San Marcos exonerará del pago a 1.000 postulantes

Estudiantes de bajos recursos económicos que hayan tenido como promedio 15 en sus notas serán los beneficiados.

Piden presupuesto para continuar investigaciones

Walter Alva recordó que en el 2016 no se ejecutaron trabajos de investigación arqueológica en Lambayeque.

Se realizarán tours nocturnos en Chavín de Huántar

Ministerio de Cultura autorizó visitas para promover importante monumento arqueológico.

Polémica de los Pitufos comunistas ya es mundial

La prestigiosa BBC hace eco de la polémica desatada en Uruguay por comparar a los Pitufos con una sociedad comunista.

¿Se hará realidad la ficción cinemtográfica

Según la agencia, roca espacial circuló demasiado cerca de nuestro planeta.

José Luis Corral: "Se trata de acabar con el pensamiento histórico. Sin crítica es más fácil alienar a la gente"

En el siguiente podcast del programa "Territorio extraño" de la cadena SER de España, el filósofo José Luis Pardo y el medievalista José Luis Corral discuten por qué las carreras de humanidades son cada vez menos atrayentes para los jóvenes. Una situación que no no es del todo extraña para nosotros (las largas pausas comerciales son verdaderamente molestas, pero vale la pena la espera.



Con clave de misterio

En los primeros años del cristianismo, los jefes de la Iglesia Católica eran elegidos por aclamación y unanimidad. Con el transcurrir de los siglos, el sistema fue variando para adecuarlo a los nuevos tiempos. Los cardenales ahora están prohibidos de llevar al cónclave aparatos tecnológicos.

Por Jorge Moreno Matos

La elección del jefe del Estado más diminuto de la tierra –El Vaticano– es, probablemente, la que mayor atención concita de todas las que se realizan en el mundo contemporáneo. Más aun, es el centro del interés de personas –no solo católicas sino también de otras confesiones–y de gobiernos de todos los países. De tal modo que cada cónclave, cada elección de un nuevo Papa, propicia también un recordatorio de las contradicciones, cismas, guerras, desacuerdos y sorpresas suscitadas en la historia del papado a lo largo de casi dos siglos.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La decisión de renunciar de Benedicto XVI, anunciada el pasado 11 de febrero, abre otro capítulo de esa historia, uno completamente inédito para todos los que, creyentes o no, estaremos pendientes de la próxima ‘fumata’ blanca: la que anuncia a un Papa que ejercerá el cargo con su inmediato antecesor aún vivo, algo inusual en la larga lista de ocupantes del trono de San Pedro. ¿Fueron siempre los cardenales los que elegían al nuevo Papa? ¿Cuál ha sido la historia de los cónclaves?

Proclamación por aclamación

En los primeros años del cristianismo, la elección de un Papa (o la del obispo de Roma) era mucho más sencilla: al igual que ocurría con el resto de obispos o cabezas de las demás sedes cristianas, el de Roma era elegido por aclamación de la asamblea de los fieles.

Aunque el sistema era bastante expeditivo y en apariencia democrático, pronto empezó a resultar insuficiente cuando las comunidades cristianas empezaron a crecer y los intereses particulares a abrirse paso. Algunos historiadores de la Iglesia señalan que, durante la época de las catacumbas y hasta poco antes de la oficialización del cristianismo por el emperador Constantino en el año 312, la falta de reglas claras y precisas hizo que la elección de los primeros Papas en asambleas derivara en protestas y divisiones al interior de la Iglesia. Es el caso de lo ocurrido en el año 251, tras la elección de Cornelio. El perdedor, Novaciano, lo tomó muy mal y se separó de Roma para fundar una nueva iglesia, que ha llegado hasta nosotros con el nombre de ‘cátaros’ (los puros).

Durante este primer milenio, al menos treinta ‘antipapas’ fueron proclamados y reconocidos por facciones rivales del Papa elegido y proclamado en Roma. Más aun, en la última centuria del año mil, 12 papas fueron expulsados del cargo, cinco tuvieron que partir al exilio e igual número fueron asesinados. Hasta que la Iglesia entendió que había llegado la hora de tomar las riendas de su destino.

Se inician los cónclaves

En el año 1059 Nicolás II decretó que fuera el Sacro Colegio Cardenalicio el encargado de elegir al pontífice, con cargo a ser reconocido por el clero y el pueblo antes de ser coronado. Esta costumbre duraría muy poco.

En 1139 Inocencio II eliminó esa aprobación como requisito para asumir la cátedra de Pedro. Así, la elección del Papa pasó de la asamblea de fieles y el bajo clero exclusivamente a manos de los cardenales. Posteriormente, en 1179, el papa Alejandro III impondría la regla de la elección pontificia por una mayoría calificada de dos tercios, una regla que permanece hasta nuestros días.

Este último dato no es nimio. Hasta entonces, la elección del Papa había sido por unanimidad, que era la forma de afirmar que había sido por inspiración divina. De este modo, la adopción por parte de la Iglesia de la mayoría calificada ponía de manifiesto su deseo y necesidad de acomodarse a los tiempos que venían.

Ya para el año 1271 se expedirían las primeras reglas que normarán los cónclaves en adelante: se realizarán a puerta cerrada, se limitaban los privilegios de los cardenales hasta que eligieran al nuevo Papa y se prohibían los pactos explícitos, el soborno o la coerción entre los cardenales, quienes serían excomulgados de incurrir en estas faltas, además de anular la elección. Es también la primera vez que se establece que el anuncio de un nuevo pontífice se hará a través de una ‘fumata’ de humo blanco.

Era el final de una secular lucha entre el poder político –de reyes, nobles y emperadores–y la Iglesia, pues los primeros siempre habían impuesto (desde Constantino) la elección del Papa. Una lucha que se manifestó también en la Guerra de las Investiduras en el siglo XI por la autoridad en los nombramientos de la Iglesia por el poder eclesiástico o civil; en el juego de intereses en pugna que produjo el Gran Cisma de Occidente del siglo XIV; el movimiento reformista y la respuesta del papado al mismo en el Concilio de Trento en el siglo XVI; o la relación de la Iglesia con los estados liberales del siglo XIX.

Todos ellos problemas políticos antes que religiosos. Problemas decisivos en la elección de cada nuevo Papa. Y que marcaron el pontificado de los elegidos.



Las nuevas normas de Juan Pablo II

La promulgación en 1996 de la constitución “Universi Dominici Gregis” por Juan Pablo II estipuló la última de las reformas que el sistema de elección del Papa, el cónclave, sufría desde 1975. Desde su implantación en 1059 para elegir al Vicario de Cristo, esta institución vaticana ha sufrido una serie de modificaciones que han pretendido tanto mejorar como facilitar la elección de cada nuevo pontífice.

A la muerte de Clemente IV en 1268, los cardenales tardaron tres años en nombrar a su sucesor. Aleccionado por la experiencia, Gregorio X estableció en 1271 nuevas y estrictas reglas para los cónclaves. La más explícita era que los cardenales dejaban de percibir sus rentas eclesiásticas mientras duraba la elección.

La norma estuvo vigente apenas cinco años, pero fue revalidada en 1294 luego de que, otra vez, la sede vacante se extendiera por dos años. Tanto Gregorio XV como Pío X, Pío XII, Juan XXIII y Pablo VI introdujeron modificaciones.

Las modificaciones que introdujo Juan Pablo II tienen que ver más con los tiempos en que nos ha tocado vivir. Así, los cardenales electores están prohibidos de ingresar al cónclave con teléfonos celulares, radios o computadoras portátiles que permitan una comunicación con el exterior.

De igual modo, estipula dos sedes para su realización: además de la tradicional Capilla Sixtina, está la casa de Santa Marta, que servirá de alojamiento para los cardenales.



LA CIFRA
110 cónclaves
Se han realizado desde la adopción, en 1059, de la elección del pontífice a través del Colegio Cardenalicio.

116 cardenales
Se reunirán en marzo en el Vaticano para elegir al sucesor de Benedicto XVI.



El papa Nicolás II inició los cónclaves en 1059

Nicolás II inició la tradición de los cónclaves en 1059 con la promulgación del decreto “In Nomine Domini”, que delega la elección de los Papas a los cardenales. Pero en sentido estricto, el primer cónclave de la historia fue el de 1216, que eligió a Honorio III. Durante este cónclave (‘cum clave’, con llave), los habitantes de Perugia, donde se realizó, mantuvieron a los cardenales en verdadero aislamiento y bajo condiciones draconianas: a partir del noveno día, su alimento se limitaba a pan, agua y vino.


¡Adiós Lucho!

Sufro de insomnio crónico. Un maldito insomnio que solo me produce dolores de cabeza y una irritabilidad que aflora hasta por el zumbido de una mosca. Hoy en la tarde dormí unas pocas horas, lo cual es siempre un regalo divino; pero estoy casi seguro que ahora el maldito me produce unas terribles alucinaciones, unas pesadillas de espanto. Peor aún, me despierto en medio de ellas. Acabo de hacerlo y lo primero que leo es que han matado a Luis Choy, fotógrafo en el diario donde trabajo y a quien veía casi todos los días. Le han descerrajado tres tiros en la puerta de su casa. Leo la noticia una y otra vez y lo único que puedo pensar es en Catalina, su hijita de diez años, para quien Lucho lo era todo en este mundo. Ahora ella será la de las pesadillas. La que despierte en medio de la noche o de la nada preguntando por su padre, asesinado por una delincuencia imparable que solo nos subleva cuando nos toca de cerca. Pero Lucho era tan buen padre, el más dedicado de los que he conocido, que estoy seguro irá a habitar en los sueños de su pequeña para evitar que nada ni nadie la hiera. Solo su absurda muerte será el único dolor que no podrá evitarle a Catalina. Como tampoco podrá evitar que todos los que lo conocimos nos sintamos arrastrados por una ola de coraje y frustración por su prematura partida. Adiós, Lucho. Sé que no voy a despertar de esta pesadilla nunca porque es real, dolorosamente cierta. Por eso te escribo estas líneas, para despedirme de ti ahora y no seguir soñando tu muerte cada vez que ingrese al diario, cuyas páginas han quedado huérfanas de ti para siempre.


En abril reiniciarán excavaciones en complejo arqueológico Chotuna-Chornancap

Chiclayo, feb. 22 (ANDINA). En abril próximo se reiniciarán las excavaciones en el complejo arqueológico Chotuna-Chornancap, en busca de mujeres de la nobleza que gobernaron durante la cultura Lambayeque, adelantó hoy Carlos Wester La Torre, director del museo Bruning.

Precisó a la Agencia Andina que durante la temporada 2013 los trabajos se desarrollarán en los sectores Huaca de Los Frisos y Huaca Chornancap.

“En este último se maneja la hipótesis de que si se halló el personaje de la sacerdotisa de Chornancap es muy probable que hayan otras con la misma condición o de menor jerarquía que haga repensar el tema del género en la cultura Lambayeque”, indicó.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Dijo, además, que la intervención en Huaca de Los Frisos servirá para descartar la posible presencia de materiales de la cultura inca. “Tenemos algunos indicios del imperio inca en la zona y queremos definir si estos son temporales o más permanentes”, señaló.

Sostuvo que los trabajos arqueológicos implicarán un desembolso de 850,000 nuevos soles provenientes de la Unidad Ejecutora N°005 Naylamp-Lambayeque.

“El Estado ha invertido más de cinco millones de soles en este proyecto arqueológico que está en su cuarto año de ejecución, pero lo importante es el resultado logrado, que cubre largamente la inversión con el descubrimiento de la sacerdotisa de Chornancap”, enfatizó.

“Hoy tenemos un gran tesoro funerario que genera identidad, va a generar desarrollo local y mejor calidad de vida a la gente del entorno a este monumento arqueológico”, añadió Wester.

Recordó que en mayo el museo Bruning exhibirá la colección completa del ajuar funerario de la sacerdotisa de Chornancap, con más de 200 objetos y piezas de incalculable valor histórico que fueron restauradas.

“Exhibiremos el esplendor de un personaje femenino desconocido en la historia, se explicará la presencia de la mujer como protagonista del poder religioso y político en la historia, situación que siempre ha sido mirado del lado masculino”, refirió.

El experto insistió en que la tumba ayuda a entender que las mujeres no solo fueron proveedoras de alimentos, o dedicadas al tejido o al campo, sino que tuvieron un papel protagónico y de liderazgo en su época.

Estas mujeres supieron intercambiar relaciones con grandes sociedades en su tiempo, que las llevó incluso a tener contactos en Ecuador, mencionó.

Wester comentó que escribe un libro que será publicado a fin de año en español e inglés con información pormenorizada sobre el descubrimiento de la tumba de la sacerdotisa y una interpretación de los objetos y el contexto funerario.

La tumba fue hallada en octubre de 2011 y se trataría de una soberana o reina que grafica el poder femenino en la cultura Lambayeque. Fue descubierta con un fastuoso ajuar entre orejeras, conchas spondylus y joyas. A fines de 2012 se presentó la reconstrucción de su rostro a la comunidad nacional e internacional.


Augusto B. Leguía (1863-1932)

Un día como hoy, hace 150 años, nació Augusto B. Leguía, presidente del Perú en dos ocasiones (1908-1912 y 1919-1930) y, en la actualidad, el centro de una polémica que investigadores, historiadores, políticos y periodistas parecen nunca llegarán a agotar. La segunda de sus presidencias, conocida como el Oncenio, fue una época de profundos cambios y transformaciones que terminaron por definirla a ella en sí misma y al nuevo Perú que emergía. Así, a siglo y medio de su nacimiento, de Leguía y el Oncenio lo único que se puede afirmar con certeza es que seguirán dando quebraderos de cabeza a los historiadores por un largo tiempo.

O tal vez no, habida cuenta de esa corriente de pensamiento (‘renovadora’ para unos, ‘revisionista’ para otros) que en nuestros días pretende negarle el carácter dictatorial al Oncenio (autoritario sí, dictadura no, parece ser la nueva consigna de una nueva casta de políticos e historiadores); o, lo que es peor aún, una corriente de interpretación que termina siendo demasiado complaciente con ambos en el entendido de que, pese a su carácter autoritario, logró resolver los problemas acuciantes que se le plantearon y que permitieron que el Perú diera, desde la Guerra del Pacífico, un paso hacia adelante (la ‘modernización’ del país de la que hablan sus hagiógrafos y que el propio régimen definió como la ‘Patria Nueva’). Una interpretación, sociológica, histórica o política, que, como bien se puede colegir, tiene sus implicancias y consecuencias en el presente. Así, hoy, en el sesquicentenario de su nacimiento, la biografía de Leguía (tanto para sus defensores como para sus detractores) es en realidad la biografía, la historia del Oncenio.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Augusto Bernardino Leguía y Salcedo nació el 19 de febrero de 1863 en Lambayeque, en el seno de la elite terrateniente norteña. Y como miembro de ésta gozó de los beneficios y prerrogativas de una buena educación y una formación dirigida a ocupar su lugar, a su debido momento, dentro de la clase política y financiera que dirigía el país en el partido que la monopolizaba: el Partido Civil, enfrentado al Partido Demócrata. Pero antes de todo esto, se desempeñó exitosamente en el negocio azucarero y el de seguros que le granjearon una respetable fortuna. Cuando en 1919 las elecciones mostraron una vez la serie de irregularidades y fraudes dispersos que las caracterizaban, y un organismo electoral incapaz de conjurarlos, un pronunciamiento militar depuso a José Pardo y nombró a Leguía presidente para evitar que su triunfo fuera desconocido arguyeron (en su biografía de Leguía, René Hooper López hace un pormenorizado relato del juego de alianzas que tejió Leguía y cómo éste fraguó el ‘proceso revolucionario’ que lo llevó al poder). Era el inicio del Oncenio y de la degradación de la política a niveles y formas desconocidas hasta entonces.

De Leguía se ha dicho que “abrió el camino a nuevas clases medias, hasta entonces excluidas del circuito político”. El viejo Caylyle suscribiría, entusiasmadísimo, una afirmación como ésta. El crecimiento urbano, la emergencia de la clase media, la expansión ideológica son, en definitiva, moco de pavo y no la manifestación de las contradicciones de una sociedad que estaba emergiendo. Este mismo autor manifiesta que Leguía fue “un presidente ‘constructor’. Si uno revisa el siglo XX, hay tres presidentes que ‘construyeron’ el Perú: Leguía, Odría y Belaunde”. Debo creer que, al igual que el universo, estas obras o la odiosa ley de conscripción vial que las hizo posibles surgieron por generación espontánea y no porque respondieran a un esquema de modernización desde arriba donde los indios solo son útiles para el Estado (entiéndase, la Nación) si trabajan sin salario alguno (Mario Meza es quién mejor se ha ocupado de este tema, que al parecer desconoce el ilustre colega). Huelga decir, también, que esta ‘obra constructiva’ se basó en una serie de empréstitos que hipotecaron al país al capital norteamericano durante las décadas siguientes. Así, cualquiera.

Se ha mencionado también como ejemplo de su ‘sensibilidad social’ la legislación en ese sentido que dictó su gobierno. Hay quien incluso señala la Constitución de 1920 como ejemplo de ello, sin reparar, primero que ésta se promulga al inicio y no durante o al final del Oncenio y que el propio Leguía era poco afecta a ella por las limitaciones que le imponía a su proyecto personalista, y que a la larga terminó siendo letra muerta. Tanto así que no tuvo ningún reparó en reformarla hasta en dos ocasiones para reelegirse en 1924 y re-reelegirse en 1929. Además, la creciente urbanización propició la emergencia de un proletariado que difícilmente hubiera podido pasar desapercibido y mucho menos mantenerse dócil e impasible en el cambiante escenario político como efectivamente ocurrió. Así, el llamado ‘constitucionalismo social’ de Leguía no es tal: fue la forma que encontró para acabar con su antiguo enemigo político, la oligarquía civilista.

Pero donde mejor se aprecia este nuevo afán de ‘renovar’ la imagen de Leguía es en la solución de los conflictos fronterizos que emprendió el Oncenio y que es el caballito de batalla por excelencia de sus defensores como el acuerdo con el Ecuador lo es ahora para los fujimoristas. El arreglo fronterizo logrado con Colombia (el Tratado Salomón-Lozano) significó la pérdida del trapecio amazónico, del mismo como el Tratado de 1929 con Chile significó el de Arica. Es decir, la cesión territorial como fórmula del éxito. ¿Dónde he leído eso antes?

Herido de muerte por la crisis económica mundial que estalló en 1929, el final de Leguía y el Oncenio llegó en 1930 de la misma manera cómo había empezado: con un golpe de estado. Inhumana e innecesariamente maltratado al final de sus días, la crueldad con que Leguía pasó sus últimas horas en prisión ha hecho que sus herederos intelectuales exijan el olvido de sus tropelías como una forma del trato más humano que en su agonía no recibió y que su imagen histórica puede y debe recibir. Al diablo el clientelaje y la corrupción que caracterizaron sus decisiones de Estado, el nepotismo tan vergonzoso como flagrante, las persecuciones de sus enemigos políticos, la compra en contante y sonante de sus adversarios, el amedrentamiento de la prensa (a punta de balazos si era necesario), la genuflexión bien remunerada e ignominiosa del Congreso, el endeudamiento suicida del país, el exilio y deportación de los disidentes (como ocurrió con su propio pariente Germán Leguía y Martínez). Como dijo Haya de la Torre, Leguía fue el presidente más grande del siglo XX, un visionario de la modernidad y eso es lo único que debe importarnos a la hora de hacer el balance de su gobierno, ¿no?

Pero del mismo modo que la Historia no es un tribunal de Justicia, tampoco es un purgatorio para las ánimas políticas en pena. Mucho menos una escuela de pragmatismo.

Pensemos, por ejemplo, en el reciente triunfo electoral del presidente Rafael Correa en Ecuador, su segunda re-reelección con un abrumador 56% de los votos. No hay que estar de ningún lado de las dos orillas para percibir el carácter autoritario de un régimen que ha copado todas las instituciones del estado de manera casi omnímoda para perpetuarse en él. Como tampoco se puede negar el hecho de que lo ha hecho ‘democráticamente’ y con la anuencia y aplauso de la ciudadanía, empresariado, instituciones y una débil y fragmentada oposición política que celebran cómo el país progresa. Pero hay que convenir que se tiene que ser escaso de luces para creer que las fallas del sistema, que convierten en democrático todo atisbo de eficiencia, lavan el pecado original del autoritarismo, que seguirá siendo eso pese a sus cifras y resultados económicos.

Una situación que no nos es ajena del todo. Hace apenas unos días, durante unas conferencias sobre conservadurismo y el liberalismo en nuestra historia política, oí a un joven universitario (docente o estudiante de docencia para mayor espanto) decir sin ningún empacho que “el autoritarismo era un mal necesario”. Por supuesto, lo dice quién goza de los beneficios de la democracia liberal para pensarlo y decirlo. No están en discusión para él y muchos como él los derechos económicos y sociales de una gran parte de la población (como el de las comunidades campesinas, por ejemplo), ciudadanos de segunda o tercera categoría por oponerse al desarrollo del país. Por qué sorprendernos que ahora, desde políticos hasta historiadores, convengan en lo mismo si de lo que se trata es de ser prácticos y eficientes en política. Y la mejor manera de entronizar esta ‘practicidad de la política’ en el discurso histórico es ‘renovando la imagen distorsionada’ que la historia ha venido ofreciendo de Leguía y el Oncenio hasta ahora.

Fernando de Trazegnies, uno de los que más pregonan la revisión de la historia como una forma de pragmatismo político, escribió recientemente: "Uno de los mayores crímenes contra la historia –y, por consiguiente, contra el progreso– es falsearla por razones políticas [...] la Historia seria no toma partido respecto al pasado, no lo aplaude ni lo condena; simplemente lo coloca objetivamente dentro de su contexto”. Fernán Altuve, historiador y político, por lo menos es más claro en ese sentido: "Una aproximación simplista al régimen de Leguía lo identificaría como una mera dictadura personalista. Un análisis más atento podrá observar que detrás del gobernante del Oncenio hubo un ideario muy definido [...] que se puede resumir en su famoso lema: ‘orden y progreso’”.

Pragmáticos por encima de todo, hemos vendido nuestra primogenitura por un plato de lentejas bien sazonado y servido con autoritarismo eficiente y cumplidor. El resto, es solo palabrería barata. O como decía el viejo general: obras y no palabras.

Esa es la auténtica herencia de Leguía. O de los pragmáticos de nuestra política.


Lima sería la ciudad con orígenes más antiguos de América

Lima, feb. 18 (ANDINA). De acuerdo a los últimos estudios, sitio arqueológico de El Paraíso, ubicado en San Martín de Porres, tendría alrededor de cinco mil años de antigüedad, lo que convierte a Lima en la urbe con la ocupación permanente más longeva de América.

Lima Metropolitana tiene miles de facetas difíciles de imaginar. En un rincón de San Martín de Porres, rodeado de plantaciones y descampado, al pie de un cerro que sirve de límite con el Callao, se encuentra una de ellas: el complejo arqueológico de El Paraíso.

Un lugar que se estimaba en una antigüedad de 4 mil años pero que los últimos trabajos de excavación hacen suponer que sería de 5 mil. Un lugar detenido en el tiempo a tan solo media hora de los grandes centros comerciales del Cono Norte.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Aunque el lugar se conoce desde hace buen tiempo - en los años 60 laboró en esta zona el estudioso suizo Frederic Engel - esta semana ha vuelto a ser noticia.

Gracias a excavaciones recientes se descubrió estructuras que hace suponer que el lugar empezó a ser usado con fines urbanos desde una época anterior a la creída.

Rescate del pasado

Miguel Castillo, un arqueólogo que trabaja en el proyecto, comentó a la Agencia de Noticias Andina que al remover la basura acumulada en el ala izquierda del edificio principal, dieron con dos sorpresas.

Uno es un recinto en el que se colocaba un fogón y otro es la evidencia de dos niveles más de construcción.

Esto último es el dato que ha movido el calendario de la primera ocupación urbana del sitio apuntalando una información relevante: Lima metropolitana sería la ciudad de América cuyo origen es más antiguo y continuo.

Marco Guillén, arqueólogo que dirige los trabajos en el lugar, explicó que por lo que se ha estudiado el complejo pertenece a una sociedad unida por una sola religión, que se conoce como la tradición Mito.

Esta gira su ritual alrededor del fuego, siendo muestras de ella sitios como Caral, Kotosh o La Galgada.

Un dato a tomar en cuenta que salta a la vista y que recalcan los especialistas a cargo de la excavación es lo estratégico del emplazamiento.

A corta distancia está el valle del Chillón, mientras que, cruzando la leve pendiente del cerro, el mar aparece a un paso. Según recordaron los arqueólogos, la pendiente que mira hacia el Pacífico tenía humedales hasta hace pocos años.


En memoria de Francisco Stastny (1933-2013)

Como en esas películas o documentales que repasan la vida o trayectoria de un personaje en fogonazos, en una rauda sucesión de imágenes aparentemente caótica, de ese mismo modo se me viene hoy a la memoria el recuerdo de Francisco Stastny, el profesor e historiador del arte de San Marcos fallecido en Lima el pasado 10 de febrero.

Lo conocí cuando trabajaba en el área de archivo y catalogación del Museo de Arte de Lima, aunque más apropiado sería decir que conocí su trabajo y la exhaustividad con que realizaba éste a través de los informes que, sobre el valor o la autenticidad de algunas piezas de la colección del mismo, escribió con la prolijidad de un detective y la erudición de un humanista renacentista. Aprendí más sobre historia del arte (y me aficioné a ella) leyendo estos informes que en las innumerables obras que estaban a mi disposición en la biblioteca del museo. En especial recuerdo uno, en el que, con la sagacidad y astucia de un Sherlock Holmes del Arte, reconstruía la factura de un cuadro de la Escuela Cusqueña (sobre la que existían ciertas dudas) detalle por detalle hasta llegar a la conclusión que la antigüedad del mismo no correspondía a la que le asignaba el curador de la colección sino a una más tardía al detectar, entre los tintes empleados, el azul de Prusia (hexacianoferrato férrico), un tinte inventado a principios del siglo XVIII y que aquí llegó ya entrado el siglo XIX. (Todavía guardo, en alguna gaveta recóndita de mi archivo, una copia de ese iluminador informe y cuyo original se encuentra en el centro de documentación del Museo).

>>> Seguir Leyendo... >>>

Este primer y fortuito encuentro me llevó a leer y releer sus libros e investigaciones con la veneración de quien se acerca a un libro sagrado. Desde su “Breve historia del Arte en el Perú” (1967) hasta su erudita “El manierismo en la pintura colonial latinoamericana" (1981), Stastny tenía la cualidad inmejorable de convertir el detalle más nimio o baladí de una obra de arte en revelador de una verdad más profunda de lo que ella aparentemente representaba. Uno de los folletos que publicó a mimeógrafo (y que si no me equivoco, no ha sido recogido en publicación académica alguna) me sirvió a mí para enseñarle a mi hijo a leer la biblia con ojo crítico. Era uno destinado, creo, a los estudiantes de primer año o de Introducción a la Historia del Arte sobre los rudimentos de ésta. En un pasaje del mismo explica el episodio de la Anunciación a la Virgen (un tema tan caro a la pintura occidental) y la iconografía existente alrededor de ella. Stastny contraponía el texto bíblico a la imagen para demostrar cómo ciertos temas o iconografías eran pura invención que no guardaban mucho respeto por la escritura sagrada.

Fue él, cuando ya tuve la oportunidad de conocerlo personalmente, quien me puso sobre la pista de la magnífica colección del “Boletín del Centro de Investigaciones Históricas y Estéticas” que dirigió Graziano Gasparini y que se encontraba completa en la biblioteca del Museo de Arte e Historia de San Marcos (hoy solo Museo de Arte) que él fundó en 1970. Y esta es otra de las facetas de este extraordinario hombre que conviene recordar de él: la inestimable labor que cumplió en los museos que estuvieron a su cargo. Al primero de ellos lo dotó, además de sentar las bases de la colección de arte de la cuatricentenaria universidad, de una biblioteca especializada en esa materia que actualmente solo supera la del Museo de Arte de Lima. El otro museo que dirigió, este último precisamente, entre los años 1964 y 1969, contó con su primer laboratorio de restauración (el primero en el país, en realidad) gracias a los esfuerzos por conseguirlo que desplegó ante la Unesco y el Consejo Internacional de Museos.

Pero el recuerdo más entrañable que tengo de él y que cambió mi vida (por lo que siempre lo tendré presente) fue la manera en que me enseñó a organizar la información que todo historiador acumula de manera ingente y que en su momento fue precursora: con la ayuda de una computadora. Stastny fue el primero de los historiadores peruanos en utilizar una base de datos para registrar, organizar y cruzar la información de miles de fichas de investigación. Todavía hoy me maravillo al recordar la base de datos en un antediluviano DBase III que el mismo diseñó y utilizaba para registrar autores, artistas y cuadros que se desplegaban ante mí en una, en ese momento, indescifrable sucesión de filas de texto de color verde sobre una pantalla completamente negra. Fue, como dije, un precursor y un maestro: me enseñó a diseñar bases de datos de historia o para historiadores como nunca más nadie lo volvió a hacer.

La última noticia que tuve de él fue que San Marcos le había conferido una medalla por su trayectoria académica. Fue semanas antes de fallecer, lo que confirma las palabras del poeta: “Los bienes y las glorias de la vida / o nunca vienen o nos llegan tarde”. En este caso llegaron tarde y con indiferencia: tengo entendido que en el homenaje que se le rindió a sus restos en la vieja casona sanmarquina no estuvo presente ninguna autoridad de la Universidad que él tanto quiso y a la que entregó años de dedicación.

Stastny nunca fue mi profesor en San Marcos, jamás vez alguna asistí a una de sus conferencias y ni uno solo de sus libros que atesora mi biblioteca fueron firmados o dedicados por él. Sin embargo siempre me he considerado deudor de él, de su magisterio, de su sobria manera de desplegar su erudición a través de la palabra escrita (las páginas de la desaparecida “Cielo Abierto” pueden dar fe de ello). Fue mi maestro de un modo particular y muy personal. Por eso su muerte me ha dolido no solo como la del discípulo que ha perdido a su maestro, sino como la de quien ve desaparecer, de pronto, una parte de su vida. Una muy importante y significativa parte de su vida.


Restaurarán y pondrán en valor templo San Francisco de Asís de Cusco

Lima, feb. 17 (ANDINA). La Dirección Regional de Cultura (DRC) Cusco restaurará y pondrá en valor el Templo San Francisco de Asís, ubicado en el distrito de Marcapata, en la provincia de Quispicanchi, debido a su mal estado de conservación.

Esta decisión fue tomada luego de la visita de inspección que realizó un equipo de profesionales y funcionarios de la DRC Cusco, encabezado por su director, David Ugarte Vega Centeno.

La próxima semana visitará la zona un equipo técnico multidisciplinario de la Dirección de Planificación y Presupuesto de la entidad, que tendrá la tarea de elaborar el expediente técnico que será remitido a la Oficina de Programación de Inversiones del Ministerio de Cultura.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Posteriormente, una vez que se logre la aprobación del Ministerio de Economía y Finanzas, se iniciarán los trabajos de restauración y puesta en valor del recinto religioso, para cuyo efecto se destinará aproximadamente dos millones y medio de nuevos soles proveniente de los recursos propios de la DRC Cusco.

El templo es un monumento típico de los pueblos altoandinos que se construyó a mediados del siglo XVII, que está ubicado en la plaza de Armas del distrito, a 3,150 metros sobre el nivel del mar, y a 100 kilómetros de la ciudad del Cusco. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación en mayo del 2004.

En su construcción se utilizaron adobes y en la actualidad presenta agrietamientos, debilitación de estructuras, filtración de agua y desprendimiento de muros. Será necesario levantar el entablado del piso original debido a la humedad y la cubierta, que es de paja, según informó el subdirector de Obras, Américo Carrillo Rosell.

La iglesia muestra un grave deterioro el altar mayor, los retablos, los altares, las esculturas y la pintura mural, que deberán ser intervenidas por los especialistas del centro de restauración de la DRC Cusco.

Una de las costumbres ancestrales más importantes de los pobladores de Marcapata es el repaje o wasi chakuy, que consiste en renovar la paja del techo. Se trata de una auténtica tradición que se realiza cada cuatro años en agosto, tiene una duración de seis días y participan las ocho comunidades del distrito de Marcapata.


En busca de Pachacútec

Arqueólogo francés desata polémica al pretender excavar bajo Machu Picchu un enterramiento donde afirma hay momias de la panaca del Inca

Por Denis Merino

Para el renombrado arqueólogo Luis Guillermo Lumbreras, es posible que en la zona donde Jamín pretende excavar y en otras del santuario de piedra, existan entierros o tesoros que escaparon al continuo saqueo, pero el extranjero no ha mostrado pruebas fehacientes de sus aseveraciones ni tiene los pergaminos como para efectuar un trabajo en un lugar tan importante.

“Este señor hace quince años que se dedica a buscar el Paititi (lugar que se supone está lleno de riquezas en algún lugar del Perú), es un buscador de tesoros, pero no se le conoce ningún trabajo de investigación, ningún libro, nada que lo acredite como un estudioso de prestigio; mis colegas del exterior ni lo conocen, no tiene mayores títulos”.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Lumbreras dijo que le parece acertado que la Dirección Regional de Cultura del Cusco haya denegado el permiso para la excavación que pide Jamín. “Ojalá que se mantengan en esa posición, de lo contrario sería una irresponsabilidad. No hay apuro para una obra de esa magnitud, ese trabajo podría efectuarlo alguien de trayectoria”, expresó.

El comunicado de la Dirección Regional de Cultura del Cusco expresó su rechazo al “Proyecto de investigación arqueológica (con excavación), apertura del vano de acceso del Recinto 02, sector II, Sub Sector E, unidad 03 del sector urbano de la Ciudadela Inka de Machu Picchu por el francés Thierry Jamín, quien en su condición de codirector del proyecto de la ONG Inkari y su equipo técnico confirman un hallazgo trascendental que cambiaría la historia de Machu Picchu”.

Asimismo, el director del Parque Arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete, precisó que los criterios metodológicos y técnicos de Jamín y el personal de Inkari, son completamente errados.

Más dudas

También el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos) se pronunció en el mismo sentido y agregó que el proyecto de excavación no es científico y que no responde a criterios técnicos vigentes como el Plan Maestro.

Además, criticó que los informes de la Organización No Gubernamental (ONG) Inkari se refieran a un entierro de fabulosos tesoros en vez de referirse a bienes de patrimonio cultural, lo que no es compatible con los lineamientos internacionales de conservación e investigación científica ni tampoco se comunicó el posible hallazgo a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco).

David Ugarte Vega Centeno, director Regional de Cultura del Cusco, afirmó que las pretensiones de Jamín confirman que su único interés es encontrar tesoros ocultos como oro y plata, sin tener el mínimo conocimiento sobre conservación de una importante estructura arquitectónica que forma parte de un monumento considerado Patrimonio mundial.

Pese a estos criterios, Jamín persiste en pedir a las máximas autoridades gubernamentales autorización que le permitiría desmantelar bloques de piedra y toneladas de material que ocultan el acceso a las supuestas cámaras funerarias, puntualizó Astete.

Pachacútec

LA PRIMERA versión de Jamín fue que sus georradares, que permiten tener una visión en 3D del subsuelo hasta veinte metros de profundidad, habían detectado la presencia de material arqueológico muy importante con decenas de cavidades y depósitos de metal que suponen la existencia de igual número de sepulturas, una de las cuales podría ser la panaca de Pachacútec, el gran artífice de Machu Picchu y de gran parte de la grandeza del imperio inca.

Frente a las versiones de Lumbreras y otros arqueólogos e historiadores respecto a que se ha comprobado que los restos de Pachacútec y otras cuatro o cinco momias de incas fueron traídas a Lima por las autoridades virreinales para evitar que sigan siendo venerados por la población indígena, según confirmaron cronistas como el Inca Garcilaso de la Vega, el jesuita español José de Acosta (1590) y el sacerdote agustino Antonio de la Calancha (1638).

EL TESTIMONIO DE GARCILASO

Garcilaso Inca de la Vega, nieto de Pachacútec, quien tuvo acceso a las momias, escribió antes de viajar a España: “Los cuerpos momificados estaban tan intactos que no les faltaba ni el pelo, párpados ni cejas. Llevaban las mismas vestimentas que llevaron en vida con llautus (apero deformador del cráneo) sobre sus cabezas. Permanecían sentados en la típica postura india. Recuerdo que toqué el dedo de Huayna Cápac, estaba duro, rígido como el de una estatua de madera. Los cuerpos pesaban tan poco que cualquier indio podría llevarlos en sus brazos de casa en casa o sobre sus espaldas. Los llevaban así vestidos por calles y plazas sobre unas andas y a su paso, los indios se arrodillaban y hacían reverencias con gritos y lágrimas, e incluso muchos españoles se quitaban el sombrero a su paso”.

PACHACÚTEC ESTARÍA ENTERRADO EN LIMA

Existen versiones que las momias incas habrían sido enterradas en el local donde funcionó la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el hospital Real de San Andrés fundado por Hipólito Unanue y donde ejercieron la profesión Cayetano Heredia y Daniel Alcides Carrión, entre otros.

Hoy el local del jirón Huallaga luce totalmente descuidado y ocupado en parte por una galería comercial. La Beneficencia Pública de Lima, que lo administraba, trasladó esta función a la Municipalidad de Lima.

El arqueólogo Antonio Coello, que intentó buscar lo que guarda el subsuelo de ese predio, dice que no pudo continuar la excavación por falta de medios económicos, pero insiste en pedir a los organismos correspondientes que no descuiden un lugar con una gran importancia histórica que puede revelarnos muchos secretos de nuestro pasado.


Fuente: Publicado en el diario La Primera, el domingo 17 de febrero de 2013.


Declaran en emergencia templo del siglo XVI ubicado en Puno

Lima, feb. 16 (ANDINA). El Ministerio de Cultura declaró en estado de emergencia el templo Santa Cruz de Jerusalén, construido en el siglo XVI en el distrito de Juli, en la provincia puneña de Chucuito, ante el colapso de su torre ocurrido el pasado 26 de enero.

Con esta medida se priorizarán acciones inmediatas, a fin de revertir los daños con intervenciones adecuadas de conservación, protección, reforzamiento y seguridad, que propicien su recuperación, restauración integral y puesta en valor.

Entre los factores que facilitaron el colapso de la torre espadaña (campanario), figura el sistema constructivo mixto que presentaba con un amarre deficiente en la combinación de las piezas de ladrillo y de adobe.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Igualmente, la esbeltez de la torre, que esencialmente constituía un solo plano continuo desde la base hasta la espadaña; la erosión de los muros; la presencia de humedad por capilaridad y la exposición a los fuertes vientos.

Personal especializado de la Dirección Regional de Cultura Cusco brinda apoyo técnico y logístico en los trabajos de recolección y recuperación de las piezas que conlleven a estabilizar las estructuras e impedir un mayor deterioro.

El templo Santa Cruz de Jerusalén es un monumento integrante del Patrimonio Cultural de la Nación, y constituye una de las obras más representativas de la arquitectura religiosa en esa región.


En mayo inaugurarán exposición de ajuar de sacerdotisa de Chornancap

Chiclayo, feb. 16 (ANDINA). En la última semana de mayo abrirá sus puertas al público la nueva exposición de los objetos y piezas de la tumba de la sacerdotisa de Chornancap en el museo Brüning de Lambayeque, se informó hoy.

Actualmente, se habilitan las instalaciones del complejo cultural lambayecano para recibir a este importante personaje, símbolo de poder y prestigio femenino del antiguo Perú.

Para su acondicionamiento se ha destniado una inversión de 100,000 nuevos soles, que serán financiados con aporte del mismo museo, la Unidad Ejecutora N°005 Naylamp-Lambayeque y fondos del museo de arte de Montreal.

>>> Seguir Leyendo... >>>

El director del museo Brüning, Carlos Wester, indicó que preparan todo para habilitar el segundo y tercer nivel del local donde se instalará la muestra.

En la exposición realizada en Lima el año pasado se mostraron más de 60 piezas de la sacerdotisa, pero en esta ocasión serán 150, entre objetos de cerámica, metal (aleaciones de oro, plata y cobre) y piedra.

Para acondicionar la exhibición, el recinto cultural cerrará sus puertas entre dos a tres semanas del mes de abril.

Indicó, además, que coordina con los directores del proyecto San José de Moro, Luis Jaime Castillo y Régulo Franco; y del proyecto Dama de Cao para exhibir uno o dos objetos de cada uno, a fin de resaltar el tema de la mujer y el poder en la antigüedad.

Exposición previa

Antes de la exposición en mayo se realizaría una en abril en la sala de exposiciones de Petroperú en Lima, como una suerte de preámbulo. Para 2014 la muestra llegaría a Francia.

Aclaró que el objetivo principal de la muestra no es solo presentar lo más llamativo, sino el significado de la imagen de la mujer en el antiguo Perú, no como un complemento del hombre, sino como alguien con poder y prestigio.

La tumba de la sacerdotisa fue hallada en octubre de 2011 en la huaca Chornancap, en Lambayeque. Se trataría de una soberana de la época que grafica el poder femenino en la cultura lambayecana.

Fue hallada con un fastuoso ajuar entre orejeras, conchas spondylus y joyas. A finales de 2012 se presentó la reconstrucción de su rostro ante la comunidad nacional e internacional.


Solicitan declarar en emergencia centro histórico y parque arqueológico de Ollantaytambo

Cusco, feb. 15 (ANDINA). Las autoridades cusqueñas solicitaron que se declare en emergencia el centro histórico del distrito de Ollantaytambo y el parque arqueológico del mismo nombre, para reforzar las acciones de protección ante las intensas lluvias que afectan esta jurisdicción.

“Se ha pedido tal medida por dos motivos: el primero es el resguardo del patrimonio arqueológico por el desborde los ríos, y segundo, la construcción indiscriminada de viviendas que existe", explicó el subdirector de Patrimonio Arqueológico de la Dirección Regional de Cultura, Oscar Montufar La Torre.

En declaraciones a la Agencia Andina recordó que hace dos semanas se reunieron con personal del municipio distrital y acordaron trabajar en conjunto para preservar el patrimonio histórico.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Luego de ello, dijo, viajaron a Lima el alcalde de Ollantaytambo y el director regional de Cultura, para hablar sobre el tema con el ministro de Cultura, Luis Peirano. “Me parece que les han solicitado solo unos documentos adicionales que tienen que alcanzar”, anotó.

Montufar aclaró que si bien la Dirección Regional de Cultura tiene un plan maestro que contempla todas las características arquitectónicas de las construcciones nuevas, las autorizaciones son de competencia de la municipalidad.

En cuanto al resguardo del patrimonio cultural, expresó que a través de faenas las comunidades apoyarán en dicha labor.

Como las comunidades han sido afectadas en su conjunto por las inundaciones, se les está ayudando básicamente en rescatar todo los enseres y mobiliarios que tenían, mencionó.

“En ese sentido no tenemos mucho problema, solo las canchas de Marcacocha presentan una situación algo crítica, por lo que es nuestra prioridad y estamos actuando directamente para protegerlas”, señaló.

Explicó que enviaron a este lugar a un contingente de la Dirección de Patrimonio Arqueológico que tuvo que llegar a píe, porque el tránsito vehicular se ha interrumpido por el colapso de dos puentes que llevan a Marcacocha y Ocobamba.

“Estamos comprando los saquillos, vamos a armar todo un muro de defensa con arena, casquilo y otros materiales para proteger la zona”, acotó.

Como se recuerda, a causa de del desborde de río Patacancha, el pasado domingo se perdió 80 metros de andenes incas en toda la microcuenca de Patacancha, dentro de la jurisdicción del parque arqueológico de Ollantaytambo.

Asimismo, en la microcuenca de Tancac, por el desborde del río del mismo nombre, colapsó una colca que era un depósito también prehispánico, de cuatro metros de largo y 3.50 metros de altura.


Lambayecanas confeccionarán prendas con iconografía de sacerdotisa Chornancap

Chiclayo, feb. 15 (ANDINA). Mujeres que viven cerca del complejo arqueológico Chotuna-Chornancap, en la región Lambayeque, serán capacitadas en la elaboración de prendas de algodón nativo con diseños exclusivos de la iconografía hallada en el fastuoso ajuar de la tumba de la sacerdotisa de Chornancap, descubierta en 2011.

Carlos Wester La Torre, director del museo arqueológico nacional Bruning, señaló que la capacitación se desarrollará en el complejo artesanal que se construye en la zona de Chotuna, donde funcionará un ambiente para los talleres y una tienda de venta directa de los productos.

El complejo, que beneficiará a 50 mujeres, se ejecuta con una inversión de 34,000 dólares, financiados por la organización americana Iniciativa Sostenibles en Preservación del Patrimonio (SPI).

>>> Seguir Leyendo... >>>

La idea es promover la “marca artesanal” de Chotuna-Chornancap. En el taller se mostrará a los visitantes el proceso de confección de las prendas.

Las beneficiadas serán adiestradas también en las líneas artesanales de repujado en mate, confección de cerámica, repujado en metal, así como otras labores artesanales menores.

“Toda la producción de las diferentes líneas artesanales estará inspirado en la tumba de la sacerdotisa de Chornancap con la elaboración de bolsos, carteras, chales, individuales y hasta trajes de novia que tendrá como materia prima el milenario algodón nativo”, destacó Wester en diálogo con la Agencia Andina.

Mencionó que el complejo artesanal se construye sobre 350 metros cuadrados con materiales tradicionales, buscando conservar las características del entorno, a inmediaciones del museo de Sitio Chotuna-Chornancap.

“A fines de marzo e inicios de abril próximo se espera que sea inaugurado e iniciar inmediatamente la capacitación de las mujeres”, anotó.

Refirió que como complemento se construye una nueva boletería y moderna tienda en el museo Bruning, donde también se expondrá la producción de las artesanas. “Será otro punto de venta donde los visitantes nacionales y extranjeros que llegan a visitar el museo puedan adquirir la fina artesanía que será confeccionada con innovadores diseños de la tumba de la sacerdotisa de Chornancap”, agregó.

Comentó que estas actividades forman parte del proyecto Desarrollo Local Sostenible, Capacidades Artesanales y Turismo en el Complejo Chotuna-Chornancap, que este año se implementará allí con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los residentes del entorno del monumento arqueológico lambayecano.

También incluye la señalización con la instalación de paneles gráficos que conduzcan a los turistas hacia el complejo arqueológico.

Por su parte Solsiré Cusicanqui, representante en Perú del SPI, manifestó que buscan preservar el patrimonio cultural del mundo, a través de la creación de trabajos y negocios locales, cuyo éxito está ligado a la preservación de los sitios.

“Actualmente estamos ejecutando cuatro proyectos en el norte del Perú. Creemos que es solo a través del desarrollo de estas poblaciones que los sitios arqueológicos pueden ser entendidos, cuidados y preservados”, aseguró.

La tumba de la sacerdotisa fue hallada en octubre de 2011 en la huaca Chornancap y se trataría de una soberana o reina de la época que grafica el poder femenino en la cultura Lambayeque.

Fue hallada con un fastuoso ajuar entre orejeras, conchas spondylus y joyas. A finales de 2012 se presentó su rostro reconstruido a la comunidad nacional e internacional.




Evalúan magnitud de daños por desborde en sitio arqueológico de Ollantaytambo

Cusco, feb. 14 (ANDINA). Un grupo de expertos de la Dirección Regional de Cultura (DRC) de Cusco evaluará hoy la magnitud de los daños que dejó el desborde del río Patacancha en el sitio arqueológico de Ollantaytambo, producto de las intensas lluvias.

El equipo está encabezado por David Ugarte Vega-Centeno, titular de la DRC, quien indicó a la Agencia Andina que el objetivo será verificar los informes sobre la situación, recibidos hasta el momento.

“Lo de Ollantaytambo parece un problema relativamente serio. Estamos yendo a constatar esto y mañana emitiremos un pronunciamiento”, manifestó.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Según las primeras informaciones, la crecida del caudal del río Patacancha arrasó 80 metros de andenes de factura incaica de Ollantaytambo.

El funcionario dijo que por ahora no se tiene reportes de otros sitios arqueológicos cusqueños que hayan sufrido algún impacto como consecuencia de precipitaciones, desbordes de ríos o huaicos.

Asimismo, sostuvo que se han tomado las previsiones del caso, en función a un plan que se aplica a inicios de año y que implica el incremento del personal para el resguardo de los sitios incaicos y preincaicos.

“Esto siempre se aplica en enero, febrero y marzo, que son los meses más difíciles para Cusco por el problema de los huaicos y las lluvias. Las previsiones también se toman para la ciudad”, añadió.


Aguas arrasan 80 metros de andenes incaicos del parque arqueológico de Ollantaytambo

Ollantaytambo, feb. 13 (ANDINA). Las crecidas aguas del río Patacancha, producto de las intensas precipitaciones pluviales sobre la región Cusco, arrasaron 80 metros de andenes de factura incaica del parque arqueológico de Ollantaytambo, informó hoy una autoridad de la Dirección Regional de Cultura (DRC).

La emergencia ocurrió en la madrugada del último domingo y se concentra en la microcuenca de Patacancha, precisó el subdirector de Patrimonio Arqueológico de la DRC de Cusco, Oscar Montúfar La Torre.

En diálogo con la Agencia Andina dijo que en la microcuenca de Tancac, por el desborde del río del mismo nombre, colapsó una colca o depósito prehispánico de cuatro metros de largo y 3.50 metros de altura.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Las caudalosas aguas del río Patacancha también deterioraron los estribos del puente vehicular Calicanto, que une el distrito de Ollantaytambo con el sector de Piscacucho, inicio del camino incaico que conduce a Machu Picchu. “No hay entrada vehicular por este sector”, anotó.

Ante esta situación, indicó que ejecutan básicamente acciones de contingencia y descolmatación en las riberas de los ríos para evitar nuevos embalses y posteriores desbordes.

“Se levantan muros de contención con saquillos de arena y de piedra para proteger algunos lugares arqueológicos que tenemos en las partes altas”, refirió.

Canchas en peligro

Montúfar La Torre sostuvo, además, que las canchas incaicas de Marcacocha están a punto de ser afectadas. El río Patacancha, que pasaba a diez metros de distancia, actualmente está a sólo dos metros.

Igualmente, corren "mucho riesgo" las colcas de peña ubicadas en la parte de Tancac, ya que hay una roca muy grande que podría provocar un represamiento en la parte alta, advirtió.

“De ser el caso, lamentablemente perderíamos todas esas colcas que están en la parte de abajo. Estamos trabajando en coordinación con el Instituto Nacional de Defensa Civil para poder realizar la voladura de esa roca grande y evitar que caiga y represe el río”, manifestó.

El funcionario indicó que las labores y obras de protección que se efectuaron en los referidos patrimonios culturales fueron superadas por la furia de la naturaleza. Los ríos de la zona no crecían en tal magnitud desde la época incaica, apuntó.

“Las intensas lluvias que ocurren en la parte alta han originado que los ríos se desborden, algo que no se veía desde hace 500 años”, comentó.

Montúfar refirió que están evaluando los daños en las parte altas del parque arqueológico de Ollantaytambo, adonde deben llegar a pie porque ya no hay acceso vehicular, y los trabajos se dificultan por las intensas lluvias que siguen cayendo.

"Lo importante es que se están tomando todas las medidas que el caso amerita", aseveró.

Por otro lado, el funcionario manifestó que en el sector de Phiry, en la provincia de Urubamba, colapsaron tres viviendas y otras resultaron dañadas en el sector de Patacancha. Adicionalmente, se perdieron puentes y muros de contención de la carretera, entre otros daños materiales.







Descartan daños en ciudadela de Machu Picchu por intensas lluvias en Cusco

Machu Picchu, feb. 13 (ANDINA). La ciudadela inca de Machu Picchu no ha sido afectada por las intensas lluvias que azotan el Cusco, gracias a las acciones de prevención ejecutadas por las autoridades a cargo del cuidado de la maravilla mundial, por lo que las visitas continúan con normalidad, informó hoy una autoridad cultural.

Fernando Astete, jefe del parque arqueológico de Machu Picchu, dijo que las visitas se efectúan sin ninguna restricción, por lo que cada día la ciudadela inca recibe un promedio de 2,500 turistas entre nacionales y extranjeros.

“Principalmente llegan turistas sudamericanos, entre ellos chilenos, colombianos y brasileños. Durante el reciente feriado largo los turistas nacionales fueron los que se movilizaron en gran número”, refirió en diálogo con la Agencia Andina.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Insistió en que el flujo turístico se mantiene igual en esta impresionante y admirada ciudadela, ubicada a 112.5 kilómetros al noreste de la ciudad del Cusco, a 2,350 metros sobre el nivel del mar.

“Sólo el último lunes cerramos el ingreso de los visitantes a la histórica ciudadela por precaución, ya que el caudal del río Vilcanota (también llamado Urubamba) creció mucho”, comentó.

Astete añadió que de una de las tareas primordiales a ejecutar en la maravilla mundial es el funcionamiento al 100 por ciento del sistema de drenaje, tanto de la época inca como los contemporáneos que se adecuaron para que las aguas de las lluvias no se queden empozadas en el monumento y así evitar aniegos.

El especialista indicó que también se procede al corte de la vegetación y al mantenimiento de los techos y pisos para evitar cualquier emergencia que pueda ocurrir en este lugar sagrado.

Camino Inca

En relación a la red de caminos incas que conducen a la ciudadela de Machu Picchu, precisó que, según el reglamento, el acceso de visitantes está cerrado desde el 1 de febrero hasta el 28 del mismo mes. Del 15 de enero al 31 de marzo se realizan labores de mantenimiento y conservación.

“La visita al camino inca es un servicio que ofrecemos durante 11 meses y este mes de febrero no podrán ingresar las casi 50,000 personas, entre turistas y portadores que recibe”, puntualizó.

Especificó que para la ejecución de las labores de estabilización y consolidación de los tramos del Camino Inca que fueron impactados por el tránsito de visitantes, se ha dispuesto un contingente de 70 obreros conservacionistas, que es dirigido por especialistas de la Dirección Regional de Cultura.

Asimismo, se realizará el tratamiento de pisos deteriorados, arreglo de terrazas y servicios higiénicos, mantenimiento de áreas de camping y de drenajes, reforestación y repintado de casetas de control, entre otras labores.

El cierre de la red de Caminos Inca es una medida que se aplica cada año en la temporada de lluvia a fin de poner a buen resguardo la integridad de los visitantes, ante posibles deslizamientos de tierra.


Culmina construcción del Lugar de la Memoria e inicia etapa de equipamiento

Lima, feb. 13 (ANDINA). La construcción de las obras físicas del Lugar de la Memoria ya culminó y se inició la etapa de implementación del edificio que recordará los 20 años de violencia que desató el terrorismo en el país, informó hoy el director de este proyecto, Fernando Carvallo.

En declaraciones a la Agencia Andina, Carvallo precisó que se tiene previsto terminar con esa segunda fase en julio próximo, lo que permitiría inaugurar el recinto museográfico en el segundo semestre de este año.

“Hemos terminado el casco de la obra que ha sido la parte más costosa y laboriosa porque hemos tenidos que adaptar el expediente técnico a las condiciones inesperadas del terreno”, explicó.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La edificación, según dijo, permite apreciar con claridad el concepto del museo que tendrá un recorrido de abajo hacía arriba, representando el tránsito de la oscuridad, del dolor y las muerte que vivimos en los años de violencia, hacía la esperanza de una sociedad democrática.

El edificio ubicado en los acantilados de la Costa Verde, en Miraflores, consta de cuatro pisos. Tendrá un auditorio con capacidad para 300 personas y salas diversas para albergar exposiciones provisionales y permanentes.

Si bien el recorrido del museo será en forma ascendente, Carvallo manifestó que el ingreso principal del Lugar de la Memoria será por la avenida El Ejército, aunque habrá también un ingreso vehicular por la Costa Verde.

Para la segunda etapa de la construcción se realizaron licitaciones en 16 rubros para colocar los acabados de la obra y el equipamiento del sistema sanitario, eléctrico y mobiliario, entre otros, necesarios para ponerlo en funcionamiento.

“En julio y agosto, conforme avanza la segunda etapa de la obra, sabremos con precisión cuándo se inaugura el Lugar de la Memoria, será en el segundo semestre de este año”, precisó.

La construcción, iniciada el 4 de noviembre del 2010, ha sido posible con la colaboración de Alemania, que entregó una donación de 1.5 millones de euros, y otros países amigos, así como el aporte del Estado peruano.

El Lugar de la Memoria busca rendir tributo a las víctimas, tanto civiles como militares y policías, del periodo de violencia armada en el Perú que dejó casi 70 mil muertos, según el Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.


Hallan templo de 4 a 5 mil años de antiguedad en complejo arqueológico de Lima

Lima, feb. 12 (ANDINA). Un equipo de arqueólogos del Ministerio de Cultura halló un templo milenario de 4 a 5 mil años de antiguedad (3,000 años antes de Cristo) dentro del complejo arqueológico El Paraíso, en el distrito de San Martín de Porres, informó hoy dicho portafolio.

El Templo del Fuego, que se encuentra en el ala derecha de la pirámide principal del complejo, tiene en su interior un fogón cuyas llamas, según Marco Guillén, jefe del equipo de investigación, habrían servido para quemar ofrendas, mientras que el humo ayudaba a conectarse con sacerdotes y dioses.

El viceministro de patrimonio Cultural e Industrias culturales, Rafael Varón Gabai, manifestó que este fogón está asociado a una estructura que puede definirse como un templo y que posee características que nunca habían sido halladas en la ciudad de Lima.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Citó ejemplos similares que solo se han encontrado en la costa y en la sierra norcentral del país, en asentamientos ligados al origen de la civilización en el Perú y que datan también de 4 a 5 mil años antes del presente, como la Galgada (Ancash), Kotosh (Huánuco) y la Ciudad Sagrada de Caral (Barranca).

“Este hallazgo abre un nuevo camino para el Complejo Arqueológico El Paraíso, para la investigación y recuperación integral de todos los sectores del monumento", sostuvo Rafael Varón.

Los trabajos se iniciaron el 20 de diciembre de 2012. Es el primer Proyecto de Inversión Pública (PIP) del Ministerio de Cultura en el presente año, el mismo que tiene como objetivo principal las acciones necesarias para recuperar, preservar y restaurar un monumento arqueológico.

El templo

El hallazgo se realizó a mediados de enero cuando se retiró la capa superficial de arena y piedras que lo cubrían. Es de planta rectangular, con una orientación de 44° noreste. Mide 6.82 metros de largo y 8.04 metros de ancho. Su único acceso, de 48 centímetros, es restringido y pequeño como para que solo una persona pueda ingresar al cuerpo central del templo.

En el centro del templo se encuentra un piso a desnivel de forma rectangular, al cual se accede mediante un peldaño de 45 centímetros de altura. En el centro se halla el fogón ceremonial, espacio en el cual se incineraban las ofrendas. Los muros del templo son de piedra y están revestidos con barro fino de color amarillo; sobre esta capa se ha encontrado restos de pintura roja.

El hallazgo de este templo en el valle del río Chillón, en la costa central, permite visualizar que durante el Precerámico Tardío (3500 a 1800 a.C.) las sociedades estaban interconectadas comercial y religiosamente a una escala mucho más grande de lo que se creía.

“Este descubrimiento tiene particular importancia porque es la primera de este tipo de estructura que se encuentra en la costa central, lo que corrobora que la actual región Lima fue uno de los focos de la civilización en el territorio andino, demostrando su importancia religiosa, económica y política desde tiempos inmemoriales”, sostuvo Varón.

El Paraíso

El Paraíso es el complejo arqueológico monumental más antiguo y más amplio de Lima Metropolitana, además de ser uno de los más extensos de la costa central del Perú. El complejo lo integran diez edificios que se extendían a lo largo de 50 hectáreas.

El Paraíso es un ícono en la discusión del proceso civilizatorio de los andes centrales. Su cercanía al mar y su acceso al valle fueron elementos sustantivos para el desarrollo de este proceso, con una economía mixta que aprovechaba los recursos marinos y la agricultura incipiente.

Frederic Engel, arqueólogo francés, fue el primero en excavar el monumento en 1965. La restauración emprendida por él, en el Sector IV o Edificio 1, coadyuvó a que el sitio fuera respetado y visto no solo como un montículo, sino como un modelo de arquitectura monumental y un ícono en la discusión del proceso de complejización social de la costa central.

Puesta en valor

El proyecto contempla la realización de trabajos en los diez sectores del monumento arqueológico. Tendrá una duración de cinco años o temporadas. La última temporada comprende la realización de obras de infraestructura complementaria: señalética, centro de interpretación y mirador.

Guillén informó que el público puede ingresar a visitar el complejo, bajo la orientación de personal encargado. Dichos restos arqueológicos se encuentran en la zona de Chuquitanta, entre Ventanilla, Callao y Puente Piedra.


Descartan daños por lluvias en patrimonio cultural de Arequipa

Arequipa, feb. 11 (ANDINA). La directora regional de Cultura de Arequipa, Julia Barreda, descartó hoy que se hayan presentado daños en el patrimonio cultural del centro histórico tras las lluvias que soportó esta ciudad sureña el último viernes.

“Hasta el momento, afortunadamente, no se tiene conocimiento de daños en el patrimonio cultural, al menos (daños) graves no hay”, declaró a la Agencia Andina.

Dijo que es probable que se hayan presentado aniegos en las bóvedas (techos de las casas en forma de media luna) y algunas filtraciones, pero no serían complicaciones serias.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La funcionaria indicó que de darse un caso de patrimonio afectado este será evaluado por los expertos de la Dirección Regional de Cultura.

El centro histórico de Arequipa forma parte de la lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco desde 2000, y en él pueden verse templos y casonas coloniales de estilo barroco mestizo, así como el monasterio de Santa Catalina, una ciudad española en miniatura con callejuelas de piedra, patios y plazas.

La ciudad soportó la lluvia más fuerte de su historia el último viernes, al alcanzar los 123 litros por metro cuadrado, que dejó cinco muertos y ocasionó serios daños en varias calles y viviendas.

Tras conocer la emergencia, el Gobierno dispuso el apoyo inmediato para Arequipa. Esta tarde se anunció un fondo de contingencia de 50 millones de nuevos soles para rehabilitar los daños.


“Piérola fue nefasto para la historia del Perú”

Antonio F. Gárate Calle, capitán de navío en retiro, continúa la saga histórica de la Guerra del Salitre entre el Perú y Chile".

Antonio García es un barranquino que tuvo la mala o buena suerte de participar en la guerra entre el Perú y Chile, y encontró el amor en pleno conflicto. Él es el personaje de esta novela en serie que se titula “Por 10 centavos de salitre” y cuya tercera parte acaba de ser publicada. Es digna de una serie televisiva, dice su autor, Antonio F. Gárate Calle, o, en su defecto, de una película al estilo del filme “Lo que el viento se llevó”.

Financiamiento de la historia

En sus dos primeros tomos, editados con apoyo del Banco de Comercio y del Instituto de Estudios Histórico-Marítimos del Perú, Gárate trata de la guerra antes de la ocupación Chilena de Lima. Para esta tercera parte, en la que habla sobre la ocupación, no ha contado con el mismo apoyo, aun cuando este tercer tomo “es delgadito”, como dice el autor, “porque al estar en la batalla de Lima, Andrés Avelino Cáceres es herido y se esconde de los Chilenos, del 15 de enero al 15 de abril, que es Viernes Santo y puede escapar de Lima en el tren que llega de Chosica. Solo tres meses de 1880 abarca esta historia. Cáceres escapa y se va hacia la sierra central: Tarma, Jauja, Huancayo. Se va a Tarma porque ahí vivía su mamá. La idea era también buscar a Nicolás de Piérola para seguir la guerra”.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Pisagua

“El Perú no sabía dónde iba a desembarcar el ejército Chileno. Aquí hubo un error de los militares o civiles sobre cuál era el lugar que más le convenía a Chile para desembarcar. Por lógica, los Chilenos tenían que buscar un sitio donde había agua y hubiera transporte. Pisagua tenía pozos y un tren, el tren del salitre. Y a los peruanos no se les ocurrió pensar en ese lugar”, dice Gárate Calle.

—Cómo fue esa ocupación de Lima.

—Cuando llegan los 12 mil Chilenos encuentran a 700 peruanos y 300 Bolivianos en la playa. Sin embargo, les tomó 6 horas ingresar a Lima.

—En su libro, usted limpia la imagen de Mariano Ignacio Prado.

—¿Cómo puede hablarse de que este fuga si se ve requerido por los militares, entre ellos Grau, Montero, Cáceres? Él sale del país y deja a su esposa y a sus cuatro hijos en el frente de batalla y deja a un vicepresidente constitucional en el poder. Se tejió una historia negra de Mariano Ignacio Prado por Nicolás de Piérola. Lo degradó. Lo expulsó del Ejército. Lo declaró traidor a la patria. No lo dejó entrar al país.

—¿Qué pasó con el dinero recolectado para la compra de armas?

—Simplemente no se pudo comprar nada. Prado no llevaba dinero. No podía. El puerto del Callao estaba bloqueado por los Chilenos.

—¿Entonces, cómo pensaba comprar armas?

—El dinero ya estaba en Europa. Ya había sido enviado por Julio Pflucker y Rico, 237 mil libras esterlinas que no iban a alcanzar para comprar gran cosa. Eso y 6 millones de soles producto del guano y el salitre que vendió Piérola a la casa Dreyfus. Pero Piérola le da el golpe de Estado a Prado. Y Piérola no quería comprar nada porque era enemigo acérrimo de Grau. Piérola se dio el lujo de condecorar al fallecido almirante Miguel Grau con una condecoración de segunda. Por eso es que los Chilenos se ríen cuando hablan de Grau, el almirante de segunda. Y lo odiaba porque Grau develó el motín o la revuelta que hizo Piérola contra el presidente Manuel Ignacio Pardo. Grau lo toma prisionero a Piérola y hace que se regrese a Chile. Piérola fue increíblemente nefasto para la historia del Perú.

Piérola, aliado de Chile

Antes de la guerra con Chile, Nicolás de Piérola da 6 golpes de Estado: dos a Prado, dos a Pardo y dos a Cáceres. El segundo golpe de Estado que le da a Pardo, lo devela Lizardo Montero junto con el general Buendía.

“En la batalla de Tacna, cuando los Chilenos van a invadir Tacna, Montero, enviado por Prado, tenía que organizar la defensa con gente de Cusco, Puno, Arequipa, Tacna y Moquegua. Teníamos cerca de 17 mil hombres para esperar a los Chilenos. Lo primero que hace Piérola tras el golpe es defenestrar del poder a Montero y dejarlo solo con la guarnición de Tacna, que tenía 4 mil hombres. Los Chilenos eran 12 mil. Nosotros pudimos ponerle 17 mil al frente”.

—¿Piérola fue un aliado de Chile?

—Sí, y eso lo digo en la novela. Trato de poner a todos los traidores. El Perú luchó contra Chile y contra sí mismo. Miguel Iglesias traicionó a Cáceres y recibió dinero del Ejército Chileno para combatir contra él. Y ese hombre está al lado de la tumba de doña Antonia Moreno de Cáceres, en el Panteón de los Próceres. ¡Cómo es posible eso!

—¿Y de qué tratará la cuarta parte de esta novela?

—Vamos a describir la Campaña de la Breña, que no es lo que dicen que fue. Cáceres jamás pudo formar un equipo de dos mil hombres, porque la sierra ignoraba totalmente lo que pasaba en la costa. Además, ellos “pertenecían” al hacendado. El dueño de Canta, Manuel Encarnación Vento, tenía su propio ejército de 400 a 700 hombres. Nunca los puso a disposición de Cáceres. En Jauja y Tarma, el periolista Milón Duarte nunca le puso sus más de 1500 hombres de su ejército privado. Si estos y otros hubieran sido buenos peruanos, hubiéramos formado un ejército poderoso.

—Los gamonales peruanos también fueron cómplices de Chile.

—Sí. No se comportaron como peruanos. Y al final Milón Duarte y Miguel Iglesias lucharon contra Cáceres en la batalla de Huamachuco. Esos traidores. ¿Sabes quiénes han hecho dinero en la guerra? Los dueños de Lan. Pinochet: su abuelo fue capitán del Ejército Chileno durante la invasión. Juan Francisco Vergara, de la Quinta Vergara de Viña del Mar, lo hereda de un Vergara jefe político militar en el Perú durante la guerra. Todos los ricos de Chile hicieron dinero en la guerra con el Perú.

Por 10 centavos de salitre

—Antonio García, el protagonista, ¿es su alter ego?

—Podría ser. Él es un Indiana Jones que consigue las mejores informaciones, pero informaciones que no son creadas por mi imaginación, porque esta novela va en paralelo con los personajes creados, ficticios, pero siguiendo fielmente la historia. Es novela histórica.

—¿Participó usted en alguna guerra real?

—He estado en Tumbes en la base naval de El Salto durante el conflicto con Ecuador. Me asignaron una ametralladora calibre 50, en el muelle, para ser usada en caso de que el conflicto llegara a cosas mayores. Me refiero al conflicto de 1972. Nunca disparé.

—¿“Por 10 centavos de salitre” estalló la guerra?

—No solo era los 10 centavos más de impuesto al salitre que se estaban llevando en ese momento, sino que lo hacen retroactivo a no sé cuántos años. Era una suma respetable.

—¿El Perú se vio arrastrado a la guerra por Bolivia?

—Hay que dejar bien en claro que esta guerra fue preparada exclusivamente contra el Perú. Bolivia no tenía marina, ni un bote. En Antofagasta tenía 60 guardias civiles. ¿Contra quién se prepara un país con una escuadra y fuerza naval de cerca de 20 naves, en la cual 6 son acorazados?


Fuente: La Primera de Lima (10/2/2013)


Conversación con Carlo Ginzburg

Por Claudio Lomnitz

Anoche la Biblioteca Pública de Nueva York ofreció en su programación nocturna una conversación con el historiador italiano Carlo Ginzburg. Tuve la fortuna de estar presente, y no puedo menos que compartir algo de lo que dijo ese pensador extraordinario.

El tema anunciado se podría traducir algo así como el proceso de ser judío (en inglés: Being and becoming Jewish) y, tras hacer una mención oblicua (porque Ginzburg se negó a pronunciar el nombre de Berlusconi) a la reciente recuperación pública de la figura de Mussolini que hizo la semana pasada el ex-primer ministro, Ginzburg entró en materia, provocado siempre hábilmente por su interlocutor, el escritor Paul Holdengräber.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Holdengräber pidió que se comenzara explicando por qué el historiador hablaba del proceso de ser judío, siendo que Ginzburg era judío por nacimiento. Ginzburg le entró a la pregunta de frente: todo su trabajo se rebela contra la categoría de identidad. La identidad no es un concepto analítico desde el punto de vista del mundo social. Es cierto que cada uno de nosotros tiene características estrictamente individuales, que nos dan una identidad fija e inescapable, por ejemplo, las huellas digitales. Pero esos elementos le interesan a la policía más que a los historiadores. Para el análisis social lo que importa es que cada uno de nosotros pertenece a una variedad de categorías entrecruzadas: somos humanos, de sexo X, nacidos en tal parte, con una parentela Y, aficionados a tal o cual cosa, de una profesión Z… Es verdad que Ginzburg nació judío –su madre y su padre eran judíos–, pero es igualmente cierto que a lo largo de la vida ser judío ha sido para él un proceso que unas veces ha resultado fundamental, y otras totalmente irrelevante.

Siguió contando y explicando. Carlo Ginzburg nació en 1939. Su padre, Leone Ginzburg, emigró de niño a de Odessa a Turín. Era crítico literario y editor, profesor universitario especialista en literatura rusa, y fue cofundador de la importante casa editorial Einaudi. En 1934 Leone Ginzburg fue echado de su puesto en la Universidad de Turín por haberse negado a hacer un juramento de lealtad al régimen fascista de Benito Mussolini (hoy rehabilitado por Berlusconi). En 1938 se casó con Natalia (Levi) Ginzburg, que se convertiría con los años en una famosa escritora. Ese mismo año, Leone perdió la nacionalidad italiana debido a las leyes raciales antijudías, y en 1940 los Ginzburg fueron enviados a un exilio interno (el llamado confino) en las montañas de Abruzzi. A la caída de Mussolini, en 1943, pero estando la península itálica todavía en poder de los alemanes, Ginzburg se escapó a Roma, donde trabajó en un periódico clandestino hasta que cayó en manos de la policía, que lo entregó a los alemanes, quienes lo asesinaron.

Carlo, entonces, fue criado por su madre y por su abuela. Fue justamente esa abuela quien dio a Carlo su primera memoria del proceso de ser judío. Cuando Carlo tenía cinco años, estando la península en plena guerra, su abuela le dijo que si alguien le preguntaba cómo se llamaba, debía responder Carlo Tanzi. "En ese momento", dice Ginzburg, "me convertí en judío".

Carlo mencionó también un segundo momento de ese proceso, cuando tenía 10 años y, ya terminada la guerra y jugando al futbol en un parque, trabó amistad con un chico con quien encontró singulares coincidencias. El chico se llamaba Giovanni Levi –y sería, años después y junto a Carlo, fundador de una notable escuela de historiográfica (la llamada ‘microhistoria’ italiana)–. Los padres de ambos muchachos habían militado en el mismo partido antifascista (Giustizia e Libertá), y el tío de Giovanni, Carlo Levi, escribió un libro (y después bello filme) sobre el exilio interno durante Mussolini llamado Cristo se detuvo en Eboli. Además de todo, ambos chamacos tenían nombres curiosamente parecidos: Carlo Nello Ginzburg y Giovanni Nello Carlo Levi –el Carlo Nello les venía a ambos por los hermanos Carlo y Nello Roselli, fundadores del partido Giustizia e Libertá, asesinados por fascistas franceses a las órdenes de Mussolini.

Pero lo verdaderamente fascinante de la conversación de anoche fue cómo estas y otras historias íntimas se volcaron inconscientemente a la problemática que definiría la obra del singular historiador. En 1959 Ginzburg decidió dedicarse a lo que era entonces un tema extravagante: las acusaciones de brujería en Europa en los albores de la edad moderna (siglos XVI y XVII). Ginzburg quería recuperar el punto de vista de los acusados. Durante el proceso de descubrimiento histórico –plasmado en sus libros–, tuvo el gran valor de encarar una paradoja: la recuperación del punto de vista de la víctima, del brujo procesado por la Inquisición, colocaba también al historiador en una relación de afinidad intelectual con el inquisidor, por más que sus simpatías estuvieran con la víctima. Y hay aquí, también, otro encuentro de Ginzburg con su judaísmo, pues el judaísmo tuvo que desarrollarse en una dialéctica con esa clase de persecución y, por tanto, conocía íntimamente aquella mezcla paradójica de simpatía por la víctima con proximidad intelectual o racional con el inquisidor. El judaísmo moderno está cargado de esa ambivalencia y ha vivido constantemente esa paradoja que es, si se tiene el valor de encararla, una forma poderosamente crítica de vivir la vida.

Ginzburg habló de mucho, mucho más. Habló de sus influencias. Auberbach, Walter Benjamin, Eisenstein. Reconoció mucho a su madre…

Pero quisiera cerrar esta reseña con otro elemento. Para Ginzburg, la idea occidental de la historia está forjada en el modo en que el cristianismo leyó al judaísmo –o, más precisamente, en la forma en que los cristianos leyeron el Antiguo Testamento–. Esa lectura veía en el Antiguo Testamento una figura, una profecía de lo que sólo se cumpliría cabalmente en el Nuevo Testamento –es decir, que el viejo testamento era leído como una confirmación del Nuevo Testamento, y por eso el viejo testamento se justificaba sólo a partir del nuevo. Esta visión de la historia puede ser llamada también una historia de los vencedores, donde el pasado es negado como genitor, y visto en vez como una justificación de la apoteosis del presente.


Fuente: La Jornada de México (6/2/2013)