hacerse caso por caso, con un trabajo de campo previo de la entidad solicitante y, además, cada pueblo puede hacer uso de su derecho a petición cuando considere que debe ser consultado y no ha sido tomado en cuenta”, aseguró.

En el caso de la pueblos del ande, zona donde se ubican una cantidad importante de proyectos de inversión, Balbuena explicó que para una consulta previa deben identificarse primero a los pueblos indígenas, porque no todas las comunidades campesinas lo son.

“Una forma de organización de los pueblos indígenas es la comunidad, pero no todas las comunidades son pueblos indígenas. Ser pueblo implica la ancestralidad, mantener su identidad a pesar de su integración con la sociedad mayor, por eso la consulta previa se hace caso por caso”.

Comentó que la no publicación de la base de datos tampoco impedía el inicio de los procesos de consulta previa.

“La base de datos, además de ser una herramienta referencial para la consulta previa, permitirá cambiar de paradigma en la medida que comenzaremos a hablar ya no de comunidades campesinas y nativas, sino de sujetos de derecho como colectivo”, destacó.


0 comentarios:

Publicar un comentario