Cotler: autogolpe demuestra que Fujimori no tenía interés por la democracia

Expertos recuerdan 22 años de la interrupción del orden constitucional en el país

Lima, abr. 05. El autogolpe del 5 de abril de 1992 perpetrado por el expresidente Alberto Fujimori, demuestra que era una persona sin interés ni conciencia por la democracia, afirmó el analista político, Julio Cotler, al recordarse hoy 22 años de este hecho que significó el quiebre del orden constitucional en el país.

"Fujimori era una persona sin conciencia ni interés por la democracia, un oportunista, interesado en utilizar el poder para satisfacer sus propios intereses, sólo quería hacer cosas para figurar", expresó en RPP.

Señaló que el expresidente, condenado a 25 años de prisión por crímenes calificados como de lesa humanidad, quebrantó el orden constitucional para deshacerse del entorno con el cual había sido elegido y formar otro que le permita establecer una alianza entre las Fuerzas Armadas y su exasesor Vladimiro Montesinos, a fin de consolidar un control estatal.

>>> Seguir Leyendo... >>>

Para ese propósito, dijo que era absolutamente necesario recomponer el Congreso y obtener una mayoría que le permita conducir un gobierno bajo sus parámetros.

Cuestionó que algunos sectores del país justifiquen el autogolpe alegando que dio cabida a un crecimiento económico, pero se olvidan del respeto a la institucionalidad. Esa situación, para Cotler, evidenciaría que el modelo económico carece de legitimidad.

Finalmente, dijo que el expresidente Alan García "es el destructor de un país" e indicó que pocas veces el Perú ha tenido "a un (Abimael) Guzmán, a un García y un Fujimori, un trío que ha traído consigo la transformación total del país para mal".

A su turno, el economista Hernando de Soto afirmó que Fujimori rompió el"statuo quo" al dar un golpe de Estado el 5 de abril de 1992, porque permitió abrir las puertas a la corrupción en el país.

Señaló que este hecho nunca debió ocurrir, ni se justificó, porque la violencia terrorista había disminuido notablemente en las zonas rurales y los índices de la inflación comenzaban a descender.

"Rompió (el golpe del 5 de abril) el statuo quo por un ratito, lo suficiente para que el país tenga alto crecimiento, pero no se justifica porque al mismo tiempo rompió el statuo quo en lo que se refiere al tamaño de la corrupción que hay en el Perú y abrió las puertas a una serie de zanguangos espantosos", manifestó en RPP.


0 comentarios:

Publicar un comentario