Devolución de bienes culturales fortalece amistad entre Suecia y Perú

Lima, jun. 18. El Jefe del Estado, Ollanta Humala, presidió hoy la recepción de mantos y textiles de la cultura Paracas devueltos por Suecia, e instó a los gobiernos del mundo que poseen patrimonio cultural peruano, a seguir el ejemplo “moral y ético” de las autoridades suecas.

Desde Palacio de Gobierno, escenario de esta ceremonia, el Mandatario consideró que esta devolución se ajusta al derecho internacional, porque el Perú pertenece al grupo de los países “creadores de historia”, cuyos patrimonios culturales fueron saqueados en el pasado.

“Instamos a los gobiernos del mundo, que tiene patrimonio que pertenece al Perú, que vean en la Municipalidad de Gotemburgo y en Suecia un ejemplo a seguir, un ejemplo moral, ético y que se ajusta al derecho internacional”, aseveró Humala Tasso.

>>> Seguir Leyendo... >>>

En ese sentido, saludó que la comunidad internacional, mediante las Naciones Unidas, reconozca de manera explícita la propiedad del patrimonio histórico y cultural de cada país; y destacó la política de la Cancillería peruana orientada a la recuperación de estos bienes del Perú.

Recordó que el pasado ancestral del Perú, reflejado en el imperio de los incas, aglutinó a un conjunto de culturas preincaicas que permitieron dar vida al Tawantinsuyo. “Tenemos un pasado tan rico, como el del imperio romano, como creador de cultura”, agregó.

Para el Presidente Humala, la devolución de estos bienes de Suecia al Perú es un reconocimiento y una señal de que estos objetos de incalculable valor histórico pertenecen a la Nación.

“Lo que hoy día se está haciendo es cumplir un principio moral (…) A nadie, a ningún pueblo le gustaría que lo despojen de su patrimonio, que es parte de su identidad (….) Este patrimonio deben verlo nuestros hijos y nuestros nietos”, aseveró.

Tras agradecer a las autoridades suecas por haber devuelto estos valiosos bienes, el Jefe del Estado hizo hincapié en que este patrimonio cultural también enorgullece a los peruanos en cuanto a su identidad y herencia como Nación.

Informó, además, que ha dado indicaciones precisas a la Cancillería para que el Perú adopte una posición más audaz y más ambiciosa en materia de lucha contra el tráfico ilegal del patrimonio histórico de cada pueblo.

Acompañado de la ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón; y del titular de Economía, Luis Miguel Castilla (a cargo del despacho de Relaciones Exteriores), el Dignatario puso en relieve que esta devolución de bienes culturales fortalece las relaciones de amistad entre Suecia y el Perú.

En esta ceremonia también estuvieron presentes la alcaldesa de la ciudad sueca de Gotemburgo, Anneli Hulthén; así como la embajadora concurrente de Suecia en el Perú, Eva Zetterberg.

Mantos nunca debieron salir del Perú

Por su parte, Luis Miguel Castilla comentó que estas primeras piezas culturales son “solo el preludio” de un lote mayor, que irá retornando en los próximos años al país, hasta completar una de las colecciones más importantes de textiles antiguos peruanos que existen en el mundo.

“Estos mantos nunca debieron salir del Perú. Sin embargo, llegaron hasta Gotemburgo y desde ahí, gracias a los esfuerzos del Estado peruano y de la Municipalidad de Gotemburgo, están siendo recuperados”, remarcó el funcionario.

Indicó que no solo se trata de piezas de incalculable valor –por su magnífico estado de conservación- sino que además poseen un significado inestimable como testimonio de la identidad peruana, cuyo valor crece porque –opinó- han sido devueltas en un “gesto de buena voluntad”.

Según informó, se ha reforzado la acción de las misiones diplomáticas para intervenir en ventas, subastas y todo tipo de manifestaciones culturales o comerciales que expongan en el extranjero elementos del patrimonio cultural peruano que se encuentre fuera del país de manera ilegal.

“En el Perú creemos que debe primar una actitud ética frente al tráfico ilícito de bienes culturales. Las naciones propietarias tienen derecho a disponer de sus recursos materiales y culturales, de manera que las riquezas que estos generen beneficien a sus propios pueblos”, anotó Castilla.

De acuerdo con el convenio interinstitucional, suscrito hoy entre la Cancillería, el Ministerio de Cultura y la comuna de Gotemburgo, las sucesivas entregas de los textiles peruanos se extenderán hasta el 2021, año en el que Perú celebrará su bicentenario de independencia.


0 comentarios:

Publicar un comentario