La opinión que el diario El Comercio pidió a un especialista sobre la nueva Ley Universitaria y luego decidió no publicar

"El DL 828 firmado por Alberto Fujimori es una norma extremadamente permisiva cuya consecuencia principal fue la devaluación de la educación superior. Es incorrecto llamar a este proceso una “revolución educativa ignorada”, como sostuvo Carlos Adrianzén. Una revolución educativa significaría un avance sustantivo en las capacidades del capital humano (no un mero aumento de matrículas) pero esto no ha ocurrido ni puede ocurrir si seguimos el camino del DL 828. Al contrario, experimentamos un déficit de capital humano que estaremos pagando hoy y mañana. Las malas universidades surgidas de él capitalizan las ganancias y socializan las pérdidas, al generar una renta a cambio de crear una masa de graduados incapacitados para el trabajo.

>>> Seguir Leyendo... >>>

La nueva ley pretende ser la corrección a un problema urgente. Entre los rasgos más destacados están la democratizaciٕón de la elección de autoridades y la exigencia de un 25% de profesores a tiempo completo.

La pregunta es si tendrá la SUNEDU la capacidad de realizar un buen trabajo de acreditación. En el Perú no tenemos experiencia en ese asunto. Además, son muy variadas las metodologías y muchas no podrán adaptarse a la realidad peruana. Los personajes elegidos para integrarlo van a tener que ser personalidades sumamente abiertas a escuchar a los expertos y dispuestas a aprender. La SUNEDU no funcionará si es dirigido por personas que creen que ya saben todo sobre el tema.

La otra pregunta es qué significa esta ley para las universidades públicas. La mirada pública está muy concentrada en las “universidades garaje” que han llevado al extremo la devaluación de la universidad. Cerrar a estas instituciones, que son decenas, puede que no tenga mucho costo político. Pero el caso sería distinto para las universidades estatales, especialmente donde hay alta necesidad de educación gratuita, y en el que sí puede esperarse una reacción de la población afectada.

El espíritu de la ley solo se podría cumplir cuando el Estado y los gobiernos regionales decidan invertir de manera fuerte en educación terciaria. Debido a la enorme inversión y mística que esto implica, esta es una tarea que debe ser liderada por el Estado".

Daniel Salas Díaz
Profesor Investigador CENTRUM Católica


Tomado del muro de Facebook de Daniel Salas


1 comentario: