Noam Chomsky y la universidad ideal

Manuel Burga
Historiador y Docente universitario

El ensayo de Noam Chomsky (1928) El trabajo académico, el asalto neoliberal a las universidades y cómo debería ser la educación superior, enviado por el autor el 4 de febrero pasado a un sindicato de profesores universitarios reunido en Pittsburgh (Estados Unidos), contiene ideas y analiza problemas muy pertinentes para pensar la universidad en nuestro país.

Chomsky nos acerca, muy espontáneamente, a su universidad ideal: el lugar donde se estudia, forma estudiantes, se investiga y se publica, quizá en ese orden. Casi citando sin decirlo a Wilhelm von Humboldt, el fundador de la Universidad de Berlín. Un lugar donde no se aprende de memoria, sino donde “...se capacita a la gente para que lleguen a ser personas creativas e independientes y puedan encontrar gusto en el descubrimiento, la creación y la creatividad a cualquier nivel o en cualquier dominio a los que les lleven sus intereses”.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Como en sus buenos tiempos, rescata las virtudes de una gobernanza compartida, donde participan los docentes y los estudiantes para dirigir estas instituciones. El sueño de la Reforma Universitaria de Córdoba. Señala que el docente nombrado es una pieza fundamental. Ganar una posición de nombrado en un concurso público permite desarrollar una carrera y dedicar la vida a la universidad. Pero esto tampoco es bueno en todos los casos.

La PUCP, la universidad peruana mejor ubicada en los rankings, tiene un 28% de profesores nombrados del total de docentes. Es decir, tiene un 72% de contratados, pero la USMP tiene un 95% de contratados y Alas Peruanas un 98%. Uno podría suponer que un 30% de docentes nombrados podría ser lo que nos acerca a una buena universidad en nuestro país. Pero si miramos a la Universidad de San Marcos, una pública, constatamos que el porcentaje de nombrados es el 87% del total. Si miramos en detalle esta burbuja encontramos que es consecuencia de tres décadas de nombramientos para formar clientelas dentro de la universidad.

Entonces, lo que dice Chomsky es un problema que afecta profundamente a nuestro país. Por otro lado, nuestra universidad pública está superpoblada de clientelas docentes que han ganado posiciones para apoyar a grupos, minando así la calidad de estas instituciones. Los buenos docentes han sido marginados, acosados y a menudo despedidos de estas instituciones. ¿Cómo legislar para afrontar estos problemas y crear instituciones, como dice Chomsky, acercarnos a ideales, donde se encuentren estudiantes y docentes que quieran ser mejores personas y buenos profesionales?

Publicado en el Diario oficial El Peruano (20/3/2014)


0 comentarios:

Publicar un comentario